Imprimir
Inicio » Opinión  »

Lápiz con punta: ¡Que yo también tergiversé, rediez!

| +

   

The Sparpened Pencil: "Look, I can Distort Things Too!"

SUMMARY: The Spanish daily El País has reported that President José María Aznar is now found to have in effect distorted a report by United Nations arms inspectors to give the impression that Iraq posessed weapons of mass destruction. The distortion also led Spaniards to believe that Baghdad posed a direct threat to their country and that, well, there was no other option but to take up arms.

Surely not enough time has elapsed for people to forget that Saddam Hussein did indeed develop a program of forbidden weapons, such as the mustard gas he used in his war against Iran, but that the technology came from the United States and its European allies intent on liquidating the Islamic Revolution and its ayatollahs.

The scenario is more or less the same with the CIA and Bin Laden in Afghanistan during the Soviet invasion of the country.

British Prime Minister Tony Blair and Aznar carried out the shameful role of turning up the volume of Bush's lies to create an illusion, via the power of the world's mass media, that other world leaders supported the White House and that there was a "coaltion" against Iraq.

TEXTO COMPLETO EN ESPAÑOL

   No era justo que Aznar se mantuviera por más tiempo al margen de los escándalos e imputaciones que han sufrido Bush y Blair, a causa de las mentiras con que se justificó la decisión de invadir a Iraq, derribar el gobierno de Saddam Hussein y ocupar el país.

El diario El País publica ahora que, en efecto, Aznar tergiversó un informe de los inspectores de Armas de la ONU, a fin de dar por cierto que el régimen iraquí poseía armas de destrucción masiva, y lo que es aún más pintoresco, que ellas constituían una amenaza directa contra España, por lo cual, ya se sabe, al país no le quedaba otra salida que empuñar las armas.

Son aburridísimos estos "descubrimientos" que está sacando ahora la prensa a la luz.  Es de imaginar los bostezos de los diputados españoles cuando lean la denuncia.  Cualquier chiquillo en edad de kindergarten, que sea medianamente listo, sabe que la guerra contra Iraq fue decidida por el núcleo de poder de extrema derecha del gobierno estadounidense, poco después de concluido el ataque a Afganistán, y que para esto el equipo de Bush no contó ni con Blair ni mucho menos con el tal Aznar.

Todavía más.  No ha pasado tanto tiempo como para olvidar que si Saddam, ciertamente, desarrolló un programa de armas prohibidas, como el gas mostaza utilizado en la guerra contra Irán, fue precisamente porque Estados Unidos y algunos de sus aliados europeos le proporcionaron las facilidades, deseosos de que Iraq liquidara la revolución islámica de los ayatolas.

Es más o menos la misma historia de la CIA y Osama Bin Laden en Afganistán, frente a la invasión soviética a aquel país.

Blair y Aznar cumplieron el poco edificante papel de coro amplificador de las mentiras de Bush, a fin de crear la ilusión, a través del poder mediático que domina al mundo, de que otros políticos respaldaban a la Casa Blanca y que existía una "coalición" contra Iraq.

Suena a falso, muy falso, que la misma prensa que "hizo la guerra" con tanto entusiasmo como falta de reflexión, se aparezca ahora en poses independientes y críticas.  Si no fuera una idea tal vez excesiva, parecería que hubo un acuerdo: tú me apoyas en la guerra y luego tomas distancia y te lavas las manos.

Quizás, finalmente, esto sea más bien una medalla y no un castigo para Aznar.  Eso de que lo pongan una vez más junto a Bush y a Blair, aunque ahora sea como manipulador y mentiroso, no deja de tener su discreto encanto postmoderno.  Y qué tal si ahora el individuo se aparece ante el Congreso, y lejos de flagelarse, se jacta del asunto:  ¡Yo también tergiversé, rediez!

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Julio García Luis

Julio García Luis

Uno de los más importantes periodistas y teóricos de la comunicación de Cuba (1942-2012). Es el autor del libro "Revolución, socialismo, periodismo. La prensa y los periodistas ante el siglo XXI". Premio Nacional José Martí 2011.