Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Viaje con Francisco: Filadelfia, amor al hermano (+ Fotos y Video)

| 11 |
Los helicópteros frente al avión de American Airlines, donde viaja el Papa en el tramo de Estados Unidos a Italia. Foto: AP

Como dos mosquitos frente a la nariz de un gigante, así se ven los helicópteros ante al avión de American Airlines, donde viaja el Papa en el tramo de Estados Unidos a Italia. Foto: AP

NUEVA YORK-FILADELFIA.-A las 7:55 de la mañana (la misma hora en Cuba), con un sol tímido, el helicóptero sobrevuela Manhattan para llegar a tiempo al Aeropuerto J.F. Kennedy, de donde saldrá el avión papal aproximadamente una hora después, hacia Filadelfia.

Es sábado y Nueva York se está despertando sin mucha prisa, después de un viernes de calles despejadas y fuertes operativos de seguridad. Al helicóptero donde va el Sumo Pontífice lo escoltan otros cuatro aparatos, de los cuales dos son “bichos raros” de la Fuerza Aérea estadounidense, los Bell-Boeing V-22 Osprey, conocidos también como “águila pescadora”, “convertiplano” o “aeronave de rotores basculantes”, que tienen la capacidad de despegar vertical u horizontalmente en muy poco espacio.

Aunque estas máquinas voladoras son comunes en la ciudad, la gente se asoma a verlas pasar para saludar a Francisco. Contrasta el desenfado de los transeúntes con el gesto contraído de los francotiradores apostados en los techos de los edificios, listos para reaccionar en caso de ataque. Francisco ve a todos desde los cielos y le susurra al Cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, a su lado, que solicite a los pilotos sobrevolar la Estatua de la Libertad y la Isla Ellis.

“El Papa se emocionó al verlas”, admite Dolan a los periodistas. No por la posibilidad de tener tan cerca a la dama icónica, que viste con ropas de otros tiempos y empuña una antorcha, sino porque esta mujer apostada en el puerto ha sido testigo del paso de millones de inmigrantes que entraban a la ciudad en busca de refugio. Entre ellos, nuestro José Martí, que le dedicó una hermosa crónica cuando llegó, solo y desterrado, a estas tierras: “Terrible es, libertad, hablar de ti para el que no te tiene.”

A Ellis, en la desembocadura del río Hudson, se le conoce como la “Isla de las lágrimas”. Entre 1892 y 1924, 12 millones de inmigrantes, en su mayoría italianos y europeos del Este, pasaron por este enorme filtro donde los agentes de inmigración decidían el destino de los recién llegados, su aislamiento en cuarentena o su deportación.

“Estaba muy, muy conmovido”, añade Dolan: “Y dijo, ‘¿sabés? Buenos Aires también fue una ciudad de inmigrantes’.” Francisco, hijo de una familia inmigrante italiana y el primer Papa latinoamericano, ha hecho de la tragedia de los migrantes uno de las principales batallas de su pontificado. Como diría después en el Encuentro para la libertad religiosa con la comunidad hispana y otros inmigrantes en el Independence Mall, de Filadelfia, uno de los graves problemas de este mundo es que “con demasiada frecuencia los más necesitados no son escuchados”.

The wind lifts Pope Francis' mantle as he delivers his speech in front of Independence Hall, Saturday, Sept. 26, 2015, in Philadelphia.  (Tony Gentile/Pool Photo via AP)

La manta de la sotana del Papa Francisco vuela mientras pronuncia su discurso en el Independence Hall. El atril donde sostiene su discurso fue utilizado en este mismo lugar por Abraham Lincoln. Foto: Tony Gentile/Pool via AP.

Recordará en ese lugar, donde acomodaría en un atril utilizado por Abraham Lincoln el texto de su discurso -del cual se desvió varias veces-,  que los emigrantes han llegado “a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida”. Los invitaría a que “no se desanimen por los retos y dificultades que tengan que afrontar. Y no olviden que, al igual que los que llegaron aquí́ antes, ustedes traen muchos dones a su nueva nación. No se avergüencen nunca de sus tradiciones. No olviden las lecciones que aprendieron de sus mayores, y que pueden enriquecer la vida de esta tierra americana. Repito, no se avergüencen de aquello que es parte esencial de ustedes”.

Por cierto, en este discurso, el más largo que ha dado Francisco en este viaje a Cuba y Estados Unidos, revela su perspectiva de los pobres, a los que no idealiza, y me recuerda los versos de la canción “Navidad”, de Silvio Rodríguez –“tener no es signo de malvado/  y no tener tampoco es prueba/ de que acompañe la virtud”-:

Como seres humanos, estamos llamados a reconocer a Otro, que revela nuestra identidad relacional frente a todos los intentos por imponer ‘una uniformidad a la que el egoísmo de los poderosos, el conformismo de los débiles o la ideología de la utopía quiere imponernos’. 

En algún momento no solo se salió del texto, sino en apariencias del tema de la inmigración y la libertad religiosa, para adentrarse en la globalización. Lo explica, para sorpresa de todos, desde la ribera de la geometría:

Si la globalización es una esfera donde cada punto es igual equidistante del centro, anula;  no es buena. Si la globalización une, como un poliedro, donde están todos unidos, pero cada uno conserva su propia identidad, es buena, hace crecer a un pueblo, le da dignidad a todos los hombres y le otorga derecho. 

Y otro hecho notable: Francisco comenzó su discurso citando un fragmento de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, que fue firmada a unos pasos del lugar de donde habló Bergoglio. Pero hizo un añadido trascendente. En el documento original se lee que todos los hombres fueron creados iguales; que están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables, y que los gobiernos existen para proteger y defender esos derechos. El Obispo de Roma dio un paso más: “La Declaración de Independencia declaró que todos los hombres y las mujeres son iguales”, dice, y reitera una de las características distintivas de su pontificado: la igualdad de género. A principios de este año, se refirió al tema en la Plaza de San Pedro: “¿Por qué se da por sentado que las mujeres deben ganar menos que los hombres? ¡No! Tienen los mismos derechos. La discrepancia es un escándalo puro.”

Estas ideas no salen de la nada y se puede afirmar que han sido una obsesión en el viaje. No sería descabellado imaginar que cuando va sobre ese helicóptero, a Jorge Bergoglio tiene que estarle pasando por la cabeza las palabras que pronunciará en la tarde de Filadelfia, en particular aquellas que tienen que ver con el drama de los inmigrantes, de lo cual ya habló al Cardenal. El dolor de los inmigrantes es el manto que podría estar viendo desde las alturas de Nueva York y de un país que tiene más de 40 millones de ellos, de los cuales 11 millones -equivalente al total de los habitantes de Cuba- son indocumentados. Tiene seguramente su pensamiento en las dificultades de acceso al empleo, a la salud, a la educación; en la interminable espera y agonía por una regularización del estatus migratorio de familias enteras, sin mencionar el racismo encubierto, la discriminación, la xenofobia y el abuso que la sociedad estadounidense ejerce, con el sinfín de obstáculos al otro lado de la frontera que acaban o no de cruzar.

Al acercarse el helicóptero del Papa al Aeropuerto Kennedy, los periodistas que lo acompañamos sentimos el sonido de las pequeñas aeronaves. Los que están sentados en la fila derecha, ven pasar a los “bichos raros” de la Fuerza Aérea. Unos minutos después, Francisco sube la escalerilla del avión de American Airlines abrumado por sus pensamientos. Lleva su maletín negro en una mano y se ayuda de la baranda con la derecha. Viene solo. El viento despliega la manta de su sotana y sus pies se enredan con los pliegues de la vestimenta; una, dos veces. Ya sabemos por qué: va más atento a los dramas humanos que al terrenal asunto de subir los peldaños de una escalera con el viento en contra.

Por suerte, el incidente no pasa a mayores, a pesar de que la foto le da la vuelta al mundo y la pregunta referida a esos instantes desembarca entre las primeras, durante la conferencia de la prensa de la tarde que ofrece el portavoz del Vaticano. El padre Federico Lombardi reconocería que el Papa, de 78 años, con una operación en el pulmón en sus años jóvenes y dificultades con la cadera, como es lógico está cansado después de tan apretada agenda. Francisco suele ser sometido a fisioterapia, pero no ha podido hacerla durante los viajes, por lo que tiene cierta dificultad para caminar.

El pontífice llaga finalmente a la puerta del Boeing 777-200 con matrícula N776AN de American Airlines. Cuando está a centímetros de la puerta de la aeronave, se da la vuelta y saluda con la mano y una enorme sonrisa a los neoyorquinos que lo despiden en la explanada. Sentimos los pasos apurados de los guardias de seguridad en la parte delantera del avión. El Padre Lombardi se asoma en nuestra área económica con la amabilidad de siempre y comenta algo a una de las vaticanistas que va en la primera fila. Con la misma desaparece detrás de la cortina. Minutos después volamos a Filadelfia.

Entre el amor y el espanto

Dan Messing, izquierda, y Joe McGraw son homeless en Filadelfia. Foto: Religion News Service/ Alex Jacobi.

Dan Messing, izquierda, y Joe McGraw, dos homeless de Filadelfia. Foto: Religion News Service/ Alex Jacobi.

Filadelfia, apodada coloquialmente Philly, significa “la ciudad del amor fraternal” (del griego philos -“amor”- y adelphos -“hermano”). Después de la homilía en la Catedral de San Pedro y San Pablo, el Arzobispo Charle J. Chaput dijo a Francisco: “Esta ciudad cambiaría hoy su nombre por el de Francisville”.

El comentario provocó aplausos sostenidos y risas entre los miles de fieles que asistían a la Misa desde pantallas ubicadas en las afueras de la Catedral. El abrazo de esta ciudad al Papa se volvió a sentir en la noche, durante la Fiesta de las familias y la vigilia de oración en el Bulevar Benjamín Franklin, donde cantó, como los dioses, el italiano Andrea Bocelli.

La emoción intensa, sin embargo, convivía con una paradoja. Mientras multitudes se desplazaban desde la mañana a esta ciudad para la gran misa pública que dirigirá Francisco este domingo, las autoridades expulsaban a muchos pobres y sin techo lo más lejos posible de las calles, alegando razones de seguridad.

Alex Jacobi, de la agencia Religion News Servide, afirma que en Filadelfia hay más de 5 500 homeless y que esta decisión de las autoridades va en dirección contraria a la prédica de Francisco a favor de la distribución equitativa de la riqueza y de la inclusión social. Recuerda que el Papa le manifestó, enérgicamente, a los miembros de Caridades Católicas durante su visita a Washington este jueves que “no hay justificación alguna para que los pobres vivan en la calle”, y tampoco quiere que se “descarte” a ningún ser humano.

Joe McGraw, homeless desde que el Papa Juan Pablo II visitó Filadelfia en 1979, asegura que las medidas de este año han sido más intensas que nunca. “No era como esto”, comenta McGraw. “Ellos (ahora) nos espantan lejos.”

Nota al margen

Mañana no habrá crónica. Es el último día de Francisco en Filadelfia y el final de la visita a Cuba y Estados Unidos, que comenzó en La Habana el pasado 19 de septiembre. La agenda del Papa es abrumadora el día en que comienza el retorno al Vaticano: reunión con los obispos invitados al Encuentro Mundial de las Familias en el Seminario San Carlos Borromeo;  visita a los presos del Instituto Correccional Curran-Fromhold; Santa Misa de clausura del VIII Encuentro Mundial de las Familias en el Bulevar Benjamín Franklin –se espera un millón de asistentes-; saludo al Comité organizador, a los voluntarios y benefactores en el aeropuerto internacional de Filadelfia, y la ceremonia de despedida.  Luego, durante el vuelo de regreso, conferencia de prensa.

Como los vaticanistas tienen que ir a todos los sitios por adelantado y buena parte del tiempo la pasamos moviéndonos por las ciudades o sometidos al control de seguridad, va a ser imposible hilvanar una idea coherente en ese tiovivo. Pero les prometo contarles el lunes, antes de cerrar esta columna y despedirnos de Francisco.

A police officer squats near some shrubs as he watches through binoculars near St. Charles Borromeo Seminary where Pope Francis will arrive Saturday, Sept. 26, 2015, in Wynnewood, Pa.  Foto: Mel Evans/ AP

Un policía utiliza binoculares en una zona próxima al Seminario de San Carlos Borromeo, donde el Papa se aloja en Filadelfia. Foto: Mel Evans/ AP

Un Bell-Boeing V-22 Osprey, conocido también como "águila pescadora", "convertiplano" o "aeronave de rotores basculantes”, escolta al Papa. Estos aviones tienen la capacidad de despegar vertical u horizontalmente en muy poco espacio. Foto: AP

Dos Bell-Boeing V-22 Osprey, conocidos también como “águila pescadora”, “convertiplano” o “aeronave de rotores basculantes”, escoltan al Papa. Estos aviones tienen la capacidad de despegar vertical u horizontalmente en muy poco espacio. Foto: AP

Pope Francis waves to the crowd as he passes along Benjamin Franklin Parkway, Saturday, Sept. 26, 2015, in Philadelphia. The pontiff attended a music-and-prayer festival there Saturday night to close out the World Meeting of Families, a Vatican-sponsored conference of more than 18,000 people from around the world. (AP Photo/Alessandra Tarantino)

El Papa Francisco en el Bulevar Benjamin Franklin, donde tuvo lugar el Encuentro Internacional de Familias ante 18 mil personas. (AP Photo/Alessandra Tarantino)

Andrea Bocelli en la vigilia. Foto: Eric Thayer/ The New York Times, Pool

Andrea Bocelli en la vigilia. Foto: Eric Thayer/ The New York Times, Pool

Aretha Franklin performs as Pope Francis is seated nearby during the Festival of Families, Saturday, Sept. 26, 2015, in Philadelphia. (AP Photo/Matt Slocum)

Aretha Franklin canta en el Festival de las Familias. Foto: Matt Slocum/ AP

Dominican Sisters from Nashville, Tenn., stand in view of City Hall ahead of the Festival of Families Saturday, Sept. 26, 2015, in Philadelphia. (AP Photo/Matt Rourke)

Las Madres Dominicas en el City Hall para asistir al Festival de las Familias. Foto: Matt Rourke/ AP

Thousands of people attend the Festival of Families along the Benjamin Franklin Parkway, Saturday, Sept. 26, 2015, in Philadelphia during the visit of Pope Francis to the city.  (AP Photo/Matt Rourke, Pool)

Cientos de miles de personas asisten al Festival de las Familias. Foto: Matt Rourke, Pool via AP.

Pope Francis delivers his speech at Independence National Historical Park in Philadelphia, where he met members of the Hispanic community and other immigrants, Saturday, Sept. 26, 2015. (AP Photo/Alessandra Tarantino)

El Papa Francisco interviene en el Independence National Historical Park en Filadelfia, donde participan miembros de la comunidad hispana y otros inmigrantes. Foto: Alessandra Tarantino/ AP

Benjamin Franklin Parkway in Philadelphia is lit up at dusk and lined with tens of thousands of people as Pope Francis makes his way along the thoroughfare, Saturday, Sept. 26, 2015. The pontiff attended a music-and-prayer festival there Saturday night to close out the World Meeting of Families, a Vatican-sponsored conference of more than 18,000 people from around the world. (AP Photo/Michael Perez)

Las actividades de hoy incluyeron una vigilia y un concierto en el bulevar Benjamin Franklin, en el que actuó Aretha Franklin, Andrea Bocelli y otros artistas. Foto: Michael Perez / AP

Lo mejor del Centro de Prensa, en Filadelfia, son las fotografías a tamaño natural del Papa Francisco, con las que todos nos hacemos un selfie. Aquí, el Papa parece saludar desde lo alto de una ventana. Foto: Elisabetta Piqué

Lo mejor del Centro de Prensa, en Filadelfia, son las fotografías a tamaño natural del Papa Francisco, con las que todos nos hacemos un selfie. Aquí, el Papa parece saludar desde lo alto de una ventana. Foto: Elisabetta Piqué

Los vaticanistas llegando al Hotel que los aloja en Filadelfia. Foto: Rosa Miriam Elizalde/ Cubadebate

Los vaticanistas llegando al Hotel que los aloja en Filadelfia. Foto: Rosa Miriam Elizalde/ Cubadebate

En Video, Andrea Bocelli en Filadelfia

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • uno del montón dijo:

    Gracias, muchas gracias a la Dra. Rosa Miriam Elizalde por habernos permitido acompañar al Papa Francisco.
    Gracias por el cuidado y la elegancia de escritura. Gracias por su inocultada simpatía hacia el Santo Padre.
    Usted es una hacedora de puentes. Dios la guarde a usted y a su casa, a sus compañeros de Cubadebate, que a todos los colme de bendición y les muestre su rostro.

  • Noel dijo:

    Muy bueno, felicitaciones a Cubadebate

  • Albita dijo:

    Magnífico Papa, magnífica Rosa Miriam. Qué lujo de periodismo en Cuba.

  • egp dijo:

    No contamos con videos pero si con unas fotos !!excelentes!! !!DISFRUTENLAS TANTO COMO YO!! Saludos a todos

  • Orestes M dijo:

    Muy buena cobertura. Esperaremos al lunes y te extrañaremos. Saludos de Orestes

  • Pedro dijo:

    La cubaba Yordanka Airosa ha ganado la Concha de Plata a la mejor actriz en el festival de cine de San Sebastián por su actuación el la película El rey de La Habana.

    Lo digo porque la cosa tiene su importancia y parece que Cubadebate se olvidó.

  • Siempre Cubano dijo:

    Una felicitación a quienes propusieron y aprobaron enviar a esta excelente periodista a la cobertura de la visita del Papa.
    Creo que la experiencia deberá servir a los que deciden y financian los viajes de la prensa cubana.
    Rosa Miriam nos hizo vivir el viaje como si fuéramos miembros privilegiados de la comitiva papal, nos hizo conocer el por qué de cada momento, nos recreó con la historia y nos permitió disfrutar el ambiente vivido en cada ciudad, encuentro e intervenciones.
    Todo lo logró sin dogmatismos, ni repeticiones de textos y consignas que por su abuso indiscriminado han pasado a ser un buen ejemplo de lo que no se debe hacer en los medios de comunicación.
    Lo hizo como una comunicadora comprometida con la Revolución y con la preparación adecuada para sumar lectores.
    Se deberían cambiar los parámetros que se utilizan para proponer, aprobar y posteriormente evaluar el trabajo realizado, según mi modesto criterio de lector ese tiene que ser un objetivo inmediato.
    La falta de preparación o profesionalismo en una cobertura no puede ser enmascarada con textos inflados de mensajes dirigidos no a ilustrar, educar y hacer disfrutar al lector sino a satisfacer la vanidad de quienes aun ven al periodista como un vulgar emisor de boletines.
    En ocasiones hay decisiones que se toman, que lejos de favorecer, perjudican el propósito que se busca, recuerdo como cuestión negativa, la cobertura brindada a la llegada del Papa por dos periodista de la TV cubana, me refiero a Froilán y la muchacha nueva (perdón , no recuerdo su nombre).
    Dos indiscutibles buenos periodistas pero sin la preparación puntual para asumir la visita Papal, muy, muy distante de un desfile por el 1ro de mayo.
    Sin embargo y como ejemplo positivo, todos disfrutamos de lo realizado por Magda Resik y el Sacerdote tampoco recuerdo su nombre, pero en la mayúscula va mi respeto hacia él.
    La primera cumplió su rol como introductora y complementadora con profesionalidad, el Sacerdote devenido además excelente comunicador, brindó al televidente una gran cantidad de información inapreciable para comprender la liturgia, protocolo, pensamiento y normas de la iglesia católica, todos agradecimos el conocimiento que compartió con nosotros y que nos permitió enriquecer nuestra cultura. GRACIAS Magda, GRACIAS Sacerdote.
    El asunto de las coberturas periodísticas pienso que merece pensamiento crítico y creativo, se impone ampliar su alcance no solamente al campo periodístico sino también al sociológico, comunicacional y económico.
    En la prensa deportiva hemos apreciado en varias ocasiones que se envía a un grupo excesivamente numeroso de periodistas (casi siempre los mismos) para cubrir por ejemplo un Mundial de Béisbol. Es evidente que cada medio de prensa cuenta con un presupuesto amplio para viajes y me alegro, pero como aficionado, lector y televidente el beneficio que recibo en bien pobre.
    Creo que la mayoría de los periodistas no se preparan para conocer la historia, cultura, geografía u otros elementos del país y ciudades sedes del evento, si se prepararan adecuadamente pudieran enriquecer su trabajo, prestigiar a sus medios y hacernos apetecible y útil su labor.
    Viajan a lugares distantes, con una gran historia, tradiciones, costumbres, exotismos y pueblos llenos de vivencias , sin embargo no aprovechan el privilegio que disfrutan al ser designados para cubrir un evento y su trabajo se limita apenas a lo que ocurre en el terreno de juego.
    ¿Se imaginan cuanto más nos habría brindado José Martí si hubiera tenido la posibilidad de visitar a los países de los cuales nos habla en la Edad de Oro?
    Los de TV se limitan a narrarnos lo que ya estamos viendo, los de la Radio por su parte a privarnos de jugadas y comentarios por incluir saludos reiterados a amigos o a entidades (¿ya está autorizada la publicidad?).
    Ambos tienen un denominador común, asumir un disparatado papel de directores o técnicos especializados (sin aval para ello) que enjuicia todo lo que el equipo cubano y su dirección realiza.
    El ritmo y perfil lo da el marcador, es decir si el equipo cubano va adelante se regodean en halagos y valoraciones poco apegadas a los antecedentes y realidades objetivas del deporte y sus protagonistas, pero si el equipo comienza a perder, desatan una andanada de críticas y cuestionamientos, de los que no escapa el sistema deportivo, ni nadie, (excepto ellos).
    Pasan de defensores a fiscales con una habilidad camaleónica increíble y toman distancia en un segundo de lo que apenas unos minutos atrás defendían. Siempre me recuerdan aquello que dice…. La victoria tiene muchos padres pero la derrota es huérfana…..
    En el caso de la prensa escrita, además de algunas de las cuestiones que atribuimos a los narradores de TV y Radio la mayoría, afortunadamente hay una o dos excepciones, hace algo que es increíble; el trabajo que publican y leemos en su periódico en la mañana del otro día se limita a reflejar en el papel lo que ya conocíamos por la TV y la Radio desde hacía horas.
    Entonces uno se pregunta; ¿para qué enviar a tanta gente y tan mal preparada?
    ¿Por qué los directores de los medios de prensa permiten esos dislates si están debidamente autorizados y facultados para evaluar, exigir y tomar decisiones ?
    Los Directores de cada medio creo que deberían aprender de la cobertura que realizó Rosa Miriam Elizarde, estoy seguro que así todos, especialmente los lectores, televidentes y radioyentes nos sentiremos mejor.
    El conocimiento y la preparación son aliados de la excelencia y tienen que caminar juntos de la mano para lograr su objetivo.
    Para terminar, un reiterado agradecimiento a Rosa Miriam, a Cubadebate y a quienes decidieron hacer la cobertura en la forma que se hizo. Una victoria del periodismo cubano.

    • Ernesto Martínez dijo:

      y que me dices de la periodista de Santiago de Cuba que anunció que el papa a su llegada a Santiago sería recibido por el Primer Secretario del PCC de la provincia.

      Acaso no se dió cuenta que siempre lo reciben las autoridades civiles no políticas?

    • Ing.Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

      100 % de acuerdo con Ud. Siempre Cubano, excelente la cobertura realizada por la Dra Rosa Miriam Elizalde.
      Deficiente la preparacion de los otros periodistas, Frolian no estudio antes para este gran evento, Cristina Escobar brillo en Washington, pero aqui fue como dice Ud. narrando como si fuera para un 1ero de Mayo en la Plaza.
      Mención aparte para el magnfico trabajo que realizaron Magda Resik , profesional, etica y medida como siempre nos tiene acostumbrados. El Padre Rolando Montes de Oca (Camagüeyano el !!!) enseñando y comunicando con excelencia toda la liturgia de la Iglesia para los televidentes, y brillaron mas dado que del otro lado no habia contraparte con sabiduria y comedimiento.
      Muy deficiente(al maximo) la discusión regionalista con la periodista santiaguera que solo contribuyo a elevar al mas alto grado a la Sra. Magda Resik y al Padre Rolando Montes de Oca, GRACIAS POR SU EXCELENTE, FINO Y ELEGANTE TRABAJO. !!!

      • JOSEN dijo:

        Creo que olvidan a alguien que lo hizo tan bien como Magda Resik y el padre Rolando, me refiero al joven periodista holguinero Abdiel Bermúdez. Parecía todo un consagrado frente a las cámaras. Creo que ellos 3 fueron los únicos que se destacaron.

  • Pablo dijo:

    Acertadas valoraciones, vale la pena tomarlas en cuenta, bien por siempre cubano, honor a su nombre

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también