Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Violencia contra la mujer, un problema en América Latina

| 12

violencia-contra-la-mujerEntre el 17 y el 53 por ciento de las mujeres latinoamericanas podrían ser víctimas de violencia física o sexual de parte de sus parejas, según una encuesta realizada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en doce países de la región.

El informe de la OPS sobre “Violencia contra la mujer en América Latina y el Caribe“, precisa que “en siete países, más de una de cada cuatro mujeres dijo haber sufrido violencia” de género de parte de sus parejas.

El informe de 156 páginas de la OPS presenta un análisis comparativo de los datos obtenidos de entrevistas con más de 180.000 mujeres en Bolivia, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Paraguay y Perú.

La OPS documentó en su estudio que “entre el 41 y el 82 por ciento de las mujeres que sufrieron abuso por parte de sus parejas experimentaron heridas físicas, desde cortes y moretones a huesos rotos, abortos involuntarios y quemaduras”.

Sin embargo, entre el 28 y el 64 por ciento de esas mujeres agredidas “no buscó ayuda o habló con nadie acerca de esta experiencia”, advirtió la OPS.

El análisis comparativo también muestra que entre 10 y 27 por ciento de las mujeres en estos países reportaron haber sufrido violencia sexual en algún momento de sus vidas, cometida por su pareja u otra persona, pero generalmente por un hombre a quien ya conocía.

Asimismo, el reporte de la OPS destaca las intersecciones entre la violencia contra la mujer y en la niñez, pues en los doce países estudiados, las mujeres que fueron golpeadas durante su niñez reportaron haber sufrido violencia de pareja en la edad adulta, en un porcentaje significativamente mayor que las que no padecieron violencia en su infancia.

“Además de ser una violación de los derechos humanos, la violencia contra las mujeres tiene graves consecuencias para la salud de las mujeres y la de sus hijos, y genera gran impacto en los trabajadores y sistemas de la salud de la región”, sostuvo la argentina Mirta Roses, directora de la OPS.

La organización panamericana destacó que “esta es la primera vez en que datos nacionales han sido analizados y presentados en un formato único comparativo que muestra un panorama de lo que se conoce acerca de la violencia contra las mujeres en la región”.

“Tenemos la esperanza de que este informe motive a tomadores de decisión a invertir más recursos en la implementación de estrategias basadas en la evidencia que prevengan la violencia contra las mujeres antes de que ocurra”, señaló Alessandra Guedes, coautora del informe y asesora regional de la OPS en Violencia Intrafamiliar.

(Con información de ANSA)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Boris Serguei dijo:

    Hace falta crear conciencia tanto en el hombre asi como en la mujer, tendriamos que leer e implementar a Aleksandra Kolontái

  • Norma dijo:

    Lamentablemente más del 70 % de las mujeres sufren algún tipo de violencia en cierta etapa de su vida, con disímiles formas de manifestación, en dependencia de la cultura del país. Una de las más comunes es la violencia doméstica, ya sea física, sexual o psicológica.

    La violencia física es fácil de reconocer y es más común entre familias severamente disfuncionales, ocasionada fundamentalmente por una pareja íntima. Se dificulta establecer estadísticas, pues la mayoría de los casos no trascienden fuera del ámbito familiar, solo cuando hay un maltrato físico evidente o asesinato.

    Diversas encuestas mundiales estiman que la mitad de todas las mujeres que mueren de homicidio son asesinadas por su esposo o pareja. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Australia, Canadá, Israel, Sudáfrica y los Estados Unidos, entre el 40 y 70 por ciento de las mujeres víctimas de asesinato fueron causados por sus parejas. En Colombia, cada seis días se reporta una mujer asesinada por su pareja o pareja anterior.

    La violencia psicológica es una forma sutil de agresión y es mucho más frecuente de lo que imaginamos, en especial en familias aparentemente funcionales. Se manifiesta con palabras hirientes, menosprecio, humillación, descréditos, silencios, gritos e insultos, abandono o falta de respuesta a las necesidades afectivas. Esto provoca que la mujer se sienta insegura y se deteriore su autoestima. Muchas la sufren a diario y hasta la justifican, otras ni siquiera se percatan de la agresión o no quieren reconocerlo.

    La violencia sexual es la imposición de actos de este orden por un miembro de la familia u otros, en contra de su voluntad. Incluye el acoso sexual, el abuso infantil y la violación marital. Esta última ocurre porque muchos hombres se creen con el derecho de tener relaciones sexuales con su esposa aunque esta no lo desee. También las mujeres sufren de explotación sexual, incluso por la propia familia y por supuestas amistades.

    Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 11 países determinó que el por ciento de mujeres que han sido sujetas a violencia sexual por una pareja íntima varía del seis por ciento en Japón al 59 por ciento en Etiopía.

    Se calcula que a nivel mundial, una de cada cinco mujeres se convertirá en víctima de violación o intento de violación, en el transcurso de su vida. La práctica del matrimonio a temprana edad, una forma de violencia sexual, es común a nivel mundial, fundamentalmente en África y Asia meridional.

    Con frecuencia las jóvenes son obligadas a contraer matrimonio y a tener relaciones sexuales, con los consiguientes peligros para la salud, como la vulnerabilidad a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y en especial al VIH/sida, lo que además, afecta su asistencia a la escuela. Uno de los efectos del abuso sexual es la fístula traumática ginecológica: una lesión que resulta del desgarre severo de los tejidos vaginales y que deja a la mujer incontinente y socialmente indeseable.

    Otro hecho deplorable es la existencia de la violencia sexual durante conflictos, la cual afecta a millones de personas, sobre todo a mujeres y niñas. Es una estrategia deliberada que ocurre a gran escala por grupos armados, como medio de humillación a los oponentes, en la que mujeres de todas las edades son abusadas sexualmente por fuerzas rebeldes o militares. Lo mismo ocurre en caso de accidentes, o con mujeres discapacitadas físicas o mentalmente.

    Una de las formas más salvajes de violencia de género es la mutilación de los órganos genitales femeninos. Esto se refiere a diversos tipos de operaciones de mutilación tradicionales, que se realizan en niñas y mujeres. Se estima que más de 130 millones de féminas vivas actualmente han sido sometidas a esta mutilación, fundamentalmente en África y en algunos países del Oriente Medio. Se piensa que anualmente dos millones de niñas están en riesgo de ser sometidas a la mutilación de los órganos genitales.

    Otra increíble forma de violencia que existe en algunas sociedades es la llamada Homicidio por honor, en la que las mujeres víctimas de violación, sospechosas de practicar sexo prematrimonial y acusadas de adulterio son asesinadas por sus familiares, debido a que la profanación de la castidad de la mujer se considera una ofensa al honor de la familia.

    El Tráfico de personas con fines de prostitución, mano de obra forzada, esclavismo o servidumbre, es otra brutal forma de manifestarse la violencia, que incluye a personas de ambos sexos, pero que el 80 por ciento de las víctimas son niñas y mujeres.

    Estas también sufren la violencia durante el embarazo ya sea física como psicológica, con graves consecuencias para la salud de la madre y del bebé. Esto conlleva embarazos de alto riesgo y problemas relacionados con el embarazo, como el aborto espontáneo, parto pre término y bajo peso al nacer.

    Las mujeres son discriminadas en todo el mundo, incluso en sociedades desarrolladas, como Canadá, donde las mujeres indígenas tienen una probabilidad cinco veces mayor de morir como resultado de la violencia, que otras mujeres de igual edad. En Europa, Norteamérica y Australia, más de la mitad de las mujeres discapacitadas han sufrido abuso físico, superior a los datos reportados en mujeres no discapacitadas.

    Las consecuencias y costos de la violencia de género son sumamente altos, no solo desde el punto de vista psicológico y físico, sino también económico. Tanto por los costos directos para los tratamientos médicos y de apoyo a las mujeres maltratadas, y el costo para enjuiciar a los ofensores; como los costos indirectos relacionados con la pérdida de la productividad o del empleo, pero sobre todo por el marcado sufrimiento humano.

    Esto es solo una muestra de los abrumadores datos brindados por la OMS de una investigación realizada en el 2009, los cuales se han incrementado en la actualidad. Cuesta trabajo imaginar que aun existan hombres capaces de agredir a las mujeres por el mero hecho de pertenecer a este género. Algunas no lo pueden evitar y otras aceptan pasivamente ser víctimas de la violencia por miedo, por resignación o por tradición cultural.

    Las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres y merecen un trato igualitario y respetuoso. Sin embargo, aun vivimos en un mundo lleno de violencia, donde muchas son sometidas y discriminadas por los hombres, quienes pretenden mantener el control físico y emocional sobre ellas, por medio de la más brutal e increíble violencia.

  • Cristian Enrique dijo:

    Esto es injunsto, tratar de poner a la mujer como la “victima”, se ha visto muchas veces que la violencia viene de ambos lados,minimizar el problema de la violencia solamente a la mujer, es injusto y discriminatorio, en muchos casos ya se han demostrado que la violencia, y no solamente la fisica, es dirigida tanto por mujeres como por hombre, la violencia hacia los hijos en la mayor parte es por parte de las mujeres por ejemplo, la cosa es tratar de acabar con la violencia dentro de la familia, de hombre y mujeres, y no de ocultarla.

  • Pepe dijo:

    Y en Cuba no hicieron encuestas?

  • Agamenón dijo:

    No sé en que país vive el Sr. Cristian Enrique cuando dice: “se ha visto muchas veces que la violencia viene de ambos lados” debe ser un raro lugar ese en el que el hombre sufre la violencia de género por parte de la mujer y me muero de curiosidad por conocerlo.

  • Miguel Crispín Sotomayor dijo:

    Irritante. No creo que se pueda llamar hombre a quien ejerza violencia física o mental contra una mujer. Y no es un problema de machismo, porque no se puede llamar machista a quien lo haga. Tampoco existe justificación alguna para ejercer la violencia, además de muchas otras cosas, es muestra de incapacidad y/o de psicópatas que por lo general carecen de valor para enfrentar a otro hombre. Es cobardía.
    Igualmente es censurable la mujer que tolera trato semejante.
    Asimismo, es repugnante cuando se ejerce contra un niño o niña que ni siquiera tiene la posibilidad de defenderse.

  • Giselle dijo:

    Cristian Enrique
    Generalmente, cunado se tiene la osadía de hablar temas tan delicados como los de violencia de género, se deben tener datos científicos que respalden nuestros criterios (como los presentados en el artículo). Realmente no creo que ese sea tu caso, lo cual hace parece tu comentario muy falta de sensibilidad con el tema en cuestión

  • yunier dijo:

    El que le pega a una chica ni la quiere ni para corcha de trapear y sin dudas es un miserable, pero he visto mujeres que su marido las maltrata fuertemente y ellas lo siguen defendiendo, bueno ojala mejore el problema.

  • julieta dijo:

    Creo que ningún lugar del mundo se queda fuera de este tipo de actos en contra de la mujer. Dios creó a la mujer para que respetara a su marido, para que fuera su ayuda idónea, dentro de esa larga lista también entra el de amarlo.
    Pero el hombre no se queda fuera, el también tiene sus obligaciones para con su esposa, cuidarla, protegerla, respetarla, tener en cuenta todas sus opiniones, y sobre todas las cosas amarla.
    La vida está muy agitada, cada día los precios se elevan más y más, la tecnología también está muy avanzada, y creo que con todo esto se le ha olvidado a las personas todos los valores humanos que se deben tener en cuenta para vivir en completa armonía, uno de ellos es respetar a la mujer.

  • jesus hernandez aquino dijo:

    es algo muy dificil de entender lo que pasa en estos casos, cuando en especial una persona (hombre) pareciera transformarse en una bestia, para lograr su cometido, en mi trabajo he tenido la mala fortuna, de ver como hogares quedan destruidos, cuando la insenzates, la cobardia o celos, han acabado con la vida de mujeres, los motivos pueden haber miles, el arreglarlo definitivamente no con golpes, gritos o la muerte, eso no es de hombres, lo peor de los casos es que ha habido niños de por medio, quedando desamparados, tambien el dolor de las familias, la rabia y el corage, es muy dificil la verdad, un tema muy fuerte, donde las autoridades tienen ya que hacer algo, para evitar mas tragedias, saludos.

  • Edmundo Velez dijo:

    Es preocupante como se contamina el rio Amazonas de quimicos de residuos de mineria por la gran actividad de la mineria de Peru en Madre de dios foco contaminante de mercurio al rio amazonas a pesar que este gobierno de Peru aporta la sumas de 13 millones de soles y que no se invierte en ello este dinero desaparece y para disimularlo envian a unos pocos policias los cuales estan apoyando a los mineros a ellos se suman la iglesia de los Domicos de Maldonado y las ONGS la contaminacion continua los millones de dragas estan extrayendio oro en el rio madre de dios sin medidas ambientales para la no contaminacion ambiental este rio contamiana sudamerica que pasa por maldonado despues a Boliva despues a Brasil para unirse al rio Amazonas esto afecta directamente a la poblacion que consume los comestibles de este rio como los peces de consumo humano como trucha,bagre ,y otros que son de preferencia de muchos de los pobladores de sudamerica pero muchos de ellos estan con mercurio y residuos de borax cianuro y otros quimicos que usan los mineros de Peru sudamerica y son consumidos por los peces de los rios los cuales llegan a la mesa de personas inocentes que no tienen los mismos ambiciones de los mineros de hacerce ricos con oro sino solo consumir estas especies de pescados sin saber que estan con mercurio.

  • Jorge Emeterio Cedeño Urbano dijo:

    Es tema de carácter estructural y multidisciplinario y por la tanto debe buscarse las causas múltiples de ese conflicto con estudios, diagnósticos y propuestas científicas multidisciplinaria. De esa manera tendremos un mundo con equilibrio de género y violencia cero

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también