Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Uno de los Cinco pide nuevo juicio

| 4

Por David Brooks

(Publicado en la Jornada)

Gerardo Hernández, uno de los llamados Cinco de Cuba enjuiciados por espionaje y conspiración en 2001 por infiltrar agrupaciones anticastristas en Miami para evitar actos terroristas contra Cuba, ha interpuesto un recurso ante el Poder Judicial argumentando que el cargo de conspiración para cometer homicidio deber ser desestimado ya que él desconocía los planes para derribar dos avionetas de la organización anticastrista Hermanos al Rescate.

El cargo de conspiración de cometer homicidio se centró en el derribo de las avionetas por el gobierno cubano el 24 de febrero de 1996 en lo que La Habana insiste fue espacio aéreo cubano y que Estados Unidos alega fue espacio internacional. Su primer abogado centró la defensa de Hernández sobre dónde ocurrió el derribo, y que por ser en espacio cubano era un acto de defensa justificado y no un homicidio. Los nuevos abogados de Hernández sostienen que esa defensa no era el punto central ya que el enfoque debería de ser el hecho de que sin conocimiento previo de los planes para derribar las avionetas no se le puede condenar a Hernández de “conspiración” para cometer homicidio. El recurso presentado afirma que, por esto, a Hernández le fue negado el derecho a una defensa efectiva y a un debido proceso de la ley.

Sin embargo, al presentar este recurso, en Miami se interpretó que Hernández está admitiendo que las avionetas fueron derribadas sobre aguas internacionales y que esto representa una ruptura con el gobierno cubano. De hecho, la nota del tema en el Miami Herald fue que el “espía” cubano Hernández dio un “sorprendente giro” con el cual está “fundamentalmente contradiciendo la posición del régimen al cual ha jurado lealtad y el cual lo ha declarado como un héroe moderno de la revolución”.
Hernández fue el único de los Cinco cubanos de la célula antiterrorista acusado por cargos relacionados con el derribo de las avionetas. Él, junto con los otros, también fue enjuiciado por ser agente de un gobierno extranjero sin declararlo oficialmente y conspiración para cometer espionaje. Si los tribunales aceptan su recurso se le concederá un nuevo juicio sobre el cargo de conspiración para cometer homicidio. “La evidencia no apoya que Gerardo sea culpable de conspiración para cometer asesinato. No existe evidencia de que Gerardo supiera de antemano los planes para derribar los aviones… Consecuentemente, no existe evidencia que él haya conspirado para que los derribaran”, dijo a La Jornada el abogado José Pertierra que ha seguido de cerca el caso de los 5 desde el inicio.

De hecho, como recuerda Pertierra, durante el juicio original, la propia fiscalía pidió retirar este cargo por ser tan débil, pero la juez rehúso. En torno a las sugerencias en Miami de que todo esto representa una ruptura entre Hernández y Cuba, Pertierra simplemente afirmó que “no hay ruptura”, ya que se trata del argumento legal en torno al cargo sobre conspiración de cometer homicidio.

Pertierra, cuyas oficinas están en Washington y representa al gobierno de Venezuela en el caso de la extradición de Luis Posada Carriles, subrayó que “Estados Unidos sabe muy bien que los cinco fueron a ese país para defender a Cuba contra el terrorismo cuyo origen es Miami. Un terrorismo que le ha cobrado la vida a miles de cubanos indefensos. Uno de los autores intelectuales del terrorismo contra Cuba es Luis Posada Carriles, a quien Estados Unidos protege en territorio estadunidense y entorpece su extradición a Venezuela. Sin embargo, a los Cinco los encarcela con largas e injustas sentencias. Gerardo no es un asesino. Es un luchador contra el terrorismo, quien injustamente cumple dos cadenas perpetuas en una cárcel federal en California. El asesino es Posada Carriles. Voló un avión civil con 73 pasajeros en 1976, y se pasea libremente por las calles de Miami donde algunos lo homenajean y lo festejan”.

Pertierra opinó que es hora de que el presidente Barack Obama proceda hacia la normalización de relaciones con Cuba, lo cual incluye levantar el bloqueo. “Un primer paso en esa dirección sería que le conceda a los Cinco una clemencia ejecutiva para que puedan regresar a Cuba, y que extradite a Posada Carriles a Venezuela para que sea juzgado allá por 73 cargos de homicidio”.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amalia Porto Bolaño dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo con Pertierra, Obama debía darle un giro positivo al caso de los 5 y mandarlos de vuelta para Cuba.

    ………..HASTA CUANDO……..

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    MUY CIERTO QUE SE DEBERIA HACER UN NUEVO JUICIO. A GERARDO SE LE DEBE DAR LA OPORTUNIDAD DE EXPONER SUS PUNTOS DE VISTA CON RESPECTO AL DERRIBO DE LAS AVIONETAS.

  • elivier dijo:

    yo quisiera que alguien,me explicara de este encarcelamiento tan injusto
    de los 5 cubanos por que estan aplicando todo el peso de la ley sobre
    ellos.Que ademas esta comprobado de diferentes formas que ellos no son
    espias por que no los dejan en libertad .
    Como lo hicieron con los espias sovieticos que agarraron en 2010
    y que en menos de una semana los extraditaron.

  • juan cesar martinez(JoinFacebook) dijo:

    Es necesario respetar,ideas y proyectos nuevos.
    El Caso de Gerardo debe ser escuchado,No se habia presentado un recurso de habeas Corpus? Hay que estar atentos a esto.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también