Imprimir
Inicio » Opinión  »

La protesta de Saramago

Por: Max Lesnik
En este artículo: Jose Saramago
| +

En la  república Bolivariana  de  Venezuela  habrá   de  nuevo  elecciones. El proceso  comicial  para  elegir  alcaldes  y  concejales municipales  en  toda  nación  está convocado para  el próximo 7  de  agosto,  es  decir  para  este domingo  que  viene. Pero  los opositores del  Presidente  Chávez están  pidiendo a  los electores  que no  concurran  a las  urnas,  a pesar  de  que  hay en el  país  cientos  de  observadores  internacionales que serán los observadores  de la  limpieza  del  proceso comicial.

Pretexto  para tal  actitud  anti democrática de  la  oposición:  Que el  resultado de las elecciones será burlado y el  proceso  amañado, porque  el  gobierno-aducen ellos-  tiene  el control  del máximo  Tribunal  Electoral  de  la nación y por lo  tanto participar en los  comicios  es  como “hacerle  el  juego  a  Chávez”  y legitimar de  nuevo  a la  revolución  Bolivariana, una Revolución   que  precisamente  está  en  el  poder  gracias  a la  voluntad  popular ratificada  en las  urnas  no  se sabe  ya   en  cuentas  elecciones. Porque si algo de original  tiene  el  régimen  chavista  es  que hace  tantas  elecciones como  petróleo tiene el  país.  Y gracias a   eso es que   la    desorganizada oposición  se  queda sin discurso   democrático  y  apela  ahora como único  y  único recurso, al  Golpe  de  Estado o  al magnicidio- a ese  hombre  hay  que  matarlo, dicen-,  mientras  que  Chávez  responde:  “De  nuevo  elecciones, porque  a  quien  no  quiere  caldo, tres  tazas”.

Y  no conformes  con  acusar  de  tramposo  al  gobierno  que  les  da  la  oportunidad  de  expresar su oposición  en  las  urnas,  ellos  por  su  parte  son  los  que  hacen  las  trampas  como  es  el  caso  que  denuncia  el  escritor  portugués  José   Saramago sobre la utilización  manipulada  de  una  de  sus  célebres novelas,  por  la  oposición  venezolana. Tomamos  de  la  pagina  electrónica  “Aporrea” y  reproducida  por  “La Jiribilla”  unas  declaraciones  que  acaba  de  hacer  el laureado  premio Nóbel   de  Literatura  José  Saramago. Dice  as  su  oportuna  denuncia:

“Me ha pirateado un libro en China, algún otro en Latinoamérica, pero hasta estos días nadie me había pirateado una idea. Ahora bien, la diferencia entre piratear un libro y piratear una idea es que en el primer caso no se hace nada más que copiarlo para venderlo más barato, mientras que piratear una idea es manipularla para forzarla a expresar lo contrario de lo que el autor pretendía.

“Ese timo ha sido la más reciente maniobra de la oposición en Venezuela al intentar difundir una falsa analogía entre el voto en blanco del que se habla en mi novela Ensayo sobre la lucidez y la abstención en las elecciones del 7 de agosto a la que está llamando a los ciudadanos venezolanos. La diferencia entre una cosa y otra es la misma que separa la inteligencia de la estupidez. Los hombres y las mujeres que en mi novela votaron en blanco lo hicieron como acto de protesta contra la degradación de la democracia, pero la oposición venezolana llama a la abstención precisamente cuando en Venezuela se está poniendo en pie una democracia con la participación directa del pueblo. No me extraña que no sean capaces de entenderlo si tampoco han sabido entender el libro que escribí. O quizá si lo saben y por tanto son conscientes del engaño que pretenden endosarle a los venezolanos. La sucia maniobra sólo merece mi desprecio. Espero que el pueblo venezolano igualmente la desprecie con su voto”.

Poco  nos  queda por  decir  a  nosotros. Solo  repetiremos  lo  que  dice Chávez. ¿No querían  elecciones?  Pues ahí  las  tienen. A quien  no  quiere  caldo, tres  tazas.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Max Lesnik

Max Lesnik

Periodista cubano residente en Miami. Es el director de un programa en Radio Miami.

Vea también