Imprimir
Inicio » Opinión  »

Crónica personal en 59 segundos (+ Video)

| 11

Blog La Isla desconocida

ubieta-59-segundos-rtve

La viejita estaba sentada en el saloncito de protocolo cuando llegamos al estudio. Un amigo solidario me había llevado y en la puerta encontramos a Willy Toledo. Todos la saludamos. Se notaba satisfecha de la atención que recibía. El viejito de la Fundación Hispano Cubana, en cambio, salió enseguida del local, sin saludar, y estuvo de pie en la entrada, expectante, hosco. Unos minutos después llegó Pedro Zerolo, del PSOE, y Willy Meyer, eurodiputado de Izquierda Unida. Calentamos motores: Zerolo adelantó su visión de que resultaba difícil para su Partido la defensa de una posición de diálogo, cuando Cuba actuaba de la manera en que lo hacía. Meyer y yo respondimos sin mostrar todas las cartas. Zerolo es un político correcto, pelea mentalmente para seleccionar las palabras que resulten menos ofensivas, se muestra casi conciliador cuando se adhiere a conceptos diseñados por la derecha. Moragas no apareció hasta el minuto final en el plató y saludó a los representantes de los partidos contrincantes. Parecía ser la estrella, aunque el tema era Cuba. ¿Sería acaso porque el PP representa en España a la mafia de Miami, y viceversa?

La moderadora, indudablemente bella, nos dedica a todos un minuto de amabilidad. Y enseguida nos señala dónde debemos sentarnos. Ella al centro, Moragas a su derecha (eso está bien, pensé), Zerolo a su izquierda, (¿será posible?), Meyer, en la fila del primero, un poco más separado. La viejita, entre Meyer y Toledo, qué mala suerte. A mí me ubican entre el viejo hosco que no me mira y una espléndida actriz. Podría ser una estrategia para crearme un foco de distracción visual. No caeré en la trampa. Nos piden que levantemos la mano cada vez que queramos hablar. En el moderno plató hay asientos para un público extraño, que parece no importarle a qué programa asiste: felices de estar dentro de la caja del televisor, le han dicho que habrá, como en el antiguo Coliseo, una pelea de gladiadores. A última hora, una asistente vuelve a retocar nuestros maquillajes y sacude con una escobilla los sacos.

Cuenta regresiva, se inicia el programa: la linda moderadora empieza como si acabáramos de ver los vídeos con breves declaraciones de Álvaro Vargas Llosa (hijo del escritor, y socio de Montaner), y de Rosa Montero, que delira al suponer que la Revolución cubana se encuentra en su fase final; también, en una manipulada presentación del otro “bando”, Raúl reafirma lo inaceptable de cualquier chantaje y Silvio dice en palabras puestas fuera de contexto, que no solo nos afectan las agresiones externas, sino los errores propios, lo cual suscriben todos los cubanos, Fidel y Raúl los primeros. Se suceden imágenes de Zapata Tamayo, de Fariñas y de las Damas de Blanco. No sé cómo se las arreglan para que nunca aparezcan en ellas los diplomáticos norteamericanos y occidentales que las siguen de cerca. Pero los vídeos los vemos después, en casa, cuando el programa sale al aire.

Moragas es el primero en hablar, y le siguen en orden “jerárquico” Zerolo y Meyer. La discusión empieza a calentarse, al principio en un marco casi partidista: Zerolo que sí, que es una dictadura, pero que hay que derogar la Posición Común de la Unión Europea porque no da resultados. Moragas, que no hay que dialogar con la dictadura, sino con la “oposición”. Meyer y Toledo empiezan a golpear en el estómago, con efectivos jabs. Sus intervenciones son brillantes y precisas. Doy mis golpes, aunque los 59 segundos de intervención como límite máximo cada vez, me impiden exponer todas las razones. Siempre he tenido dificultades para chatear, porque las cosas, pienso, necesitan explicarse. A Moragas se le concede la palabra cada dos intervenciones del resto de los ocho panelistas. La moderadora dice que es el derecho a réplica. Al inicio se ve arrogante, seguro en su medio (que normalmente solo aparenta pluralidad), pero pronto pierde el control y se desmorona. Los viejitos a ambos lados de la mesa no contribuyen mucho a ayudarlo. Y la actriz, que también habla de dictadura, hace lo que puede para distanciarse de Moragas y reconoce que el “problema” cubano debe ser resuelto por los cubanos. Al final, despistada y conciliadora, dice: “aquí todos somos demócratas, ¿no?”, y me mira implorante de soslayo. Ella ha firmado la condena a Cuba. La coordinadora del programa nos había comentado lo difícil que resultó encontrar a un firmante que estuviese dispuesto a defender su posición.

El muro de argumentos de la derecha se agrieta, Moragas a la defensiva miente una y otra vez sobre la posición de su Partido ante temas como la dictadura de Franco, o el golpe de estado contra Chávez, o el de Honduras y el espurio presidente electo bajo estado de sitio, o el bloqueo a Cuba. Hace caritas, sopla, entorna los ojos, mueve los brazos. “Tu escribes en Granma“, me espeta como si esa fuese una estocada fatal. En más de treinta años de vida profesional he publicado cuatro, quizás cinco artículos en Granma, y me siento satisfecho de ellos. Toledo le pregunta en cuáles medios publica él: en La RazónEl MundoABCEl País, dice como si hablara de periódicos con líneas editoriales muy diferentes. ¿Por qué no publicas en Granma a Vladimiro Roca?, me dice Moragas, ¿por qué debo publicar a las personas que ustedes seleccionan y pagan? Sugiere que usufructúo en España a mi favor las posibilidades que me concede la “libertad de expresión”. La Cadena Ser, ciertamente, me entrevistó durante una hora. Trasmitió tres brevísimos cortes de mis palabras que no llegan a completar el minuto. E inmediatamente, una mesa de tres comentaristas opuso durante media hora sus consideraciones. CNN plus me ofreció quince minutos bajo hostigamiento. Después que salí del estudio, apareció un contrarrevolucionario que tuvo la posibilidad de discursear por el doble de tiempo. Mis quince minutos -una gota de agua en el océano de la desinformación sobre Cuba–, no alcanzan a ser contraparte de una posición editorial que repite los tópicos contrarrevolucionarios sin descanso, pero tienen que ser respondidos. Después de salir al aire el programa 59 Segundos, otros medios nacionales cancelaron la entrevista que habían concertado conmigo. En los periódicos en los que escribe Moragas, no pueden publicar los cubanos que defienden a la Revolución. Todos están editorialmente obligados a escribir “régimen” por “gobierno”, si de Cuba se trata. ¿Libertad de expresión? Moragas estaba desconcertado en el plató porque a pesar de todas las trampas -el tiempo, los vídeos, la composición que siempre otorga mayoría a la derecha, y la presencia de un árbitro que modere a su favor–, el debate no era de “mentirita”.

Viene entonces la entrevista “en vivo” a Fariñas. Concebida para contrarrestar nuestras palabras, paradójicamente las reafirma: Fariñas habla con voz fuerte, clara -después de 45 días en huelga de hambre ¡y de sed!-, y menciona la labor de su equipo médico. La linda moderadora pregunta por qué está encarcelado. El huelguista responde que no está preso. Me mira desconcertada, y yo le confirmo sonriente que no. Reacciona rápido: quise decir, que por qué ha estado preso. El intercambio de miradas y señales en el plató no aparece desde luego en la edición posterior. La entrevista en vivo introduce un argumento más: Fariñas es abordado con total libertad por la prensa extranjera. Ante el recordatorio de las sanciones que en todos los países (incluida España) reciben quienes se asocian a personas o entidades extranjeras para subvertir el orden, Zerolo ofrece un criterio lamentable -su sinceridad lo lleva al punto neurálgico de la discusión-: no puede aceptarse la evocación del Código Penal de España porque Cuba no es, dice, un estado de derecho. Si así fuese, Cuba podría ser invadida, sería válida la injerencia de estados extranjeros en la subversión interna. La Constitución cubana sin embargo, fue aprobada en referendo nacional, con voto secreto y directo. La declaración de Zerolo lo ubica finalmente junto a Moragas, junto al PP y al gobierno norteamericano. A pesar de ello, Moragas exclama frente a las cámaras que el PP está solo en el programa, y la cosa resulta peor: la viejita -con la que seguramente no quería ser asociado-, grita entusiasmada desde su esquina: “yo estoy con el PP”.

Termina el debate. Se apagan las luces. El público aplaude como si hubiese presenciado una obra de teatro: eso, habitualmente, es la política en el mundo “libre”. Pero Moragas está furioso. Ha sido apaleado. Increpa a la moderadora: ¿no se suponía que también estaría Rosa Montero? “En uno de los vídeos mostrados”, responde nerviosa. La experiencia para mí es abrumadora: me quedan muchas cosas por decir, muchos argumentos truncos, pero también la satisfacción de haber abierto con la ayuda de dos amigos una brecha en la campaña informativa contra la Revolución. Los dos Willy, mi amigo Juan Ma y yo, nos vamos hasta el barrio de Lavapiés en el centro de Madrid, donde nos esperan más de cien personas en un acto de solidaridad con Cuba. El programa es trasmitido esa misma noche, a la una de la madrugada, después de una larga discusión sobre el caso más reciente y escandaloso de corrupción en el PP.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Antonio dijo:

    Pues yo compañero no vi el programa,me dan nauseas Moragas,Zerolo y la moderadora,la verdad que cuando veo a gente mentir y difamar contra Cuba me pongo muy nervioso,ademas yo con la derecha y extrema derecha de este pais,es decir PSOE y PP no hablo me dan ganas de vomitar los dos.Un abrazo compañero

    VIVA CUBA SOCIALISTA
    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  • Omar dijo:

    Gracias a Ubieta nosotros podemos ver claramente el comportamiento real de la cacareada “libertad de expresión” en las “libres” sociedades “Democráticas” de los regímenes despóticos que imperan en los EE.UU y en la lacaya Europa, vean y crean los que piden escudados en buenas intenciones cambios en nuestro país.
    !Viva Cuba Libre!
    !Viva la Revolución!
    !Viva Fidel!

  • francisco dijo:

    Yo sí vi el programa y,como dice el compañero Enrique Urbieta,fue esclarecedor.¿Y el huelguista Fariñas,el pobre?

  • nonchi dijo:

    Yo si vi el programa y le puedo decir maestro que estuvo usted a la altura, firme con las palabras correcta en cada momento, pero si tengo que decirloe que aguante hasta el final solo verlo a usted a Willi y al Sr meyer porque cada vez que el noriaga , la vieja o el viejo hablaban era para tenr nauceas, mire cuando esta senora si es que se le puede llamar asi dijo que Fidel y Raul habian huido y dejado sus companero solos en el asalto al Moncada no se cuanta impotencia tuve por no estar cerca de ella para haberle sacado la lengua de un tiron como se puede ser tan perverso? una periodista segun ella porque de eso nada, no sabe ni hablar siquiera . pero estuvo muy bien usted,dijo lo que tenia que decir en tam poco tiempo que le dieron,. Un saludo, y segire leyendo con mucho gusto sus articulo.

  • Alex dijo:

    No he visto el programa.Creo que deberían transmitirlo en Cuba y demostrar como manipulan la información en los países capitalistas occidentales.Genial toda la descripción.Nos narra todos los vericuetos que se utilizaron para impedir un debate justo y que Cuba, en la voz de Enrique Ubieta,pudiera exponer la verdad.Nada,estas son cosas típicas de los medios de desinformación en esas sociedades y de paso proclaman que le dan la libertad de expresión a todos los sectores.Cuánta hipocresía.Cada vez seremos más los que nos percatamos de la doble moral en esos medios.
    Felicito a Enrique Ubieta por su valor y sus escritos.Gracias por ayudar a desenmascarar la patraña contra nuestro país y nuestra revolución.
    Saludos.

  • William Aguilar dijo:

    William desde Nicaragua:

    La verdad que uno ve esto, y lee los que escriben estos individuos y es dificil entender su naturaleza, el odio a la Revolución Cubana los hace irracional, los argumentos de estos días por parte oficial del Gobierno cubano y el pueblo cubano, son contundente, no hay nada más que decir, solo a Cuba le corresponde elegir su sistema, España y los Estados Unidos, son dos países del mundo donde sus pueblos viven en condiciones triste y lo más triste de todo es la falta de información o mejor dicho la desinformación a la cual viven. Actualmente Nicaragua vive un poco de eso mismo, el intervencionismo de la Unión Europea y los Estados Unidos en los asuntos internos de Nicaragua, no quieren dejar gobernar a nuestro Comandante Daniel Ortega, siempre con el apoyo de algunos malos hijos, bueno en toda familia siempre hay una oveja negra a como decimos. Viva Cuba y Nicaragua. Hasta la victoria siempre.

  • Jesús O. dijo:

    Lo mismo,no ví el programa pero lo intentaré buscar.Del caballerito Moragas ya queda poco que decir,que soointruso obsesinado con Cuba.Quisiera agregar que la guerra mediática desde Madrid no para,bueno,desde el grupo Prisa y su diario insignia El País,ahora es el malnacido Castañeda(exministro de exteriores de México)quien prevee el futuro desastre que se avecina en Cuba(no niega siquiera que lo decea).Lo de mal nacido?,,el pueblo mexicano y casi toda su clase política a estado al lado de los cubanos,y si han discrepado(algunos pocos irrespetuosos como Zedillo ó Fox)lo han hecho con respeto.Este Castañeda es una rata.

  • Arturo Ramos Perez dijo:

    Ubieta, se la botastes de jonrón a esa partida de chupabotas…

  • Jorge L. Guerrero dijo:

    Enrique Ubieta, gusto en conocerlo a travez de cubadebate, nos represento a la altura que el momento lo ameritaba y defendiste alli en la madriguera madrileña, nuestros principios, nuestros derechos, nuestras conquistas, gracias mil, alli le dijo las verdades a esa banda de espurias anticubanas, estubo magistral maestro, siga defendiendonos que se necesita en estos momentos que la patria se encuentra amenazada pero nunca amedrentada, FIDEL NOS ENSEñO A DEFENDERLA, y asi lo haremos, VIVA LA ISLA DE LA LIBERTAD, VIVA FIDEL, VIVA CUBA SOCIALISTA, VIVA EL PUEBLO CUBANO.

  • Ginés Sánhez (moratalla) dijo:

    Querido Enrique,cuando estabamos cenando el sábado en Moratalla todavía no había visto el programa 59 segundos .En la cena te daba la opinión de que la campaña desinformativa no sólo iba en contra de la Revolución Cubana,además va en contra de toda la izquierda (excluyo PSOE por razones obvias)de todos los que pensamos que el futuro de Cuba lo debe de decidir libremente el pueblo cubano sin ingerencias interesadas.Tras ver el programa me ratifíco en mi opinión ,primero y durante varios días(años),nos meten en la cabeza lo mal que está Cuba ,lo malo que es su gobierno que los hermanos Castro son la reencarnación del diablo en Cuba,nos hablan de “torturas a damas de blanco”, de las huelgas de hambre conocidas ampliamente y una vez metido en las cabezas lo indefendíble del caso (según ellos)´buscan a los invitados .¿A quien traemos? y aquí es dónde empieza la verdadera manipulación, ésta vez si interesa Izquierda Unida(para debates de economía,corrupción,república,aborto, despenalización de droga,religión en las escuelas, para eso no)ésta vez el debáte creen que está ganado de antemano y pretenden que IU quede como defensores de las dictaduras y de Toledo ¿que te voy a decir?ya se han encargado durante días de machacarlo y criminalizarlo ,en ésta lo rematamos (piensan).Afortunadamente para nosotros ,la gente de izquierdas, tenemos personas que lejos de las consignas repetitívas y machaconas de la derecha,piensan en directo y saben argumentar y dejar sin argumentos a los que pretenden derrocar a la Revolución y de paso borrar del mapa político a quien no interesan al SISTÉMA.Me gustaría ver en todos los debates de la TV pública la representación de todos los puntos de vista ,no sólo los del bipartíto.No pretendo de momento,que el Partído Comunísta pueda ir alas elecciones en los superdemócratas Estados Unidos.
    Vamos a dejar para otro día lo de la libertad de expresión en España.
    !HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

  • casajuntoalrio dijo:

    No existen libertades en el capitalismo. Es un mito que sirve para justificar la dominación de las élite dándoles una patina liberal que solo da alas al capital. Más, en esta era global donde se conduce a la población al aborregamiento a través de los medios y el consumo, y donde las opiones estás predeterminadas.
    Hoy vivimos bajo la dictadura de las grandes corporaciones vertebrada en su mayor parte por el sionismo (el judío, el cristiano y el secreto). La mayor parte del complejo militar-industrial y químico del mundo,los grupos de medios y los bancos internacionales están en las manos de una élite selecta (Rotschild´s, Rockefeller, Morgan, Harriman, Bush, Kun-Loeb etc) ellos son hoy día los únicos dictadores que existen en el mundo.
    Salud

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ubieta

Enrique Ubieta

Ensayista y periodista cubano. Director de la publicación “La calle del medio”.

Vea también