Imprimir
Inicio » Noticias  »

En Chipre: “No somos conejillos de indias”

| +
Ciudadanos chipriotas retiran sus ahorros de los bancos

Ciudadanos chipriotas retiran sus ahorros de los bancos

Los ánimos en la pequeña república isleña de Chipre están que arden: en todos los partidos políticos y en la sociedad domina la conmoción. Y es que nadie quiere aceptar que el Estado acuda a los pequeños ahorradores para exigirles una contribución al rescate del país y así ponerlos al mismo nivel que los ricos de Rusia y Ucrania.

El presidente chipriota, Nikos Anastasiades, tuvo que dar hoy su brazo a torcer, y retrasó por segunda vez en 48 ón al paquete de rescate de la eurozona al país.

Su socio de coalición y líder del Partido Demócrata, Marios Karogian, se hizo eco de la ira del pueblo. “Nosotros no somos conejillos de indias”. E incluso en las propias filas del gobierno surgieron voces disidentes.

Sin modificaciones, la ley no saldrá adelante porque podría colapsar todo el sistema político y convertir a la isla en cuestión de horas en el primer país del euro en ir a la bancarrota. Los diputados no se reunirán hasta el martes por la tarde, cuando estaba previsto que lo hicieran hoy, para debatir y votar sobre el borrador legislativo.

Hasta ese momento, se está intentando modificar el programa de rescate de forma que llegue a ser aceptable para los ciudadanos. La cuestión es cómo se hará.

Cientos de chipriotas intentaron sacar su dinero el sábado. La victoria parcial de la gente en las calles y de la oposición política al programa de ahorro no cambia sin embargo la necesidad de reducir el inflado sector bancario chipriota antes de que arrastre consigo al Estado al abismo.

Los rusos y ucranianos ricos, según expertos de la UE, no pueden seguir beneficiándose de un sistema bancario adaptado a sus necesidades, opinan muchos expertos. Y es que en la Unión Europea el dinero negro y el fraude fiscal siguen siendo una piedra en el zapato.

Estudios independientes muestran que Chipre no es uno de los principales países que acepta dinero de fuente dudosas, pero el país ha solicitado ayuda financiera internacional ante la grave crisis bancaria que ha azotado al país.

Muchos chipriotas sintieron hoy la solidaridad de otros europeos, ya que se vieron apoyados casi por toda la prensa internacional.

Nunca se vio un golpe así contra los ahorradores, señalaba la prensa casi al unísono. Y es que podría ser un peligroso precedente aunque no ha dejado de repetirse que se trata de un caso especial y aislado.

Romper tabúes a veces no es una buena idea, se escuchaba hoy en Nicosia. “Y es que no tiene nada que ver con la lógica económica”, señalaba al unísono la gente en las calles.

La segunda parte del rescate de chipre se escenificará el martes, cuando el Parlamento decida quién tiene que pagar cuánto para salvar al país. Las cifras son claras y las condiciones de los acreedores también. Chipre necesita 17.500 millones de euros y el eurogrupo está dispuesto a contribuir con 10.000 millones. Pero otros 5.800 deben salir de los ciudadanos y los oligarcas mediante una tasa a los depósitos bancarios.

Los 1.700 millones restantes los buscará Chipre en Rusia.

Probablmeente un banco ruso podría comprar uno chipriota y además Nicosia espera una extensión del pago de un crédito ruso por 2.500 millones de euros.

(Con información de DPA)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.