Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Israel podría convertirse en una potencia energética

En este artículo: Economía, Grecia, Israel, Oriente Medio, Turquía
| 6

b28d301a2e21ad54b24af42d6a0a00af_article

Las reservas de hidrocarburos podrían convertir a Israel en el principal exportador de gas natural y cambiar la situación geopolítica en Oriente Medio.

Tras la sentencia de la Corte Suprema de Israel, que legitimó la decisión unilateral (sin mediación del Knesset) del primer ministro Benjamin Netanyahu de exportar una cuota de 40% de la producción de gas natural, Israel se lanza a la conquista de los mercados energéticos.

Se estima que las reservas de los yacimientos de hidrocarburos Tamar y Leviatán, ubicados cerca de Haifa, ascienden a más de 30 billones de pies cúbicos de gas natural, lo que, según el ministro de energía israelí, Silvan Shalom, le ahorraría al país unos 300 millones de dólares al mes, cifra que podría llegar a los mil millones de dólares.

La explotación del campo Tamar con las reservas de unos 10 billones de pies cúbicos de gas, la encabeza el gigante energético estadounidense Noble Energy, en colaboración con el grupo israelí Delek.

Ambas empresas planean diversificar las exportaciones de gas y entrar en los mercados de Turquía, Grecia, Cisjordania o incluso Egipto, que sufre escasez de hidrocarburos tras la inestabilidad política derivada de la ‘primavera árabe’.

“Para Israel y los países vecinos este es un juego en el que todos ganan”, señala Yossi Abu, jefe ejecutivo de la empresa Delek, en una entrevista con ‘Financial Times’.

Las reservas de Israel podrían ser menos impresionantes en comparación con otros países exportadores de gas a nivel mundial, pero la combinación de dos factores importantes –el volumen de los yacimientos y su proximidad al mayor consumidor de recursos energéticos, es decir, a Europa– convierten al estado judío en un jugador importante del sector, según Tyler Crowe, colaborador de la empresa ‘The Motley Fool’.

Asimismo, Israel también puede invertir en la construcción de terminales de gas natural líquido (GNL), lo que le abriría a Tel Aviv las puertas de mercados tan lejanos como el de Asia y podría afectar a las posiciones de los principales actores del sector como Qatar, Estados Unidos y Australia.

En este contexto, el desarrollo de la red de gasoductos israelíes, así como la exploración de campos petroleros como Meged 5 podría, de una parte, mejorar las relaciones políticas y económicas con países dependientes de hidrocarburos de la región, como Turquía y, de otra, convertirse en otro factor de desestabilización en Oriente Medio.

(Con información de AFP)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • alapaco dijo:

    Mas plata para la guerra.

  • Marianela Curbelo Ramírez dijo:

    Ojalá y se conformara Israel con eso y no siguieran apoyando a EEUU a saquear las riquezas de sus países vecinos.

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Era de esperarse, que el fascismo sionista ocupacionista de PALESTINA, Israel, sea un engendro universal terrorista, facineroso, Israel como nación ó, como país no existe. Solo existe PALESTINA OCUPADA. Los territorios ricos en recursos naturales de PALESTINA ocupada, les han sido arrebatados y utilizados, por este engendro terrorista, para SUMAR y justificar, potenciales cifras de reservas saqueadas por el imperialismo moderno, con la ocupación de otros territorios de otros pueblos aledaños a PALESTINA (Afganistán, Irak, Libia, Siria, Líbano) y con la complacencia servil de gobiernos feudo monárquicos y fascistas de Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Yemen, Egipto y toda la jauría de regímenes despóticos y serviles del imperialismo al norte de África.

    Era de esperarse que después de la ocupación imperialista de los territorios de los pueblos de Afganistán, Irak, Libia, Siria, Líbano, el imperialismo a través de su gens ideológico y político “ISRAEL”, lograra un sustituto para el saqueo y la expoliación de los recursos naturales de los territorios ocupados ricos en petróleo, gas natural, agua natural, entre muchos otros. Ya cobra sentido, que los oleoductos, los gaseoductos, los acueductos, trazados desde el Medio Oriente, desde África, desde Europa oriental (RUSIA), desde Asia, para surtir el consumo de Europa Occidental desprovista estratégicamente, de potenciales reservas de estos recurso; lleguen a la médula ideológica y política del imperialismo moderno denominado “ISRAEL”, para desde allí mantener un control y una imposición de precios de los monopolios energéticos del mundo que se financian y se sustraen con el capital imperialista fascista sionista.

    La doctrina neoliberal imperialista fascista sionista, está logrando su máximo grado de desarrollo en la monopolización y concentración imperialista de la riqueza real universal, que el fascismo sionista ha definido como la “globalización de la economía”, que no es otra cosa que la globalización del atraco imperialista contra todos los pueblos del mundo.

    Quien iba a creer que todo el esfuerzo del mundo que hizo el gobierno post socialista de RUSIA, por construir un oleoducto y un gasoducto, para surtir de petróleo y gas natural a todo Europa (oriental y occidental), pasando por los territorios del Medio Oriente para conectar con las potencialidades de recursos naturales de estos territorios; fuesen a parar, a las bodegas y al os depósitos de ese engendro terrorista y ladrón denominado por los imperialistas como “ISRAEL”, como dice un proverbio popular colombiano: “Nadie sabe para quien trabaja”. Esto constituye el núcleo de los famosos aforismos, expuestos por ideólogos izquierdistas cada vez que el imperialismo ocupa un territorio del Oriente Medio. Es decir, no saben que cada cm2, del universo, estratégico para el imperialismo. El mismo trazo que ha desarrollado el imperialismo para Oriente Medio, es el mismo que ha trazado para América Latina, para África, para Asia, para todas las regiones del mundo.

    La culpa de no tener una respuesta de oposición contundente a estos propósitos ocupacionistas y expansionistas por parte del imperialismo moderno. Somos quienes lideramos la conducción de los movimientos revolucionarios modernos, para la liberación de nuestros pueblos, empezando por las conquistas de quienes han iniciado esos procesos de dignidad, soberanía y de libertad nacional.

    Para quienes niegan la crisis integral del capital imperialista, no alcanzan a visualizar la nueva TRAMOYA imperialista para superar su propia crisis, entregándole parte de la dominación y el poder para someter al mundo, al dictamen universal imperialista NEOLIBERAL, que significa: doctrina neoliberal para ser aplicada en todos los pueblos del mundo y sus territorios. Y saqueo de la riqueza nacional de nuestros pueblos por parte del capital imperialista, agrupado en un pequeño grupo de países expoliadores. En realidad, la doctrina fascista sionista NEOLIBERAL, es solamente para ser aplicada a los países, naciones (pueblos) y territorios avasallados (globalización imperialista para el saqueo). Como decía un camarada: “quien tenga oídos que oiga, quien tenga ojos que vea y quien tenga cerebro que piense).

    Las potencialidades de reservas de recursos naturales de ese monstruo ideológico y político fascista sionista imperialista denominado sutilmente como ISRAEL, surge precisamente, en el momento en que los territorios de los pueblos de Palestina, Afganistán, Irak, Libia, Líbano, Siria, han sido ocupados y sometidos al saqueo imperialista y al pago suntuoso del costo de la guerra y el pago del las armas consumidas en esas supuestas guerras.

    Para los incautos, ¿Por qué esas potencialidades de gas natural Tamar y Leviatán, no han sido anunciada antes de la ocupación imperialista a los territorios de estos pueblos? Porque, gran parte de esos 30 billones de pies cúbicos de gas natural, por no decir todos, descubiertos en esos campos, son sustraídos de los yacimientos de PALESTINA, AFGANISTÁN, IRAK, LIBIA, EL GOLAN DE SIRIA y el gasoducto de RUSIA, hacia Europa Occidental. Así de sencillo. ¿Qué vivos no…? Así de sencillo

  • EFRAIN PARDO COLÓN dijo:

    Era de esperarse, que el fascismo sionista ocupacionista de PALESTINA, Israel, sea un engendro universal terrorista, facineroso, Israel como nación ó, como país no existe. Solo existe PALESTINA OCUPADA. Los territorios ricos en recursos naturales de PALESTINA ocupada, les han sido arrebatados y utilizados, por este engendro terrorista, para SUMAR y justificar, potenciales cifras de reservas saqueadas por el imperialismo moderno, con la ocupación de otros territorios de otros pueblos aledaños a PALESTINA (Afganistán, Irak, Libia, Siria, Líbano) y con la complacencia servil de gobiernos feudo monárquicos y fascistas de Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Yemen, Egipto y toda la jauría de regímenes despóticos y serviles del imperialismo al norte de África.

    Era de esperarse que después de la ocupación imperialista de los territorios de los pueblos de Afganistán, Irak, Libia, Siria, Líbano, el imperialismo a través de su gens ideológico y político “ISRAEL”, lograra un sustituto para el saqueo y la expoliación de los recursos naturales de los territorios ocupados ricos en petróleo, gas natural, agua natural, entre muchos otros. Ya cobra sentido, que los oleoductos, los gaseoductos, los acueductos, trazados desde el Medio Oriente, desde África, desde Europa oriental (RUSIA), desde Asia, para surtir el consumo de Europa Occidental desprovista estratégicamente, de potenciales reservas de estos recurso; lleguen a la médula ideológica y política del imperialismo moderno denominado “ISRAEL”, para desde allí mantener un control y una imposición de precios de los monopolios energéticos del mundo que se financian y se sustraen con el capital imperialista fascista sionista.

    La doctrina neoliberal imperialista fascista sionista, está logrando su máximo grado de desarrollo en la monopolización y concentración imperialista de la riqueza real universal, que el fascismo sionista ha definido como la “globalización de la economía”, que no es otra cosa que la globalización del atraco imperialista contra todos los pueblos del mundo.

    Quien iba a creer que todo el esfuerzo del mundo que hizo el gobierno post socialista de RUSIA, por construir un oleoducto y un gasoducto, para surtir de petróleo y gas natural a todo Europa (oriental y occidental), pasando por los territorios del Medio Oriente para conectar con las potencialidades de recursos naturales de estos territorios; fuesen a parar, a las bodegas y al os depósitos de ese engendro terrorista y ladrón denominado por los imperialistas como “ISRAEL”, como dice un proverbio popular colombiano: “Nadie sabe para quien trabaja”. Esto constituye el núcleo de los famosos aforismos, expuestos por ideólogos izquierdistas cada vez que el imperialismo ocupa un territorio del Oriente Medio. Es decir, no saben que cada cm2, del universo, estratégico para el imperialismo. El mismo trazo que ha desarrollado el imperialismo para Oriente Medio, es el mismo que ha trazado para América Latina, para África, para Asia, para todas las regiones del mundo.

    La culpa de no tener una respuesta de oposición contundente a estos propósitos ocupacionistas y expansionistas por parte del imperialismo moderno. Somos quienes lideramos la conducción de los movimientos revolucionarios modernos, para la liberación de nuestros pueblos, empezando por las conquistas de quienes han iniciado esos procesos de dignidad, soberanía y de libertad nacional.

    Para quienes niegan la crisis integral del capital imperialista, no alcanzan a visualizar la nueva TRAMOYA imperialista para superar su propia crisis, entregándole parte de la dominación y el poder para someter al mundo, al dictamen universal imperialista NEOLIBERAL, que significa: doctrina neoliberal para ser aplicada en todos los pueblos del mundo y sus territorios. Y saqueo de la riqueza nacional de nuestros pueblos por parte del capital imperialista, agrupado en un pequeño grupo de países expoliadores. En realidad, la doctrina fascista sionista NEOLIBERAL, es solamente para ser aplicada a los países, naciones (pueblos) y territorios avasallados (globalización imperialista para el saqueo). Como decía un camarada: “quien tenga oídos que oiga, quien tenga ojos que vea y quien tenga cerebro que piense).

    Las potencialidades de reservas de recursos naturales de ese monstruo ideológico y político fascista sionista imperialista denominado sutilmente como ISRAEL, surge precisamente, en el momento en que los territorios de los pueblos de Palestina, Afganistán, Irak, Libia, Líbano, Siria, han sido ocupados y sometidos al saqueo imperialista y al pago suntuoso del costo de la guerra y el pago del las armas consumidas en esas supuestas guerras.

    Para los incautos, ¿Por qué esas potencialidades de gas natural Tamar y Leviatán, no han sido anunciada antes de la ocupación imperialista a los territorios de estos pueblos? Porque, gran parte de esos 30 billones de pies cúbicos de gas natural, por no decir todos, descubiertos en esos campos, son sustraídos de los yacimientos de PALESTINA, AFGANISTÁN, IRAK, LIBIA, EL GOLAN DE SIRIA y el gasoducto de RUSIA, hacia Europa Occidental. Así de sencillo. ¿Qué vivos no…? Así de sencillo.

  • Albe dijo:

    Los malos tienen suerte.

  • Ramses dijo:

    Muchos de esos territorios pertenecieron algún día al pueblo palestino. La guerra contra un país débil deja inmensos dividendos, muchas vidas inocentes costaron estos territorios. hoy en poder del gobeirno terrorista de Israel.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también