Imprimir
Inicio » Opinión  »

En EE.UU. hay más de 2 000 000 de presos: ¿a cuántos se les ha negado la visita de sus esposas?

| +

  Leonard Weinglass  

Selección de las respuestas en un foro en el que participó Leonard Weinglass, abogado de Antonio Guerrero, uno de los Cinco cubanos prisioneros en Estados Unidos. Weinglass participó, junto a familiares de los prisioneros cubanos, en un foro on line convocado este 12 de junio por el sitio www.antiterroristas.cu , con motivo del quinto aniversario del encarcelamiento los cinco combatientes contra el terrorismo.

1-¿Por qué el Gobierno cubano mantuvo el juicio de los Cinco en secreto?

En mi conocimiento, el gobierno cubano no mantuvo el juicio secreto, sino más bien fueron los medios de prensa de los Estados Unidos. Es inconcebible que el jucio más largo de los Estados Unidos en ese momento fue únicamente cubierto por los medios locales de Miami, en particular cuando un General e incluso un consejero de la Casa Blanca fueron llamados a testificar por la defensa. ¿En dónde se metieron los medios de prensa de los Estados Unidos durante seis meses? No sólo fue el juicio más largo sino fue un caso en el que se tocaban asuntos muy importantes de política extranjera y terrorismo internacional. Tiene que hacer la pregunta a los medios de prensa de los Estados Unidos, quienes se niegan todavía a cubrir un caso en el que hubo enormes violaciones a los derechos fundamentales e incluso violaciones de los derechos humanos de los prisioneros.
 
 
2-Los principales argumentos que se llevaron a la Corte de Apelaciones de Atlanta

Los principales argumentos son:

1. A los acusados se les negó un juicio justo ya que Miami fue la única jurisdicción en la que no podían recibir una consideración justa de su caso.
2. La conspiración para cometer espionaje no fue probada más allá de una duda razonable.
3. La conspiración para cometer asesinato por parte de Gerardo Hernández no fue probada más allá de una duda razonable (lo cual fue reconocido por el gobierno de los Estados Unidos), pero fue una acusación que no tenía precedente en la historia penal de los Estados Unidos ya que el derribo de los aviones contituyó un acto de soberanía de un estado que se encontraba protegiendo su soberanía, territorio y pueblo.
4. Las sentencias fueron excesivas y en violación de las pautas apropiadas.
5. Los procedimientos secretos invocados por el gobierno y la conducción del juicio fueron violaciones fundamentales de la Constitución de los Estados Unidos.
 

2-Similitudes y diferencias tiene esta causa con la famosa de los Ocho de Chicago, que consagró a Weinglass como uno de los abogados más reconocidos de EE.UU.
 
Existe una similitud evidente entre el juicio a los Ocho de Chicago y el de los Cinco cubanos: en ambos casos la rama ejecutiva del gobierno usó y abusó del sistema de justicia legal con fines políticos. En el juicio de Chicago, la administración Johnson investigó las alegaciones contra los ocho líderes de las manifestaciones y el Presidente terminó su mandato sin poder acusar a nadie. En cuanto Nixon asumió la presidencia, su administración acusó a los Ocho de Chicago tomando como base la misma evidencia que la administración Johnson había desechado por considerarla insuficiente. La historia recogerá para siempre que el caso tuvo motivaciones políticas y que no hubo evidencia de delito alguno.

Recientemente, el Departamento de Justicia acusó a tres cubanos con relación al derribo de dos avionetas en 1996. Como se informó en la prensa, esta acusación tuvo su origen en un encuentro que los políticos Cubano-Americanos tuvieron con el presidente en el asiento trasero de su limosina y también en una cena que habían tenido con el Fiscal General. La prensa citó a un "importante miembro del Congreso" quien dijo que "la acusación fue única y exclusivamente política". Si la nueva acusación tuvo un carácter tan obviamente político, ¿qué puede decirse de la acusación original?

Además, desde el mismo comienzo el caso recibió una atención especial e inusual en un proceso penal común y aún continua así. En Estados Unidos hay más de dos millones de presos. ¿A cuántos de ellos se les ha negado la visita de sus esposas e hijos? Sin embargo, dos de los Cinco no han podido ver a sus esposas en cinco años. Esta es solo la más reciente de las repetidas injusticias que han plagado este caso desde el principio.
 
 
-¿Eran espías?

En primer lugar, los Cinco no eran espías y no se les acusó por espionaje. Se les acusó de conspiración, lo que significa que el gobierno no tenía que probar- ni lo hizo - que haya ocurrido algún tipo de espionaje. Ellos vinieron a Estados Unidos a monitorear las acciones de organizaciones paramilitares y los componentes militares que los apoyaban para informar a Cuba sobre ello, para que Cuba pudiera defenderse de actos de agresión. El gobierno reconoce que ni siquiera se obtuvieron secretos militares estadounidenses.

No debemos olvidar que en estos momentos Estados Unidos se enorgullece de tener agentes operando en más de 80 países y monitoreando grupos militantes en esos países como una forma de protegerse de más ataques terroristas.

Más de 3000 cubanos han muerto por acciones llevadas a cabo desde territorio estadounidense contra Cuba. Durante cuatro décadas, Estados unidos no solo se negó a reconocer esas acciones, sino que en diversas oportunidades las apoyó activamente.

Cuba presentó este tema ante las Naciones Unidos varias veces solicitando protección legal y diplomática del organismo internacional, pero Estados Unidos se las arregló para bloquear cualquier respuesta. ¿Sería entonces ilógico, tomando en cuenta esos antecedentes, que Cuba mandase hombres desarmados a Estados Unidos para monitorear a grupos con una larga historia de acciones violentas? Es perfectamente entendible por qué cinco personas que aceptaron esa misión son considerados héroes en Cuba.
 
 
-Las Visas de las esposas

Durante cinco años Gerardo Hernández ni René González han visto a sus esposas o a sus hijos. Esto no sólo es una violación de los derechos humanos internacionales, como ha expresado Amnestía Internacional, sino una violación de la Constitución estadounidense como fuera expresado recientemente por la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso de Overton vs. Bazzetta. Es incluso una violación de las regulaciones del Buró Federal de Prisiones (28 CFR Sec.540.40). El aislamiento continuado de Gerardo y René de sus familias es algo totalmente sin justificación desde el punto de vista legal e intolerable desde el punto de vista moral. Ahora nos encontramos esperando la última palabra del gobierno de los Estados Unidos con respecto a la solicitud de visa que está pendiente.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leonard Weinglass

Leonard Weinglass

Abogado norteamericano que llevó el célebre caso de los Ocho de Chicago. Representa a Antonio Guerrero, uno de los cinco cubanos presos en cárceles de Estados Unidos.