Imprimir
Inicio » Opinión  »

El terrorista rubio de ojos azules

Por: Frei Betto
En este artículo: Atentado, Noruega, Oslo, Terrorismo, Utoya
| 9
Anders Behring Breivik

Anders Behring Breivik

Los prejuicios, como las mentiras, nacen de la falta de información (ignorancia) y el exceso de repetición. Si los padres de un niño blanco se refieren en términos peyorativos a negros e indígenas, a judíos y homosexuales, difícilmente el niño, cuando sea adulto, se librará del prejuicio.

Los medios usamericanos inyectaron en Occidente el sofisma de que todo musulmán es un terrorista en potencia. Lo que indujo al Papa Benedicto XVI a cometer la pifia de declarar, en Alemania, que el Islam es originariamente violento y, en su primera visita a los Estados Unidos, a visitar una sinagoga sin tener el cuidado de repetir el mismo gesto en una mezquita.

En cualquier aeropuerto de los países desarrollados un pasajero con ropa islámica o cuyo perfil fisonómico recuerde a un saudita, seguro que es apartado y meticulosamente revisado. Ahí está el peligro… nos dice el prejuicio que se nos metió.

Sin embargo, el terrorismo no ha sido inventado por los fundamentalistas islámicos. De él han sido víctimas los árabes atacados por las Cruzadas y los 70 millones de indígenas muertos en América Latina en el transcurso del siglo 16, a causa de la colonización ibérica.

El mayor atentado terrorista de la historia no fue el perpetrado contra las torres gemelas de Nueva York hace diez años, y que causó la muerte de tres mil personas. Fue el practicado por el gobierno de los EEUU: las bombas atómicas lanzadas contra Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945. Murieron 242.437 civiles, sin contar las muertes posteriores por efecto de la contaminación.

De repente la edificante Noruega -tan edificante que concede anualmente el premio Nobel de la Paz– se ve como escenario de dos atentados terroristas que han dejado decenas de muertos y muchos heridos. La imagen bucólica del país escandinavo es sólo aparente. Tropas noruegas también intervienen en Afganistán y han dado apoyo a los EEUU en la guerra de Iraq.

Tan pronto como dicha noticia recorrió el mundo, la sospecha recayó sobre los islamistas. El doble atentado -contra la oficina del primer ministro y en la isla de Utoeya– habría sido una réplica por el asesinato de Bin Laden y por las caricaturas de Mahoma publicadas por la prensa escandinava. El prejuicio funcionó como coherente en la lógica occidental.

La verdad, al ser conocida, desarboló a los prejuiciados. El autor de tan horrible crimen fue el joven noruego Anders Behring Breivik, de 32 años, blanco, rubio, de ojos azules, adepto al fisioculturismo y dueño de una granja de productos orgánicos. El tipo de sujeto que jamás levantaría sospechas en una aduana de los EEUU. Él “es de los nuestros”, dirían los policías acostumbrados a sospechar de quien no tiene la piel suficientemente clara ni los ojos azules o verdes.

Democracia es la diversidad de opiniones. ¿Pero qué sabe Occidente del concepto de terrorismo que tienen en su cabeza un vietnamita, un iraquí o un afgano? ¿O lo que piensa un libio expuesto a ser alcanzado por una bomba tirada por la OTAN sobre la población civil de su país, como denunció el nuncio apostólico en Trípoli?

Anders es un típico escandinavo. Tiene la apariencia de un príncipe. Y alma de vikingo. Es lo que los medios y la educación debieran preguntarse: ¿Qué estamos metiendo en la cabeza de las personas? ¿ambiciones o valores? ¿prejuicios o principios? ¿egocentrismo o ética?

El ser humano es el alma que lleva a cuestas. Amy Winehouse tenía apenas 27 años, éxito mundial como compositora e intérprete, y una fortuna incalculable. Nada de todo ello le sirvió para ser una mujer feliz. Lo que no encontró en sí misma lo buscó en las drogas y en el alcohol. Murió prematuramente, solitaria, en su casa.

¿Qué se puede esperar de una sociedad en la que, de cada diez películas, 8 exaltan la violencia; el padre abraza a su hijo en público y ambos son agredidos como homosexuales; el conductor de un Porsche choca a 150 k/h con una joven abogada que perece en el accidente y él continúa libre; el político se indigna con el malhechor que asaltó a su hija y, por su parte, mete mano al dinero público y se extraña de que sea expulsado?

Mientras que la diferencia genere divergencia permaneceremos en la prehistoria del proyecto civilizatorio verdaderamente humano.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Bernal Valdivia dijo:

    Brillante, excelente y exacto como siempre. Es un modelo de escritor para los que quieran tomar la pluma y escribir lo que piensan en estos tiempos tan escasos de ética.

  • Ian Carlos dijo:

    Ha sido uno de los mejores ensayos que leido en Cubadebate. A lo largo de nuestra historia se ha observado como la raza blanca a querido controlar todas las demas razas, colonizarlas, explotarlas y exprimirlas hasta la ultima gota. Los blancos dominan el mundo por una sencilla razon: ellos dominaron el arte de las armas y la guerra mas que ninguna otra raza. Son mas violentos que todas las razas juntas y sobre todo los que llegan al poder, en su mayoria, estan saturados de arrogancia y la humildad brilla por su ausencia. Y de esto tenemos muchismos ejemplos en la Historia de este planeta.

    Los dejo con la siguiente cita de un indio Cherokee:

    Una tarde un anciano indio Cherokee dijo a su nieto sobre una batalla que continúa en el interior de la gente. Él dijo, “Mi hijo, la batalla es entre dos “lobos” que están dentro de todos nosotros.

    Uno es el Mal. Esto es cólera, envidia, celos, pena, avaricia, arrogancia, lástima de sí mismo, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, orgullo falso, superioridad, y ego.

    El otro es el Bien. Esto es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la bondad, la benevolencia, la empatía, la generosidad, la verdad, la compasión, y la fe. ”

    El nieto pensó en ello durante un minuto y luego preguntó a su abuelo: ¿”Cual lobo será vencedor?”

    El anciano Cherokee simplemente contestó, “el que usted alimente.”

  • El Pilongo dijo:

    Será mucho pedir al mundo occidental: conteste, quien tiró la primera piedra? Claro, es más facil buscar la paja en el ojo ajeno. Hoy en el noticiero del medio día se presentó un trabajo sobre los Zoológicos Humanos, de como se presentaban en la encumbrada Europa a los indígenas de diferentes regiones del planeta,!Que horror!.
    Ningún paladin de los derechos humanos va a juzgar las atrocidades que se cometen en libia, irak, afganistan, en la base de guantánamo, por citar algunos ejemplos. No juzgaron los crímenes de hiroshima y nagasaki (242.437 muertes inocentes), claro, no van a juzgarse ellos mismos; sin embargo juzgan a quienes luchan contra el verdadero terrorismo, a cinco jovenes que ademas de defender a cuba, defendieron al pueblo norteamericano de barbaros sedientos de $$$$ y poder. Parafraseando el titulo de una película me respondo; claro que no se van a autojuzgar porque “Entre terrorista anda el Juego”.

  • joel dijo:

    los musulmanes son los que se han ganado esa fama, el ataque atomico contra hiroshima y nagasaki fue en tiempos de guerra al igual que las cruzadas, por lo tanto segunla definicion no se considera terrorismo si no actos de guerra. podria ser terrorismo los ataques a laos y cambodia donde no habia una guerra declarada

  • João Cândido Cunha dijo:

    Mais uma vez brilhante o meu compatriota, é muito bom te-lo

    conosco na esperança de que, outro mundo é possível. Entretanto

    queria dizer que um enorme mal estar me toma quando leio o nome

    deste individuo de olhos azuis, lembro imediatamente de outro

    norueguês também de olhos azuis e também, Anders. Anders Fogh

    Rasmussen, Secretario Geral da OTAN. Jamais estarei livre desta

    açossiação e deste desconforto.

  • Mariana dijo:

    No es importante el que tiró la primera piedra sino el que no respondió con piedra a la que le tiraron. El respeto al prójimo es la única forma de alcanzar una Paz duradera.

    Excelente artículo.

  • Marcos Heredia Pérez dijo:

    “Nada humano me es ajeno”, se dice que dijo Terencio. El hombre ha avanzado en ciertos aspectos, pero mientras alguien le quite la vida a otro ser humano, debemos reconocer que el hombre no alcanza aún su estatura de homo sapiens.

  • Manuel dijo:

    Joel la propaganda ha hecho mella en tu escasa mente. Al musulman se le ha puesto el estigma de “terrorista” y tu te lo crees. Para ti las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki no fue un experimento genocida sino un acto de guerra. Así se lava la conciencia. Lo mismo ocurrió con los bombardeos, en 1945, cuando la Alemania nazi estaba derrotada y sin defensa militar alguna, los pilotos ingleses y americanos bombardeaban a gusto las ciudades de Dresde, Hamburgo, Colonia donde la inmensa mayoría de sus habitantes eran civiles indefensos como los de Nagasaki y Hiroshima. Preguntado Churchill sobre el carácter cruel e innecesario de esos bombardeos, su respuesta fue: “hay que darles una lección”. Como en la biblia, esa es la moral del vencedor. La invasión y el genocidio cometido en Iraq ha sido la mayor barbarie del siglo veintiuno. Y, para justificarlo, el agresor decide designar a la victima como culpable y son muchos los devotos en creerlo. Esa es la moral que tratan de imponernos nuestros “salvadores”.

  • Alina dijo:

    VALIOSO ARTICULO!.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”.

Vea también