Imprimir
Inicio » Opinión  »

Una nueva rabieta de Frank Calzón

| +

El reciente encuentro  del Ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos, con Adriana Pérez y Olga Salanueva, esposas de Gerardo Hernández Nordelo y René González Sehweret, respectivamente, dos de los Cinco Héroes cubanos detenidos injustamente en cáceles norteamericanas, despertó un enardecido acto de histeria por parte de Frank Calzón, connotado espía de al servicio de la CIA y enemigo acérrimo de la Revolución Cubana.

En una carta dirigida al presidente del Consejo de Ministros de España, José Luis Rodríguez Zapatero, Frank  Calzón y su Center for a Free Cuba, arremetieron contra la promesa del Canciller español por interesarse en el caso de estas cubanas, quienes se ven injustamente impedidas de visitar a sus esposos en Estados Unidos.

Bajo el manido argumento de que nuestros hermanos se encontraban realizando labores de espionaje en EE UU, Calzón cuestionó el legítimo derecho de Cuba a defenderse de las agresiones terroristas que gente como él traman contra la Isla desde el vecino cómplice del Norte. En realidad, su rabieta tiene como trasfondo el reciente acercamiento de España hacia Cuba y el papel que la misma pueda desempeñar por mejorar las relaciones entre la Unión Europea y el gobierno cubano, a partir de su próximo ascenso a la presidencia de la UE en el 2010. Morantinos  expresó el interés de España de derogar dentro de la Unión Europea la Posición Común asumida por ésta en 1996, la que es en realidad un sucio chantaje a Cuba puesto que condiciona la ayuda europea a supuestos avances en materia democrática y derechos humanos.

Junto a Calzón y su Center for Free Cuba, indudablemente instigados por ellos bajo la promesa de recibir más ayuda a su labor quinta columnista, un grupo de contrarrevolucionarios internos envió otra carta acusando al canciller español de ser complaciente con el gobierno de Cuba durante su pasada visita entre el 18 y el 19 de octubre de 2009.

FRANK CALZON, UN SERVIDOR DE LA CIA.

Este enemigo de Cuba, nació en la Isla en 1947, emigrando luego del triunfo revolucionario de 1959 a los Estados Unidos cuando tenía 13 años de edad. Realizó estudios en la Universidad de  Georgetown, donde fue reclutado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Bajo la orientación de sus oficiales se unió a las organizaciones terroristas Alpha-66 y Abdala, participando en hechos extremistas contra el pueblo cubano.

En la década de los 70, Frank Calzón se vinculó  a la Human Rigths Orcanization, una pantalla de la CIA que dirigió junto a Elena Mederos, Siro del Castillo y Humberto Medrano, especialistas en campañas de difamación y guerra ideológica contra Cuba.

Por esos años, demostró su intolerancia y alineamiento con terrorismo dentro de las filas de un supuesto grupúsculo de intelectuales conocido como Comité de Intelectuales por la Libertad de Cuba.

Su alianza con la ultraderecha norteamericana y con el extremismo anticubano, lo llevó a fundar, junto a Jorge Mas Canosa y otros connotados terroristas, la Fundación Nacional Cubano Americana en 1981. Experto en difamar  y tejer oscuros vínculos, fue uno de los más fervorosos adalides de las labores de lobby dentro del Congreso de EE UU, desde su cargo de Secretario Ejecutivo de la FNCA. Fue uno de los cerebros de las leyes anticubanas Torricelli  y Helms Burton, así como de la creación de Radio y TV Martí.

Unidos a otros terroristas como Huber Matos y varios traidorcillos que una vez sirvieron en las FAR de Cuba, se dedicó a labores encaminadas al deterioro de la imagen de esta institución y a socavar la unidad de sus filas. Otra de sus tareas ha sido el espionaje contra Cuba, para la cual ha usado a personas como David Norman y Robert Kent.

Ambicioso redomado y sediento de protagonismo, abandonó la FNCA en 1987, buscando nuevos derroteros en la  Freedom House, ducha en desinformar desde 1941 y crear entarimados de mentiras, acusando a varias naciones de supuestas violaciones de los derechos humanos, satanizándolas con sucias difamaciones. Su rol descollante dentro de la mafia comenzó a brillar entre 1995 y 1997, cuando asumió la jefatura del Programa de Cuba de Freedom House, período en que se destacó por financiar descaradamente a la contrarrevolución interna dentro de Cuba. Baste destacar que ha recibido de la CIA y su pantalla la USAID varios millones de dólares para realizar estos indecentes propósitos desestabilizadores.

Aún se le recuerda maniobrando dentro de la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra tratando de satanizar a Cuba y endilgarle una condena por supuestas violaciones de los derechos humanos.

Este estafador y corrupto detractor de Cuba se ha visto en varias oportunidades involucrado en el desvío de fondos para la contrarrevolución interna, tal como ocurrió en el 2006, luego de una investigación promovida por la USAID y el General Accountability Office.

George W. Bush, ex presidente de los Estados Unidos, premió la labor de zapa de Calzón con un puesto en su administración para encargarse de varios asuntos intergubernamentales  entiéndase maniobras sucias y otros oscuros trabajos, dentro de la Casa Blanca.

Junto a jurados enemigos de Cuba como Jef  Bush, Lincoln Díaz Balart, Dan  W. Fisk,  Porter Goss, Otto Reich,  Ileana Ros- Lehtinen y otros, integró un grupo encargado de planificar los cambios post Castro en Cuba, agrupados en el  Comité para la Transición en Cuba.

EL CENTRO PARA UNA CUBA LIBRE.

Fue creado en 1997 como una sub entidad de la USAID para llevar a cabo labores de subversión interna dentro de Cuba, siendo la nueva cara oculta de la CIA para la promoción de grupúsculos encargados de minar el orden constitucional en la Isla. Con un presupuesto millonario, del que no se han podido esclarecer todas sus oscuras fuentes de financiamiento, cuenta con un reducido grupo especializado en guerra de desinformación y  en búsqueda de fondos para enriquecerse. No es secreto que el Center for Free Cuba ha disfrutado ampliamente de parte de los 45 millones de dólares que la USAID y otras agencias norteamericanas desembolsaron en 2008 para financiar la actividad contra Cuba.

Vinculado estrechamente con otras organizaciones y ONG que sirven a la CIA, Frank Calzón mantiene estrechos vínculos con los representantes de origen cubano en el Congreso y con los principales cabecillas terroristas de Miami.

El Centro para una Cuba Libre  mantiene estrechos vínculos también con gobiernos europeos que sirven o han servido a Estados Unidos en su guerra ideológica contra Cuba, como son los casos de Polonia, República Checa, Noruega, Suecia y Hungría.

Baste conocer a algunos de los integrantes de la Junta de Directores del Center for Free Cuba en algún momento, para descubrir su carácter contrarrevolucionario y anti cubano:   Manuel J. Cutillas, Modesto Maidique, Otto J. Reich, Carlos Saladrigas.

Su forma peculiar de actuación recuerda la actividad de otras organizaciones subversivas desplegadas contra los países del desaparecido campo socialista europeo y contra Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Ecuador en la actualidad, basadas fundamentalmente en orquestar campañas desestabilizadoras, empleo de la desinformación a nivel nacional e internacional, búsqueda de alianzas en el exterior, bombardeo ideológico y alteración del orden institucional por diferentes vías.

Sin lugar a dudas, este engendro anticubano y su mafioso jefe han vuelto a equivocarse. El justo reclamo mundial a que Olga Salanueva y Adriana Pérez puedan visitar sin restricciones a sus esposos no puede ser cuestionado. Tampoco, por supuesto, puede ser enjuiciada la liberación de nuestros Cinco Héroes  injustamente encarcelados y sentenciados por la propia mafia y los propios intereses que representan Frank Calzón y su Centro para una Cuba Libre.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Percy Alvarado

Percy Alvarado

Periodista guatemalteco radicado en Cuba. Autor del libro testimonial "Confesiones de Fraile"

Vea también