Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

Prohibido usar PowerPoint: el eternizador de las reuniones

En este artículo: Informática, Microsoft
| 79

e99acfb4547af30669d724b2871d0040La reunión empezó puntual a las 9 de la mañana. Caras de sueño, miradas que se cruzaban de soslayo, y resoplidos que sonaban a resignación. El jefe dio enérgicamente los buenos días a los asistentes y encendió el proyector. Ahí estaba, el temido PowerPoint acechante con una batería de casi cien diapositivas esperando a devorar la paciencia de uno.

Y comenzó el pequeño circo al que nos hemos habituado a asistir en la mayor parte de los trabajos: una audiencia atenta a una pantalla que desglosa con más o menos gracia el contenido de lo que se está exponiendo. Es tal la costumbre que de repente nos invade una incómoda somnolencia: es el efecto de la anestesia del PowerPoint que hemos cultivado a golpe de soporíferas reuniones.

En cuestión de minutos nuestro cuerpo juega hábilmente a dos manos: mantiene la postura y la mirada fija entre la pantalla y el orador, pero traslada al cerebro de vacaciones. Cualquier excusa sirve para evadirse de aquella tortura inútil: “Tengo que pensar en dónde iremos de vacaciones”, “¿y sin pinto del baño de azul?”… nuestro pequeño saboteador activa todos los sentidos y mantiene el mínimo de alerta para mantener las constantes en esta ficción en la que uno pretende estar absolutamente abstraído por el interés de la presentación. Los habituales de esta situación saben que una pregunta a bocajarro en este punto puede ser devastadora, pero se asume el riesgo. No queda otra.

Pocas organizaciones se atreven a cortar con esta absurda pérdida de tiempo, pero cada vez son más los que están declarando la guerra a esta orgía de improductividad. Un grupo de investigadores trabajando en el célebre colisionador de hadrones decidió acabar con esta agonía prohibiendo terminantemente el uso del PowerPoint en las reuniones.

En su lugar se instó a utilizar pizarras en las que el orador podría reflejar lo explicado en el caso en que fuera necesario. El resultado fue tan inmediato como impactante: los asistentes comenzaron a atender con todos los sentidos a lo presentado. “La comunicación comenzó a ser bidireccional, en lugar de monólogos ininterrumpidos de 25 minutos”, explica Andrew Askew, uno de los participantes en este proyecto.

Un escudo para el presentador

Otro de los sorprendentes efectos llegó rápido: las presentaciones pasaron a ser notablemente más largas, como consecuencia de la interacción activa que antes hemos mencionado, y es que los asistentes comenzaron a preguntar y a aportar, enriqueciéndose la presentación.

Otro de los efectos colaterales fue sorprendente: de repente, se redujo drásticamente el número de presentaciones. ¿El motivo? La pizarra expone más las habilidades del orador y sus aptitudes, ya que se somete a un escrutinio constante por parte de los asistentes y sus preguntas. En este sentido, el PowerPoint actuaba como una barrera protectora que ocultaba las carencias del orador.

El sopor de una presentación monótona acompañada de una consecución interminable de diapositivas puede con cualquiera, pero sobre todo alimenta un circo al que nos hemos acostumbrado de nula eficacia, teniendo en cuenta que se están inmovilizando muchos recursos de la empresa.

Pero la fiebre anti PowerPoint no es nueva: figuras relevantes como Jeff Bezos han prohibido terminantemente su utilización en las reuniones. El fundador de Amazon propone a los oradores que redacten un memorando de un máximo de 6 páginas en el que resuman la esencia de lo que se va a presentar y así se debate después el contenido.

El de Alburquerque coincide con lo sucedido entre los científicos que antes hemos mencionado al afirmar que el PowerPoint pone las cosas más fáciles al orador, pero más complicadas al asistente. Y luego está el tiempo que se pierde creando las animaciones y formateando las presentaciones: “Hay miles de directivos dedicando horas para escoger la fuente y los colores”, explicó al New Yorker un exempleado de Microsoft dedicado a este producto.

(Tomado de El Confidencial)

 

Se han publicado 79 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Enrique dijo:

    Eso es un enfoque extremista; el problema no es el PowerPoint, sino su mal uso. Animaciones, videos y gráficos directos consumen muchísimo menos tiempo que la escritura y dibujo en una pizarra. Y que conste que soy pizarrodependiente, pero no se puede ser obtuso.
    “Asaos” los que tanto subutilizan las tecnologías empleando textos interminables.

    • Adolfo dijo:

      De acuerdo con Luis Enrique el Power Point no debe ser el centro de lo que se explica es un apoyo audiovisual, si uno quiere hablar de la tendencia de algo con relación al tiempo no hay nada mejor que explicarlo sobre una curva. Lo otro, que es lo que ocurre, es leer el Power Point. Al final un buen orador como Eusebio Leal no necesita Power Point porque ilustra con la palabra y los gestos, pero a los que no lo somos y si de paso no tenemos buena memoria o no tenemos los conceptos bien claro esta herramienta nos saca del mal rato.

    • Enrique el Antiguo dijo:

      De acuerdo con los que dicen que el problema no es Powerpoint sino el usuario (expositor). Los buenos son capaces de hacernos presentaciones brillantes; los malos … bueno, para que decir. No obstante, despues de haber usado durante poco mas de 20 años diferentes versiones de Powerpoint, Corel Presentations y OpenOffice o LibreOffice Impress (hasta Harvard Presentations y Freelance – sobre MS-DOS – llegue a usar!!, alguien se acuerda?), me permito emitir el criterio de que Powerpoint siempre ha sido el utilitario mas pobre de todos!! Y si no fuera porque hace tres años pase a LINUX definitivamente, aun seguiria usando el incomparable Corel Presentations de la suite Corel – Wordperfect!!! Nada mejor. Pero aun con este, si la presentacion es mala, la gente se aburre y se duerme lo cual no es motivo para decir que es malo o hay que prohibirlo. La cosa es que los Fisicos del LHC (Large Hadron Collider) son unos pesa’os y alardosos y les encanta el cuento de las pizarras llenas de garabatos!! Eso es un modo de vida….

    • YiC dijo:

      Luis, se habla de reuniones, pues al final el mismo orador no sabe ni de que habla, si es muy util pero para clases, conferencias, etc

  • reyes dijo:

    Puede ser que se abuse del uso del Powerpoint, pero existe una máxima de la psicología y la pedagogía y es que mientras más sentidos intervengan en el aprendizaje o el entendimiento de un tema mejor se adquiere y fija ese conocimiento y esta es la ventaja que tienen los power, así que creo que se debe llamar a hacer un uso adecuado y no negar las ventajas del mismo. Graciasssss

  • Garcia del Barco dijo:

    No es al power point al que hay que temerle!!! En buenas manos es una excelente herramienta para comunicar ideas, mensajes, resultados, y hasta para introducir una problemática a debate.
    El problema esta en el presentador u orador, que es quien debe garantizar que lo que diga no sea ININTERMINABLE, quien debe respetar el tiempo de la audiencia y debe tener la inteligencia para saber retroalimentarse con la actitud del auditorio para imprimir dinamismo a su presentación y saber cuando terminar.
    De alguna manera u otra hemos estado incomodos en determinadas presentaciones, a veces muy superficiales, mal diseñadas por abuso de colores y tamaños de letras y de las animaciones, pero esto no significa que la culpa sea del power point como herramienta, es la persona que expone la maxima responsable de este efecto.
    Por suerte existen variantes mas modernas que el PPT para hacer presentaciones no lineales, que pueden cautivar mas al auditorio, pero no estan al alcance de todos.
    Mientras tanto, un buen diseño de una presentacion debe seguir teniendo todo nuestro respeto.

  • JorgeN dijo:

    Pues no veo la noticia tan clara, pues no es el power point de echo lo que aburre sino la extensión de la presentación, la solución no es prohibirlo sino tomar las buenas practicas para que la presentación sea amena, si el locutor no es capas de acaparar la atención de los participante da igual que use una pizarra o una piedra con dos palitos

  • QBANOENLARED dijo:

    A mi jamas me gusto hacer esas presentaciones en Power Point, por lo mismo, como que se me hacían aburridas, sin embargo me encanta utilizar el programa para muchísimas otras cosas, hago mucha publicidad pues no se utilizar al 100 los programas utilizados para ese fin, y el PPT me funciona al 100, pues al final dejo como plantillas lo que hice que al final lo convierto en jpg y uno las imagenes en el paint.

  • Ernesto dijo:

    … el PowerPoint pone las cosas más fáciles al orador, pero más complicadas al asistente…..jaja…muy cierto esto, oigame hay que tener paciencia para sonarse una reunion o exposicion con tantas diapositivas, y si estan inundadas de animaciones por favoorrrr…ahi empieza el sueño a hacer las suyas….buena reflexion en tu articulo…gracias

  • IME dijo:

    el power point es extremadamente aburrido y sobre todo cuando uno se sienta lejos y las letras son amarillas o carmelitas. Por otra parte el orador deja de ser orador y se convierte en un fiel lector en alta voz, para eso que repartan las conferencias y uno lo lee donde pueda.

  • Daya dijo:

    Aqui deberiamos hacer lo mismo…!!!

    • ACM dijo:

      La clave es eliminar las reuniones no el powerpoint

  • Mr. Richie Lennon dijo:

    Veo reflejada la misma historia de los profesores, y de las famosas “Tele clases”, esas que quitaron el protagonismo de un eterno interlocutor que esta ahi para cumplir con su trabajo, obligandolo a caer en la desgracia de “la mediocridad profesional” y “la resignacion”. Las Tecnologias de la informacion son medio, no fin para exponer ideas, y consolidar conceptos, que el orador, conociendo la media cognocitiva de los que lo escuchan trata de exponer. No me gustaria ser tan absoluto para decir que no, pero si creo que se ha abusado de este medio. Eso me lo ha enseñado mi efimera carrera de dos años y medio como profesor de Programacion a la Carrera de Informatica, Tele-Comunicaciones y automatica.

  • teresa dijo:

    No creo que el uso del power point, sea un problema ni para el orador ni para el asistente, tiene muchas herramientas que no se utilizan, puede ser ameno si bien se utiliza, lo que muchas veces sucede es que en las reuniones la gente quiere darle toques solemnes y bien serios, pero si se ponen los sonidos, se consolida bien la información y en las diapositivas se ponen otras informaciones que ayuden a lo que se expone, solo se cuenta con una herramienta más para trabajar. Un carpintero con un serrucho, un martillo, madera y unos clavos, pueda hacer una mesa, pero si utiliza otras herramientas para darle un mejor terminado, quede mucho meor y ese es el concepto con el power point, al menos así siempre trato de utilizarlo.

    • Rebata dijo:

      Aqui se muestra el power point como herramiente de buracracia

  • Jenrry dijo:

    No creo que el PowerPoint sea el causante de tantas reuniones, además, su función es la de apoyar al orador, por supuesto, a nadie se le ocurre dar una reunión o una conferencia con 100 diapositiva, yo lo sigo usando, lo que no abuso de el.

  • Oskar dijo:

    Haber tampoco así, lo que pasa es que dejo de ser una de las posibles herramientas a utilizar para ser la única y exponer todo el tema y ciento y tantas diapos, si creo que existe una sobre explotación, pero si veo su uso necesario para ilustrar algunas puntospor ejemplo gráficos

  • RBM dijo:

    Menos mal el tiempo es oro

  • INFORM@TICA dijo:

    las presentaciones con PowerPoint son tediosas cuando son tan extensas, pero son una excelente herramienta para hacer llegar un mensaje de forma breve y amena.

  • Katniss dijo:

    La culpa no es del Power Point. Si el orador no sirve, el efecto es el mismo.

  • Francisco dijo:

    No creo que una clase universitaria se pueda desarrollar bien sin esta tecnica de exposicion. Puede que alguna persona superdotada, logre mantener hablando a un grupo de personas sin apoyarse en imagenes explicativas. Yo personalmente e participado en reuniones y clases con Power Point que han sido muy interesantes y a mantenido a la audiencia en expectativa todo el tiempo.

  • phssss dijo:

    que quieren volver a las fichas, la culpa no es del la herramienta sino del que le da uso..

  • Javierlandy Pérez dijo:

    Lo considero importante hay que estar con los tiempos y son tiempos de modernidad y avances científicos, lo que hay que saberlo usar y saberle dar su emotividad

  • freak out dijo:

    Yo solo lo dejaría para los gráficos económicos y estadísticos. Y utilizaría la pizarra para interactuar con los oyentes o asistentes.

  • Jose dijo:

    Todos los extremos son malos. Yo pienso que es necesario para presentar ideas con soporte gráfico, por ejemplo, de cuestiones de ingeniería difíiles de hacer comprender sin las gráficas apropiadas. Por supuesto que solo para presentar texto es un gasto inutil. Todo tiene su aplicación y ahí el problema no es el power point, sinó su mal empleo. De hecho, yo hago powerpoints y presento PDF’s, es multiplataforma, más seguro y no entretengo a las gentes con animaciones innecesarias para transmitir la idea.

Se han publicado 79 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también