Imprimir
Inicio » Noticias, Medios  »

Murió la periodista Irene Forbes

En este artículo: Cuba, Deportes, obituario, Periodismo
| 2

irene_forbesPor Zenaida Ferrer

Corazón XXL era el login de su dirección de correo electrónico, y alguien pudiera pensar que significaba una exageración. No, Irene aludía a su talla extra, gordita como siempre fue, pero sabía que poseía un órgano gigante palpitando dentro de su pecho. ¿Sería por eso, por cargarlo de tanto amor hacia sus hijas y nietos, hacia sus amigos y hacia Cuba y su revolución que le estalló en el pecho?

Justo en unos días, el 27 para ser exacta, los egresados de nuestra promoción de 1974 de la Escuela de Periodismo de la Universidad de La Habana nos reuniremos para celebrar el 40 aniversario de haber obtenido la licenciatura. A ella debía avisarle para que, como otras tantas veces cuando nos juntábamos, narrara anécdotas, rememorara esos años hermosos de transitar la carrera en la Colina universitaria, y mostrara orgullosa las fotos de sus hijas y nietos.

Ella, que integró el equipo de florete que fue subcampeón panamericano en los Juegos de Cali, Colombia, 1971, donde obtuvo además medalla de bronce individual; dos veces campeona nacional de florete en 1972 y en el 73 y participante en la Olimpiada de Munich´72, justo todos esos eventos en nuestros años de estudios universitarios, demostraba así su voluntad por hacerse del conocimiento y no solo de ejercitar el músculo.

La revista LPV del Inder le dio el abrazo de bienvenida una vez terminada la carrera y a Juventud Rebelde llega con la asimilación de este suplemento por parte del diario de la juventud cubana, en 1986.

De su pluma al servicio del deporte cubano, de su sapiencia para comentar los torneos de esgrima Villa de La Habana y otros, de la cobertura nacional e internacional de eventos múltiples, dan fe sus trabajos en JR y otros medios de prensa.

Ahora de su corazón, de ese gigante que ahora le jugó una mala pasada, podemos hablar su familia y sus amigos y colegas.

No puedo olvidar su incursión en un evento Iberoamericano de Género y Comunicación para trasmitir sus experiencias como mujer en el periodismo deportivo, de sus retos para no quedarse atrás de los hombres que marcan pautas en esta especialidad, de cómo en ocasiones hasta tuvo que compartir habitación con alguno de ellos “porque obviaron que había una fémina en el grupo”, y cómo cada día se hizo de más y mejores amigos y colegas que hoy la admiran y respetan mucho más si eso fuera posible.

Amiga Irene: se paró tu corazón XXL, pero no tu obra, ni el legado que nos dejaste y el que depositaste en tus hijas Yadira y Yairene. Fue una estocada traicionera en grande esta vez, pero tu florete y tú misma te quedas por siempre junto a quienes te conocimos y queremos. La muerte no llega sino con el olvido, y contra ese estaremos permanentemente “en guardia” para en “asalto profundo” tocarle el pecho y vencerle.

(Tomado de Cubaperiodistas.cu)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rosa dijo:

    Sentida crónica y digna para honrar a la querida Irene. Ella deja también unos cuantos libros sobre la esgrima en particular, sobre Ramón Font y acerca de los deportistas que perecieron en el atentado al avión de Barbados.

  • Verónica dijo:

    Gran profesional y compañera, excelente atleta y madre ejemplar, cubana 100%, siempre sonriente, honesta, leal, cumplidora fiel con las letras deportivas que tuvieron de ella lo mejor. Se nos fue demasiado pronto, tenía mucho que dar, amor a sus hijos y nietos, amistad y cariño a quienes tuvimos el honor de conocerla y para quienes siempre la esgrimista destacada que estudió periodismo, que se convirtió en madre, sin dejar de tener, nunca, una sonrisa en su rostro.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también