Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

María Félix, fría y distante

| 29 |

María Félix en La Habana. Foto: Archivo.

La Habana olvidó por un momento sus preocupaciones cotidianas y corrió hacia el aeropuerto de Rancho Boyeros. Se anunciaba la llegada de María Félix y todos querían verla de cerca. La multitud engrosó sin cesar. Abarrotó el edificio y las terrazas de la terminal aérea y se desbordó hacia la pista en espera del avión que la traía. María Félix apareció deslumbrante junto a la portezuela de la aeronave y descendió, majestuosa, por la escalerilla. Apenas dio unos pasos sobre la losa y se detuvo, pálida y confundida. Enrojeció luego hasta la raíz del cabello y murmuró: ¡Esto es imposible!

¿Qué había ocurrido? Algo insólito y lamentable. Aprovechando la jadeante confusión una cálida mano masculina se deslizó de modo inconveniente por el cuerpo de la actriz, que no reprimió su desagrado. Comentaba el incidente Ramón Vasconcelos, “la pluma de oro del periodismo cubano”, en su periódico Alerta: “Se cuentan cosas que nos ridiculizan y deprimen. Con el pretexto de conservar souvenirs suyos, hubo quienes le tiraron del cabello, quienes intentaron arrancarle pedazos del traje, llevarse un adorno a viva fuerza; y lo que es más bochornoso, hacerla objeto de exploraciones groseras…” ¿Qué había ocurrido realmente? A María Félix le había palpado el glúteo en plena pista de aviación.

Corría el mes de octubre de 1950 y María Bonita, La Doña, estaba por primera vez en la capital cubana. Venía en viaje privado y con el propósito de descansar. Había reservado una suite en el hotel Nacional y solo quería dormir en paz. El presidente Prío la recibió en audiencia privada y pronto se supo que al día siguiente ofrecería, en Palacio, un coctel en su honor. Alfredo Hornedo, “el muy ilustre senador Hornedo”, como le llamaba siempre su periódico El País, la invitó a una cena de gala en su club Casino Deportivo. La Doña no acudió a la cita con Hornedo y, con el pretexto de un malestar repentino, le dejó servido el champán a Prío, cuya esposa, Mary Tarrero, imitaba sin recato, se decía, a la actriz mexicana, lo que no necesitaba hacer en absoluto pues fue una de las mujeres más bellas de Cuba.

Acudió una noche al cabaret Tropicana. Cuando apareció, deslumbrante de belleza, pasada ya la media noche y tomó asiento frente a la mesa preparada para ella, el gran mundo allí reunido la saludó con una tempestad de aplausos y exclamaciones. Muchas voces le suplicaban que subiera al escenario a decir algunas palabras, no ya de gratitud, sino de mera cortesía, pero La Doña se negó en redondo. Intervino entonces el empresario de la actriz, que sudaba tinta, y solo consiguió que María se pusiera de pie y saludara fugazmente.

Durante sus días en La Habana, María Félix se mostró fría y distante. Su estancia transcurrió en un limbo estratosférico e inalcanzable, sin importarle que la opinión pública se mantuviera en vilo con su presencia y pendiente de su altivez y sus silencios. Porque todo el acontecer nacional quedó olvidado ante su presencia, desde la rivalidad entre Habana y Almendares hasta el desenfrenado duelo radial entre Eduardo Chibás y Tony Varona, el empréstito de 200 millones de dólares que Prío quería imponerle al pueblo y la victoria de Hope, campeón mundial de billar sobre Mundito Companioni, el campeón nacional. Todo eso no fue más que una dulzona melcocha informativa frente al plato fuerte y subido de condimento que con su presencia servía la felina hembra mexicana.

Fue más amable con los periodistas pese a que los hizo esperar durante una larga hora con doce minutos para comparecer a la conferencia de prensa que había convocado. Entró al salón sin mirar a los reporteros y sin pedir excusas por su tardanza. Levantó aún más la ceja cuando abrió su pitillera de oro, sacó un cigarrillo larguísimo, dejó que alguien se lo encendiera con un mechero también de oro, cruzó las piernas con elegancia y tras una bocanada como la de Pedro Armendáriz, ordenó a los periodistas: “Ustedes dirán”. Con un seco “eso no interesa” eludió muchas de las interrogantes de la prensa. Pero habló acerca de sus proyectos cinematográficos, de su hijo, de su relación con Agustín Lara que, enamoradísimo, compuso aquello de “acuérdate de Acapulco, María Bonita, María del alma…” Expresó sus simpatías por el club Almendares, de béisbol. También su color preferido era el azul y el alacrán, “un animalito que me entusiasma y que los indios amaestran en México”. Rectificó a una periodista que alabó su bello vestido mexicano. “No, le dijo, es un bello vestido cubano”.

Escribía entonces el poeta Nicolás Guillén:

“María Félix ha sido toda una enseñanza para el desbordante temperamento de los criollos antillanos; un modelo de contención casi polar. Cuando pase otra vez por La Habana seguramente encontrará los ánimos más templados, los aplausos menos propicios, las invitaciones más restringidas y hasta las manos que se atrevieron a provocar un estremecimiento en su maravilloso cuerpo de mujer fatal, menos agresivas y exploradoras”.

Volvió dos veces más y así fue, en efecto.

Durante sus días en La Habana, María Félix se mostró fría y distante. Foto: Archivo.

La Doña en La Habana. Foto: Archivo.

María Félix, La Mexicana. Foto: NEWSCOM.

María Félix. Foto: NEWSCOM.

María Bonita. Foto: NEWSCOM.

María Félix, una mujer de personalidad controvertida, admirada por su belleza legendaria y originalidad. Foto: NEWSCOM.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dr. Olimpio Rodríguez Santos dijo:

    Excelente recuerdo que nos trae Ciro Bianchi Ross de esta bella mujer que vimos en el cine y que desconociamos de su temperamento que sin lugar a dudas la hizo más interesante

  • flor dijo:

    Qué bello escrito!!! Atrapa de forma mágica. Gracias periodista…A la par de esta belleza, la de la protagonista, única..

  • Chikungunya dijo:

    Bellísima mujer, muy atrevida la mano exploratoria, el cubano no es fácil.

  • Rosquete dijo:

    Que belleza…. Nada más…

  • Alfredo dijo:

    Bella crónica

  • rosamar dijo:

    Adoro sus cronicas, me da vuelo la imaginacion pensando en la Habana de ayer y de esos personajes que relata, de verdad logra meternos en ellos, gracias.

  • yayi dijo:

    bellesa pura encato presiosas todas esas fotos

  • el negro dijo:

    fria y distante pero….!derrite!!!!!!
    sinceramente deploro los excesos enardecidos de sus admiradores queriendo ´´palpar´´ su cuerpo, siempre me viene a la mente nuestro Generalísimo: los cubanos si no llegan se pasan y en este caso LE PASARON LA MANO a Maria.
    bueno, después de todo yo no se que haría en el caso del ´´acosador´´ ¿señor mio, que haria usted ante tanta belleza? habria q tener las manos esposadas para no caer en terrible tentacion. despues de todo infiero q esa persona despues le diria vanidoso a sus nieto: ´´soy de los pocos hombres en este mundo q le toqué las … a Maria Felix´´. ..Calviño: ¿no .vale la pena.?

    • EL VICIOSO dijo:

      USTED ES EL MIO!!ESTABA BUENA?

  • eduardo... dijo:

    he disfrutado como nunca antes con esta crónica. y mira que he leído interesantes artículos de ciro bianchi! pero esta es muy hilarante por el atrevimiento de la “cálida mano masculina”. genial

  • guinero-bayamés dijo:

    UNA DE LAS MUJERES MAS BELLAS QUE HE VISTO, UNA GRAN ACTRIZ DE UNA GRAN Y FUERTE PERSONALIDA FEMENINA, SIEMPRE QUE HE PODIDO VEO SUS PELICULAS DE LAS QUE NO ME CANSO, HOY DIA TODO ES DISTINTO.

    • XIOMARA dijo:

      UNA GRAN ACTRIZ. MUY BELLA, NO ME CANSO DE VER SUS PELICULAS, QUE DESCANSE EN PAZ. SU TALENTO INCREIBLE, QUE PENA QUE NO LA VI EN CUBA, PERO POR MI EDAD ERA IMPOSIBLE, PARA MI ES UNA DE LAS MAS BELLAS Y CON GRAN TALENTO EN EL MUNDO, JAMAS VEREMOS UNA MUJER TAN BELLA SIN COMPLEJOS Y ANTE TODO ERA ACTRIZ, RESPETEMOS A LA GRAN MARIA FELIZ ETERNAMENTE. QUE GLORIA QUE ESTUVO EN NUESTRA CUBA HERMOSA.

  • carlosvaradero dijo:

    Cuando llegué a México en el 2002, aquel 17 de Abril, hacia 9 días había fallecido el mito más grande que había dado al mundo la nación azteca, había muerto María Felix, el mismo día de su cumpleaños, el 8 de Abril, aún las publicaciones más leídas hablaban de su muerte y hacían recuentos de lo que había sido su vida en México, y fuera de México.
    Era sin dudas una mujer hermosa, pero igual como dice el articulo fría y distante.
    Se tejieron entonces muchas historias, ciertas o no entorno a su vida, recuerdo como algunas publicaciones hablaban de su “amor” por su hermano, un amor desmedido que fue el cotorreo de muchos, pues se decía que era un amor no de hermanos, sino otro tipo de amor más sexual y carnal..
    Se hablaba de su frialdad y lejanía incluso con el único hijo que tuvo y que falleció antes que ella, de sus amores con Jorge Negrete , de sus ironías y su autosuficiencia y su aire de superioridad.
    Hay muchas historias de este mito del cine mexicano, pero recuerdo una de sus frases cuando alguien le dijo:
    …Yo no puedo estar contigo porque tienes “mucho pasado”… a lo que ella respondió, y yo….no puedo estar contigo porque tu “no tienes futuro”!
    Así era María Felix….la devoradora de hombres como en su filme que le ganó el sobre nombre “La Doña”, por la novela de Rómulo Gallegos llevada al cine, “Doña Bárbara”.

    • Versalles dijo:

      Muy hermoso su comentario carlosvaradero, es fácil darse cuenta que estuvo usted en mexico cuando la muerte de maria felix, supongo que todo mexico habrá llorado por su diva, he visto algunas películas de ella y de verdad sin que fuera una gran actriz, su belleza impactaba a todos.

    • DCAlessyAr dijo:

      No he visto ninguna pelicula de ella pero conosco a una mujer que se asemaja bastante a ella, tanto en personalidad como en el fisico creo que maria felix es mas hermosa pero en las fotografias las mujers se ven mas lindas.

  • JL dijo:

    Simplemente hermosa…

  • Conrado Portal de la Radio Cubana dijo:

    Bella crónica del Sr. Ciro Bianchi!!!!, mi admiración por su magisterio periodístico. La disfruté al máximo y la he leído ya varias veces, porque además de que soy un fan empedernido de María Félix, Usted da una lección insuperable de cómo contar historias…

  • Radical dijo:

    artículo encantador y realmente desconocida historia para muchos en Cuba. Gracias por estas bellas crónicas Bianchi!

  • david dijo:

    admiro a Maria Felix por su belleza y la personalidad que se le advina en las peliculas. pero sus fotos siempre me recuerdan a mi abuela, de 92 años, a la que en su juventud la piropeaban diciéndole “ahí va mariabonita”…. y a mi me gusta recordarselo de vez en cuando :)

  • alexiZ dijo:

    Encanto de Mujer ,aunque estuvo fria segun el escrito ,lo que más me impresionó que estuvo al lado de Marti Como la bailarina ESPAÑOLA

  • José García Álvarez dijo:

    Tanta bellesa,popularidad y un poco de arrogancia. Y al final una mortal como todos.Como dijo Martí ” Toda la gloria del mundo cabe en grano de maíz”.
    De todos modos vive aún en quienes la admiraron y admiran.

  • RARJ dijo:

    María Félix fue una actriz
    Hermosa y reconocida
    Que fue muy bien recibida
    Por acá en nuestro país.
    Con respecto a aquel desliz
    Que en el aereopuerto tuvo
    Con aquel pobre hombre rudo,
    No piensen mal, han de saber
    Que ella se iba a caer
    Y él la aguantó como pudo.

    • DCAlessyAr dijo:

      Gracias a ese hombre Maria Felix pudo disfrutar de unas vacaciones en cuba!!!

  • @niurkis dijo:

    como siempre otra anecdota del maestro Bianchi que nos enriquese en el conocimeinto historico de nuestro país. Gracias.

  • Andrés dijo:

    “felina hembra mexicana”…Excelente descripción Ciro. Ciertamente una mujer muy linda y arisca. Aunque es probable que haya estado un poco ofendida con el irrespetuoso recibimiento de nuestro desconocido “sobador” local. Evidentemente lo traicionaron los instintos.

    De cualquier modo, esta mujer era famosa por su carácter combativo y arrogante. Su naturaleza de mujer codiciada en la sociedad conservadora del México de los ´40 y los ´50 debe haberla obligado a afilar sus convicciones. Tuvo una vida emocional complicada (cuatro matrimonios, los últimos dos fallecidos); entre otras cosas por causa de dicho conservadurismo. No es raro que haya tenido que desarrollar una actitud desafiante, pero a la misma vez defensiva para sobrevivir como personalidad pública. Durante esa época ella estaba trabajando en Europa, a la que había decidido ir a trabajar para alejarse de ciertos escándalos, algunos de ellos injustificados para los estándares modernos, en los que se había visto envuelta.

    Hace sólo unos días atrás vi “Tizoc”, para mí una de las mejores interpretaciones de Pedro Infante, que le valió un Oso de Plata en Berlín. Creo que fue su último filme. A la Félix, y así lo hizo saber públicamente, no le gusto la película, no sé por qué razón, a pesar de su impacto internacional (Globo de Oro a mejor filme extranjero). Una persona idiosincrática la Félix, lo cual contrasta sobre manera con el carácter más accesible y cálido de Dolores del Rio, otra superactriz mexicana, muy linda también. La Félix rechazó todas las ofertas de Hollywood que recibió. Sus papeles fueron a parar a actrices como Ava Garner y Kim Novak. De cualquier modo su carrera es impresionante, e incluye colaboraciones con grandes artistas cinematográficos como Luis Buñuel y Jean Renoir. Ciertamente una mujer convicciones. Me hubiera encantado conversar con ella sobre política, mientras le preparo un batido de mango.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también