Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cita con los cubanos

| 14

Presentación del disco "Segunda Cita" de Silvio Rodríguez, Casa de las Américas, 26 de marzo de 2010. Foto: Kaloian

En su último disco, el trovador paradigmático que es Silvio Rodríguez, ha convocado a lo que llama una segunda cita. La anterior había sido “con ángeles”. A ella, concurrían los que habían sido algunos de los visibles ángeles entre nosotros los humanos: Giordano Bruno, el hereje condenado por liberar la mente del hombre contra la interesada mentira establecida; Federico, el poeta asesinado por el fascismo y los prejuicios; José Martí, caído luchando con “los pobres de la tierra”; los centenares de miles de masacrados en Hiroshima, cuando una superpotencia quiso aclarar quien era el país poderoso a quienes todos deberían subordinarse; el odio racista que asesina a los que demandan justicia e igualdad, como el reverendo Martín Luther King; el fanatismo que se resuelve en terror como en los dos terribles 11 de septiembre: con la muerte de Salvador Allende, que quiso mejorar pacíficamente la vida de los chilenos, o el criminal derrumbe de las torres gemelas niuyorquinas.

Si ahí llegaban los citados “ángeles” que nos pedían ser “un tilín mejores”, pero que sólo podían contemplar las tragedias, en esta Segunda cita, creo que Silvio nos convoca y se nos une a todos, a los cubanos que hemos opinado al reclamo del presidente Raúl Castro, sobre las posibles soluciones a los agudos problemas que el pueblo ha sufrido e identificado.

Esta segunda no es una cita ideal, con “ángeles” que ya no pueden hacer nada, necesaria pero exclusivamente ética, es una nueva cita con la historia, que quiere repercutir en la vida cotidiana, en la vida real de los cubanos.

Todo parece indicar que regresa el Silvio que quiso “dejar la casa y el sillón” en los tiempos heroicos del Che o que enfrentó a los burócratas de la cultura en “Debo partirme en dos”. Es el mismo Silvio, en efecto: los que han cambiado son los tiempos y con ellos las circunstancias.

Pero, además, este disco aparece en medio de una feroz campaña mediática desatada contra la Revolución Cubana a raíz de la muerte por huelga de hambre, del recluso Orlando Zapata Tamayo.

Silvio Rodríguez, que es a veces un extraordinario poeta coloquial de una canción que puede hacerse directamente comunicativa, también es capaz de soslayar, metaforizar, sugerir a través del vasto manejo de un idioma que ha enseñado a servirle.

El disco aparece en un instante de intenso río revuelto por el enfrentamiento entre la Cuba revolucionaria y sus enemigos, y en ese río revuelto, los permanentes adversarios de las ideas que la Nueva Trova cubana ha defendido, quieren pescar, y enganchar en un anzuelo fraudulento lo mismo a Pablo Milanés que a Silvio Rodríguez.

El exiliado cubano Hernández Busto, que ha reclamado la intervención militar norteamericana en Cuba, ha dicho que sólo su prestigio evita a Pablo ser encarcelado y él, claro, evade considerar aquella reflexión de Pablo sobre la Cuba que desea: “Con los Castro, pero con cambios”.

La prensa oficial española obvia o minimiza opiniones centrales de ambos trovadores para contraponerle los deseos de cambios esenciales en el país que ambos tienen, muy generalmente presentados sin que de esa presentación se pueda colegir la verdadera posición de los dos trovadores que, de pronto, parecen identificarse con los detractores de la Revolución.

En la presentación de Segunda cita, Silvio subrayó la incapacidad que han tenido las reseñas que han aparecido sobre el disco, para comprender y valorar las ideas que el fonograma pone en juego.

El disco ha  aparecido en Argentina y en España, pero su autor dice que esta obra está hondamente ceñida a nuestra realidad y sus críticos extranjeros, no conocen Cuba lo suficiente como para entender lo que Segunda cita está diciendo.

Tengo muy poco espacio para abundar, pero aquí va un ejemplo típico: el diario madrileño El País, enfatiza estos versos de la canción que da título al disco. Los versos de “Segunda cita”,  dicen:

Quisiera ir al punto naciente

de aquella ofensiva

que hundió con un cuño impotente

toda iniciativa.

Y pareciera que la “ofensiva” es la Revolución misma.

Pero los que hemos vivido los tremendos años de la Revolución y conocemos cómo piensa Silvio, sabemos que el trovador no alude a la Revolución de 1959, sino a la Ofensiva de marzo de 1968, que liquidó toda la actividad económica no estatal, las empresas medianas y pequeñas y hasta el puro trabajo individual privado, e introdujo males que no conocíamos después de siete años de socialismo, y que no hemos conseguido superar desde entonces: la mentalidad de esperarlo todo del estado, porque el estado lo tenía todo y cualquier iniciativa al margen de él, era ilegal: es a partir de ahí que se hunden las iniciativas y aparece la pasiva “mentalidad de pichón”, que Lázaro Barredo zahería y condenaba en una reciente edición de Granma; el eufemístico “desvío de recursos”, que generó la inevitable costumbre de procurarse las cosas allí donde únicamente estaban: en los nutridos e incontrolados almacenes del estado; y, finalmente, aunque la economía no lo necesitara y aun lo sufriera, el estado tuvo que dar empleo a todos los que había dejado sin modo de vivir. Esto es: produciendo menos y gastando más.

Enfrentar esos viejos errores, es el sentido de lo que Silvio llama “refundar la Revolución” o “volver a hacer el viaje a la semilla de José Martí”. Reconocer dónde nos equivocamos y hacer una segunda cita con la historia para obtener todo lo que se nos perdió: desde el auténtico desarrollo de la Revolución, hasta “el pasado de cierta muchacha que andaba de noche El Vedado, liviana y borracha”.

Esta es la perspectiva de Segunda cita, que va a tener que enfrentar enemigos de muy diversos pelajes: de un lado, los contrarrevolucionarios que no quieren refundar la Revolución sino acabar con ella, y que darían lo que no tienen por sumarse las voces de Pablo Milanés y Silvio Rodríguez; del otro, una burocracia temerosa o satisfecha que no quiere el más mínimo cambio para que todo siga igual, y si al fin ellos mismos destruyen la Revolución, que sea para convertirse en “la nueva clase”, dominante y burguesa, como ha ocurrido en otras partes.

No sé si Silvio estará de acuerdo conmigo, pero Segunda cita es un manifiesto, y esa es la convocatoria a la que debemos concurrir: a la del cambio revolucionario.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • kaloian dijo:

    Grande profesor!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Richard dijo:

    100 % de acuerdo con usted , algo confundido por las declaraciones de Pablo , las de Silvio me quedaron claras , por eso lo amo , y vivo en USA y cada dia como el’ creo mas en la revolucion ( con todos sus problemas ) que en los contrarevolucionarios de aui y los que les hacen el juego alla$ , grasias , deveras las declaraciones de Pablo me deprimieron mucho , y mas por que la hace no en Cuba si no en Espana , talves algun dia usted las explique . un saludo y pa’lante ..

  • Escaramujo dijo:

    Viva Silvio Carajo!!!!!!!!!!!

  • celio dijo:

    No he podido escuchar el disco pero gracias a cubadebate leí detenidamente cada canción y me sumo (con menos agudeza, claro) a los comentarios de nuestro Guillermo Rodríguez Rivera.
    Gracias a Silvio por volver canciones nuestros argumentos de lucha cotidiana frente a las amenazas de Goliat y el amor a Cuba (la ocupación por los dolores que le aquejan y el orgullo de pertenecerle como hijos). Ninguna coyuntura mejor para que diera su luz este manojo de canciones imprescindible ya.

  • Jose Luis dijo:

    No creo que Silvio necesiten que escriban por el,ni creo que se equivoco cuando dijo que el pais mas que revolucion,necesita evolucion.La logica indica que si el modelo economico no ha funcionado por medio siglo algo necesita cambiarse.Si un pais agricola necesita comprar en el exterior el 80% de sus alimentos.Evidentemente hay algo que no esta bien..No creo que lo publiquen,por que al censor le puede parecer sdemasiado critico

  • urra dijo:

    Que lindo! La opinión fundamentada es pie para la necesaria construcción de los sueños compartidos, para su fertilización.

  • manologlez dijo:

    ME PUEDEN DECIR DONDE COMPRAR SEGUNDA CITA.SI FUERA EN M.N.
    SI TODO ESTO ES SOLO PARA LA GENTE QUE TENGAN INTERNET O INFOMED.ESTOY PERDÍO.
    COMO LA CONTROVERSIA NO SE PUBLICA EN LOS CANALES PUBLICOS.
    PORQUE EL PROLEMA NO ES REFUNDAR LA REVOLUCION,NI EL QUITAR LA R.
    PARA DECIR EVOLUCION.
    AQUI NO HAY MONCADAS QUE ASALTAR,NI GRANMAS QUE NAVEGAR,AQUI NO HACEN FALTA CABALLOS DE TROYA.AQUI HAY JUSTICIA SOCIAL.
    AQUI LO QUE HACEN FALTA GENTES QUE AYUDEN A DESESTANCAR NUESTRA ECONOMIA.AQUI LO QUE HACE FALTA SON MAS INDIOS Y MENOS CACIQUES.
    AQUI LO QUE HACE FALTA SON menos matriculas carmelitas y azules.DE VEHICULOS.PARA MI AQUI ES DONDE ESTA EL PROBLEMA.
    QUE MIREN AL LADO Y PIENSEN SI SON DE LOS QUE SOBRAN EN UN MILLON DEL QUE HABLO EL GENERAL DE EJERCITO.

  • Juan Carlos de Chile dijo:

    Jose Luis:

    Permiteme discrepar contigo en forma muy deferente y con respeto.

    Pienso q son los cubanos los llamados a resolver sus problemas (no se si eres cubano y si estas o vives en Cuba) si eres cubano y vives en Cuba ok tu tienes mas autoridad q yo para opinar. pero creo que los problemas de Cuba son demaciado grandes para analizarlos en forma simplista y superflúa.

    Comparto con Raul Castro cuando dice q si las contradicciones son antagonicas de las realidades en cuestion o entre los que conversan entonces no hay nada que hacer y pareciera ser que en Cuba no es el caso.

    Creo q la cuetión de Cuba es decir su desarrollo económico depende en gran medida de las restricciones q le impone el bloqueo del cual tu debes saber mucho mas q yo,….como poder desarrollar una industria basada en tecnologia norteamericana si a esta se le priva de todo durante 50 años…es como tener elefantes blancos en medio del decierto….como desarrollar la industria posterior basada en tecnologia sovietica si esta se derrumbó despues de los años 90…como y donde comprar o vender productos en mercados cercanos si les tienen prohibido si no puden usar dolares para comprar.

    En chile cuando salio el heroico S. Allende los americanos nos bloquearon sólo dos miserables años tan solo en una misera parte en relacion como lo hacen con Cuba durante 50 años….creo q hay q tener dos dedos de frente para darse cuenta que son “dos”.

    La perfeccion del socialismo se hace caminando pq nadie conoce como se hace… solo los cubanos y ese es su garan mérito…y a pesar de eso tienen grandes logros q mostrar…a pesar de sus penurias, sacrificios y chantajes a q han sido sometido. Yo soy un hombre de izquierda y creemos q hay mucho que hacer y solo podemos darles nuestra solidaridad.

    Creo q para analizar un sistema hay que aislarlo y eliminar los factores externos para q se desarrolle….entonces dejmos a Cuba en paz para q resuelva sus problemas y ayudemos para q los resuelva.

    Creo tambien q dentro de Cuba hay gente paternalista, gente q se aprovecha y hace el minimo esfuerzo y sin embargo come, tiene salud, tiene educacion….y no saben q significa ese logro….y ese tipo de personas “aprovechadoras” hay en todos lados.

    Este es mi humilde aporte estimado Jose Luis…te propongo que me escribas a mi correo j_carlos_primero@yahoo.es….alvez no tengo elementos de jucio como tu los tienes para tu analisis…me gustaria me los hagas saber, te lo agradeceré.

    Con afecto….Juan Carlos Lopez

    ADELANTE CUBA…..NO ESTAN SOLOS

  • donsimon dijo:

    Es necesario que exista una auto critica profunda en la revolucion.Creo que la revolucion debe evolucionar. No estoy hablando de tirar la toalla y decirle a los gringos, vengan esta es tu nueva colonia.No nunca.Me refiero al hecho de que es necesario de que en la autocritica se saquen a relucir las politicas que no han trabajado, entre estas la politica agricola.Veo con validez el argumento del companero Jose Luis. Se sabe bien que Cuba compra grandes cantidades de comida al exterior. Todo esto en un pais que es practicamente un paraiso botanico flotando en el mar.Sus regiones calidas y semitempladas son un territorio ideal para que se planten una cantidad enorme de diderentes productos agricolas.Que ha sucedido? Que ha hecho que Cuba sea cada dia mas dependiente de la importacion de bienes agricolas? ( Esto teniendo en cuenta la desvastacion causada por las dos ultimas grandes tormentas, durante la ultima decada). Son mas de cinco decadas de planeacion continua, en donde el sistema agricola ya debiese ser auto suficiente.Pero es claro que no lo es.Creo que existen dos grandes factores de gran repercusion, primero la distribucion, y segundo la corrupcion, la primera muy dificil de controlar y hacer eficiente en un sistema socialista, la segunda es endemica por que es parte de la condicion humana. Existem otra multitud de factores relacionados con este problema, es necesario hacer un examen honesto y profundo de estos topicos de importancia vital para la revolucion.

  • Jorge L. Guerrero dijo:

    Mi estimadisimo Juan Carlos, hermano CHILENO, VIVA CHILE,hermano de causa, EXACTAMENTE es asi, tienes la razon 100%, en lo que dices, el BLOQUEO, ESE ASESINO BLOQUEO, es el culpable de nuestro problema economico, ese maldito BLOQUEO, nos parte la vida, claro esta cuando, nuestra desaparecida madre, la entrañable e inolvidable U.R.S,S, nos surtia hasta las medias que nos poniamos, el maldito BLOQUEO,no se hacia sentir como hoy,la gloria que se vivio, la abundancia que se vivio, en los setentas y ochentas fue fenomenal, en los puestos de ventas, de vegetales y hortalizas, hermano le cuento que en cantidades industriales, se echaban a perder productos del agro, que iban a las cochiqueras, para alimentar a los cerdos, papas, tomates, pepino, zanahorias, col{repollo}, la disponivilidad de comida era gigantesca, pizerias, pio-pio, dulcerias panaderias, comidas enlatadas, mi estimado chileno la lista seria interminable algo asi como de CUBA a CHILE, esa es la razon de los problemas cubano, el BLOQUEO, ABAJO EL BLOQUEO, VIVA EL SOCIALISMO.

  • Raymond Muller dijo:

    Ayer colgué el comentario que repito a continuación. Sin embargo hoy no aparece más, ha sido borrado.
    ?Por qué motivo?

    Favor agradecer a Guillermo por su análisis, y saludarlo de mi parte.
    Comparto sus argumentos relativos a la interpretación que debe hacerse de la conferencia de prensa que Silvio Rodriguez dió el pasado día 27/3 por la salida de su nuevo disco. Hace rato que se habla de cambios necesarios, estructurales y otros, para mejorar el presente y el futuro de la sociedad socialista cubana. Me acuerdo como si fuera ayer de la condena de la burocratia que Fidel hizó un 28 de septiembre de 1964 en la Plaza de la Revolución de La Habana, pero también de la Ofensiva Revolucionaria de marzo del 68 que debía permitir la conversión de la sociedad cubana en una sociedad comunista, pero sin embargo “ liquidó toda la actividad económica no estatal, las empresas medianas y pequeñas y hasta el puro trabajo individual privado, e introdujo males que no conocíamos después de siete años de socialismo…”. Luego de 42 años, anoche en la clausura del 9no Congreso de la UJC, el presidente Raúl Castro llama a terminar con esto afirmando: “La Revolución no dejará a nadie desamparado, (…), pero no se trata de que el Estado se encargue de ubicar a cada uno tras varias ofertas laborales. Los primeros interesados en encontrar un trabajo socialmente útil deben ser los propios ciudadanos ..”. Una manera de reconocer que a la sociedad cubana le vendría bien, con las adaptaciones necesarias, de re-encontrarse con las estructuras económicas que existian en los primeros años de la Revolución?

  • dante1985 dijo:

    Muy bueno el articulo, cambios tiene que haber ya. Pero si es una revolucion dentro de la revolucion, mejor todavia. Solo pido a nuestros dirijentes que si esta estrategia no funcionara, por favor no se aferren y dejen que los mas jovenes comunistas o no, decidan.

    Mis mas sinceros deseos es que se reforme en lo mas profundo la revolucion, porque esta es la unica manera de que sobreviva. Yo en particular creo que la revolucion tiene muchas manchas, pero tambien tiene grandes luces, y eso nadie lo puede negar, ojala las lucens empiecen a crecer y devoren las manchas y que los que piensen distinto(siempre y cuando no sean financiados) tambien quepan en esta nueva revolucion.
    Para mi revolucion es mas que comunismo o capitalismo, es humanidad eso es lo importante.

    Que importa si es socialismo, capitalismo social,ect. Lo importante es que se haga por TODO el pueblo sin distincion ideologica.
    Eso es revolucion, CAMBIAR LO QUE DEBE SER CAMBIADO, y la revolucion actual debe cambiarse por otra revolucion dentro de ella misma.

  • Johanna Jolá dijo:

    Mi admirado Silvio… He leído la polémica que se ha desatado con Alberto Montaner… Al leer las palabras de Silvio no puedo sentir otra cosa que no sea orgullo genuino… ERES GRANDE SILVIO RODRIGUEZ !!!!… ERES MUUUUUUUUYYYYY GRANDE !!!!!!! Desde muy niña he vivido encantada con tu obra, te buscaba entre conciertos, corría a verte en aquellas reuniones familiares donde coincidiste casualmente una que otra vez y donde una niña puede resultar desconocida e insignificante… Hoy que soy una mujer, te admiro por tu temple, por tu agalla, por no ser de los que se venden, por ser consecuente en tu palabra y en tu acción… Si de casualidad lees estás líneas, recibe el cariño sincero de una cubana que te admira y te sigue, a través de los tiempos…

  • Belcross dijo:

    Editor, este no es el artículo completo.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guillermo Rodríguez Rivera

Guillermo Rodríguez Rivera

Escritor cubano nacido en 1943. Su producción incluye poesía, novelas como “El cuarto círculo” (1976, en coautoría con Luis Rogelio Nogueras) y ensayos como “Por el camino de la mar. Los cubanos” (2005).

Vea también