Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

En El Caney, Santiago de Cuba: Maestro es maestro donde quiera que esté

En este artículo: Cuba, Educación, Santiago de Cuba
| 18
“Cuando vienen a pedir un consejo, una ayuda, nos dan una satisfacción…”.,afirma Rolando Beltrán Hurtado. Foto: Susana Tesoro.

“Cuando vienen a pedir un consejo, una ayuda, nos dan una satisfacción…”.,afirma Rolando Beltrán Hurtado. Foto: Susana Tesoro.

Es difícil imaginarlo. Sobre todo para quienes tuvimos la suerte de que mamá nos besara antes de ir a la escuela, que nos retara por no haber tomado todo el desayuno, que rectificara el uniforme y los libros. Ver a papá llegar del trabajo con una sonrisa y abrazarnos. En la noche, y los domingos compartir en familia. Ese regalo divino de disfrutar de mamá y papá, muchos niños no lo tienen. Sin embargo…

En el poblado del Caney en la provincia cubana Santiago de Cuba, hay una escuela primaria que además de educar a niños del vecindario, de alumnos de escuelas cerradas en el sector rural, hijos de mujeres trabajadoras de turnos rotativos, acoge a niños sin amparo filial para quienes la escuela es su casa.
La Escuela Internado de Primaria Abel Santamaría, tiene mil 121 alumnos, de ellos, 30 internos; 192 trabajadores, de los cuales 116 son personal docente, el resto se dedica a los servicios.

Es amplia, da la impresión de haber llegado a una casa de descanso, a una hacienda o algo así. En la entrada un cartel la anuncia y luego va uno adentrándose en espacios bien definidos, a la izquierda un mino-zoológico, a la derecha un invernadero con flores, la mayoría orquídeas y mariposas. Todo está pintado con colores vivos, alegres. Todo muy limpio y ordenado. Al final te espera la casona donde está la oficina del director y la del claustro de profesores.

La edificación data de 1912, todavía conserva su bella arquitectura de madera machimbrada, con grandes ventanales y portones. Era la residencia de Don Mariano y Doña Elvira, santiagueros dueños de fábricas y otras propiedades, casi no vivían en Cuba, venían a veranear una vez al año, el resto del tiempo estaba cerrada. En 1960 los dueños de esta casa decidieron no volver más a Cuba, la casa quedó abandonada y fue utilizada para que 40 niñas de beneficencia vivieran allí. Luego siguió hasta 1985 como un centro interno, a partir de esta fecha acoge además a niños en régimen de seminternado.

Rolando Beltrán Hurtado es director de esta escuela hace nada más que 40 años. Rolando fue alfabetizador, y se graduó de maestro en el Instituto Makarenko. El primer año estuvo en la escuela de Minas del Frío, el segundo y el tercero en Topes de Collante, y ya en Tarará terminó el cuarto y quinto año.

Muchos de los educadores de allí son ex alumnos, jóvenes que decidieron escoger esta hermosa carrera. “Son buenos, pero hay que estar arriba de ellos, aquí somos muy rígidos con la disciplina del claustro de profesores, quizás exijo mucho, pero yo solo cumplo con los preceptos que había cuando me gradué, que en nada han cambiado con el tiempo”, enfatizó el director Hurtado.

También aquí el Huracán Sandy que pasó por Santiago de Cuba en 2012, hizo considerables estragos: destruyó 62 edificaciones de la escuela, 11 de ellas con derrumbes totales. Los niños por supuesto, habían sido evacuados previamente. Fueron 11 días de recuperación elemental para reiniciar las clases, sólo 11 días sin clases que de acuerdo con lo que pasó por Santiago es muy poco tiempo. Primero las clases eran medio sesión, unos por la mañana y otros por la tarde. Todos almorzaban ahí, pues hasta los seminternos fueron incluidos en la alimentación para darle un apoyo a las familias, los que entraban en la tarde comían antes de entrar a clases y los de la mañana iban para la casa después de almorzar.

Foto: Susana Tesoro.

Foto: Susana Tesoro.

“Para mí fue de una gran satisfacción ver cómo todos los vinculados a la escuela y al poblado apoyaban la recuperación de la escuela. El ministerio de educación no pagó un centavo en mano de obra, toda la fuerza de trabajo eran padres, vecinos y por supuestos los trabajadores del plantel”- dice con orgullo Rolando Hurtado.

Estábamos en una escuela, linda, alegre, “cuasi” perfecta, con un director con 40 años allí que exhibe sus satisfacciones.

¿Cuáles son sus insatisfacciones?, le pregunté.

– Yo comencé a trabajar en el internado de primaria Mariana Grajales de Santiago de Cuba, donde era maestro e instructor de los estudiantes, que eran también niños sin amparo filial.

“No tengo insatisfacciones en sentido general, pero le mentiría si le digo que no he tenido ninguna. Ha habido momentos en que no me he sentido orgulloso porque una tarea no se cumplió con calidad y eficiencia, con entrega, cuando los resultados no se corresponden con el esfuerzo y las aspiraciones, eso ocurre.
“Cuando vemos un alumno que egresa y no tiene una educación formal adecuada eso nos hace sentir afligidos, pensamos que nuestra obra no se materializó, no sucede con frecuencia, pero pasa y no debía pasar.

“También tenemos maestros muy jóvenes a los que a veces les cuesta trabajo interiorizar lo que se espera de ellos y tenemos que insistir, volver a repetir, convencerlos, mimarlos, para que se entreguen a esa tarea tan importante que es la de educar.

“En cuanto a la educación que la escuela brinda estamos seguros que cumplimos con las indicaciones del Ministerio de Educación, pero a veces hay manifestaciones de alumnos que no están en correspondencia con la exigencia, con lo que les enseñamos, pero ahí es donde debe instalarse la labor del maestro, del educador, la faena de transformar una familia no es fácil, lograr que esa familia contribuya a la educación de ese pequeño es quizás muestro mayor reto.

“Tenemos el programa ‘Educa a tu hijo’, que comienza con madre embarazada. No tengo dudas de que la educación nace en el hogar y se perfila en la escuela, pero hay algo muy significativo y es que si el docente no es un ejemplo como maestro y como persona, en el sentido más amplio de la palabra: en su centro de trabajo, en la comunidad, en su hogar, en los lugares públicos en los espectáculos, en las fiestas si el maestro no es así no puede ser un ejemplo positivo para el estudiante, porque el niño imita al maestro más que a sus propios padres, por lo tanto, si el maestro no constituye un modelo mayúsculo, no irradia actitudes positivas en el estudiante.

“Nosotros contamos con familias que sienten por esta escuela como por su hogar, que son capaces de incorporarse a todas las actividades, pero también tenemos esa labor social de lograr que esos padres se acerquen y contribuyan con su ayuda, no con ayuda monetaria, sino con velar porque el niño cumpla con el reglamento escolar, que realice las tareas, que venga con la ropa de educación física para practicar el deporte, que se incorporen a las labores agrícolas. La familia debe tratar que el niño se sienta bien, contento, incluso con ver su base material de estudio cuidada, que a principios de curso sus libros estén forrados, que participe en las reuniones de padres, en la escuela de educación familiar que tenemos aquí donde son los padres quienes nos proporcionan los temas a debatir y ejemplificamos con casos donde el padre se ve reflejado sin mencionar un nombre.

En el mini-botánico hablan de orquídeas, de mariposas como flor preferida de Celia Sánchez y la charla va más allá de la botánica. Foto: Susana Tesoro.

En el mini-botánico hablan de orquídeas, de mariposas como flor preferida de Celia Sánchez y la charla va más allá de la botánica. Foto: Susana Tesoro.

“Le hablo mucho del alumno como ser social, porque doy por descontada la exigencia con el aprendizaje de las materias imprescindibles, pero el niño debe también ser educado y preparado para la vida, para interrelacionarse con el mundo exterior.

“Esta escuela exhibe muchos logros, la mayoría de ellos gracias al apoyo de los padres. Tenemos un mini zoológico, tenemos un mini jardín botánico, un parque infantil, un huerto, criamos aves de corral, ovejos, y ese es un mérito de los padres quienes saben el beneficio que ese aprendizaje significa para el futuro de sus hijos. Asumimos un restaurant, donde los niños aprenden a comer, a ver el acto de alimentarse como un evento social, y aunque a veces en el comedor coman con cuchara, conozcan y tengan habito de usar todos los cubiertos, para que cuando vayan a un restaurant sepan comportarse, y les recomendamos además, que cada día en su casa coman correctamente y así transmiten esas enseñanzas a las personas que conviven con él. Nadie sabe lo que un niño puede influir en una familia”.

Los propios alumnos cuidan del orden y belleza de sus dormitorios. Foto: Susana Tesoro.

Los propios alumnos cuidan del orden y belleza de sus dormitorios. Foto: Susana Tesoro.

¿Cómo ha podido resistir a tantas adversidades de todo tipo, en cuarenta años al frente de una escuela de tantas complejidades?

-Nunca me lo he preguntado, pudiera ser que recibí una formación en una época, en un ambiente quizás, donde se grababa al fuego la consagración al trabajo, y esas enseñanzas no las borra nada, porque llevan implícitas la dedicación, el sentido de pertenencia, el amor, estos niños son también mis hijos.

“Puedo decir que jamás he tenido dificultades dignas de tener en cuenta, amo mi profesión, amo a los niños, me siento capaz de transformar una familia con paciencia y buenas maneras. Rescatar a un niño, sacarlo de un camino equivocado, devolverlo a la sociedad como un hombre de bien, que ellos me vean como un padre, eso lo compensa todo.

“El salario es decoroso, uno debe –como ha sido siempre-adecuarse a lo que gana, luchando con los precios del mercado, sé que es difícil, pero se puede vivir sin concederle a ese tema más importancia de la que tiene.
“Impartir materias no es tan complicado, lo difícil es convertir a un niño en un hombre trabajador, honrado, respetuoso, educado, que ame a su familia, a su patria. Sin lenguaje panfletario se puede hacer que un niño valore el sistema social en que vive, compararlo con el capitalismo voraz, inducirlos al humanismo, a la perseverancia, a la entrega, y no hacia tantas banalidades que nos rodean hoy.

“Yo también soy jefe de una familia que adoro, tengo dos hijos y tres nietos. Sin que nadie se ponga celoso, le digo que mi centro de trabajo es mi vida, el día que no vengo aquí me falta algo.

“Me siento realizado cuando los niños cumplen con el reglamento escolar, al verlos cuidar la propiedad social y respetar a los demás, sean adultos o sus propios compañeritos, ese sentimiento no lo puedo explicar pero es profundo y muy agradable.

En el restaurant-escuela los niños aprenden las buenas maneras de la mesa. Foto: Susana Tesoro.

En el restaurant-escuela los niños aprenden las buenas maneras de la mesa. Foto: Susana Tesoro.

“Hay varios aspectos que me llenan mucho el espíritu, yo digo que maestro es maestro dondequiera que esté en el aula, en la calle, en una fiesta, en la cola del pan, el maestro cuando se gradúa queda cubierto con un hábito invisible a los demás, que lo convierte en un ser ejemplo, si no es así no es maestro, si no mire a su alrededor cuantos universitarios hay graduados de maestros que se dedican a otra cosa, no están en las aulas, es porque no saben llevar ese hábito.

“Yo veo esta escuela como una enseñanza en sí misma sobre todo en los valores humanos. Los niños son listos y ven que tienen entre sus compañeritos alumnos que pudieran estar en la calle delinquiendo o perdiéndose como personas, que no tienen a nadie, y aquí reciben amor, cobija, alimentación, cuidados médicos sin tener que pagar un centavo.

“Cuando vienen a pedir un consejo, una ayuda, nos dan una satisfacción, cuando los vemos vencer una asignatura que les dio trabajo, cuando los vemos graduarse y salir a estudios superiores, experimentamos un sentimiento que no hay dinero en el mundo que lo pueda comprar”.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • odalys dijo:

    Hace algún tiempo tuve que visitar Santiago de Cuba por cuestiones de trabajo y estuve en esa escuela. Fue impresionante estar allí, conocí de la historia del lugar. Los maestros que allí laboran lo hacen con mucho amor hacia los niños, están muy bien preparado, las asistentes, las compañeras de apoyo, los jardineros, su director en fin todo el personal me encantó pues los escolares se sienten como en casa y la naturaleza y la historia que rodea el lugar es maravilloso. Los mangos biscochuelos son divinos, el zoológico, las plantas todo allí es mágico. Los santigueros son hospitalarios, son muy gente muy buena y solidaria. Felicidades al autor de este trabajo por resaltar el trabajo de este colectivo que se consagra a la educación de sus infantes con mucho amor.

  • Ing. José Luis Villalón dijo:

    Por este y otros escritos es que me siento cada día más orgulloso de ser santiaguero. Toda una vida me ha llamado la atención esa escuela, siempre que paso por ahí me motiva el cuidado de las instalaciones que la conforman y la tranquilidad que se respira en dicho recinto. Felicidades a este noble profesor que es indudablemente lo que más le gusta, sentirse un educador.

  • Maria Thoukididou dijo:

    Gracias por la información CubaDebate. Conmovedora esa historia de la escuela primaria en el poblado del Caney en la provincia cubana Santiago de Cuba.
    Pensé enseguida, si tuviera un montón de dinero en este momento, lo donaría a esa escuela para ponerla más linda de lo que seguro está y ayudar a arreglar esas cosas que necesitan ser renovadas.
    Les deseo toda la felicidad del mundo a sus trabajadores y alumnos.
    Un saludo desde Limassol, Chipre
    Maria del Carmen Puerto Thoukididou

  • Gretchen dijo:

    Gracias por el artículo, estudié allí, es cierto que es muy bonita y tiene muy buenos maestros, siempre me he sentido orgullosa de la escuela, en el trabajo no se menciona pero también tiene un salón de actos, que es como un mini teatro, algunos alumnos incursionan en distintas manifestaciones de arte, como danza, teatro.. y cuando hay visitas o actividades se presentan números culturales. Yo pertenecía a la comisión de historia y muchas veces actué con mis compañeros ahí. En los carnavales santiagueros lleva muchos años consecutivos alcanzando primeros premios en la danza que presentan en el carnaval infantil, y esta comparza está compuesta por alumnos del centro, ensayan desde temprano para lograr esos méritos. Realmente es una escuela imponente, por su tamaño y el trabajo que se lleva a cabo en ella. Saludos a todos los profesores.

    • senelio ceballos dijo:

      Saludos Gretchen..Ud estudio alli..Yo estudie en el internado de FALLA… HICE 5-6 PREGUNTAS SOBRE EL TEMA…y me borraron la preguntas..

      ..1.-..Son necesarias esas escuelas o no en la sociedad?..Conozco paises que no existen..usan otros metodos.

      2…Si es cierto que esta sita en areas rurales…Pertenecio o no a las cadenas de escuelas de CIVICO-RURAL..o Caritas cubanas?..Si fue fundada en 1912..Eso quiere decir sencillamente..9-10 ANNOS DESPUES DE CREARSE CUBA COMO …PAIS?

      ..3 ..Pertenecio a las ONDI de la mujer de BATISTA O NO?
      Podria explicarnos sobre ella un poco mas..

      …Sencillamente he descubierto algo que he sonnado toda la vida…DEFENER ESE TIPO DE ESCUELA ..en contra del invento de nuestra generacion de escuelas en el campo…TRABAJE En la formacion de las primeras escuelas en el campo..EN LA PROVINCIA DE LA HABANA CAMPO…Haciendo los trabajos y estudios de Foto-topo agrarios de aquellos annos..

      Luego seguimos..Susana ..no me borres COMADRE!!

  • Luis Pichardo dijo:

    Felicidades maestro, felicidades al colectivo de la escuela y sus alumnos. Allí hay luz en el pensamiento.

  • df dijo:

    Tuve el honor de visitar hace unos años esa escuela y realmente es impresionante lo que allí se nos mostró, un colectivo de trabajo fortalecido, sus áreas verdes, los niños recogian las frutas caidas y las llevaban para el comedor de la escuela para ser repartidas entre todos o para la elaboración de algun dulce para mejorar el servicio del comedor, se nos realizó una actividad en el salón de actos y quedé impresionada al ver vestuarios para cada actuación propios de la escuela, la disciplina con que los niños nos brindaron la actividad, los felicito y ojalá y profesores de otras escuelas la visitaran para que vieran lo que se puede lograr, hacerle llegar a todos l trabajadores de ese centro mis felicitaciones, deseándoles muchos éxitos.

  • elena dijo:

    soy santiaguera pero llevo 17 años fuera de mi bella tierra en otra provincia del pais beltran es un ejemplo de educador y ha logrado con su ejemplo, consagracion y disciplina que un colectivo sea una joya dentro del sistema educacional cubano. considero que hoy que se esta enalteciendo la labor del educador bien se merece un reportaje en television más si sabemos que nuestra ministra es de santiago y lo conoce ya es hora de dar a conocer las cosas buenas que tenemos y en el caney no solo hay mangos de bizcochuelo. Felicidades a Beltran y que le impregne a esa juventud toda sus fuerza. Felicidades

  • Vega dijo:

    Hace 20 años estudie en esa escuela, fue bueno leer este articulo y saber que se mantiene el mismo espíritu de aquellos tiempo, que Beltrán sigue dando batalla y una cosa si es cierta, hoy la escuela está mucho más bonita y más grande que hace 20 años.

  • Mariló, José María, Maricarmen dijo:

    DESDE CIUDAD REAL ESPAÑA QUEREMOS ENVIAR UN INMENSO ABRAZO A BELTRÁN Y A TODOS LOS PROFESORES, TRABAJADORES Y ALUMNOS DEL COLEGIO, TENEMOS EL PLACER DE CONOCER EL INTERNADO Y A SU DIRECTOR, LA LABOR QUE ALLÍ SE REALIZA SIGUE SIENDO EJEMPLO Y ESPERANZA PARA NOSOTROS. CONTINUAD ASÍ.

  • Rosa dijo:

    Felicidades Rolando Beltrán, eres fruto de un trabajo en el que de verdar nos consagrábamos todos en bien de la buena educación y así como tu, deben ser todos los maestros en cualquier lugar en que se encuentre. Gracias compañera Susana por hacernos llegar este bello reportaje, realmente me he sentido sensibilizada porque me tocó trabajar en la formación de maestros en Topes de Collantes y en Tarará y es tan agradable saber que no se trabajó en vano. Muchas gracias

  • El constructor dijo:

    No soy maestro de profesion pero soy padre y me siento como tal.
    Al autor de este trabajo; gracias por resaltar tan noble labor. Tengo dos hermanas maestras que llevan mas de 30 años en este trabajo y viven en santiago de cuba y siento que con este articulo tambien le estan reconociendo su labor.

    gracias a todos los maestros.
    felicidades en el dia del educador.

  • Oscar Luis Diaz Parra dijo:

    Esta escuela y la Clodomira Acosta son dos ejemplos de planteles educacionales de excelencia, sus directores Beltran y Amado Villavicencio dos educadores ejemplares con todo una vida consagrada a la profesion con resultados fabulosos, ambos creo que son heroes del trabajo educativo y ejemplos de lo que deben ser los maestros de hoy, gracias por consagrarse a esta noble tarea . Hace 11 años ya como profesional me correspondio dirigir un colectivo que reparo y amplio las instalaciones de esta escuela , fui testigo de la dedicacion de este plantel por el cuidado de sus instalaciones, es muy reconfortante saber que hoy esta mas bonita. Felicidades a todo su colectivo.

  • esther dijo:

    Muy buen trabajo periodistico. sobre todo porq es sobre un hombre de pueblo y cercano a las celebraciones por el dia del educador..

  • Darlis Ruiz dijo:

    Ay que feliz me siento de leer este artículo de mi primaria querida, estudie en ella hace 17 años y la recuerdo con mucho amor, en ella vencí la timidez siendo seguidora de Abel Santamaría, participando en actividades políticas en su bello teatro, me imagino que aunque no lo mencionan, ahora debe estar mejor. Sus amplias áreas de árboles frutales que predomina el mango, su restaurante que nos tocaba a cada aula un día en el mes, rotativo. Su director Beltrán, lo admiro, las veces que me lo he encontrado en las calles de Santiago me he detenido a saludarlo y contento me manifiesta su orgullo al saber de mi superación, que hoy soy una Ing. Hidráulica. Felicidades a Beltrán, sus profesores y alumnos de esa bella escuela que aun la siento mía.

  • maikel dijo:

    Tuve el honor de estudiar en esa escuela y le agradezco al profe Beltran todo lo que nos enseño, soy oriundo del Caney y vivo en estos momentos en Camaguey, quisiera que mi pequeño Alejandro estudie en una escuela como esa.Gracias a el soy Biologo. Les aseguro que gran parte de los buenos profesionales de Santiago de Cuba salieron de esas aulas, Es justo reconocer la obra de Beltran, ha dedicado toda su vida a ese seminternado.Un abrazo de uno de sus alumnos.

  • Felix dijo:

    Saludos
    Felicitaciones para esa gran escuela y para el profesor Rolando Beltrán, ahí estudié en la década del 80, donde solo éramos muy pocos semi-internos, en esa escuela sí que habían MAESTROS, una disciplina férrea con la educación como principio básico donde enseñaban no solo las materias sino a comer, a comportarse a ser un hombre de bien. Gracias y mil veces gracias por hacer de nosotros lo que somos hoy. Ojalá se pudiera hacer un levantamiento de todos los que se formaron allí y verán que hoy son personas que prestigian a este país y se debe en su gran medida a esa prestigiosa escuela dirigida por quien se encuentra entre los MEJORES EDUCADORES de este país.

  • Isabel Pierra Antunez dijo:

    Conocemos a Rolando Beltrán, sabemos de su sacrificio, su duro batallar día tras día para que su escuela salga siempre adelante y sea ejemplo y orgullo de todos los santiagueros. Querido amigo, te deseamos mucha salud y que Dios te premie tu dedicación y tu gran corazón. Te enviamos desde México un abrazo con nuestro cariño y admiración. Feliz 2015!!! Te queremos.
    Lilita, Isabelita y Castellanos

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Susana Tesoro

Susana Tesoro

Periodista cubana. Ha trabajado como reportera y columnista en la Revista Bohemia, como comentarista en Radio Rebelde, ha sido guionista y asistente de Dirección en la Televisión Cubana. Es editora y reportera de Cubadebate. En Twitter @esetesoro.

Vea también