Imprimir
Inicio » Opinión  »

Único en el mundo

| 1

Luego de que el 3 de enero de l961 el gobierno de Estados Unidos anunciara el rompimiento de relaciones diplomáticas y consulares con el gobierno de La Habana , el 16 del propio mes con el comunicado de prensa número 2491 del Departamento de Estado dio a conocer la prohibición de los ciudadanos de ese país de viajar a Cuba.

Parece increíble que se cumplan ya cincuenta años de tal medida arbitraria del gobierno que se vende como el más democrático del mundo. Eso sí es una flagrante violación de los derechos humanos. Así mantienen a la mayor parte de los habitantes de ese poderoso país en la ignorancia sobre lo que en realidad sucede en la Isla , manipulando la información pese a la tan cacareada “libertad de prensa”.

Da pena que las sucesivas administraciones instaladas en la Casa Blanca , por el sólo hecho de que este país decidió tomar el camino de la independencia y soberanía, haya impedido a sus millones de habitantes visitar esta hermosa Isla, disfrutar de sus playas, sus campos y la hospitalidad que caracteriza a su pueblo. Cuba es –si no el más– uno de los países más sanos y seguros del mundo.

Es que somos la típica espina en la garganta de ese gigante enfermo. En cientos de tomos de libros no cabrían la cantidad de agresiones militares y económicas que han tomado –la mayoría frustradas– contra el gobierno de La Habana. Sus mercenarios han perpetrado durante más de medio siglo crímenes y asesinatos quitando la vida a más de tres mil de nuestros compatriotas.

No han sido pocos quienes han abogado, incluso en el propio Congreso, por terminar con la absurda política de bloqueo y la prohibición de los viajes de los norteamericanos a Cuba, pero los intereses políticos enemigos de Cuba –fundamentalmente la gusanera floridana que se ha enriquecido en virtud de esa política– han movido sus influencias en los salones del Capitolio para evitar cualquier posibilidad de flexibilizar dicha política. La inmensa mayoría del pueblo del país más poderoso del mundo no se entera de las trampas ni conoce los detalles para perpetuar el bloqueo y prohibir los viajes de sus ciudadanos a Cuba.

Pese a que cada día son más los que se oponen a esa situación, incluso sectores económicos importantes y cada vez más ciudadanos que no entienden por qué se les impide visitar la Isla.

A través de todos estos años muchas voces se alzan no sólo entre sus congresistas. También la Cámara de Comercio y organizaciones religiosas demuestran la voluntad de normalizar las relaciones. Estos deseos y buenas intenciones son frenados por el lobby de emigrantes cubanos, que dicho sea de paso, representan sólo a una minoría de los que viven en territorio estadounidense pero tienen influencias –más ahora con la Ros-Lehtinen encabezando el comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes y Marcos Rubio a quien el Tea Party catapultó hasta el Senado– para continuar con sus objetivos.

Cuba ha demostrado siempre que es capaz de mantener conversaciones y tomar acuerdos en materia de inmigración, pesca, drogas y otros temas, siempre que se observe el respeto a su soberanía.

Hace unas horas, la administración de Obama anunció la flexibilización de los viajes a Cuba para académicos, científicos y religiosos y la posibilidad de que estos viajes, sin autorización del Tesoro, sólo previo permiso del gobierno, se puedan iniciar desde cualquier aeropuerto de Estados Unidos, no sólo de Miami, Los Ángeles y Nueva York. Es decir volvió a lo que permitía Clinton durante su mandato. Autorizó también a los ciudadanos de ese país a enviar remesas de quinientos dólares cada tres meses a ciudadanos en Cuba. Pero, por supuesto, aclaró que no se trata, en lo absoluto, de favorecer al gobierno cubano sólo volver a la política de “pueblo a pueblo”.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    ESTO YA LO HEMOS COMENTADO Y REPITO QUE ES UNA VERGUENZA HASTA PARA LA ESTATUA DE LA LIBERTAD

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también