Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Alex Pompez… Con justicia en Cooperstown

| 5

Alejandro Pompez, con su Cuban Stars (1923)-1En este mundo ha triunfado Pompez,
por ser un Tex Rickard de bronce,
mas no solo por la piel,
sin.0o por la tenacidad incansable
en el esfuerzo.
Pablo de la Torriente Brau

Hijo de cubanos, logró elevar el béisbol de la Isla, allende los mares. Empresario exitoso, manager y excelente promotor, llegó a ostentar la Vice Presidencia de la Liga Nacional Negra. Hombre de negocios, fuera del béisbol también se ocupó de ellos, como la distribución y venta de tabacos y cigarrillos en el downtown de Manhattan, heredada la vocación del padre, desde su ciudad natal. La vinculación con la pelota nació en sus primeros años, cuando veía los partidos que se disputaban en Cayo Hueso, donde los cubanos se habían organizado en varios equipos, junto a los nativos de allí.

Llegó al mundo en esa ciudad al sur de la Florida, el 3 de mayo de 1890 y falleció en New York, el 15 de marzo de 1974 (algunas fuentes hablan del día 14). Conocido por Alex y Alessandro. Con 5’11” de estatura y 180 libras de peso. Fue un mulato que hablaba bien el inglés y el español. Hijo de los cubanos José y Loretta, con otros tres hermanos. Su padre fue abogado en La Habana y colaboró con José Martí y el Partido Revolucionario Cubano. Su filiación política le llevó a ser electo Representante al Estado de la Florida, por el Partido Republicano. Falleció en 1897, cuando Alex solo contaba siete años de edad.

El finísimo olfato gerencial de Alex le permitió organizar, a mediados de 1916, los CUBAN STARS, un equipo integrado en su mayoría por cubanos. Así comenzaría a labrar una carrera en el mundo de las bolas y los strikes, siempre con la mira en el béisbol de los negros en los Estados Unidos, aunque con esa denominación un equipo hizo incursiones en la Liga Profesional Cubana. Fue así como hasta 1950, se convirtió en una figura importante en el desarrollo de las pre Ligas Independientes de Color, o Ligas Negras Norteamericanas (antes de 1920), y en las ya organizadas con ese nombre (1920-1950), donde indistintamente fue manager, dueño de equipos y Vice Presidente.

Abel Linares, quizás el más destacado empresario y promotor beisbolero de la Liga Profesional Cubana, a inicios del siglo XX había comenzado a hacer giras por los Estados Unidos con un equipo al que llamó ALL CUBANS, giras que se mantuvieron hasta su fallecimiento en 1935. Con los años, la denominación del team derivaría, también, en CUBAN STARS. Así las cosas, hubo dos equipos con similar nombre, el de Linares y el de Pompez, a quien llegaron a considerar como un impostor.

Ahora bien, estos CUBAN STARS de Pompez eran los mismos que habían efectuado las giras por los Estados Unidos; surgió una controversia entre los empresarios Abel Linares y Alejandro Pompez, sobre cuáles en realidad eran los verdaderos CUBAN STARS y esto concluyó con un enfrentamiento entre ambos, donde se decía que los auténticos eran los de Abel Linares y los impostores los de Alejandro Pompez, al fin se enfrentaron ambos conjuntos y los llamados impostores vencieron a los auténticos 3 carreras por 2.

A partir de 1920, quedaron oficialmente organizadas las Ligas Independientes de Color, o Ligas Negras norteamericanas: la Nacional y la Americana, en los circuitos Este y Oeste, bajo la égida del lanzador negro Andrew Rube Foster, quien años antes había actuado en Cuba. Pompez logró incluir sus CUBAN STARS EAST, desde 1923 hasta 1928, así como el sucesor NEW YORK CUBANS, un equipo fortísimo integrado mayoritariamente por cubanos, desde 1935 hasta 1951, con las únicas excepciones de 1937 y 1938. En 1924 se había convertido en un destacado organizador de las Series Mundiales de aquel circuito.

El dueño de las Estrellas Cubanas era Alex Pompez, hijo de inmigrantes cubanos de Key West, Florida. Pompez comenzó como manager de béisbol y promotor de deportes en Key West, y finalmente se mudó al norte. En Harlem, Pompez fue un gran operador de loterías y adquirió el Dyckman’s Oval, un estadio de béisbol de Harlem. Pompez después trabajó en el Comité del Salón de la Fama de Béisbol que dio un tardío reconocimiento a las estrellas de las ligas de negros.

Pablo de la Torriente Brau, en el New York de 1936, bautizó el Dyckman Oval, como el polo ground cubano, porque el esfuerzo por construirlo había sido de criollos, encabezados por Alex Pompez, así como el home club de los NEW YORK CUBANS. Y acto seguido sentenció:

De vez en cuando, de los altoparlantes desagua un sabroso son bien bongosero, mientras en las cornisas del estadio, flotan, la bandera de Cuba, y la bandera que algún día tendrá Puerto Rico. Esto, como homenaje de simpatía a los boricuas, que constituye la mayor colonia hispanoparlante de Nueva York.

Alejandro Pompez fue propietario e impulsor de los NEW YORK CUBANS, desde su fundación en 1935, hasta su desaparición en 1950. En aquel equipo logró reunir a figuras legendarias del béisbol de la isla, así como a otros norteamericanos y latinos, que le dieron colorido y lauros.

Promotor y dueño de los NEW YORK CUBANS desde su fundación hasta el final de ese equipo en la Liga Nacional Negra, donde también ejerció como Vicepresidente. Anteriormente había adquirido, los dirigió y promovió, a los CUBAN STARS, en los años de la ‘bola muerta’ y en los años veinte en la Liga Negra del Este.

Por esa época contribuyó a mejorar las perspectivas de la Liga Profesional Cubana. Más adelante oficiaría como scout de los GIGANTES DE NEW YORK, en las Grandes Ligas, descubriendo, entre otros, a los inmortales Willie Mays, Orlando Cepeda y Juan Marichal.

Colaboró para el desarrollo de la primera Serie Mundial de las Ligas Independientes de Color, que ganó en 1947. Los GIGANTES DE NEW YORK eran dueños de la instalación Polo Grounds, que Pompez había alquilado para sus equipos. A mediados de los años treinta adquirió, por más de setenta mil dólares, el Dyckman Oval, una suerte de polo ground cubano en New York, según palabras de Pablo de la Torriente, como casa de los NEW YORK CUBANS, un estadio espacioso con capacidad para quince mil personas, habilitado en varias secciones, donde también se competía en fútbol americano, se ofrecían peleas de boxeo, se jugaba basketball, más otras disciplinas y espectáculos, incluidos los musicales cubanos.

Hoy, el polo ground cubano no solo es home club de los NEW YORK CUBANS, sino que también ofrece magníficas facilidades para otros teams de peloteros cubanos, los que sobre todo por las noches –y es necesario decir que el Dyckman Oval es el mejor terreno nocturno de New York-, tienen chance de celebrar juegos, los que, el año pasado, reportaron gran beneficio por la asistencia de un público ya habitual.

Se considera que a partir de 1935, una vez muerto el empresario Abel Linares, Pompez se convirtió en una de las figuras que contribuyeron decididamente al realce de la Liga Profesional Cubana, cuyos jugadores destacados recibían su espaldarazo para incluirse en los circuitos negros y, posteriormente, en las Ligas Menores y en las Mayores.

Un hecho gris empañó su obra. En 1926 fue acusado de ayudar al mafioso judío-norteamericano Dutch Shultz, en el negocio de los números prohibidos, en Harlem. Se vio en aprietos y emigró a México, país que valoró su deportación a los Estados Unidos para ser juzgado, pero declinó hacerlo. Entonces, por su propia voluntad decidió regresar y servir de testigo en el juicio, para tratar de destruir las evidencias que le acusaban, lo que logró felizmente.

En ese tiempo los NEW YORK CUBANS recesaron, pero en 1938, una vez regenerado del turbio suceso, regresaron a las Ligas Negras con varios play off, hasta proclamarse campeones en la Serie Mundial de 1947. Por los NEW YORK CUBANS desfiló una galería de inmortales del béisbol cubano, encabezados por Martín Dihigo, como manager y jugador, Luis Tiant (padre), Alejandro Oms, Lázaro Salazar, Silvio García, Anastasio Santaella, Ramón Bragaña, Orestes Miñoso, el dominicano Tetelo Vargas, y tantos otros, incluidos norteamericanos de lujo como el receptor Frank Duncan Jr., los lanzadores John Stanley y John Taylor, así como el destacado bateador David Thomas…

A partir de 1948, cuando comenzaba con fuerza la integración racial en el béisbol de las Grandes Ligas, a raíz de la inclusión en 1947 de Jackie Robinson con los DODGERS DE BROOKLYN, Pompez incluyó los NEW YORK CUBANS en las Ligas Menores, en la Organización de los GIGANTES DE NEW YORK, para quienes se convirtió en un cazatalentos de reconocido prestigio.

En la década del setenta, del siglo XX, fue miembro del Comité Especial de las Ligas Negras, en el Salón de la Fama de Cooperstown, y electo por mayoría, en el 2006, a dicha institución, donde aparece junto a los cubanos Martín Dihigo, José de la Caridad Méndez, Cristóbal Torriente, y Tany Pérez, este último el único que se desempeñó en las Mayores.

Es innegable la influencia de Alejandro Pompez en el béisbol de Cuba y los Estados Unidos. Como ningún otro, supo llevar la obra de los cubanos en su deporte nacional, a las más altas esferas, primero en las pre Ligas Negras (hasta 1920), después en las Ligas Independientes de Color, o Ligas Negras norteamericanas, posteriormente con la inclusión de muchos de esos jugadores en las Ligas Menores y, más adelante, en las Grandes Ligas. Es el vivo ejemplo de un hombre que hizo fortuna, sí, dentro del béisbol de los cubanos, pero que también logró reivindicar a la patria que lo acogió como un hijo de nacimiento.

Quisiera terminar esta crónica, con las siguientes palabras del poeta, periodista, escritor y patriota, Pablo de la Torriente Brau:

Con esta novena, que ya tiene, además, fama de agresiva y que es un imán para lo fanáticos, Pompez espera que sus NEW YORK CUBANS conquisten el campeonato. Y con ello, su fama crecerá por Harlem casi hasta igualar a la del famoso ‘Father Divine’… Que por algo mucha gente cree más en sus ‘milagros’ que en los que pueda hacer este descomunal ‘Fidencio’ americano.

Primavera de 2014

[1] Alfredo Santana: Un Astro del Montículo, p. 178.

[2] M. Oleksak: Latinos en las Grandes Ligas, p. 52.

[3] Pablo de la Torriente Brau: Recuerdos de la próxima Olimpiada, p. 143.

[4] James A. Riley: The Biographical Encyclopedia of de Negro Baseball Leagues, p. 633.

[5] Ibídem, p. 144.

[6] Pablo de la Torriente Brau: Tomado de Recuerdos de la próxima Olimpiada. New York, 1, 4, 1936.

(Con documentación de Wikipedia. La Enciclopedia Libre (en inglés), Pablo de la Torriente Brau, James A. Riley, Roberto González Echevarría, Michael M. Oleksak, Ángel Torres, Enciclopedias de las Grandes Ligas y de las Ligas Negras, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Adrián Burgos, Félix Julio Alfonso López, Fernando Rodríguez Álvarez, Norberto Codina, Peter Bjarkman, James D. Cockroft, Raúl Diez Muro, Severo Nieto, Alfredo Santana, René Molina, Jess Losada, Felo Ramírez, Eladio Secades, Jorge Alfonso, Juan Ealo, Eddy Martin, Víctor Muñoz, Elio Menéndez, Yasel Porto Gómez, y otras fuentes).

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • rommel blue dijo:

    magnifica reseña , se le trato de vincular con Shultz el Holandes que era como se conocia a este ganster en los bajos fondos de Harlem donde era el amo y señor de la loteria y la prostitucion , no pudiendo las autoridades federales vincularlo al mismo , Pompez fue hombre de gran valia y vision no solo en el mundo de los negocios sino tambien en el beisbol

  • isarel mella dijo:

    PARA LOS FANS DEL FÚTBOL GANA ATLLETICO 1.0 Y BAYERN 3.1

  • Tell dijo:

    Tell dijo:
    Periodista Ud. se equivoca, sí tenemos un culpable de la Lluvia, Ud. no debe subestimar la inteligencia de sus lectores, nosotros no somos bobos. Todo sabemos que VM32 es el culpable.
    Grether: me respondió.
    Tell resulta que ahora VM es el culpable de la lluvia, para saber ¿acaso eres pinareño?, no porque sino ustedes podian rezar si al final Dios es Pinareño.
    Como se puede ver, los únicos BOBOS no están en Pinar del Río, porque Grether, sin dudas lo ES, y reconoce no ser de PR.
    Cualquier persona, de mediana inteligencia, se percata de que lo dicho por mí, es solo de forma irónica, para los que siempre le echan toda la culpa, de lo que pase, a VM32. Perdone la contundencia de mi respuesta, se que por su nombre, es una dama, y eso merece respeto, pero no se puede ofender a alguien, diciéndole bobo, cuando se tiene una “chambelona”, en la boca.

  • Anti Cervantes. dijo:

    Señores, no sé de donde salió el bobo este, de Cervantes, porque ni en Ingles, ni en Español aparece que solo se escribe: Blog. Que yo sepa la palabra en cuestión se escribe: BLOCK, del Ingles. Sustantivo que quiere decir Bloque. Paquete de hojas juntas.

  • Ismael Glez dijo:

    Periodistas como ud son los q necesitan tener un espacio en los medios de mayor poder “impacto” sobre las multitudes, porq con estos conocimientos cuando esten al alcance de todos, verdaderamente “se alfabetizarian” muchos fanaticos furibundos q , “pululan” en dismiles foros de la prensa digital nuestro pais y q verdaderamente estan desatando sentimientos, acontecimientos y promoviendo malas acciones, indisciplinas, etc. dentro de todo lo relacionado con el correcto desenvolvimiento de nuestra Liga Nacional de Beisbol actual.

    Gracias amigo Goenaga por ilustrarnos una vez mas.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también