Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Vivan las madres en pie

En este artículo: Crímenes, Estados Unidos, José Couso
| 4

madre

Hoy quiero ceder el espacio de los lunes para que hablen las palabras que pronunció mi madre frente a la Embajada de EE.UU. en la concentración por el noveno aniversario del asesinato de José Couso, mi hermano.NUEVE AÑOS SIN JOSÉ

Estoy otra vez delante de esta embajada y aquí estaré cada año mientras no se juzgue a los militares que asesinaron a mi querido hijo. Yo, su madre, pido JUSTICIA para JOSÉ COUSO, exijo que reconozcáis que fue un claro crimen de guerra, que no disfracéis la verdad manipulándola y versionándola a vuestra conveniencia.

Tenéis impunidad para matar, porque este mundo es tan sucio y corrupto que sigue permitiendo: genocidios, matanza de civiles, torturas y violaciones de todos los derechos humanos. ¿Por qué no impide que sigáis haciéndolo? ¿A cuántos periodistas habéis matado?, ¿a cuántas familias habéis destrozado?

Han pasado nueve años desde aquel trágico ocho de abril y aunque intento llevar mi pena y mi dolor con dignidad, a veces siento que me faltan las fuerzas para seguir con esta lucha. Lloro con desesperación, con amargura y otras veces con rabia. Pero, ¿sabéis lo que me ayuda a continuar? la imagen de mi hijo desangrándose, con una cadera arrancada. Se estaba muriendo y no paraba de repetir “han sido los americanos, han sido los americanos, han sido los americanos”.

Su sangre, su dolor, su muerte están siempre conmigo y me acompañarán el resto de mi vida.

Por eso continuamos con nuestra lucha, a pesar de todas las trabas y zancadillas que nos han puesto los diferentes gobiernos de este país. Quiero decirles a todos aquellos que intentaban disuadirnos, que hemos conseguido muchas cosas, que es la única causa que continúa abierta contra militares estadounidenses; y a las madres que me daban consejos como, pasa página, olvídalo y vive, no pienses etc, etc ¿sabéis lo que les contesto? pues que al cuerpo sin vida de JOSÉ le pongan la cara de un hijo suyo.

Qué no daría yo, todo lo que soy, todo lo que tengo, por poder mirar de nuevo su sonrisa un solo instante, por recibir de él un solo abrazo, por poder escuchar su voz, por poder decirle que me hubiese gustado estar a su lado en sus últimos momentos.

Cuando asesinasteis a José sus hijos eran todavía unos niños, ahora son unos hombrecitos que han crecido preguntándose el porqué de esa muerte, por qué les habéis privado de un padre tan bueno, cariñoso y trabajador. No querría que mis nietos llevasen en su corazón odio o venganza, en cambio sí me gustaría que cuando fuesen mayores continuasen esta ardua pero digna lucha, gritando muy fuerte:
JOSÉ COUSO CRIMEN DE GUERRA
JOSÉ COUSO INVESTIGACIÓN Y JUSTICIA

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Es muy dificil repetir una verdad reconocida pero no aceptada ni puesta en práctica: El mundo está más necesitado de justicia que de recursos.

    El actual desarrollo de la ciencia y la técnica, incluyendo el avance en el desarrollo social del mundo, donde, pese a que se trabaja muchas veces en contra, la cultura universal a cobrado un desarrollo primordial, garantiza un nivel de producción y de servicios que puesta a disposición de las grandes masas, solo ofreciendo oportunidades a todos y en todas las naciones, bastaría para terminar con el hambre y la miseria del mundo.

    Alarma grandemente conocer que millones de niños no llegan a los cinco años de edad, por enfermedades, accidentes y guerras, que pueden evitarse con solo emplear el cinco % de los recursos que se destinan a la carrera armamentista por los que rigen el mundo desarrollado y detener la irracionalidad de desconocer a los que marcan la posibilidad de salvarlo.

    Las muertes innecesarias, las que llevan a la protestas públicas de madres, que con sus lágrimas no volverán a traer a la vida a sus hijos, pero que solo reclaman que se haga justicia, cuando será que estarán las naciones posibilitadas de recibir justicias para las madres que lo reclaman?.

    Saludos por hoy a todos.

  • Lic.Alexis Mario Cánovas Fabelo dijo:

    ¿Y alguien puede reparar su dolor, si no se castiga al que produce el dolor de tantos millones de madres?
    El imperialismo es Satanás en la Tierra.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Mi apoyo moral a la familia Couso y a todas las madres del mundo victimas del imperialismo, de los efectos de las guerras vengan de donde vengan.
    !Paz mundial!
    !Construyamos un mundo de paz y armonía entre los hombres!
    !Castigo a los culpables sin olvidar jamás!

  • Legna dijo:

    Mis condolencias a la familia Couso:
    -Seguiremos viviendo en mundo que esta dentro de una bola de cristal,mi pregunta es,que pasara mañana,que pasara con esta humanidad que cada dia se destruye por si sola,es triste pensar asi ,pero es la gran realidad por la que estamos pasando,tengo 18 años de edad,y desde que que tengo uso de razon,no han mejorado las cosas,es dificil para una madrte perder a su hijo de esa manera tan injusta,sin corazon,sin dolor,son mounstros que viven de las personas,viven de la felicida,de la paz,de los sagradoen el mundo,lo quieren y lo toman sin importar las concecuensias que deje,que esta madre y todas madres sigan en pie por la justicia,por que se haga justicia.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javier Couso

Javier Couso

Vea también