Imprimir
Inicio » Opinión  »

Cincuenta años después, la lucha continúa

En este artículo: Eric Holder, Estados Unidos, Racismo
| 4

El 1 de febrero de 1960, cuatro estudiantes negros tomaron asiento en la barra de almuerzo del Woolworth’s de Greensboro, Carolina del Norte. La camarera blanca los ignoró. Ellos se mantuvieron en sus asientos. Los supervisores les dijeron que se marcharan. El Woolworth’s de Carolina del Norte no atendía a personas de color. Los estudiantes se negaron a marcharse y exigieron que se les diera el servicio.

A principios de la primavera de 1960, fui a Montgomery, Alabama, con otros dos estudiantes de Madison, Wisconsin, a tratar de formar una red de apoyo a los derechos civiles. Nos encontramos en Montgomery con el reverendo Ralph Abernathy y establecimos vínculo con su iglesia; luego fuimos a Birmingham a reunirnos con el reverendo Fred Shuttlesworth.

Cuando descendíamos por los escalones de entrada a su iglesia, un policía del estado de Alabama nos esperaba. Nos dijo que marcháramos hacia la frontera con Mississippi sin detenernos. Al entrar en Mississippi, nos esperaba un auto patrullero de carreteras. Aquel policía nos dio órdenes similares y nos siguió hasta la frontera con Tennessee. El poder blanco estaba incómodo.

En un año, miles de negros y blancos, principalmente estudiantes, comenzaron a participar en las sentadas. Realizaron manifestaciones de protesta en las tiendas Woolworth’s en el Norte, en apoyo a la integración de los mostradores de almuerzo en el Sur. Lo que comenzó como una “acción” evolucionó a un movimiento nacional. Me senté junto con miles de otros en el hotel San Francisco Palace para obligar a la dirección que integrara el personal, y en una agencia de autos de segunda mano para garantizar que contratara a vendedores negros. En Supermercados Lucky, activistas de la integración llenaron carros de compra con alimentos, los colocaron en la cinta transportadora y abandonaron el mercado -para obligar a Lucky a que colocara a gente de color en la caja registradora.

El 17 de abril de 2010, algunos de aquellos organizadores de sentadas escucharon al Fiscal General Eric Holder decir: “Hay una línea directa desde ese mostrador de almuerzo hasta la Oficina Oval”. Holder habló ante 1 500 personas reunidas en la Universidad Shaw en Raleigh, Carolina del Norte, para celebrar el 50 aniversario del SNCC (Comité Coordinador No Violento de Estudiantes). “Si no fuera por el SNCC”, dijo Holder, “yo no sería Fiscal General. Si no fuera por el SNCC, Barack Obama no sería presidente”.

El SNCC se convirtió en una escuela para organizadores. Mario Savio aprendió de Bob Moses en el proyecto Mississippi del SNCC y regresó a Berkeley para ser el vocero del Movimiento por la Libertad de Palabra. David Harris pasó del SNCC a las protestas no violentas contra la guerra.

Un movimiento anti-segregación destinado a los servicios y alojamientos públicos evolucionó y pasó a ser una dinámica fuerza social y política. En 1964, el Partido Demócrata de Libertad de Mississippi se enfrentó a los blancos discriminatorios en la convención demócrata. No lograron ser aceptados, pero el 15 de marzo de 1965, después de un ataque de la policía contra integracionistas no violentos que preparaban una manifestación en Montgomery, en el que murió el reverendo James Reeb, un norteño blanco, el Presidente Lyndon Johnson proclamó: “Venceremos” para lograr la aprobación de la Ley de Derecho al Voto.

Para 1965, organizadores del SNCC habían inscrito a decenas de miles de electores anteriormente privados del derecho al voto en varios estados sureños, donde se enfrentaron a los asesinos de la policía y del Ku Klux Klan. Miembros del Klan asesinaron a Viola Liuzzo cerca de Selma. Otros del Klan y policías conspiraron para asesinar a Michael Schwerener y Andrew Goodman, así como a su camarada negro James Chaney.

El SNCC enfrentó el asesinato con valor -y la razón y la justicia. Para fines de la década de 1960, funcionarios negros electos, incluyendo a sheriffs, habían iniciado un decisivo cambio en la trama racial del sistema político norteamericano y provocado el fin de la segregación sureña. A fines de la década de 1970, hasta el campeón del racismo, el ex gobernador de Alabama George Wallace, se excuso por su defensa anterior de la segregación.

Los racistas sureños perdieron el poder en el Partido Demócrata. Algunos se pasaron a los republicanos, pero ya no podían decir en público palabras insultantes a los negros.

Cincuenta años después, un fanático escupió al ex organizador del SNCC y actual miembro del Congreso John Lewis y le llamó “negro de mierda” -debido a su apoyo a la reforma de los seguros de salud.

Lewis respondió con dignidad, como había hecho antes, cuando se enfrentó a situaciones mucho peores. Se reunió con cientos de veteranos del SNCC en la Universidad Shaw, de Raleigh, Carolina del Norte, donde nació la idea de las sentadas. Los hoteles, restaurantes y bares de Raleigh, antiguamente segregados, ahora están integrados. En los autobuses públicos, los negros se sientan al frente, al fondo y en el medio.

El Movimiento de los Derechos Civiles unificó a millones de norteamericanos bajo un tema único: obtener el voto. Triunfaron. ¿Qué tema pudiera unir hoy a un movimiento tal?

Harry Belafonte, quien desempeñó un importante papel para obtener apoyo para el SNCC a través de su historia, regañó a algunos asistentes a la conferencia por su complacencia. La audiencia lo ovacionó.

El SNCC trató importantes temas raciales, pero no los de clase que el Dr. King había comenzado a atacar antes de su asesinato. Belafonte le recordó al público la inmensa tarea que tenían ante ellos, Los hijos e hijas de los veteranos del SNCC, además se los jóvenes que se estaban organizando en todo el país, le dieron vivas -antes de regresar a Atlanta, Los Ángeles, Boston, Chicago y otras áreas para continuar el trabajo de los héroes de los 60.

Algunos hablaron o escucharon en el mitin. Julian Bond, quien fue miembro durante 20 años de la legislatura de Georgia, hizo un esbozo de la historia del SNCC. Danny Glover llamó a la acción al esbozar lo contemporáneo. Bernice Reagon Johnson y los Freedom Singers cantaron -medio siglo después-a favor de la libertad. El inspirador reverendo James Lawson estuvo de acuerdo con Belafonte. El SNCC hizo lo suyo en la década de 1960, pero la lucha está muy lejos de haber terminado.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose Luis dijo:

    Mucha razon tiene el articulista:Cuando los pueblos se cansan de sus leyes injusta o de dictadores que cercenan sus libertades,una pequena chispa puede desencadenar el fuego que arrase a los opresores.

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    MUCHAS FIGURAS CUYO COLOR DE PIEL ERA EL DENOMINADO “NEGRO”, EUFEMÍSTICAMENTE “GENTE DE COLOR”.

    Mucho ha sido logrado en la Estados Unidos contra el racismo. No desvinculemos el “Odioso y Rabioso” racismo en Cuba antes de 1959.

    Estas personas en Estados Unidos han ido logrando reconocimientos importantes, aunque no olvidar a aquella “Inmensa Rosa Park”.

    Es cierto que muchas personas de ese color de piel no estarían donde están; pero no olvidemos que, principalmente el Presidente Obama, tiene la Espada de Damocles sobre su cabeza, precisamente por ese color (Que no es el llamado Blanco, europoide, Caucásico, o cuántos nombre se han buscado los de este color de piel para hacer notar lo bien definido que están) Los otros, baste llamársele “Negoides” (Parecido al color negro)

    Al PTE Obama lo quieren asesinar los que se entrenaban como “Policías paramilitares” hace poco (Comenté) Los que no están de acuerdo con sus tendencias que califican de socialista (o Comunista) esto es la mayor ofensa que se pudiera proferir a un “Estadista” estadounidense. También los de países extranjeros a los que no puede seguir manteniendo como “super protegidos”; pero lo que no le perdonan es su color de Piel.

    Son muchos los que han batallado por la causa. Hasta que les llamen “Afroamericanos” es un logro y no menos importante.

    Junto a Rosa Park, inmensa recordemos también a Dorothy Height, fallecida el 20 de abril pasado, estrecha colaboradora de Martin Luther King y que estuvo a su lado cuando pronunció el ya épico discurso Tengo un Sueño.

    Galardonada con la medalla presidencial de la Libertad (1994) y la medalla de Oro del Congreso. Por méritos propios.

    Mrs Height permítame añadir estas dos líneas. Ante estos hechos es imposible pensar que algún extranjero pretendiera obtener esta última a través de Lobbies. (Verde y con espinas= Guanábana)

  • V oz popular dijo:

    Yo quiere que emigren a Estados Unidos Guillermo Fariñas y las damas de blanco mulatas y negras. Les recomiendo que vayan para que experimenten la discriminación en carne propia y sepan lo que es ganarse la vida con el sudor de su frente.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    El racismo es apenas una de las manifestaciones que tiene la injusticia. Hay que recordar que los esclavos de Grecia y Roma eran de la misma raza que los esclavistas y esto apenas les importaba. En tiempos del imperio romano se llevaba al circo a los rebeldes y se les hacia combatir con vestias. Las mujeres desde tiempos inmemoriales han sido victima de los regímenes dictatoriales, imperiales y en los tiempos modernos han continuado siendo mero artículo de exposición, placer y mercancía de los sistemas de injusticia y allí donde más sofisticados se han hecho, más ardua ha sido la explotación por diferencias: raciales o de pobreza. A la mujer por hipocrecía la llaman y la colocan, no como electas, sino como selección o como compra, o allí donde están ocurriendo cosas diferentes porque son una alternativa de rebeldía, estamos distantes mucho de que halla una conciencia de la integración sin exclusiones. La discriminación individual a que se alude en norteamerica ha sido contra los afroamericanos, que han sido rechazados o menospreciados por el color de la pien y por considerarlos gente de segunda incapaces de igualarse en inteligencia a las demás razas, pero tambien se discrimina al latino o al asiático.En Sudafrica donde el racismo contra la población autoctona de aquel país fue sometida, les crearon batustanes y los cercaron como en corrales para vestias y pese al clamor mundial contra aquel crimen, la opulenta jerarquía norteamericana apoyaba el regimen del Aparhey. La discriminación mayor se hace hoy no contra persona individuales sino contra pueblos. El tercer mundo es la manifestación racista más sublime. Ellos los imperiales de todos los tiempos han ido, como vinieron a la Améria a evangelizarnos, a darnos lengua y cultura a traernos moral y enseãnza cristiana. Hoy dicen que van a llevar libertad y democracia y en nombre de ellas mataron cuatro millones de vietnamitas y llevan ya centenares de miles de muertos en Irak y Afganistan y se preparan para una acometida universal contra los herejes, contra los que no crean el el stablismen imperial y más que eso para asegurar toda la materia prima sin la cual no vive el imperio universal que los cría y sostiene. Emulos en discriminación compiten con los más de 50 millones de muertos del fascismo en la II Guerra mundial, guerra que se inició por una raza supuestamente superior que quizo imponer una dictadura al mundo para que perdurara el pensamiento superior de los alemanes. Los tiempos pudieran parecerse pero no son iguales, ya en los EE.UU. viven algo mucho más que los veintemillones de negros que eran en los años 70 del siglo pasado, ya son más los latinos y el mestizaje amenaza seriamente a una heterogeneidad casi absoluta. Este fiscal que asciende por obra y gracia de la lucha del CNCC a fiscal de la misma forma en que Obama asciende a la presidencia, aún es presa del miedo, del asombro. Aún considera que es un privilegio y no un derecho el que el sea fiscal, porque aunque forman parte de un mismo país, las diferencis no se cumplimentan y siguen viéndolos y se ven incluso ellos como seres diferentes y saben por qué, porque en un mundo lleno de tanta injusticia un negro millonario no nos parecerá nunca un negro salido del CNCC, sino un negro pasado a las filas de los ricos y con un alma que rechaza los pueblos, a las naciones diferentes,apartados en esencia del tercer mundo y al cual los pobres pudieran parecerles también un castigo de Dios. Las iglesias se llenaron de personas como Malcom X y Luter King, pero la esencia del mundo no ha cambiado mucho. El día en que un norteamericano emergente de las filas de los trabajadores, de los que crean todos los días las riquezas para que los imperiales vivan y sin disponer de millones y con las fuerzas de la verdad y la razón, clave como clavó Martin Lutero las notas de la Reforma, su aspiración a presidente y muchos lo hagan igual que él y un obrero, un hombre realmente de paz, uno que lleve como premisa sentir honradamente por el dolor del pueblo que universalmente sufre,que se prometa de antemano pagar la deuda social que padecen millones dentro de su propio imperio, ascienda a la presidencia sin que las corporaciones compren su voto o lo predeterminen como candidato a ser electos, entonces, diremos que se ha hecho posible ser diferentes. Solo hay que saber que se gasta mucho más en cualquier ciudad de un país desarrollado en salvar animales domésticos que todo el dinero que se emplea para hacer sobrevivir a miles de africanos que padecen el sida. Diferentes pero iguales. Hace falta una carga para matar brivones, dijo una vez un poeta cubano. Cuantas carga hará falta para matar injusticias. Los países mas vulnerables de la tierra pudieran en el futuro resultar los paises altamente desarrollados, los de la opulencia capitalista, en los que se concentra todo el odio a las razas y a los humanos. Nadie ha sondiderado que el capitalista en esencia no tiene raza, que es una persona incolora, transparente, que puede aparecer y estar donde mejor les venga en gana, que hace y deshace sin que nadie se los prohiba. Realmente eso es lo que tienen los imperialistas maña de poder absoluto y fuerza bruta y el poder de las armas. Veamos cuando la libertad que preconizan y la democracia que aconsejan pueda ser practicada por todos, qué lugar les va a corresponder. Un gendarme, que hoy puede tener en EE.UU. cualquier color, no pudrá indicar a nadie donde sentarse, pero sigue en esencia siendo el mismo gendarme y verá de la misma forma en que veía en esa época de los sentados, a los negros, a los habitantes de los países donde los envíen a invadir o someter a otros seres humanos. Las victimas seguimos siendo los mismos y la discriminación tiene una esencia visible en el mundo moderno. El capitalismo. No hay otra alternativa y sino pregúntenselo a Chave, el presidente de Venezuela, que este está ideando formulas para proponérselas y salvar el mundo. Veamos si una receta bolivariana les viene bien a los racistas.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Saul Landau

Saul Landau

Saul Landau es un escritor, periodista, realizador de documentales y académico estadounidense cuyo trabajo se ha centrado en gran medida en América Latina.

Vea también