Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Rechazan Ley Helms-Burton organizaciones cubanas de Miami

| 7 |

Desde su ascenso a la presidencia de Estados Unidos en enero de 2017, Donald Trump no ha cesado en su política hostil contra cuba. Ilustración OsvalVarias organizaciones de la emigración cubana radicadas en Miami rechazaron este martes la Ley Helms-Burton por considerarla injerencista, violatoria de los derechos más fundamentales a la soberanía y la autodeterminación del pueblo cubano, en particular el Título III de dicha ley, en vigor desde 1996.

Nuevas interrogantes en torno a la ley han surgido luego de que el pasado 16 de enero el Departamento de Estado norteamericano anunciara la medida de suspender por solo 45 días, en lugar de los habituales 6 meses, la aplicación del Título III de la ley, que establece la autorización de presentar demandas ante tribunales del país norteño contra personas en terceros países que supuestamente “trafiquen” con propiedades estadounidenses que fueron nacionalizadas en Cuba en la década de 1960.

Según declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cubatodos los presidentes estadounidenses desde 1996, incluido Trump en 2017 y 2018, han hecho uso consecutivamente de la facultad ejecutiva de suspender la aplicación del Título III cada seis meses con motivo de reconocer que consiste en el aspecto más burdo e inaceptable de esta contra el Derecho Internacional y la soberanía de otros Estados.

A continuación se muestra íntegramente la declaración de dichas organizaciones:

¨Las organizaciones de la emigración cubana que en Miami integramos la coalición Alianza Martiana: la Brigada Antonio Maceo; la Alianza Martiana –como organización individual-; la Asociación Cultural José Martí; la ATC; la Asociación de Mujeres en Defensa de la Familia; y la organización multinacional Círculo Bolivariano de Miami, Negra Hipólita, rechazamos no sólo el Título III de la Ley Helms Burton, sino toda la Ley Helms-Burton, por injerencista, violatoria de los más fundamentales derechos a la soberanía y autodeterminación del pueblo de Cuba, y violatoria de la decisión sobre los asuntos tratados en el Título III por la Corte Suprema de Estados Unidos.

El anuncio el pasado 16 de enero por el Departamento de Estado de suspender por solo 45 días, en vez de los habituales 6 meses, la aplicación del Tïtulo III, es una escalada en la intensificación, aún más cruelmente, del Bloqueo a Cuba, política genocida que afecta el bienestar y la tranquilidad de nuestras familias en Cuba, de todo el pueblo cubano, y su derecho incuestionable de poder vivir y desarrollarse en paz.

Este controvertido Título III ha tenido el firme e invariable rechazo de la comunidad internacional, especialmente de los países integrantes de la Unión Europea y de Canadá, por su prepotente e ilegal carácter extraterritorial.

La Ley Helms-Burton es la versión moderna de la Enmienda Platt; más pormenorizada que su abominable antecesora, explicada con todo detalle intervencionista; no dejando margen a la duda o a la interpretación de sus pérfidas intenciones y propósitos. Aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Clinton en 1996, hace ya 23 años, aunque sigue ocasionándole al pueblo cubano grandes daños, no ha logrado su propósito de subvertir el orden constitucional cubano y rendir al pueblo cubano por hambre.

Además, debemos recordar que la Corte Suprema de Estados Unidos el 13  marzo de 1964, en una fundamental decisión, en el caso, “Banco Nacional de Cuba v. Sabbatino”, estableció que los tribunales de Estados Unidos no tienen jurisdicción para inmiscuirse y determinar casos relacionados al derecho de un Estado para expropiar propiedades en su territorio soberano según establecen sus leyes.

Esta opinión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, decidida con 8 votos a favor y 1 en contra, dice así: “Si no hubiese un Tratado u otro acuerdo que rija en la materia, los tribunales federales no tienen jurisdicción sobre una disputa que concierne a otro país expropiando propiedades en su propio territorio, aún si violara el derecho internacional”.

Los enemigos de Cuba, quienes redactaron la Ley Helms Burton, cuando redactaron su Título III, sabían perfectamente lo establecido por la Corte Suprema sobre estas cuestiones. No les importó ni le sigue importando.

Su odio al pueblo cubano determina sus conductas no importa las consecuencias. No importa cuántas víctimas y males le cuesten al pueblo de Cuba sus perversas decisiones. De hecho para todos ellos y ellas mientras más víctimas y males le causen al pueblo cubano, a nuestras familias en Cuba, mejor”.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Joseito dijo:

    Haciendo un poco de historia, esta ley fue aprobada por el Congreso de los EEUU, como consecuencia del derribo de 2 avionetas civiles por cazas bombarderos de guerra de Cuba, que los pulverizo en el aire y mato a sus 4 integrantes y da la posibilidad de demandar a toda empresa extranjera que funcione en propiedades expropiadas, por lo que de llevarse a efecto en 40 días, le traerá un cumulo de demandas multimillonarias a extranjeros que han invertido en Cuba, incluyendo a cadenas de hoteles, etc, sin contar que vendrán tambien demandas por el hecho de que esas empresas prohibieron a personas nacionales de Cuba a hospedarse en sus instalaciones, formando parte de un tipo de discriminacion por origen nacional. De llevarse a cabo, el daño sera considerable para esas empresas y para la economia cubana en general, por lo que tenemos que estar atentos para rechazar tal maniobra del imperio.

    • Jose R. Oro dijo:

      El incidente de la avionetas fue una patraña y agresión contra Cuba, bien concebida y consumada, en la cual el presidente estadounidense de entonces Bill Clinton jugó un rol sumiso e indecoroso. Murieron 4 personas, abrió el paso a Helms-Burton y a una secuela de males para todo el pueblo cubano, que aún perdura hoy.
      Pusieron al gobierno cubano en un callejón sin salida. No se podía permitir los vuelos ilegales y por otra parte derribar las avionetas podría traer consecuencias graves, y el gobierno cubano debió obrar por defender la soberanía nacional como fue lo único correcto.
      Es muy importante que se sepa la verdad sobre este hecho, acerca del cual se ha arrojado un manto de falsedades monstruoso y de exorbitante magnitud y consecuencias. El comentario de Joseito es una básica y simplista colección de esas mentiras. Las avionetas violaron el espacio aéreo de Cuba en varias ocasiones, arrojaron volantes sobre el país llamando al derribo del gobierno nacional. Las avionetas estaban registradas como “civiles” pero no eran civiles ni actuaban como tal. Hay muchísimos testigos de ellos. Si no los interrumpían, un día iban a tratar de aterrizar en la Plaza de la Revolución, o tirar contaminantes como el dengue o el moho azul, u otro acto ilícito y artero. Los vuelos no eran para rescatar a nadie, una total excusa y disfraz. El objetivo final era que los derribaran, para crear un tremendo incidente entre los EE.UU. y Cuba
      Todos los cubanos de cualquier raza, extracción social, fe, género o lugar de residencia, debemos hacer todo lo posible por ayudar a terminar las consecuencias de esta elaborada provocación y unirnos en acabar con el criminal Bloqueo. Cualquiera sea su opinión o posición política actuar contra el pueblo cubano es un acto desnaturalizado.
      La ultraderecha desesperada quiere hacer aun más virulento el cruel Bloqueo. Saben que nunca más van a tener a Trump – Bolton – Pompeo – Bolsonaro –Duque/Uribe, y que el Bloqueo está condenado a perecer. En los EE.UU. de hoy las fuerzas anti-cubanas son menos numerosas, tienen menos recursos financieros e influencia política que hace 20 años, pero pueden tratar por sorpresa como fue disminuir a 45 días la postergación del Título III, aprovechando la profunda crisis y pánico del gobierno de DT..
      La mayoría silenciosa de cubanos que viven en los EE.UU. han sido embaucados en creer falsedades acerca del derribo de las avionetas y la muerte de 4 personas, que no fue responsabilidad del gobierno cubano. Hay que eliminar las consecuencias de esta provocación y apoyar decididamente el fin del criminal Bloqueo.
      Algo cierto si dijo “Joseito”, Helms – Burton y su Titulo III fueron aprobados como resultado de la provocación de las avionetas. Eso evidencia el origen espurio y absolutamente mentiroso de tal legislación, lo que es bien conocido por el mundo enteros (con la excepción de un puñado de “Joseitos”)

    • Enrique.B dijo:

      Esas avionetas estaban violando el espacio aéreo cubano, y por muchas veces que se les advirtió que no lo volvieran a hacer, lo siguieron haciendo y Cuba hiso lo que cualquier país del mundo haría cuando violan su espacio aéreo y hacen caso omiso de sus advertencias.

  • Jose R. Oro dijo:

    Los felicito mucho por ser tan decididos y valientes. Cuba lo necesita hoy, hay que evitar por todos los medios que se aplique el absurdo y criminal Titulo III.

  • ElBoboAbelardo dijo:

    Esperemos que esto no se agudise Cuba por el bien de todos nosotros

  • Annylie dijo:

    Es un nuevo plan de ese Gobierno embustero para acabar con la Revolución Cubana y todavía existen ignorantes que hablan sin saber la realidad que está viviendo Cuba y todos los esfuerzos que hace para mantener la economía de nuestro país lo mejor posible.

  • Jose Manuel Sanchez dijo:

    Q va a pasar cuando sea puesta en practica la tercera ley de helms bourton

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también