Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Miguel Barnet: “Defendemos el debate profundo de nuestra cultura”

| 11 |

Miguel Barnet, presidente de la UNEAC durante la sesión inaugural del IX Congreso de la organización. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

“Somos los mismos y diferentes a la vez: entrañablemente comprometidos con los destinos de la Revolución, del país, con la defensa de nuestros principios y con la creación y promoción de los valores de nuestra cultura”, aseguró este sábado Miguel Barnet, presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) durante la sesión inaugural del IX Congreso de la organización, que sesiona hasta este domingo en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El intelectual cubano recordó que hoy hubiera cumplido 100 años el compositor Juan Blanco, quien desde que se fundó la UNEAC colaboró intensamente con la organización y le brindó su talento y entrega.

Barnet reconoció que la institución que agrupa a los intelectuales cubanos ha crecido, y no tanto en cifras sino en la manera de proyectarse a escala social y cobrar conciencia de la necesidad de actuar sobre los múltiples y complejos problemas que se presentan y exigen viables reflexiones.

En las palabras inaugurales, el presidente señaló que el proceso orgánico hacia la cita nacional de los artistas y escritores cubanos se caracterizó por un eficaz debate, que garantizó una mayor profundidad en la vocación participativa de los creadores en los procesos de discusión y toma de decisiones colectivas.

Agregó que la realización de las asambleas a nivel de secciones, filiales y comités municipales en todo el país permitió revisar a fondo el funcionamiento de las estructuras y el diálogo fecundo y puntual con las instituciones, y estableció una ruta crítica para despejar problemas, definir estrategias o “al menos avizorar posibles soluciones”. El Congreso estuvo representado en todos los territorios y en la totalidad de las áreas de la creación artística y literaria.

“Fueron expresadas con entera libertad y absoluto respeto las más diversas opiniones en asambleas que contaron casi siempre con una altísima participación”, dijo Barnet.

El presidente de la UNEAC afirmó que el desarrollo cultural en una sociedad como la nuestra compete a toda la sociedad, no solo a los artistas e intelectuales.

Recordó las palabras de Raúl Castro en ocasión del 55 aniversario de la organización, cuando aseguró que “la UNEAC del presente continuará encarando con valentía, compromiso revolucionario e inteligencia complejos desafíos”. En este sentido, Miguel Barnet consideró que se debe hacer un alto en el camino para pensar lo que debe y tiene que ser la UNEAC de estos tiempos.

“La UNEAC se creó con la finalidad de poner de acuerdo a los intelectuales sobre el tema de la creación: la unidad dentro de una libertad de estilos y tendencias estéticas que garanticen la libertad de expresión, basada no solo en valores subjetivos, sino en principios éticos y morales.

“(…) Siempre ha sido un estandarte de la verdad y la diversidad cultural. Hemos luchado denodadamente contra el pensamiento único que lacera las conciencias; por eso defendemos el debate profundo de nuestra cultura”, afirmó el intelectual cubano.

Barnet reiteró que el objetivo de la organización no es gremial ni sindical, sino cultural y social. La UNEAC se creó para que fuera un laboratorio de ideas, reflexiones y propuestas para un arte y literatura de vanguardia.

Presidieron la cita Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Victor Gaute López, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista; Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Ricardo Ronquillo, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba; Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad; Abel Prieto, presidente de la Sociedad Cultural José Martí, y Nereyda López, secretaria del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Cultura.

Bajo el lema “Sin cultura no hay libertad posible”, los casi 250 delegados participarán en seis comisiones de trabajo sobre temas referentes a la creación artística y su relación con las instituciones; la proyección social de la cultura; medios y redes sociales; turismo y mercado; enseñanza artística y relación con los jóvenes creadores. La última comisión debatirá los estatutos que regirán el trabajo de la UNEAC en lo adelante.

Según la convocatoria al Congreso, se pretende que estos análisis sean un reflejo, por su poder de convocatoria, del interés de los miembros por hallar soluciones a viejos y nuevos problemas, y proyectar la organización hacia objetivos renovados.

Sesión inaugural del IX Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Sesión inaugural del IX Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Sesión inaugural del IX Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Una mirada crítica a la creación artística y a las instituciones

Miguel Barnet, presidente de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Analizar a fondo la creación artística en Cuba y defender la idea de que en el contexto actual es indispensable recuperar todas las capacidades que emanan de una relación armoniosa entre los intelectuales y la institución, fueron los dos ejes de debate en la primera comisión durante el IX Congreso de la UNEAC.

Minutos ante de iniciar los debates, Miguel Barnet aclaró que la comisión nunca antes había existido, pero se decidió crear porque es necesario reconocer los déficits y debilidades que ha tenido la creación artística en Cuba. Sobre el trabajo de la UNEAC lanzó una interrogante: ¿Somos verdaderamente una vanguardia?

El escultor René Negrín Méndez aseguró que cultura esta insertada en una época que necesita un debate crítico para identificar y solucionar todas las deficiencias que hoy tiene su funcionamiento. Desde su experiencia enfatizó: “Necesitamos recuperar la esencia de organización en la representación del arte público”.

Por su parte, Juan Carlos Travieso, realizador audiovisual, agradeció la aprobación de la ley que implementa la nueva política para fomentar la creación cinematográfica y audiovisual. Para el joven creador es vital el acompañamiento a los jóvenes artistas que emergen y que en muchas ocasiones carecen de espacios para mostrar su arte.

También tomó la palabra Regina Balaguer, directora del Ballet de Camagüey, para señalar la importancia de cumplir las leyes para proteger a las instituciones, principalmente la referente al servicio social. “Tenemos que formar artistas para nuestras instituciones. De esa manera protegemos a las instituciones y a la creación artística en la isla”, concluyó.

Manuel López Oliva habló de aspectos que entorpecen el arte en el país: conformación de las empresas del arte siguiendo patrones internacionales; regir la valoración de lo artístico por el patrón mercantil externo; desconocimiento de los dirigentes; persistencia en la galería convencional sin cartera de clientes; olvido de las artes visuales de las agencias de representación artística, entre otras.

Kike Quiñones, de la sección de humor, agregó: “Si queremos llevar a cabo una política cultural que responda a los intereses del país, hay que buscar a las personas que la puedan implementar de una manera coherente. Personas que entiendan que la cotidianidad son formas de la cultura, no solo la artística y literaria. Si no tenemos las personas capaces de implementar ese pensamiento no podemos hablar de política cultural. El principal desafío es la formación de estas personas desde las escuelas”.

Se habló también de la necesidad de contar con una mejor formación cultural de los dirigentes de las instituciones, pues el prestigio y reconocimiento que ha ganado la creación artística y literaria cubana compromete a todos los involucrados a participar en el debate social de una forma orgánica.

IX Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Redes sociales y medios de comunicación en la cultura

Comisión III “Cultura, medios y redes sociales”. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La importancia que la membresía de la UNEAC concede al escenario comunicacional y mediático, en la promoción y jerarquización de los valores de la identidad y de la cultura cubana centraron los debates de la Comisión III “Cultura, medios y redes sociales”.

Los delegados defendieron la idea de que el impacto de las nuevas tecnologías en el ámbito comunicativo exige una adaptación múltiple y plena de creatividad para promover el talento artístico y literario. En este sentido, coincidieron en el papel imprescindible de los intelectuales en formar a un público capaz de discernir con juicio crítico lo culturalmente valioso y auténtico.

Luis Hidalgo Ramos, locutor pinareño, se refirió en su intervención en la importancia de trabajar en los espacios de la radio y la televisión y saber quien los escucha, que tipo de público es y qué necesita. En este sentido, habló de la necesidad de repensarse las programaciones televisivas, explotar aún más las producciones de los territorios y colocar en las plantillas informativas contenidos que se realizan en los telecentros provinciales.

Por su parte, Julio César Sánchez Guerra, de la filial de escritores de la Isla de la Juventud, considera que su sector puede hacer más por participar en los medios de comunicación, para defender el gusto estético, una obra de arte, para hacer una crítica o un comentario o para hablar de los problemas socioculturales del país. “Eso implica compromiso de nuestra parte, pero también confianza, disminuir cualquier sospecha que pueda influir en el diálogo y en la participación”.

Habló también del ancho de banda, de navegar y de la "anchura de pensamiento". Para él existe un tema vital dentro de las nuevas tecnologías, y es los intentos por vender a los cubanos paquetes de posverdad, la venta de una libertad falsa y los intentos por fluctuar la ideología. Sánchez Guerra considera que los intelectuales deben de pensar y buscar vías para contribuir a la educación digital de los cubanos y luchar contra la guerra ideológica que crece en las redes.

Los participantes en la comisión consideraron que no se debe desligar a los medios de comunicación de las redes sociales, pues son las propias redes sociales medios de comunicación. Cambia el contexto de los medios tradicionales, pero también cambia las competencias que demandan de sus profesionales.

"Debemos de enfrentar realidades y debilidades en torno a la presencia de la verdadera cultura en los medios y las redes, desde la producción de contenidos, hasta su difusión", dijo la periodista Magda Resik, presidenta de la comisión. Añadió que aunque en los últimos meses se ha avanzado en la creación de mecanismos permanentes de intercambio, mediante convenios de colaboración, se debe de trabajar en alertar sobre los complejos fenómenos que se expresan en la sociedad y los "coqueteos seudoculturales" presentes en el universo mediático.

Se reflejaron en el dialógo las insatisfacciones con los productos mediáticos que se ofrecen, sobre todo aquellos que reverencian el hegemonismo imperialista, la banalidad, la chabacanería y los obsoletos modos productivos que hoy existen en los medios de prensa y entorpecen la realización de trabajos con calidad.

La programación debe de exigir mayor coherencia, privilegiar los espacios que han probado su valía cultural y estructurarse mucho más como un sistema que aglutine todos los canales y estaciones radiales. Los intelectuales presentes en la sala aseguraron que urge modificar el mecanismo de autopromoción de los medios, combatir la desprofesionalización, buscar nuevas formas de superación, e intentar aplacar el éxodo del personal calificado.

Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Rolando Pérez Betancourt, crítico de cine. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Ismael Rensoli, director de programas de las emisoras Radio Rebelde y Habana Radio. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Intervención de Jorge Luis Perdomo, ministro de Comunicaciones de Cuba. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Ver la cultura unida a la sociedad

La Comisión II, en el IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba,  se habló de la proyección social que tiene la cultura y de cómo puede ser particípe y eslabón fundamental en los cambios comunitarios.

¿Cómo la vida cultural refleja la capacidad de recepción e interpretación de las audiencias y la gestión de las instituciones culturales y de su proyección en los espacios públicos? En este sentido, los delegados hablaron qué lugar ocupa el patrimonio y la memoria en la construcción y consolidación de la identidad cultural de la nación cubana y sus ciudadanos y en cómo los escritores y artistas pueden incidir en la labor de las instituciones educacionales para la promoción de valores en las nuevas generaciones.

La Comisión II reflexiona sobre las maneras de contribuir, desde la creación, a la lucha contra prejuicios y conductas discriminatorias por el color de la piel, género, orientación sexual, origen étnico, procedencia territorial y todo lo que atente contra la dignidad humana, todos flagelos sociales que el Partido y el Gobierno trabajan por erradicar.

Además, se propusieron ideas para que los intelectuales y artistas sigan aportando a la construcción de una sociedad mucho más inclusiva, democrática y plena, que responda a las exigencias del perfeccionamiento del modelo socialista cubano. Asimismo, se habló de cómo se debe de ver a los públicos como la parte más importante en el proceso creativo, pues son a ellos a quien va dirigido el mensaje.

Además del compromiso con la creación, los miembros de la UNEAC ratificaron sus ansias por contribuir en que esta creación penetre y dialogue con el tejido social de la nación.

IX Congreso de la UNEAC. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Cultura, mercado y turismo: Mayor calidad, más articulación

“La producción cultural es un sector económico que puede ser mucho más decisivo y eficiente en su aporte a la sociedad. En el diseño de las líneas de desarrollo de las industrias culturales, estamos en condiciones de aportar mucho más desde la Uneac”, señala el informe de la Comisión IV, Cultura, Turismo y Mercado.Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La Comisión IV del noveno Congreso de la Uneac abordó este sábado en el Palacio de Convenciones la relación entre cultura y turismo y el tema de las industrias culturales y el mercado del arte, en un debate en el que los delegados hablaron sobre cuestiones como la batalla contra el mal gusto y la vulgarización, el derecho de autor, las asimetrías en los sistemas de pago a los artistas, la industria editorial y la necesidad de incorporar el factor cultural en la economía.

Los debates de la comisión, bajo el título “Cultura, turismo y mercado”, contaron con la presencia y las intervenciones del ministro de Economía, Alejandro Gil, los viceministros de Cultura Fernando León Jacomino y Guillermo Solenzal Morales, y Juan Carlos García Granda, viceministro primero de Turismo.

En el inicio del debate, el escritor y ensayista Jesús Guanche afirmó que el sector cultural no es solo entretenimiento ni gasto, sino una inversión estratégica para el país, y abogó por perfeccionar la política cultural y a la par la política económica sobre el papel de la cultura.

En cuanto a la organización y programación de ferias, festivales y temporadas culturales, el poeta y promotor cultural Karel Leyva llamó a pensar en la población turística sin subvertir ni hacer concesiones, pero sí siendo más atractivos. “Integrar lo que hacemos y mostrar como un grupo organizado lo que hacemos”, dijo.

El informe presentado ante los delegados, que dio paso al debate, señala en uno de sus párrafos el hecho de que “todavía se trabaja para ofrecer al visitante una opción cultural diferenciada, especialmente diseñada para este. Sin dejar de atender lo que cada instalación hotelera pueda ofrecer ni de implementar agendas de presentaciones destinadas específicamente para los polos turísticos, se trata de que el visitante pueda acceder e insertarse, de manera orgánica y natural, en la vida cultural del país y aprehender y disfrutar de la programación habitual y sistemática de las instituciones culturales, incluidos los festivales y eventos que se organizan en los territorios”.

“La presencia de los mejores exponentes de la música popular bailable actual en las instalaciones hoteleras de primera categoría es una demanda recurrente que urge resolver y en ello trabajan de conjunto y tendrán que hacerlo con celeridad y rigor los ministerios de Cultura y Turismo, con la colaboración de la Uneac”. Informe de la Comisión IV, Cultura, Turismo y Mercado.

Varios de los presentes en la sala 6 del Palacio de Convenciones señalaron que debe pensarse no solo en el turismo internacional, sino en el nacional, cada vez más importante como mercado para la industria turística del país.

El compositor y director de orquesta Rembert Egües subrayó que “hay que dar la batalla contra el mal gusto y la vulgarización”, y desde su experiencia llamó la atención sobre detalles importantes en la oferta cultural en establecimientos y teatros y plazas de conciertos, como la distorsión del sonido, que atenta contra la calidad de los espectáculos.

Tanto en el sector turístico como en el cultural se está dando una batalla contra el intrusismo profesional en el ejercicio de actividades artísticas. La prevención y alerta ante tal fenómeno tiene que ser permanente (…) Mientras no desarrollemos las industrias culturales cubanas, el lugar y las funciones que estas deben asumir pueden ser ocupados, como ha sucedido más de una vez, por agentes externos que medran con nuestros talentos y terminan por devaluarlos económica y culturalmente”. Informe de la Comisión IV, Cultura, Turismo y Mercado.

El escritor y periodista villaclareño Ricardo Riverón se refirió a las asimetrías en los sistemas de pagos en las diferentes manifestaciones artísticas, y a la necesidad de cambios en la ley y los pagos de derechos de autor, algo que podría beneficiar a los creadores literarios.

Al respecto, Ernesto Vila, director del Centro Nacional de Derecho de Autor (CENDA), explicó que la norma vigente data de 1980, y que ya hay una norma actualizada y consensuada entre la Uneac, la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y otros organismos, aún no aprobada.

Sobre las asimetrías habló también Maricel Godoy, directora de la compañía Codanza, de Holguín, quien consideró que, en muchas ocasiones, en establecimientos e instalaciones turísticas “se promueve no lo mejor de la cultura cubana, sino lo más barato” y que las escalas salariales en espectáculos afectan a los bailarines en comparación con otros artistas.

Algunos -explicó-, optan por presentar espectáculos con pocos bailarines, con una o dos parejas, pero eso puede atentar contra la calidad del hecho artístico.

Fue un tema que también abordaron otros presentes, el del insuficiente pago a los artistas profesionales y evaluados, que convive con la contratación de artistas no evaluados y espectáculos de baja calidad artística.

En cuanto al sector editorial, Zuleica Romay, directora del Programa de Estudios de Afroamérica de la Casa de las Américas, quien se desempeñó anteriormente como presidenta del Instituto del Libro, opinó que, con relación a lo que está sucediendo en el cine, en la música, “el libro se está quedando atrás”.

En ese sentido, dijo que “hay que repensar la industria editorial teniendo en cuenta las condiciones del país. Hoy producimos en condiciones en las que muchas veces los libros no tienen lectores”.

Juan Carlos Santana, vicepresidente del Instituto del Libro, se refirió a las particularidades de esa industria, entre ellas el costo del papel bond, con un precio promedio de 700 dólares por tonelada en el mercado internacional y que Cuba debe pagar a 1 300 dólares o más, sin que ello asegure la estabilidad del suministro.

Santana estimó que se necesitan mejoras en la promoción y venta del libro, totalmente subsidiado en Cuba, y se pronunció también por que prime la calidad. “Hay que buscar el mejor libro, el que más aporte a la cultura nacional, dejar la cola y buscar la jerarquía, y eso toca a los consejos asesores”, dijo, y añadió que también se debe reeditar y reimprimir con ese enfoque, dando prioridad a lo mejor.

Señaló que se ha creado un grupo de traducciones a los idiomas inglés, francés, ruso y chino, para que la literatura cubana pueda llegar a esos mercados, y ya se están colocando libros en línea, más de 600 hasta la fecha.

“Toda participación y presencia artística en centros recreativos e instalaciones turísticas debe decantar aquellos productos que no posean la calidad ética y estética imprescindible”. Informe de la Comisión IV, Cultura, Turismo y Mercado.

El debate en la comisión reflejó también que aún persisten trabas burocráticas y dificultades en la Aduana para la importación de insumos y materiales por parte de los artistas, incluidos los que llegan por donaciones; además, que se siguen comercializando propuestas de baja calidad en el teatro para niños, por encima de la rica creación que en esa área hay en el país, lo cual reitera la necesidad de mayor rigor en la evaluación y la promoción de la jerarquía artística.

Otros temas abordados fueron el efecto económico multiplicador de grandes eventos como la Bienal de la Habana, cuya derrama financiera (por consumo, compras y alojamiento de los asistentes, entre otros gastos) beneficia a otros sectores de la economía y la sociedad.

“La tendencia a sustituir la música en vivo por música grabada se incrementa en centros nocturnos y recreativos vinculados con el turismo, en algunos casos para disminuir los pagos al sector artístico. Esta situación ha traído como consecuencia la pérdida de espacios de trabajo del talento, una pobre diversidad de la programación y el desaprovechamiento de la relación directa entre artistas y público, además de la divulgación de un producto de cuestionable calidad”. Informe de la Comisión IV, Cultura, Turismo y Mercado.

En las conclusiones de la jornada, el viceministro de Cultura Fernando Jacomino reconoció la responsabilidad y el peso que tiene el turismo en el escenario económico del país, y la pertinencia de que la cultura se integre en su gestión.

“Ellos tienen que abaratar costos, y a nosotros nos toca dialogar para que eso no signifique un condicionamiento negativo para lo que vamos a ofrecer. No es un problema del turismo solamente”, dijo, y añadió que “tenemos en el turismo un dumping estructural; personas que están y se presentan por cuatro quilos, que lo demás se lo buscan con la propina, y que han encontrado la forma de ir por delante de los que tienen más talento”.

“Son problemas complejos, que no se pueden simplificar, que tenemos que discutir a todos los niveles. Y lo que puedo decir es que he encontrado en los compañeros del Ministerio de Turismo la mejor disposición de discutir todo lo que debe ser discutido hasta que nos pongamos de acuerdo.

“Tenemos que ofrecer, garantizar, un servicio cultural de la mayor calidad para el pueblo de este país, y un acceso masivo a la cultura, que es un principio de la Revolución, al que no vamos a renunciar. En paralelo con eso, tenemos que saber vender nuestros mejores productos culturales.

“Se paga un dineral por algunos músicos mediocres, pero si no estuvieran en una empresa, nadie les podría pagar. Y volvemos al tema: ¿Quién lo metió en la empresa? ¿Qué consejo asesor lo autorizó? Cada vez que un mediocre entra en una empresa, hay un consejo asesor de ese centro provincial que lo autorizó. Y hay una evaluación que recibió. Y hay nadie que se pare y diga: ‘Este es un mediocre y no puede entrar’. Porque queremos jerarquizar sin buscarnos problemas. Eso no es posible. Para jerarquizar hay que decir ‘no’ y hay que buscarse rollos”.

Jacomino explicó que con todo el trabajo que se ha hecho en el proceso del congreso de la Uneac, antes con el de la Asociación Hermanos Saíz, y con la conferencia nacional del Sindicato de la Cultura, el Ministerio cuenta con un banco de problemas. “Les puedo garantizar que, como Ministerio, nos vamos a ocupar de cada uno de estos problemas. Algunos se podrán solucionar en el corto y mediano plazos, otros tomarán más tiempo”.

El viceministro primero de Turismo, Juan Carlos García Granda, reconoció que hay mucho por hacer, que existe la voluntad de mejorar, y coincidió con el informe de la comisión, que en su primera línea establece que “la cultura es un factor de ventaja competitiva para el turismo cubano, porque le aporta autenticidad y distinción, además de reconocimiento en el mundo”.

“Tengan confianza en que nosotros pensamos como ustedes, no hay ninguna contradicción”, afirmó, y señaló que hay que seguir insistiendo y desarrollando la profesionalidad.

Por último, el ministro de Economía, Alejandro Gil, apuntó que “debemos hacer un mayor análisis del aporte que realmente puede dar la cultura a la economía. Quizá tenemos una mentalidad más ajustada al sector productivo, el de la producción de bienes, cuando trabajamos los conceptos del plan de la economía y la asignación de recursos. Debemos lograr un mayor acercamiento a las formas de buscar una mayor integración de la cultura en la economía”.

Gil añadió que “nuestra economía tiene que desarrollarse mucho en función de los servicios. No somos un país de grandes recursos naturales, pero tenemos que financiar grandes conquistas sociales. Estamos trabajando para diversificar las fuentes de recursos, las exportaciones, y todo lo que hagamos para incrementar las potencialidades de la nación en los servicios es elemental para el desarrollo”.

“Uno de los atributos del turismo nuestro -continuó- es la cultura; no es solo el sol y playa, los paisajes, sino también el acervo cultural, que nos distingue. Tenemos que sacar provecho de ello no solo en función del turismo, sino de nuestro pueblo, con un impacto económico y a la vez social.

“Debemos enfocarnos en las soluciones y trabajar unidos en ese sentido; por encima de todo está Cuba, y la capacidad que debemos tener los cubanos no solo de resistir en las condiciones actuales de cerco económico y la presión que hay sobre el país, sino de desarrollarnos. Y el desarrollo del país transita por la economía, pero también por recuperar valores, por las buenas prácticas y la buena educación, y por el fomento de la cultura”.

Momento de la intervención del delegado Karel Leyva. A su derecha, el ministro de Economía, Alejandro Gil, estuvo en todo momento pendiente del debate. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Machin dijo:

    La cultura es lo mas importante de una sociedad ,sin ella se pierde nuestra identidad ,no se puede politizar nunca ,algo en lo que hemos.cometido errores por muchos años, como el hecho que por mucho tiempo hemos satanizado y minimizado nuestra cultura occidental y la base de nuestra cultura y sus verdaderos origenes ,respetando siempre todos los aportes de otras culturas u origenes ,,no se puede borrar lo que es un hecho, lo que somos solo por politica.

  • Mariana dijo:

    Siento un gran orgullo de pertenecer a la Uneac. Esta organización ha contado siempre y seguirá haciéndolo con los escritores y artistas comprometidos con la Revolución y la Patria socialista. Felicidades a todos los delegados de Villa Clara, y de todo el país, que ahora están en el Congreso.

  • Julio dijo:

    Y el nauta hogar para los miembros para cuándo?

  • Tamara dijo:

    Me interesaaría saber si se ha discutido la posibilidad de incrementar las casas de cultura, que estas existan a nivel de bariio. ¿De que otra manera el talento artístico potencial pudiera revelarse si a las escuelas especializadas solo ingresan unos pocos con suerte ... ¿Cuándo los barrios tendran su calle 23 , su proyecto cinemátográfico?. Cuándo habrá otros Silvio por los barrios todos los días. Les escribo desde un barrio de Arroyo Naranjo

  • Jorge R 09 dijo:

    No aparecen pronunciamientos respecto a los problemas de las editoriales con el reducido y dilatado pago a los escritores con tarifas que son del siglo pasado.

    Respecto al Instituto del Libro, ¿Cuándo se piensan agilizar las obras que se aprueban publicar y van pasando de un plan anual a otro hasta que si por fin salen lo hacen a veces desactualizados.

    En cuanto a los libros electrónicos, ¿Cuándo se van a pagar en divisas?.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    La amplia informacion previa a estas sesiones finales del IX Congreso nos permite comprender mejor los debates. El companero Miguel Barnet destaco el papel de los jovenes en su organizacion y en particular a Luis Morlote. Se aportaran con seguridad ideas muy valiosas y aportadoras para llevar el papel de la organizacion a un plano superior. Solo sugiero entender el papel de vanguardia en alianza con el destacamento de cientificos, profesores y demas representantes de la Cultura en un sentido amplio. Exitos camaradas.

  • Tamara dijo:

    Muy exitoso el Congreso. Encuentro justas las inquietudes de los miembros de la Uneac hacia lo interno de su origanización pero insisto, es necesario ampliar el debate hacia lo externo, hacia los portadores de la culttura cubana, es decir el pueblo . En ello está incluido lo que muy adecuadamente sugiere el Dr. Cervantes, no todos los que trabajan por la cultura en un sentido más amplio son miembros de la UNEAC. Por eso se requiere el intercambio, para todos juntos generar las mejores ideas en beneficio del desarrollo espiritual y cultural de todo el pueblo. Gracias.

  • lLuis Caisses Sánchez dijo:

    Uno de los asunto que propuse en mi asamblea de base en Holguín, fue proponer toda una serie de cambios en el Instituto del Libro, que están lastrando la creación del escritor. Por ejemplo, se sigue exigiendo a los autores, tres originales para los concursos como si en este país el papel y la tinta de impresión se vendieran en peso cubano y al tres por quilo o regalao, en alguna tienda de mercadillo y todos los escritores tuviéramos impresoras. Como lo que pasa es esto último, cuando uno va a concursar debe pagar un peso por cada hoja y otro por la impresión a los cuentapropistas dedicados a este negocio, de manera que un libro de 300 páginas costaría 600.00 pesos por original y 1800.00 cuando se trata de un concurso que exige tres originales. Nada, que concursar es un simple defalco a nuestra economía y más cuando no obtienes premio.
    Zuleyda habló que la edición del libro debe cambiar, pero para eso, digo, debe haber cambios medulares. Como bien dice Jorge R 09, ya va siendo obsoleta, y creo que de eso también se habló , de aumentar las tarifas de pago de Derecho de Autor, pero urge también las reparaciones de poligráficos y el suministro de papel, porque muchos libros demoran casi un quinquenio en su publicación. Y ni qué decir tiene que se está incumpliendo la consulta con los autores de las ilustraciones interiores y las portadas y cuando uno recibe el libro editado se horrriza, como me pasó con un libro para niños cuya portada consistía en un violín marrón con fondo negro y la inclusión en la portada de mi Antología Homenaje de un personaje que nunca he trabajado: el arlequiín. Pura funeraria.y Pura intrusión intervencionista. También hay problemas con el pago de los cheques a los autores, el envío a las provincias no ha sido solucionado todavía por las editoriales Nacionales.Nada de esto veo que ha sido debatido. Y ya el tiempo nos dirá que error garrafal cometimos no haciéndolo.

  • Toni121164 dijo:

    Cuál es el arte verdadero?

  • Toni121164 dijo:

    También pudiera preguntarse cuál es el verdadero arte?.Las instituciones un desastre ,los porcientos que cobran son altísimos y la mayoría de las veces el artista es quien hace las gestiones.

  • LuLi dijo:

    La chavacaneria y las malas palabras tambien es puro arte ?

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Thalía Fuentes Puebla

Thalía Fuentes Puebla

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (2019). Contactos: thalia@cubadebate.cu. En Twitter: @ThalyFuentes

Irene Pérez

Irene Pérez

Fotorreportera de Cubadebate. Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana (2014). Contacto: irene@cubadebate.cu, en Twitter: @fotos_irene

Vea también