Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Conducta gana el Havana Film Festival de Nueva York

| 18 |

 Además de ganar el Premio a la Mejor Película, Alina Rodríguez recibió el galardón a la Mejor Actriz.

 Por George Riverón

Alina Rodríguez se llevó el premio de actuación Foto tomada de Cubacine

Alina Rodríguez se llevó el premio de actuación Foto tomada de Cubacine

New York, NY – El Havana Film Festival New York, en su décimo quinta edición, concluyó la noche del viernes, después de nueve días de intensa jornada, con la entrega de premios en el Directors Guild Theater de la gran manzana.

El filme cubano Conducta, del director Ernesto Daranas, se alzó con el Havana Star Prize a la Mejor Película, mientras que su protagonista Alina Rodríguez recibió el Premio a la Mejor Actriz. El filme cuenta la historia de Chala (Armando Valdés), un adolescente de once años con una vida familiar complicada, que siente especial admiración por Carmela (Alina Rodríguez), su maestra de sexto grado. Cuando Carmela enferma y se ausenta de la escuela, la nueva profesora es incapaz de manejar el carácter de Chala y lo transfiere a una escuela para niños con problemas de conducta. Cuando Carmela retorna, su relación con el niño se intensifica, y debe enfrentar los retos de un sistema rígido que amenaza con expulsar a ambos de la escuela.

Como premio a la Mejor Película, la ganadora recibirá un estreno comercial de una semana en el Quad Cinema (34 West 13th Street, New York, NY).

El jurado en la categoría de ficción, conformado por la actriz Laura de la Uz, la directora de cine Deborah Kampmeier y el ejecutivo de distribución Donald Rabinovitch, decidió también otorgar el Premio al Mejor Director al mexicano Diego Quemada-Diez, por su película La jaula de oro, Mejor guión al cubano Carlos Lechuga por Melaza, Mejor Fotografía para la película ecuatoriana No robarás… (a menos que sea necesario), mientras que Reinaldo Miravalles recibió el Premio al Mejor Actor, por su interpretación en el filme cubano Esther en alguna parte.

Por su parte, el jurado en la categoría documental, integrado por el productor de multimedia Juan Cáceres, el periodista colombiano Alfonso Díaz y el cineasta uruguayo Luis Naguil, decidió otorgar el Havana Star Prize como Mejor Documental a De cometas y fronteras (U.S.-México), de la directora Yolanda Pividal.

Las palabras de clausura estuvieron a cargo de Carole Rosenberg, presidenta del American Friends of the Ludwig Foundation of Cuba (AFLFC) y fundadora del Havana Film Festival New York, y de Diana Vargas, directora artística del HFFNY.

El Doctor Alemán de Lucía Puenzo, fue la escogida para cerrar el evento. El filme narra la estadía de Josef Mengele, el médico nazi conocido como “El ángel de la muerte”, en la Patagonia argentina. Allí, él encuentra a una familia local con la que tal vez pueda continuar sus experimentos en busca de una raza perfecta. La película representó a Argentina en la carrera al premio Oscar en la categoría Mejor Película Extranjera.

La fiesta de clausura contó con la actuación de los renombrados músicos cubanos Kelvis Ochoa, CuCu Diamantes y su banda.

(Tomado de Hablémonos.com)

 

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Atenea dijo:

    FELICIDADES A TODOS LOS QUE TRABAJARON EN CONDUCTA,EN ESPECIAL A CHALA -ARMANDITO, A DARANAS Y A ALINA RODRIGUEZ, SE LO MERECEN Y ESTE SERA UNO ENTRE OTROS MUCHOS PREMIOS QUE GANARAN.
    EN CUBA TUVIERON EL PLACER DE VER TODOS LOS CINES LLENOS COMO HACIA AÑOS NO SE VEIA ESO,QUE MAS SE PUEDE PEDIR EN LOS TIEMPOS QUE CORREN, DE POSIBILIDAD DE VER LOS FILMES COPIADOS EN TU FLASH, Y DE TANTOS CINES SIN CONDICIONES. YO FUI AL ACAPULCO (MI CINE) Y VIENDO ESTE FILM SE ME OLVIDO QUE NO HABIA AIRE ACONDICIONADO SINO DOS VENTILADORES, EN UNO DE LOS MEJORES CINES DE LA CAPITAL, COSA LAMENTABLE. ADEMAS LA TENGO GRABADA PARA VERLA Y REACTIVARME ESA “VACUNA” CADA VEZ QUE SE ME ESTE OLVIDANDO CONDUCTA.
    FELICIDADES A TODO EL STAFF, SIGUE APRETANDO DARANAS.

  • Jesus dijo:

    Muchas felicidades para todos los que tuvieron que ver con esta película, las personas que conocemos a Ernesto supimos siempre que era un tipo muy inteligente. Felicidades para él especialmente

  • william Báster Góngora dijo:

    Muy merecida distinción…

  • Mikelus dijo:

    Felicidades a Daranas, felicidades a Alina, felicidades a todo el elenco de una de las mejores peliculas del cine cubano de todos los tiempos, me siento orgullos que nuestro cine esté comenzando a salir del estanco en que temporalmente estuvo.
    Esta pelicula salvando las distancias por los temas, al igual que lo hizo en su momento Fresa y Chocolate, creo que está marcando un punto de diferencia en la historia de la cinematografia cubana.

  • nancy dijo:

    Excelente peícula. Siempre hemos tenido algún Chala en las aulas, pero cuántas Carmelas nos quedan¿ Ojalá que el relevo que se gradúa pueda seguir ejemplos tan gratificantes

  • raul breton dijo:

    Una de los mejores largometrajes cubanos que he visto, felicitaciones

  • Rafael Moreno dijo:

    Muchas felicidades para todos los actores y el cuerpo de dirección.
    Viva Cuba

  • carser dijo:

    Es muy bueno ver que peliculas cubanas como esta que reflejan la verdad del cubano, le son otrogados estos premios, para mi despues de Fresa y chocolat, ha sido la mejor pelicula cubana en los ultimos tiempo, tenemos que dar pasos a estos directores que tienen muy buenos proyectos y no dejar que otras personas tomen malas decisiones en que si se acepta o no la realización de buenos guiones, hay que arriesgarse para poder triunfar, FELICIDADES A CHALA Y ALINA RODRIGUEZ POR ESTOS PREMIOS Y ESPECIAL AL DIRECTOR

  • JAVIER. ABOGADO RANCHO LUNA dijo:

    SOY FANÁTICO DE LOS FILMES CUBANOS. CUENTAN LA REALIDAD CUBANA. SENTIMIENTOS DE AMOR QUE IMPREGNADOS EN ESA MAESTRA HACEN QUE UN NIÑO QUE LLEVA LA GUIA DE SU CASA VIVA EN EL BIEN DE UNA SOCIEDAD QUE ESTÁ INFUENCIADA POR DIFERENTES CLASES SOCIALES Y CONDUCTAS TÍPICAS DE FAMILIAS QUE NO CREEN EN EL BIENESTAR DE LOS MENORES.

  • José Angel Turro dijo:

    Conducta. ¿Un filme de culto?
    El país entero ha aplaudido con frenesí el filme Conducta, de E. Daramas, con actuaciones meritorias de Alina Rodríguez y el niño Armando Valdés. Es en realidad una película para disfrutar y reflexionar sobre el papel del maestro, la escuela, la familia y la comunidad en la educación de niños y adolescentes.
    Las críticas positivas recibidas por la obra en todos los medios han sido apabullantes, tanto dentro como fuera de Cuba. Pero el filme tiene otra lectura de la que poco o nada se habla: el demoledor ataque que hace a la institucionalidad del país y la imagen desoladora que muestra de la revolución cubana, de su sistema educativo y de la sociedad en general. Es una obra sin contrastes y por ello nihilista, en tanto niega por omisión que la mayoría de los niños del país viven y estudian en condiciones muy diferentes a las del Chala.
    Pitonisos del imperio como Carlos Batista, se apresuran a afirmar en el Nuevo Herald : “La película muestra al protagonista en su casa y también en el aula, lugar donde quedan de manifiesto los problemas que los niños cubanos enfrentan en sus hogares cada día”. Pareciera, por tanto, que todos los niños cubanos tienen los problemas del Chala, que vivimos en una sociedad decadente y enferma.
    La película muestra, con elevado rigor artístico, eso sí, la Cuba que quisieran ver los enemigos históricos de la nación cubana en función de destruir, desde la cultura, el paradigma social y educativo que Cuba es para el resto del mundo subdesarrollado y latinoamericano. El mensaje es claro para quien desde fuera de la isla ve el filme: es una sociedad (la cubana) consumida por la pobreza, el desencanto, la falta de oportunidades, la corrupción y la pérdida de valores. Es un filme sin contrastes, una autoflagelación que niega todo lo grande y bello que el sistema educativo cubano tiene para mostrar al mundo, donde ningún niño o adolescente queda marginado, ni deja de recibir la atención educativa que merece. Pero ese no es el interés de los realizadores, sino solo mostrar los lunares (que son reales, que existen) de la obra revolucionaria, las zonas oscuras de nuestra sociedad.
    En ninguna escuela del país, la colocación de una postal con la imagen de la virgen en el mural por una alumna, generaría análisis, ni cuestionamientos a la maestra y a la alumna, ni involucraría al director de la escuela y mucho menos a funcionarios municipales en la polémica. Ese es un hecho incuestionable en la escuela cubana de hoy, que es laica, pero respeta a la religión y los creyentes. Pero los realizadores del filme deseaban añadir un toque contestatario extra: presentar al estado cubano a través de su sistema educativo como antirreligioso, como un régimen que persigue la religión y a los creyentes. Es un acto deshonesto e irresponsable, que solo busca agradar a quienes más allá de nuestras costas buscan cualquier argumento falaz para agredirnos y desprestigiarnos a nivel internacional, para con ello justificar el bloqueo genocida y su política agresiva contra la isla rebelde. Que nadie hable de inocencia en un filme como este.
    En todas partes vemos como el arte y la cultura se emplea en fortalecer y apuntalar el sistema social de que se trate. Brasil, gigante tecnológico y económico, en sus conocidas telenovelas, muestra el país que quiere ser. En Avenida Brasil, hasta el tiradero, verdadero infierno en la tierra, donde los pobres y excluidos de esa sociedad buscan alimento entre la basura generada por su sociedad de consumo, parece un Edén en el que los niños son recogidos por buenas personas y no pasan hambre, ni son explotados, ni se enferman, ni mueren por su desamparo. Nadie se pregunta a que escuela van esos niños, ni en qué hospital se atienden, ni qué futuro les espera en una sociedad que los arrinconó para siempre al privarlos de la capacitación necesaria para defenderse en un mercado laboral competitivo. La novela muestra el país en sus adelantos, en lo que tiene de positivo y bello. Nosotros nos especializamos en un arte que demuele hasta los cimientos todo lo hermoso que tenemos y absolutizamos lo negativo y feo que nos queda.
    Con ello y de un modo sutil aseguramos mercado allende el océano, donde todo lo que denigre a la revolución será aplaudido hasta rabiar y garantizará a sus realizadores espacios en sus poderosos medios de difusión masiva, reconocimiento internacional y algún que otro premio en metálico. Así marchamos en un planeta donde muchos creadores piensan y miran solo hacia el norte, y en el que la cultura, en vez de espada y escudo de la nación, se utiliza como látigo para autoagredirnos y mostrarnos en nuestras miserias.
    El filme muestra a una policía corrupta e inhumana, que extorsiona al padre “palestino” y echa de La Habana y de la escuela a su bella e inteligente hija. Nadie dice en la obra que dicho padre es un irresponsable con traer desde Holguín a su hija sin tener las más mínimas condiciones de vida para ello, además de violar las disposiciones legales existentes en el país sobre la residencia en la capital. ¿Acaso Holguín es un infierno inhabitable y no nos hemos dado cuenta? Pero la policía es mala por cumplir con su objeto social y el padre irresponsable es bueno, es víctima de una policía corrupta e injusta. Así quedamos en el filme.
    Las escenas de la escuela de conducta parecen copiadas del cine carcelario norteamericano, con violencia y agresividad verbal incluida, impropia de la realidad de la mayoría de los centros reeducativos del país. Parece un castigo terrible enviar a este tipo de escuela a un niño en evidente desventaja social y requerido de una atención educativa y material que la escuela donde está no puede ofrecerle. Muy mal parada sale en el filme la funcionaria que insiste en sacar al niño del abandono social en donde está, y el Jefe de Sector que tiene conciencia de los riesgos que corre a diario.
    La fotografía, de Alejandro Pérez, se regodea en un degradado paisaje urbano, que muestra una ciudad destruida, sin pintar, sucia y sin esperanza. El mensaje subliminal no puede ser peor, no por gusto los papagayos asalariados del norte que nos agrede, captan la imagen (que se aviene a sus intereses difamatorios) y describen entonces, con la película oficial como argumento, lo que consideran que es la Cuba de hoy:
    “De manera descarnada, la película aborda temas que suelen estar fuera de los medios, todos bajo control estatal: la pobreza, marginalidad, drogadicción, alcoholismo, doble moral, burocracia, formalismo, presidio político, prejuicios contra la religión y pérdida de valores.” (Carlos Batista. El Nuevo Herald, 21-2-2014).
    Recuerdo una crítica que hice en el ICAIC, ante un grupo de directores provinciales de cultura y casi todo el Ministerio de Cultura en el 2004, a un filme de un prestigioso director cubano, que mostraba una Cuba deprimida, sin esperanza, con paisajes urbanos deteriorados, miserables . En aquella ocasión expresé que “esa no era la Cuba donde yo vivía”, y era cierto. Una parte de nuestro pueblo tiene serias dificultades materiales, pero no se puede ocultar que la revolución trajo una cuota de felicidad y bienestar jamás conocida por la nación desde su surgimiento.
    Por qué entonces mostrar siempre solo lo malo, lo negativo, lo que nos falta. Se está desarrollando un “arte” hipercrítico de la realidad cubana que complace con mucho a los enemigos históricos de la nación, todo lo que nos ataque y denigre como país es visto como novedoso y artísticamente atrevido. Todo lo que agreda al proyecto social socialista cubano, aunque sea subliminalmente, es bendecido en los medios de difusión masiva y en las editoriales. El arte comprometido con el país y con la revolución es “oficialista”, “demagógico”, anquilosado, poco interesante. Es una realidad que debe ser cambiada, o esa corriente de pensamiento neoliberal destruirá al final todos los sueños de un país mejor, país mejor que solo el socialismo y sus valores puede dar. Algunos dirán que exagero, pero solo basta mirar lo que se exhibe y publica para demostrar lo contrario.
    Arte es conciencia, quien crea arte crea también una conciencia política, una concepción del mundo, una interpretación de la realidad. Conciencia e interpretación del mundo que luego sirve como fundamento teórico a su actividad social. El arte que se promueva por los medios tiene necesariamente que ser un arte comprometido con nuestra realidad, con nuestro proyecto social socialista, con las aspiraciones de un país mejor para todos los cubanos. Basta ya de autoflagelarnos con tanta obra hipercrítica, sin caer en los extremismos que ya otros cayeron y que fueron fatales. Vuelvo a Palabras a los intelectuales: “con la revolución todo, contra la revolución, nada”. Esa es la máxima por la que debemos regirnos hoy, mañana y siempre. Sin discriminaciones, sin extremismos, ni persecuciones ajenas a los ideales de un país democrático y favorecedor de un arte nuevo.
    Sin un arte y cultura nueva, comprometida con el país, tampoco seremos capaces de crear a los hombres que tienen la misión histórica de construir el socialismo próspero y sustentable que nos hemos propuesto.
    Quien quiera denigrar a la revolución y mostrar una sociedad que no tiene nada positivo, recomendará ver la película Conducta, y tendrá un argumento, hecho en Cuba, a favor de su campaña. No nos llamemos a engaño, y que las excelentes actuaciones del filme y su discurso cinematográfico coherente, no nos oculten su mensaje subliminal subversivo.
    José Angel Turro

    • marcia dijo:

      Jose Angel Turro, no estamos en 1980!!!

    • LA SIBILA dijo:

      José Angel.Yo estimo que “su Opinión” está marcada un poco por la teoría de según como miremos el vaso mediado de agua, unos dirán que esta medio lleno y otros medio vacío.
      La Revolución Cubana no puede ni por principios ni por ética vender al mundo una visión edulcorada e idílica de nuestras vidas porque a diferencia de usted no pienso que por ver esto los enemigos de la misma esgriman que hay que “apretar” el bloqueo porque el proyecto no funciona, para mí en los particular es al revés, es el bloqueo genocida que se nos tiene impuesto el que hace que estas realidades palpables y desgarradoras existan, porque no lo dude nadie están ahí.
      Nadie se puede imaginar lo que el gobierno cubano día a día hace estoicamente por enrumbar nuestro país, personas que mientras dormimos analizan que estrategia a seguir al día siguiente para ganarle un día más de batalla al bloqueo, reuniones donde se decide si tomar este dinero para pagar un barco cargado de frijoles o uno de harina.
      Divino sería crear una campana gigantesca de cristal y colocarla sobre la isla para no vernos literalmente “bombardeados” por todo tipo de agresión externa, pero no es el caso, vivimos un mundo donde la globalización rompe fronteras y entra lo bueno, pero también lo malo.
      Cada creador según la época y el momento que le tocó vivir ha reflejado su realidad, los grandes maestros del cine cubano en los años 60 , 70, 80 y 90 del pasado siglo jugaron su papel ,pero ahí tenemos por solo mencionar dos casos, a Titón o a Solas ,uno con su inolvidable “Fresa y Chocolate” y el otro con “Miel para Ochun” de esta última película quedo marcada para mí en la memoria la escena donde el personaje encarnado por Isabel Santos se sienta en un parque a las 12 del día y frente a ella esta una señora de avanzada edad y se miran en un ambiente donde ni las moscas se sienten, no se usted pero yo a pesar de vivir y trabajar en la capital soy de origen campesino y le puedo asegurar que existen muchísimos pero muchísimos pueblos y lugares de nuestro archipiélago en que ese movimiento, bullicio y modernidad de la capital es una quimera ,en ocasiones en eso lugares el silencio abruma y lo que llega del mundo exterior es la TV y nada más.
      Una revolución es cambio, es movimiento, en mi centro de trabajo, escucho a los padres intercambiando ideas, hablando de Guáimaro, yo me reía para mis adentros pensando en cómo con la vitalidad que caracteriza a nuestros dirigentes de buenas a primera se ha desatado una revolución educacional “dentro de la Revolución” y si usted detiene a cualquier muchacho de secundaria en los días que corren y le pregunta, le dice de un tirón las causas del fracaso de la guerra del 68 y la importancia de Martí en la gesta emancipadora.
      La virgen en el mural es un recurso singular que se le ocurrió al director, en nuestras escuelas no hay imágenes religiosas de ningún tipo y sería hipócrita decir que esto se permite, somos constitucionalmente una sociedad laica, pero cada cosa está en su lugar.
      Enseñar al mundo una parte de nuestra realidad para mí es un acto de sinceridad, Cuba se ha tenido que abrir al mundo, pero no a un mundo perfecto, a un mundo que nos ha traído parte de lo malo que tiene y tratamos contra viento y marea de navegar en ese mar.
      Detractores de la Revolución, desde el 2 de enero de 1959 existen, buitres preparando maletas para regresar y tomar posesión de lo perdido, desde igual fecha ¿temiendo a esto vamos a edulcorar la realidad nuestra? creo que no, o nos aceptan como somos o nos dejan.
      Darana contó una historia, la que quiso contar, matizada por una realidad no absoluta pero si existente.
      Malintencionados queriendo absolutizarla puede haber, pero nosotros sabemos lo que hacemos, a estas alturas del juego no vamos a vivir pensando en el que dirán y menos si esta opinión sale en un periodicucho de poca monta.

    • Cheíto dijo:

      José Angel Turro, NO estoy de acuerdo con su comentario (extenso pero muy bien escrito). Respeto su opinión y puntos de vista, pero creo más en la “realidad” que me agobia que en palabras de usted, creo más en la ficción de Conducta que en sus argumentos. Se nota que usted sabe de qué habla, tiene sus razones, y yo las mías. Un saludo, con respeto.

    • isetca dijo:

      José Ángel, he leído cuidadosamente su escrito y no estoy de acuerdo con él. Una de las cosas que se le ha criticado a la cinematografía de Hollywood ha sido su falta de credibilidad. Vendiendo un mundo y una sociedad que rara vez coincide con la realidad, y que solo engaña y duerme a los incrédulos o a personas de poco conocimiento o cultura. La película ¨Conducta¨ refleja algunos matices de nuestra sociedad, que aunque buena, no es perfecta. Por otro lado le digo que si en algo tiene que ver el bloqueo norteamericano con la película, no es en tomarla como argumento para intensificarse aun más, sino en ser uno de los causantes de que esas realidades expuestas en la película existan en nuestro país. La película marca aquellos puntos que han de ser cambiados y sobre los que hay que trabajar, y los cito: la corrupción, la intolerancia, el irrespeto en la sociedad, las adicciones malignas, y por sobre todo las malas CONDUCTAS. Las situaciones que se dan en la película constituyen una realidad indisoluble, que por desgracia forman parte de nuestra sociedad actual, y nada se gana con ocultarlo. El principal paso para cambiarlas es sin duda alguna reconocerlas. Felicito al director de la película y al elenco de actores. Muy buena película.

  • FLORA dijo:

    FELICIDADES ALINA, POR ESE GRAN PREMIO, ERES SUPER BUENA ACTRIZ Y MUY SENCILLA.

  • noelis martinez aguilar dijo:

    Me alegra saber que salga a relucir en ese evento fílmico todo el talento que tenemos los cubanos… en cualquier manifestación artística. ¡ Felicidades a todos…!

  • noelis martinez aguilar dijo:

    Felicidades al colectivo de esa película. Han reconocido el talento artístico de los cubanos que ejercen los oficios en la cinematografía. Y qué decir del resto de las artes… También somos estelares….Modestia aparte.

  • Keiichiro dijo:

    Me gustaria tomar el curso, pero no tengo caamra de lentes intercambiables, favor de darme mas informcion del curso y si va dirigido a principiantes, porque yo no soy fotografa solo tengo caamra profesional y me gustaria saber tomar bonitas fotos.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también