Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Más de 36 millones de personas han fallecido por VIH

| + |

imagen-vihsidaalamy456

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se mantiene como un serio problema de salud pública a nivel mundial, tras cobrar unas 36 millones de vidas hasta ahora, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 2012 había unos 35,3 millones de personas infectadas por el VIH (las cifras oscilan entre 32,2 y 38,8 millones), afirma la OMS en su página digital.

El África subsahariana, donde uno de cada 20 adultos está infectado por ese mal, es la parte más afectada del planeta, pues el 69 por ciento de la población mundial VIH-positiva vive en esa región.

En los países de ingresos bajos o medios, a fines de 2012 recibían terapia antirretrovírica acerca de 10 millones de personas, aunque aún hay más de 19 millones que necesitan tratamiento y no tienen acceso a él.

Este virus ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de vigilancia y defensa contra las infecciones y algunos tipos de cáncer. A medida que destruye las células inmunitarias y altera su función, la persona infectada se vuelve gradualmente inmunodeficiente.

La inmunodeficiencia entraña una mayor sensibilidad a muy diversas infecciones y enfermedades que las personas con un sistema inmunitario saludable pueden combatir.

En su fase más avanzada, la infección por VIH se conoce como síndrome de inmunodeficiencia adquirida o sida, y puede tardar entre dos y 15 años en manifestarse, dependiendo del sujeto.

De acuerdo a los especialistas, el sida se define por la aparición de ciertos tipos de cáncer, infecciones u otras manifestaciones clínicas graves. Esta infección se suele diagnosticar mediante análisis de sangre en los que se detecta la presencia o ausencia de anticuerpos contra el virus.

(Con información de PL)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también