Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Sostiene al-Assad que Siria respetará su compromiso

| + |

assad respetará su compromiso de adherirse a la Convención de No Proliferación de Armas Químicas, afirmó el presidente Bashar al-Assad, y aclaró que tal paso resultó una decisión soberana influenciada por la seriedad de la propuesta de Rusia.

Nuestras posiciones jamás responden a amenazas externas ni posiciones de fuerza, advirtió el mandatario en diálogo con reporteros de la cadena de televisión estadounidense Fox News, ampliamente divulgada este jueves por medios de prensa sirios.

En cuanto a la postura de Damasco sobre el informe de los investigadores internacionales sobre el uso de armas químicas, al-Assad precisó que debe esperarse por las pruebas que estos aporten, para lo cual deben retornar al país y completar su misión inicial de efectuar pesquisas en tres puntos del territorio nacional.

El equipo liderado por el Ake Sellstrom, jefe de la oficina de la ONU para la investigación de armas químicas, se encontraba en esta capital el 21 de agosto cuando ocurrió al ataque con gases, utilizado por gobiernos como el de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, entre otros, para acusar a las autoridades sirias de su autoría sin presentar pruebas fehacientes.

Reconoció el Ejecutivo la “muy eficiente” posición de Moscú durante el contencioso extendido a 30 meses, mientras agregó que Rusia ha protegido políticamente a Siria mediante el veto en tres ocasiones en el Consejo de Seguridad de la ONU de resoluciones que abrirían las puertas a ataques contra la nación.

En otra parte del diálogo, Al-Assad insistió en que cualquier arreglo a la crisis nacional pasa por detener el financiamiento logístico y financiero desde el exterior a las bandas mercenarias que buscan derrocar al gobierno, unido a la concreción de un diálogo entre los propios sirios.

Advirtió que Siria corre peligro de verse desintegrada como Estado secular, debido a las acciones terroristas y masacres de extremistas afiliados a Al Qaeda contra las minorías religiosas que históricamente han convivido en paz en el país.

Desmintió que en el país ocurra una guerra civil, al recordar que el Ejército Árabe Sirio lucha contra combatientes de 83 nacionalidades sufragados por administraciones occidentales y de Oriente Medio.

Evaluó el gobernante las diferencias que caracterizan a los grupos que integran la oposición.

Existe una diferencia entre ser “opositor” y ser “terrorista”, la oposición es una expresión política y no significa tomar las armas y asesinar a las personas y a los inocentes, o destruir las escuelas y la infraestructura, perpetrar decapitaciones, como suele ocurrir en el caso de numerosos grupos, matizó.

Argumentó al-Assad que las relaciones de Siria con Estados Unidos pasan por la credibilidad que sea capaz de tener la administración norteamericana y la necesidad de respeto mutuo.

Sobre los retos nacionales una vez superada la crisis, Al-Assad estimó que hará falta una labor ardua para reparar las secuelas psicológicas y desenquistar los efectos negativos de la propagación de la ideología takfirí (extremista).

Tendremos que restañar las heridas de las actuales generaciones para que Siria vuelva a ser un Estado secular y de paz, además de reconstruir la infraestructura, la economía, y diseñar un nuevo sistema político que se ajuste a las realidades del pueblo sirio, concluyó.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también