Imprimir
Inicio » Opinión  »

Los crímenes del imperio

| +

CounterPunch
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Si uno atrapa a la CIA con las manos en la masa y la Agencia admite lo obvio – lo que uno ve claramente – que sus manos ciertamente están en la masa, significa una de dos cosas:

  1. Que las manos de la CIA están en la masa en varios otros casos al mismo tiempo, de los que uno no sabe y que espera que al confesar un caso, puede mantener encubiertos los otros;
  2. Que sus manos no están realmente en la masa – es una ilusión para distraerte – pero quiere que lo creas.

Ha habido numerosas noticias en los últimos meses sobre programas secretos de la CIA, ocultos al Congreso, inspirados por el ex vicepresidente Dick Cheney, activos desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, que involucran asesinatos de agentes de al-Qaeda y otros no-creyentes-en-el-imperio en el extranjero sin conocimiento de sus gobiernos. La Agencia admite que ha existido algún tipo de programa, pero insiste en que fue cancelado; y si se trataba de un programa de asesinatos fue cancelado antes de que alguien fuera realmente asesinado. Otro informe dice que los militares de EE.UU., no la CIA, pusieron en operación el plan – ¿o fue un plan diferente? – realizando varios asesinatos, incluido uno en Kenia que resultó ser un grave embarazo y que ayudó a llevar a la eliminación del programa. (The Guardian, 13 de julio de 2009.)

Puede que todo esto sea confuso para los que siguen las noticias. Y bastante irrelevante. Ya sabemos que EE.UU. ha estado asesinando a no-creyentes, o a presuntos no-creyentes, con regularidad e impunidad en los últimos años, utilizando aviones no tripulados (drones), disparando misiles, en Yemen, Afganistán, Pakistán, y Somalia, cuando no en otros sitios. (Han producido incluso más víctimas entre los que estaban casualmente en la misma casa, coche, fiesta de matrimonio, o funeral que el no-creyente.) Esos asesinatos aparentemente no satisfacen las condiciones para ser “asesinatos”, porque alguien que mata “terroristas” desde 600 metros de distancia es moral y legalmente superior al que lo hace desde 60 centímetros.

Pero sea cual sea la verdadera historia tras la actual ola de especulaciones, no debiéramos caer en la práctica mediática de implicar en todo momento que los intentos de asesinatos múltiples o rutinarios de la CIA debieran ser algo chocante o por lo menos muy poco usual.

He compilado una lista de intentos de asesinatos de la CIA, exitosos y fracasados, contra destacadas personalidades políticas extranjeras, desde 1949 hasta 2003 que, dependiendo de cómo uno los cuente, pueden llegar a cientos (sólo los intentos contra Fidel Castro ascienden a 634 según los servicios de inteligencia cubanos) (2); la lista puede ser actualizada agregando a los supuestos dirigentes de al-Qaeda de entre las víctimas de ataques con drones de los últimos años. El asesinato y la tortura son las dos cosas que les gusta menos admitir a los gobiernos, y que hacen todo lo posible por encubrir. Por lo tanto es raro que se encuentre un documento o declaración concreta de un gobierno que mencione un plan particular para asesinar a alguien. Existe, sin embargo, una abundancia de evidencia circunstancial convincente con la que se puede trabajar. La siguiente lista no incluye varios asesinatos en varias partes del mundo realizados por cubanos anti-castristas empleados por la CIA y basados en EE.UU.

  • 1949 – Kim Koo, dirigente opositor coreano
  • Años cincuenta – lista de objetivos CIA/neonazi de más de 200 personalidades políticas en Alemania Occidental que debieran ser eliminados en caso de una invasión soviética.
  • Años cincuenta – Chou En-lai, primer ministro de China, varios ataques contra su vida.
  • Años cincuenta, 1962, – Sukarno, presidente de Indonesia
  • 1951 – Kim Il Sung, primer ministro de Corea del Norte
  • 1953 – Mohammed Mossadegh, primer ministro de Irán
  • Mediados de los años cincuenta – Claro M. Recto, dirigente opositor de Filipinas
  • 1955 – Jawaharlal Nehru, primer ministro de India
  • 1957 – Gamal Abdul Nasser, presidente de Egipto
  • 1959, 1963, 1969 – Norodom Sikanouk, rey de Camboya
  • 1960 – Brigadier general Abdul Karim Kassem, presidente de Iraq
  • Años cincuenta, setenta – José Figueres, presidente de Costa Rica, dos tentativas contra su vida
  • 1961 -Francois “Papa Doc” Duvalier, dictador de Haití
  • 1961 – Patrice Lumumba, primer ministro del Congo (Zaire)
  • 1961 – General Rafael Trujillo, dictador de la República Dominicana
  • 1963 – Ngo Ding Diem, presidente de Vietnam del Sur
  • Años sesenta, años setenta – Fidel Castro, presidente de Cuba, numerosas tentativas contra su vida
  • Años sesenta – Raúl Castro, alto dirigente del gobierno de Cuba
  • 1965 – Francisco Caamaño, dirigente de la oposición en la República Dominicana
  • 1965-1966 Charles de Gaulle, presidente de Francia
  • 1967 – Che Guevara, líder cubano
  • 1970 – Salvador Allende, presidente de Chile
  • 1970 – General René Schneider, comandante en jefe del ejército, Chile
  • Años setenta, 1981 – General Omar Torrijos, líder panameño
  • 1972 – General Manuel Noriega, jefe de la inteligencia panameña
  • 1975 – Mobutu Sese Seko, presidente de Zaire
  • 1976 – Michael Manley, primer ministro de Jamaica
  • 1980-1986 Muammar Qaddafi, líder de Libia, varias conspiraciones y atentados contra su vida
  • 1982 – Ayatolá Jomeini, líder de Irán
  • 1983 – General Ahmed Dlimi, comandante del ejército marroquí
  • 1983 – Miguel d’Escoto, ministro de exteriores de Nicaragua
  • 1984 – Los nueve comandantes del Directorio Nacional Sandinista
  • 1985 – Sheikh Mohammed Hussein Fadlallah, líder chií libanés (80 muertos en el atentado)
  • 1991 – Sadam Hussein, líder de Iraq
  • 1993 – Mohamed Farah Aideed, destacado dirigente de clan somalí
  • 1998, 2001-2 – Osama bin Laden, destacado militante islámico
  • 1999 – Slobodan Milosevic, presidente de Yugoslavia
  • 2002 – Gulbuddin Hekmatyar, dirigente islámico afgano y señor de la guerra
  • 2003 – Sadam Hussein y sus dos hijos

Para aquellos de vosotros que recolectáis listas sobre la espléndida política exterior de EE.UU. después de la Segunda Guerra Mundial, aquí van unos pocos casos más que, a falta de algo mejor que hacer, he enumerado: Intentos de derrocar más de 50 gobiernos extranjeros, en su mayoría democráticamente elegidos.

(* = derrocamiento exitoso de un gobierno.)

  1. Albania 1949-53
  2. Alemania Oriental – años cincuenta
  3. Irán 1953 *
  4. Guatemala 1954 *
  5. Costa Rica – mediados de los años cincuenta
  6. Siria 1956-7
  7. Egipto 1957
  8. Indonesia 1957-8
  9. Guayana Británica 1953-64 *
  10. Iraq 1963 *
  11. Vietnam del Norte 1945-73
  12. Camboya 1955-70 *
  13. Laos 1958-60 *
  14. Ecuador 1960-63 *
  15. Congo 1960 *
  16. Francia 1965
  17. Brasil 1962-64 *
  18. República Dominicana1963 *
  19. Cuba 1959 hasta hoy
  20. Bolivia 1964 *
  21. Indonesia 1965 *
  22. Ghana 1966 *
  23. Chile 1964-73 *
  24. Grecia 1967 *
  25. Costa Rica 1970-71
  26. Bolivia 1971 *
  27. Australia 1973-75 *
  28. Angola 1975, años ochenta
  29. Zaire 1975
  30. Portugal 1974-76 *
  31. Jamaica 1976-80 *
  32. Seychelles 1979-81
  33. Chad 1981-82 *
  34. Granada 1983 *
  35. Sud Yemen 1982-84
  36. Surinam 1982-84
  37. Fiji 1987 *
  38. Libia – años ochenta
  39. Nicaragua 1981-90 *
  40. Panamá 1989 *
  41. Bulgaria 1990 *
  42. Albania 1991 *
  43. Iraq 1991
  44. Afganistán – años ochenta*
  45. Somalia 1993
  46. Yugoslavia 1999
  47. Ecuador 2000 *
  48. Afganistán 2001 *
  49. Venezuela 2002 *
  50. Iraq 2003 *

Después de su discurso del 4 de Junio en el Cairo el presidente Obama recibió muchos elogios por mencionar el derrocamiento del primer ministro iraní Mohammed Mossadegh por la CIA en 1953. Pero en su discurso en Ghana del 11 de julio no mencionó el golpe de la CIA que derrocó al presidente ghanés Kwame Nkrumah en 1966, y se refirió a él sólo como “gigante” entre los líderes africanos. El golpe contra Mossadegh es una de las acciones clandestinas más conocidas de la CIA. Obama no se pudo permitir fácilmente no mencionarlo en un discurso en Oriente Próximo en el que trató de limar asperezas. Pero el derrocamiento de Nkrumah es uno de los casos menos conocidos; por cierto ni un solo informe impreso o transmitido en los medios dominantes estadounidenses se dio el lujo de mencionarlo cuando tuvo lugar el discurso del presidente. Como si nunca hubiera ocurrido.

Y la próxima vez que se diga que África no puede producir buenos dirigentes, gente comprometida con el bienestar de las masas de su pueblo, pensad en Nkrumah y su destino. Y pensad en Patrice Lumumba, derrocado en el Congo 1960-61, con ayuda de EE.UU.; Agostinho Neto de Angola, contra quien Washington hizo la guerra en los años setenta, imposibilitando que instituyera cambios progresistas; Samora Machel de Mozambique contra quien la CIA apoyó una contrarrevolución en el período de los años setenta y ochenta; y Nelson Mandela de Sudáfrica, (casado ahora con la viuda de Machel), quien pasó 28 años en prisión gracias a la CIA.

William Blum es autor de “Killing Hope: U.S. Military and CIA Interventions Since World War II,” “Rogue State: a guide to the World’s Only Super Power” y de “West-Bloc Dissident: a Cold War Political Memoir.”

Para contactos, escriba a: BBlum6@aol.com

http://www.counterpunch.org/blum08062009.html

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

William Blum

William Blum

Es el autor de “Killing Hope: U.S. Military and CIA Interventions Since World War II,” “Rogue State: a guide to the World’s Only Super Power,” y de “West-Bloc Dissident: a Cold War Political Memoir.” Para contactos escriba a: BBlum6@aol.com

Vea también