Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Un error prueba injerencia de USAID en Cuba

En este artículo: Cuba, Estados Unidos, USAID
| 10

usaid-fotoDetalles de un plan de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) con presupuesto de seis millones de dólares destinado a desestabilizar al gobierno de Cuba fueron descubiertos gracias a que los documentos contentivos de éste fueron enviados, por línea desprotegida y sin ser clasificados como secretos, a funcionarios de la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana.

Según pusieron de manifiesto las revelaciones a causa del error, la iniciativa SOL-OAA-13-000110 de la USAID lanzada el 10 de julio de 2013 estaba destinando esa suma al financiamiento del trabajo de al menos 20 organizaciones contrarrevolucionarias que habían solicitado esos fondos para llevar adelante las tareas subversivas que les habían sido encomendadas “para derribar al régimen comunista”.

Los detalles del plan involuntariamente divulgado incluyen propuestas de presupuesto, formularios para observar y evaluar el progreso del plan, organigramas y algunas experiencias derivadas de otros proyectos desestabilizadores diseñados para Cuba al calor de la ley Helms-Burton aprobada por el Congreso estadounidense en 1996 para reforzar el bloqueo.

La citada Ley, en su sección 109, autoriza al gobierno a “brindar asistencia y dar apoyo a personas y organizaciones no gubernamentales independientes en favor de los esfuerzos de democratización de Cuba”, eufemismo que fundamenta y legaliza la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Cuba en flagrante violación de la legalidad internacional.

La USAID se subordina directamente a la Secretaría de Estado del gobierno norteamericano y oficialmente tiene como principales tareas las de ofrecer créditos para el desarrollo, asistencia técnica, fondos para emergencias, y otras formas de ayuda a países extranjeros. Es harto conocido, sin embargo, el uso que hace el gobierno de Estados Unidos de esta agencia para sus acciones de injerencia en los asuntos internos y la desestabilización de otros países en función de los intereses de su política exterior.

La USAID ha tejido en América Latina una tenebrosa historia injerencista que ha traído como consecuencia que, en no pocas ocasiones, sus representantes en naciones del área hayan sido expulsados de sus territorios declarándolos personas no gratas en aras de la defensa de sus soberanías nacionales.

Por ser una agencia gubernamental, la USAID suele utilizar para el desempeño de sus tareas de base, a organizaciones no gubernamentales (ONGs) que a su vez pueden tener a otras sub-contratantes cuyos directivos y personal en general no es propenso a cumplir con ciertas formalidades que a ella le son exigibles por su carácter gubernamental.

Una buena parte de estas ONGs que asumen actividades por contratos con la USAID no son ni “no gubernamentales” ni independientes, sino ficciones creadas para la realización de tareas turbias que a su vez generan manejos turbios de los fondos.

Ello se ha puesto de manifiesto en conflictos entre las supuestas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que fomentan la “democracia” en Cuba y la USAID. Sobre todo porque la mayor parte de los beneficiaros últimos de estas acciones son organizaciones contrarrevolucionarias cubanas radicadas en la isla o en Estados Unidos que, por su carácter ilegal y/o escabroso, no hacen practicable medidas apropiadas de control financiero.

Los dirigentes y voceros de las ONGs se quejan de la falta de “seguridad” con que se maneja la agencia norteamericana y los supuestamente exagerados pedidos de información sobre sus actividades que obstruyen sus trabajos.

La organización Freedom House, con sede en Washington, devolvió voluntariamente una “subvención” de 1,7 millones de dólares destinados a llevar a cabo acciones contra Cuba en 2011 luego de quejas de que la USAID estaba pidiendo “demasiada información” sobre cómo los fondos iban a ser usados, incluyendo las identidades y los planes de viaje de los participantes.

Las ONG que tienen a su cargo la ejecución directa en el terreno de las acciones terroristas o propensas a ser detectadas por los llamados a ser perjudicados, consideran que las peticiones de información de USAID las hacen más onerosas y “aumentan el riesgo de lo que hacemos”. Tales inconvenientes estuvieron presentes en el caso del plan arriba mencionado de 6 millones de dólares para desestabilizar al gobierno cubano que fue descubierto a causa de que la USAID no tomó las medidas de seguridad necesarias y dejó “al descubierto” las cantidades exactas y los objetivos de cada acción que formaban parte del plan.

Es, sin duda, muy curioso que una ONG se niegue a informar de las tareas que se proponen acometer sus enviados cuando ellas se suponen destinadas a “fomentar el desarrollo democrático” en un país al que dicen beneficiar.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • fernando lopez dijo:

    Y que debe hacer un pais, no importa cual, el que sea, cuando desde territorios extranjeros, abierta o secretamente, se violan las fronteras y se introducen materiales, dinero, equipos etc. para desbancar al gobiero electo, al reconocido internacionalmente y por tato que goza de total legitimidad?. Porque tanta impunidad hacia naciones mas pequenas o hacia paises con y en pleno derecho de elegir su destino?. Es que esos paises no tiene derecho a defenderse utilizando todas las “armas posibles”, incluso condenar con las peores sanciones?.

  • aobb dijo:

    No se por que no acaban en Latinoamerica de cortar todos los nexos con las ONG extranjeras

  • Andrés Dovale Borjas dijo:

    Esta nota informativa muy poco informa. Organizaciones “contrarrevolucionarias” en Cuba, que no se mencionan y cuyos integrantes, al parecer, no están presos. ONG de la que tampoco se menciona el nombre. El clásico secretismo de nuestra prensa y nuestros periodistas. Realmente muy pobre esta información que repite lo mismo que durante tantos años se publica en nuestro país sobre las planes de acciones desestabilizadoras de las agencias gubernamentales de Estados Unidos.

  • KINGLINESS dijo:

    OLOGUIN. dice

    Hace falta que se de a la publisidad en nombre de las ONG que recibirían dicha cantidad de dolares, para que el pueblo lo conozca y este informado de quien es quien

  • Maxy dijo:

    la usaid a sido y segira siendo la mano escondidad del imperio para tratar de derrocar cualquier proceso democratico en el mundo,no importa el nombre que tenga ni la direccion politica de sus ideas,ypor desgracias algunas ONG, se prestan a los juegos del imperialismo y se convierten en fachadas de las contrarevoluciones y su lacallos,por suerte los gobiernos y los pueblos de nuestro continente, se han dado cuenta, vean los casos mas recientes de ECUADOR,BOLIVIA Y PERU con la ONG danesa ibis.

  • ca dijo:

    y entonces?….montaje burdo el de la foto

  • Taboada dijo:

    Para el señor Andrés Dovale, hay que ponerle las pruebas en las narices para que comprenda que la USAID, siempre ha tenido con Cuba pretenciones especiales. No es un problema de secretismo, todo el mundo sabe cuales son las inteciones de nuestro vecino del norte que si nos hacemos los bobos nos hunden en las profundidades del mar. Los EE.UU nunca hacen nada para beneficiar y si el señor quiere una prueba más de lo que hace la USAID, le puedo decir que,hace solo unos díaz el Presidente Correa botó a la USAID de su país por meterse en los asuntos que no le correspondía.
    Y es una pena que usted no quiera ver la verdadera cuestión de la información ya que su miopía no le permite darse cuenta de donde radica la esencia de la información.

    • qban8gent dijo:

      usted tampoco dice nada

  • Sergio Gort dijo:

    ¿Y qué va a pasar? ¿Qué cobertura informativa tendrá la noticia en las grandes cadenas desinformativas? ¿Quién levntará su voz para condenar tal hecho? ¿Cuál será la posición del gobierno norteamericano ante esa injerencia “a sus espaldas”? ¿Se convertirá esto en una crisis? ¿Será convocado el Consejo de Seguridad?

  • qban8gent dijo:

    que lo lleva a uno apreguntarse ¿será verdad?

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

Periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

Vea también