Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Con tres que se quieran…

| 11

Anunciado por la prensa escrita, internet, la radio y la propia televisión arrancó el espacio Con dos que se quieren… que tiene como atracción primera la conducción de Amaury Pérez Vidal. Tanto anuncio creo grandes expectativas para los televidentes, que por suerte fueron cumplidas si se esperaba un programa bien hecho, culto y desmitificador.

Rosita Fornés la primera personalidad sometida al interrogatorio de Amaury fue un buen inicio. Cómoda todo el tiempo, con total naturalidad, risa incluida, la vedette de Cuba -la primera de México- habló desde el cuidado que tuvo con su virginidad hasta lo poco que la llamaron a hacer cine en nuestro país.

Esa será la tónica del programa: desnudar el alma de sus invitados en una suerte de confesionario en que Amaury oficia de sacerdote inquisidor y muy agudo. Buenas preguntas fueron formuladas en un ambiente que propiciaba un diálogo íntimo entre la Fornés y el conductor.

La sobriedad en la puesta en escena con sólo dos butacones y una pequeña mesa, locación enmarcada en negro, para que el televidente escuche y vea sin distracción, sí, porque en Con dos que se quieran…hay que ver tanto como oír a los interlocutores no a su entorno. La fotografía de Iván Nápoles, Rafael Solís y Yamil Santana, profesionales del cine, trabajan para lograr esa atmósfera de intimidad que da participación a un tercero en la conversación. Tal fin se logra con la excelente edición de Manuel Iglesias. No es un programa para verlo en grupo y conversar, porque entonces se pierde lo que se dice y cómo se dice. Había que ver a Rosita hablando de que ella considera que tiene la boca grande, y que en su época juvenil “se usaban” labios chiquitos. El gesto de la Rosa es para no perdérselo.

Filmado en los estudios de sonido del ICAIC de Prado y Trocadero, el programa ha sido ideado, escrito, conducido y dirigido por Amaury. Pero,  cuidado, el compositor, intérprete y también escritor, cuenta con un equipo que incluye tanto a periodistas como a asesores porque la televisión y el cine no se pueden hacer en soledad. Son propuestas que necesitan del pensamiento colectivo y de las especialidades.

Se que comenzará el debate acerca de otro espacio conducido por un artista que no es locutor. En este caso se trata de alguien que parece haber heredado el dominio de la conducción de su madre, la irrepetible Consuelo, y la habilidad de director de su padre, el  otro Amaury. Como existen Otros tiempos, con  la directora de orquesta Zenaida Castro Romeu o Vale la pena con el sicólogo Manuel Calviño, adecuadas muestras de buena conducción y que no son animadas por locutores.

Quizás este Amaury no tenga la mejor de las voces y no sea un especialista en lingüística, pero es creíble, telegénico y muy buen entrevistador, porque sabe colocar las preguntas, reiterarlas si la persona se le escabulle con otra respuesta y reír cuando hace falta.

Creo que el éxito de todos los programas de Con dos que se quieran… dependerá del carisma que posean los entrevistados que vienen. Se puede ser un excelente actor o músico y no ser convincente en entrevistas televisivas. Confiemos en la habilidad de Amaury para develar los misterios de sus interlocutores.

Pasarán por esa hipotética sala Nadine Gordimer, Isabel Santos, Reynaldo González, Jorge Perugorría, Carlos Acosta, Giuseppe Tornatore, Frank Fernández, Omara Portuondo, Miguel Barnet, José María Vitier, Juan Formell, Nancy Morejón y otros invitados que tienen mucho que compartir con el televidente. La plática con cada uno de ellos nos hará conocer mejor al ser humano a la vez que aprendemos entreteniéndonos.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Amaury dijo:

    ¿Que decir Paquita? muchas gracias, usted sabe lo que es trabajar duro. Besos agradecidos.

  • Juan Clemente Aguilera Carbonell dijo:

    Paquita lo dijiste todo. No dejaste nada en el plato…parecia que estabamos ambos pensando lo mismo pero yo no tengo el talento que ud. tiene para decir verdades con cierto grado de belleza sin dejar de decir cosas que enriquezcan y otras cosas a tener en cuenta para seguir por el camino del exito.
    Millones de Gracias al talento y la empatia de Amaury.
    Y otras tantas gracias para el colectivo de ese buen programa.
    Paquita que Dios te mucha doble salud: Para ti y tu certera pluma.
    Gracias!!!.
    Johnny Aguilera Carbonell.
    Toronto City, Canada.

  • Joao Cannamaré dijo:

    Amaury, muchisimas felicidades por tu programa, que sigas adelante, no solo eres tremendo artista sino que eres tremendo revolucionario enseñando a nuestra prensa (que lamentablemente es casi un apendice de Miami) que programas como el suyo son mil y una veces mejor que los CSI, Dr. Houses, Medicos Forenses y todos los enlatados que nos mandan desde el norte.
    Por eso te queremos amaury, ayer, hoy y siempre
    Que otros sigan tu ejemplo

  • Edgar dijo:

    Amaury: Muy bueno el programa. Sería muy atinado que la TV lo repitiera en alguno de los horarios del resto de la semana para quien no pueda disfrutarlo, en ese espacio, tenga la opción de compartir con excelentes figuras de nuestro país y del mundo, en definitiva repiten tantos que no son atractivos que éste valdría la pena, al decir de Calviño.

  • Alain-Fer dijo:

    Amaury, todo muy bien, como siempre, PERO, realmente esperaba algo más ke entrevistas a esas grandes personalidades, ke por favor, creo ke es algo muy válido y muy bien hecho, ok??
    Hay ke idear un programa para la gente común y corriente, los ke no somos tan intelectuales, ni famosos ni artistas. Se ke es difícil pero si a alguien la gente confiaría un programa de ese tipo sería a tí.
    Saludos, y suerte.

  • Amaury dijo:

    Alain-Fer:
    Gracias por tu sugerencia. Cuando me aprobaron el proyecto era con los artistas e intelectuales, sinceramente por mis propias deficiencias y lagunas es muy probable que no pueda asumir una responsabilidad tan alta como la de entrevistar a esos que tu generosamente llamas “gente común y corriente¿ tú crees que los artistas e intelectuales no lo son? te puedo asegurar que sí y mucho sobre todo hablo en mi nombre. Un abrazo.

  • eduardo dijo:

    dice paquita “con tres que se quieran…”, me sumo y ya somos cuatro, a la vez que presumo la adhesión de millones. Y si con dos que se quieran basta, dígame usted con todo un pueblo.
    Siento mucho orgullo de los artistas e intelectuales cubanos, entre ellos amaury, que se han mantenido empujando un país, el nuestro, como gente común y corriente.
    Me gustó el primer programa y seguiré los demás; amaury aprendió muy bien de consuelito, lo trae en la sangre.

  • MARIALINA GRAU dijo:

    GRACIAS AMAURY POR APARECER EN UN MOMENTO EN QUE TANTA FALTA HACE UN PROGRAMA INTELIGENTE Y AGRADABLE, TE LO HABRAN DICHO MUCHO…DE CASTA LE VIENE AL GALGO…ERES UN BUEN CONDUCTOR…NATURAL, FLUIDO, DESENFADADO…SABES LO QUE QUIERES Y SABES SACARLE AL ENTREVISTADO ESO…EN FIN…SOMOS MUCHOS LOS QUE TE QUEREMOS, SUERTE AMIGO, QUE SE VE QUE ESTAS HACIENDO UN TRABAJO SERIO DE PREPARACION Y ESO ES MUY PROFESIONAL…UN ABRAZO MARIALINA

  • Ernesto dijo:

    Gracias Amaury ,por ese programa aunque no estoy en el Caiman se que saliendo de ti tiene calidad ,es lo que hace falta en nuestra TV a veces faltan recursos pero el talento esta hay no tengamos miedo seamos originales,valientes como tu .Exitos y que dios te Bendiga !!

  • Mairene Nuñez dijo:

    Amaury,

    Felicidades por crear y regalar un programa de lujo, es atractivo desde la propia presentación. Sé que de tus manos y pensamiento salen cosas finas, inteligentes y elegantes. Me parece excelente la concepción de entrevistar a personalidades como esas, es una forma de acercarnos a su cubanía y a su obra. Gracias y tí y al colectivo por ofrecer esas animadas y cubanísimas entrevistas. Un saludo, Mairene

  • j manuel dijo:

    Es sano, justo y necesario reconocer las buenas ideas y mucho mas cuando ellas se traducen en buenas acciones y en esencia es eso lo que me propongo. Considero que el programa ” Con dos que se ……” cumple cabalmente con las exigencias de los televidentes y por sobre todas las cosas, evidencia que ya estamos en condiciones de garantizar propuestas televisivas de mayor nivel realizativo, profesionalidad y a tono con los gustos y preferencias de los cubanos, que es bastante suigéneris pues hemos aprendido a evaluar y dar criterios, en ocasiones un tanto audaces por no ser especialistas, pero ha sido tanta la influencoia del objetivo formador de la política del estado en lo general y de la t.v en lo particular, que nos resistimos a no opinar con conocimiento de causas.
    Es, a mi juicio su mayor mérito, que demuestra que se pueden lograr programas de muy buena factura, instructivos, serios, congruentes con nuestros gustos y preferencias, generadores de distracción sana y no contaminada.
    Con agradome he percatado de lo correctamente aplicadas las técnicas de entrevistas que se ajustan a los niveles profesionales de cada entrevistado sin poder encontrar diferencias entre uno y otro, ahí radica el mérito del conductor, sin lugar a dudas hábil, seguro, conocedor del objetivo y como llegar a él y oportuno para que respuestas no acordes totalmente al contenido de las interrogantes u actitudes del entrevistado, en ocasiones involuntarias o inconcientes se perciban por neutralizarse a tiempo.
    Es un gran reto pues no pueden esperarse las mismas respuestas, refiriéndome a su forma de expresión y no al contenido, en una estrella como la Fornés, en un trovador humorista como Virulo, o en un Escritor de renombre y premio nacional de Literatura, se logra una armonía orgánica que es producto de la maestría en la conducción y del colectivo que seguramente traza las estrategias.
    Destaco las preguntas finales del programa, tan necesarias en estos tiempos, las que tiene que ver con el concepto individual de cubanía por lo dosificadas y en ningún momento forzadas a respuestas obligadas o estereotipadas y que tanto daños nos han hecho para poder conocer verdaderamente la autenticidad de lo expresado sobre lo que cada cual siente. He observado que son las que mas “conmueven” a los entrevistados, se desarma cualquier guión preestablecido para responderla, se aprecia que les salen del alma, donde fracasa cualquier recurso para ordenar los sentimientos que nutren las ideas.
    Reconozco también la profesioalidad demostrada por el equipo de realización, y si en algún momento han faltado detalles nada de lo que logran es eclipsado, resulta que en muchas ocasiones las imprecisiones solo demuestran que el trabajo lo realizan seres humanos y lejos de empañar intensifican su brillo.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también