Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Los egipcios volvieron a las urnas para elegir presidente

En este artículo: Egipto, Elecciones
| +

egipto_eleccionesLos egipcios volvieron hoy a las urnas en el segundo y último día de elección presidencial, luego de una jornada predominantemente tranquila que debió ser extendida en una hora debido a la alta participación ciudadana.

Al igual que ocurrió el miércoles, los 13 mil 99 colegios electorales abrieron sus puertas en las 27 provincias de Egipto a las 08:00 horas bajo la rigurosa vigilancia de más de 300 mil soldados y oficiales del Ejército junto a efectivos de la policía.

Más de 50,4 millones de personas están empadronadas para participar en la primera elección de un jefe de Estado desde la renuncia de Hosni Mubarak, en febrero de 2011, forzado por una revuelta popular sin precedentes que sacudió también a otros países árabes.

El proceso lo supervisan alrededor de 14 mil 500 jueces con la asistencia de más de 65 mil funcionarios de la Administración del Estado, y el monitoreo de unos 10 mil observadores de 49 organizaciones no gubernamentales nacionales y al menos tres foráneas.

Si bien a primeras horas del miércoles Prensa Latina constató una alta participación -aunque inferior a la de las parlamentarias de noviembre, diciembre y enero pasados- las altas temperaturas con más de 35 grados hicieron a muchos esperar hasta la tarde o la noche.

También incidió el horario de la jornada laboral para trabajadores de sectores privado y estatal, aunque muchos de estos últimos prefirieron votar el jueves aprovechando que el gobierno les concedió el día feriado con motivo del proceso.

A juzgar por la agitada campaña electoral y por testimonios de votantes consultados por en varios colegios, entre los 13 candidatos, los más populares son, en el campo islamista, el moderado Abdel Moneim Aboul Fotouh y Mohamed Morsy, de la conservadora Hermandad Musulmana.

Entre los denominados laicos y liberales destacan el excanciller y exsecretario general de la Liga Árabe Amr Moussa, el exprimer ministro de Mubarak Ahmad Shafiq, y el dirigente izquierdista nasserista Hamdeen Sabbahi, con amplio respaldo de jóvenes revolucionarios.

Shafiq, a quien sectores en el país identifican como una extensión del anterior régimen, tuvo que ejercer el sufragio bajo estrictas medidas de seguridad debido a que opositores a su candidatura se concentraron fuera de la estación de voto para increparlo.

Con zapatos en alto (una señal de desprecio en el mundo árabe musulmán), los inconformes le lanzaron piedras y gritaron improperios alusivos a la gestión antidemocrática y dictatorial de Mubarak.

Dada la heterogeneidad de opciones y lo fragmentado del voto, se da por sentado que ninguno de los postulados obtendrá el 50 por ciento o más de los votos, y habrá una segunda vuelta el 16 y 17 de junio.

La jornada de ayer registró anomalías menores, 10 heridos y la muerte de un policía en un incidente fortuito ajeno al proceso, pero frente a un colegio de la capital.

Sin embargo, la nota curiosa la aportó una delegada electoral de Shafiq en la provincia de Sharqiya, en el Delta del Nilo, que dio a luz en la misma mesa de votación y puso al bebé el nombre de su candidato.

(Tomado de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también