Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

El MoMa de Nueva York rinde homenaje a arquitectura moderna en América Latina

| 6 |
Heladería Coppelia, en La Habana.

Heladería Coppelia, en La Habana.

El Museo de Arte moderno (MoMA) de Nueva York rinde homenaje a la arquitectura moderna de América Latina, incluida la de la Isla, con una exhaustiva muestra centrada en la segunda mitad del siglo XX y la impronta del desarrollismo en la región.

A través de cientos de dibujos originales, modelos, fotos y filmes de una decena de países, la exposición “América Latina en construcción: Arquitectura 1955-1980” se abre el domingo próximo hasta el 19 de julio en el prestigioso museo de Manhattan y retoma sesenta años más tarde una emblemática muestra sobre la disciplina en la región dedicada a la década 1945-1955.

Cuba, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, México, República Dominicana: la exposición incluye más de 500 obras que abarcan un cuarto de siglo latinoamericano de Norte a Sur.

Entre las obras arquitectónicas de Cuba que se reconocen en esta exhibición están la Heladería Coppelia; la construcción marcada por el número 2111 de la Calle L; la Escuela Primaria Gustavo Pozo, en la Avenida Paseo, del Vedado; el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría, CUJAE; el Pabellón Cuba, y la Comunidad Las Terrazas, en Pinar del Río.

“Se trata de países diferentes en momentos diferentes. Uno de los riesgos de la muestra era entender a la región como un bloque homogéneo”, indicó el martes el curador de Arquitectura y Diseño del MoMA, Barry Bergdoll, en la presentación a la prensa, al referirse al amplio espectro abarcado.

“Me gusta el formato de la conversación porque muestra hipótesis y no respuestas”, agregó Bergdoll al referirse al “diálogo” entre las problemáticas y tradiciones locales y las ideas llegadas de distintas partes del mundo que dieron lugar a la originalidad de la arquitectura latinoamericana.

La muestra se inicia con un “film” concebido por el cineasta y artista audiovisual Joey Forsyte y dedicado al desarrollo de Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo, Rio de Janeiro, Caracas, La Habana y Ciudad de México con imágenes de archivo que es proyectado en siete pantallas de manera simultánea y refleja los paralelismos y contrastes de esas urbes.

Desde las modernas ciudades estudiantiles, con el ejemplo estelar de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a la creación de una nueva capital como Brasilia, el planeamiento urbano moderno tiene un lugar preponderante y permite ver documentos históricos, como el primer bosquejo de Lucio Costa sobre la ciudad brasileña con forma de pájaro o avión, efectuado en un sobre.

– Laboratorios urbanos –

Además de estos proyectos visionarios con la idea de una “futura ciudad ideal”, el período analizado también muestra el laboratorio arquitectónico en el que se convirtió la región a través de las necesidades surgidas con el impresionante crecimiento de sus grandes ciudades.

En ese sentido surge con fuerza la impronta del discurso del desarrollismo, con una fuerte intervención estatal, para transformar el paisaje urbano incluyendo una mirada renovada del espacio y los edificios públicos, con ejemplos muy conocidos como Río de Janeiro y menos célebres como Santa Rosa de La Pampa en Argentina.

El aumento exponencial de la población en las metrópolis obligó por además a repensar la cuestión de la vivienda, con importantes planes para residencias colectivas como el PREVI (Proyecto Experimental de Vivienda) en Lima, un barrio a bajo coste concebido en 1966 por el arquitecto británico Peter Land y desarrollado con apoyo de Naciones Unidas.

Si la historia de la arquitectura latinoamericana es mirada mayormente en términos de importación de estilos y técnicas europeas o estadounidenses, la muestra sirve para desmontar este prejuicio presentando la “exportación” de innovadoras formas.

El caso más conocido es el de las obras del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer (1907-2012), como la sede del Partido Comunista francés en París, de la cual puede verse una maqueta, o el Auditorio de Ravello (Italia).

La región tuvo incluso su lugar en el pensamiento utópico mundial, tal como queda reflejado en un dibujo con el proyecto de la “primera ciudad en la Antártida” (1981), a cargo del argentino Amancio Williams, y que justamente sirve como cierre de la exposición.

(Con información de AP)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Rivero dijo:

    Al leer esta informacion que bien prestigia la arquitectura de America latina y del Caribe, recordaba “La historia del Hombre contada por sus casas” de José Martí, texto recogido en la Edad de Oro.

    Un saludo cordial.

  • adrián dijo:

    Es el MOMA un exelente museo, aquí encontramos la Jungla de Lam, gracias por la muestra

  • ide dijo:

    Qué bueno que sean apreciadas arquitecturas cubanas. Esa acción nos da la oportunidad de darnos cuenta de las bellezas con que contamos en nuestra ciudad.

  • PatriaesHumanidad dijo:

    Cierto, Cuba ha hecho aportes a la arquitectura… y con sus arquitectos, pues salvo el ISA, que lo hicieron arquitectos “internacionalistas” lo demás ha sido fruto de nuestros Maestros, no como antes del 59, que se traían a “genios de otras latitudes” a hacer los edificios más importantes, o trabajar en “empresa mixta” con los cubanos… Hay sus excepciones notables, por suerte.
    Se recuerda en los sesenta la ya mencionada Universidad de las Artes, el reparto Camilo Cienfuegos, a la salida del túnel, Coppelia o la CUJAE, reseñadas en la noticia. Fue la década prodigiosa.
    En los setenta, con su polémica, están las becas… y las construcciones en esa línea. Además del boom de las microbrigadas… que ahora no tienen mérito, pero entonces se plantearon como la solución habitacional del país.
    En los ochenta el Ameijeiras, Expocuba y otras dos o tres obras más.
    Y en los noventa está Eusebio y la gran obra arquitectonica de la Habana Vieja, que continúa. El boom hotelero también fue en esa época.
    No obstante (pese al bloqueo, pese a la necesitad habitacional que nos llevo a los repartos monolíticos sovieticos, onda Alamar) la arquitectura cubana tiene MUCHOS RETOS todavía.

  • Dino dijo:

    Muy interesante la noticia sobre esta exposición del MoMa en homenaje a la arquitectura moderna en América Latina. Solo me atrevo a ponerles un pequeño comentario: Los ejemplos escogidos en representación de Cuba en general fueron bien elegidos, pero les faltó el complejo de escuelas de arte, es decir, la ENA, que son una joya de la arquitectura cubana en la primera mitad del siglo XX desde muchos puntos de vista, incluyendo el estético.

  • Leonid dijo:

    Me dió mucha alegría al ver que entre las obras arquitectonicas de Cuba homenajeadas en el MoMA esta la escuela primaria Gustavo Pozo, pues alli cursé mis estudios primarios y de donde guardo muy buenos recuerdos de mi infancia. Pero que tristeza me dio al pasar por allí hace unos dias atras y ver que sus aulas estan en tan mal estado y gran parte de la escuela abandonada y destruida (principalmente la carpinteria). Desgraciadamente ya eso es normal en nuestra ciudad, la falta de mantenimiento y el abandono de las edificaciones.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también