Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Descubrimiento de ondas gravitacionales: Mayor logro científico de 2016

| 15 |
Albert Einstein predijo las ondas gravitacionales hace un siglo, pero no fue hasta este año que las descubrieron.

Albert Einstein predijo las ondas gravitacionales hace un siglo, pero no fue hasta este año que las descubrieron.

La revista Science informó la elección del hallazgo de las ondas gravitacionales, predichas hace un siglo por Albert Einstein, como el principal hito científico del presente año.

Muchos logros fantásticos vio 2016, pero el descubrimiento de las ondas gravitacionales por expertos de 15 países, se elevó sobre todo lo demás, señaló el editor de noticias del medio especializado, Tim Appenzeller.

Por eso, durante la reunión con los reporteros y editores para discutir grandes noticias en ciencia, no tomamos mucho tiempo para escoger ese avance del año, argumentó.

El 11 de febrero de 2016, se anunció el descubrimiento por primera vez de ondas gravitacionales provenientes del Universo por investigadores involucrados en la colaboración LIGO (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatories).

Según el comunicado de Science, los expertos revelaron pruebas de una ráfaga de ondas creadas a mil 300 millones de años luz de distancia, a medida que dos enormes agujeros negros se enrollaban entre sí.

La detección se repitió en el mes de junio, añade el escrito.

El hallazgo fue posible por interferómetros de los observatorios LIGO, en Livingston, Luisiana; y Hanford, Washington, los únicos de su tipo en el mundo que han logrado detectar ondas gravitacionales.

Esos detectores son capaces de operar al borde de los límites fundamentales de la física, siendo los instrumentos ópticos más sensibles jamás construidos.

Las ondas gravitatorias constituyen fluctuaciones generadas en la curvatura del espacio-tiempo que se propagan como ondas a la velocidad de la luz.

Las ondas gravitatorias constituyen fluctuaciones generadas en la curvatura del espacio-tiempo que se propagan como ondas a la velocidad de la luz.

Las ondas gravitatorias constituyen fluctuaciones generadas en la curvatura del espacio-tiempo que se propagan como ondas a la velocidad de la luz.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yo dijo:

    Solo dos palabras: Im Presionante!!!

  • walde dijo:

    Tremendooooooooooo; pronto estaremos viajando al pasado y al futuro

  • Papo dijo:

    …y con qué se come eso !!! ?????????

    • Papo dijo:

      ¿Qué son las ondas gravitacionales?
      Las ondas gravitacionales son vibraciones en el espacio-tiempo, el material del que está hecho el universo. En 1916, Albert Einstein reconoció que, según su Teoría General de la Relatividad, los cuerpos más violentos del cosmos liberan parte de su masa en forma de energía a través de estas ondas. El físico alemán pensó que no sería posible detectarlas debido a que se originan demasiado lejos y serían imperceptibles al llegar a la Tierra.
      ¿Cómo se comportan las ondas gravitacionales?
      Son comparables a las ondas que se mueven en la superficie de un estanque o el sonido en el aire. Las ondas gravitacionales deforman el tiempo y el espacio y, en teoría, viajan a la velocidad de la luz. Su paso puede modificar la distancia entre planetas, aunque de forma muy leve. Como explica Kip Thorne, uno de los pioneros en la búsqueda de estas ondas, estos efectos deben ser especialmente intensos en las proximidades de la fuente, donde se producen “tormentas salvajes” que deforman el espacio y aceleran y desaceleran el tiempo.
      ¿Por qué son importantes?
      Abren una nueva era en el conocimiento del universo. Hasta ahora toda la información que tenemos del cosmos (solo conocemos el 5%) es por la luz en sus diferentes longitudes de onda: visible, infrarroja, ondas de radio, rayos X… Las ondas gravitacionales nos dan un sentido más y permiten saber qué está pasando allí donde hasta ahora no veíamos nada, por ejemplo, en un agujero negro.
      Este fenómeno permite saber qué está pasando allí donde hasta ahora no veíamos nada, por ejemplo en un agujero negro
      La intensidad y la frecuencia de las ondas permitirá reconstruir qué sucedió en el punto de origen, si las causó una estrella o un agujero negro, qué propiedades tienen esos cuerpos y entender mejor esas tempestades en el espacio-tiempo de las que habla Thorne. También permiten saber si la Teoría General de la Relatividad se mantiene vigente en los rangos de presión y gravedad más intensos que pueden concebirse. Detectar estas ondas por primera vez es un hallazgo histórico que probablemente reciba un premio Nobel de Física.
      ¿Qué se ha observado?
      El anuncio consiste en que el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en EE UU, ha captado las ondas producidas por la fusión de dos agujeros negros. Sería la primera vez que se captan ondas gravitacionales y esto sucede justo un siglo después de que Einstein predijera su existencia. Hasta ahora solo había pruebas indirectas de estas ondas. En 1978, Rusell Hulse y Joseph Taylor demostraron que un púlsar binario (dos estrellas orbitando juntas, una de ellas un púlsar) estaban cambiando ligeramente su órbita debido a la liberación de energía en forma de ondas gravitacionales en una cantidad idéntica a la que predecía la relatividad. Ambos ganaron el Nobel de Física en 1993. En 2003 se confirmó que lo mismo sucede con otra pareja estelar, en este caso de dos púlsares.
      ¿Qué es LIGO?
      Es un gran instrumento óptico de precisión desarrollado por los institutos tecnológicos de California (Caltech) y Massachusetts, (MIT) y la Colaboración Científica LIGO, en la que participan unos 1.000 investigadores de 15 países, incluida España. La instalación consta de dos detectores láser con forma de L. Cada brazo de esa L tiene cuatro kilómetros y hay dos detectores idénticos, uno en Luisiana y otro a 3.000 kilómetros en el estado de Washington.
      LIGO puede identificar variaciones equivalentes a una diezmilésima parte del diámetro de un átomo, la medición más precisa jamás lograda por un instrumento científico
      Estos detectores llevan buscando ondas gravitacionales desde el año 2002. En septiembre de 2015 comenzó a funcionar el LIGO avanzado, una versión mejorada del detector que multiplica por 10 la sensibilidad de los brazos láser y por tanto la distancia a la que pueden captar ondas gravitacionales. En la actualidad son capaces de identificar diferencias en la longitud de los brazos láser equivalentes a una diezmilésima parte del diámetro de un átomo, la medición más precisa jamás lograda por un instrumento científico, según LIGO.
      Se necesitan al menos dos detectores para evitar falsos positivos causados por cualquier vibración local como terremotos, tráfico o fluctuaciones del propio láser. Al contrario que todos ellos, una onda gravitacional causará una perturbación exactamente igual en Luisiana que en Washington.
      ¿Qué pasará a partir de ahora?
      La búsqueda de ondas gravitatorias no ha hecho más que empezar. Con la configuración actual, LIGO puede ver a una distancia de unos 1.000 millones de años luz de la Tierra. El equipo va a hacer nuevas mejoras tecnológicas para aumentar su sensibilidad. En otoño de 2016 se espera que comience a funcionar una versión mejorada de VIRGO, el detector europeo que debería captar señales idénticas a LIGO. La Agencia Espacial Europea ya prepara LISA, un observatorio espacial de ondas gravitacionales. A su vez, LIGO alcanzará su máxima potencia en 2020.

      • Ángel Blanco dijo:

        Estimado Papo, sólo puedo recomendarle que investigue profundamente en el tema y quizás se dé cuenta del profundo engaño y manipulación.
        Es sintomático que este tipo de “noticias” surjan o se fabriquen durante los últimos estertores de las agonizantes teorías relativistas, la TER y la TGR.
        Menos mal que su propio autor, Albert Einstein, lo reconoció al final de su carrera, que su Teoría General de la Relatividad era imposible sin aquello que había destruido: el éter o ephir cómo medio en el cual se propagan las ondas.
        Política, ciencia y economía van de la mano.

    • Papo dijo:

      GRACIAS CUBADEBATE… …SI NO SALE ESTE ARTÍCULO…

      …NI ME ENTERO QUE EXISTEN “ONDAS GRAVITACIONALES”.

      De corazón: ¡¡¡¡¡ GRACIAS !!!!!

  • Inye dijo:

    Si alguien lee esto, y quiere ayudarme a salir de mi ignorancia, esto puedo interpretarlo como la posibilidad de la existencia de mundos paralelos?, o estoy influenciado por la ciencia ficicción.

  • Felicia DM Padron dijo:

    INTERESANTE…eh?!

  • Papo dijo:

    SOLO POR AÑADIR ALGO…

    ¿Qué son las ondas gravitacionales?
    Las ondas gravitacionales son vibraciones en el espacio-tiempo, el material del que está hecho el universo. En 1916, Albert Einstein reconoció que, según su Teoría General de la Relatividad, los cuerpos más violentos del cosmos liberan parte de su masa en forma de energía a través de estas ondas. El físico alemán pensó que no sería posible detectarlas debido a que se originan demasiado lejos y serían imperceptibles al llegar a la Tierra.
    ¿Cómo se comportan las ondas gravitacionales?
    Son comparables a las ondas que se mueven en la superficie de un estanque o el sonido en el aire. Las ondas gravitacionales deforman el tiempo y el espacio y, en teoría, viajan a la velocidad de la luz. Su paso puede modificar la distancia entre planetas, aunque de forma muy leve. Como explica Kip Thorne, uno de los pioneros en la búsqueda de estas ondas, estos efectos deben ser especialmente intensos en las proximidades de la fuente, donde se producen “tormentas salvajes” que deforman el espacio y aceleran y desaceleran el tiempo.
    ¿Por qué son importantes?
    Abren una nueva era en el conocimiento del universo. Hasta ahora toda la información que tenemos del cosmos (solo conocemos el 5%) es por la luz en sus diferentes longitudes de onda: visible, infrarroja, ondas de radio, rayos X… Las ondas gravitacionales nos dan un sentido más y permiten saber qué está pasando allí donde hasta ahora no veíamos nada, por ejemplo, en un agujero negro.
    Este fenómeno permite saber qué está pasando allí donde hasta ahora no veíamos nada, por ejemplo en un agujero negro
    La intensidad y la frecuencia de las ondas permitirá reconstruir qué sucedió en el punto de origen, si las causó una estrella o un agujero negro, qué propiedades tienen esos cuerpos y entender mejor esas tempestades en el espacio-tiempo de las que habla Thorne. También permiten saber si la Teoría General de la Relatividad se mantiene vigente en los rangos de presión y gravedad más intensos que pueden concebirse. Detectar estas ondas por primera vez es un hallazgo histórico que probablemente reciba un premio Nobel de Física.
    ¿Qué se ha observado?
    El anuncio consiste en que el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO), en EE UU, ha captado las ondas producidas por la fusión de dos agujeros negros. Sería la primera vez que se captan ondas gravitacionales y esto sucede justo un siglo después de que Einstein predijera su existencia. Hasta ahora solo había pruebas indirectas de estas ondas. En 1978, Rusell Hulse y Joseph Taylor demostraron que un púlsar binario (dos estrellas orbitando juntas, una de ellas un púlsar) estaban cambiando ligeramente su órbita debido a la liberación de energía en forma de ondas gravitacionales en una cantidad idéntica a la que predecía la relatividad. Ambos ganaron el Nobel de Física en 1993. En 2003 se confirmó que lo mismo sucede con otra pareja estelar, en este caso de dos púlsares.
    ¿Qué es LIGO?
    Es un gran instrumento óptico de precisión desarrollado por los institutos tecnológicos de California (Caltech) y Massachusetts, (MIT) y la Colaboración Científica LIGO, en la que participan unos 1.000 investigadores de 15 países, incluida España. La instalación consta de dos detectores láser con forma de L. Cada brazo de esa L tiene cuatro kilómetros y hay dos detectores idénticos, uno en Luisiana y otro a 3.000 kilómetros en el estado de Washington.
    LIGO puede identificar variaciones equivalentes a una diezmilésima parte del diámetro de un átomo, la medición más precisa jamás lograda por un instrumento científico
    Estos detectores llevan buscando ondas gravitacionales desde el año 2002. En septiembre de 2015 comenzó a funcionar el LIGO avanzado, una versión mejorada del detector que multiplica por 10 la sensibilidad de los brazos láser y por tanto la distancia a la que pueden captar ondas gravitacionales. En la actualidad son capaces de identificar diferencias en la longitud de los brazos láser equivalentes a una diezmilésima parte del diámetro de un átomo, la medición más precisa jamás lograda por un instrumento científico, según LIGO.
    Se necesitan al menos dos detectores para evitar falsos positivos causados por cualquier vibración local como terremotos, tráfico o fluctuaciones del propio láser. Al contrario que todos ellos, una onda gravitacional causará una perturbación exactamente igual en Luisiana que en Washington.
    ¿Qué pasará a partir de ahora?
    La búsqueda de ondas gravitatorias no ha hecho más que empezar. Con la configuración actual, LIGO puede ver a una distancia de unos 1.000 millones de años luz de la Tierra. El equipo va a hacer nuevas mejoras tecnológicas para aumentar su sensibilidad. En otoño de 2016 se espera que comience a funcionar una versión mejorada de VIRGO, el detector europeo que debería captar señales idénticas a LIGO. La Agencia Espacial Europea ya prepara LISA, un observatorio espacial de ondas gravitacionales. A su vez, LIGO alcanzará su máxima potencia en 2020.

  • Papo dijo:

    Olinto De Pretto:

    Was an Italian industrialist and geologist from Schio, Vicenza. There are claims that De Pretto may have been the first person to dirive the energy-mass-equivalence, generally attributed to Albert Einstein…

    • Papo dijo:

      No quita para nada, la genialidad de Albert Einstein…

  • Papo dijo:

    ¿ Por Qué ?

  • LUIS dijo:

    IMPRESIONANTE.

  • Daniel dijo:

    Tremendo descubrimiento este si lugar a dudas y mas para todo el que le guste la rama de la Física. Una vez mas queda demostrada le genialidad de Einstein y como avizoró detalles que eran imposibles de ver en su época por la falta de tecnología en ese periodo de la Historia y que ahora gracias a la colaboración entre varias instituciones científicas se logran descubrimientos como este. Seria genial que se publicara aquí en Cubadebate el resto de los descubrimientos mas notables del presente año, así como un breve resumen de cada uno.
    Feliz navidad para todos.

  • Ángel Blanco dijo:

    El “experimento” LIGO es quizás la mayor y más cara tomadura de pelo de la Historia de esta Humanidad. Los verdaderos objetivos de esta “proeza” son otros muy distantes.
    Por supuesto que las ondas “gravitacionales” existen, pero distan mucho de ser y hacer lo que estos “científicos” le atribuyen.
    Es una lástima que un medio de comunicación serio le dé crédito a esta “noticia” y haga mutis a otras de incalculable valor y alcance cómo la Síntesis Nuclear Fría o Transmutación de elementos químicos por organismos biológicos, según sea la terminología que se prefiera. También han hecho mutis ante la Instalación Energética Gravitatoria de Energía libre de la firma alemana ROSCH.
    ¿A qué oscuros intereses sirven de facto?

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también