Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Amenazan a Cuba huracanes y sequías

| 12

huracanEl déficit de lluvias, las tempranas olas de calor y el incremento de huracanes de alta intensidad inquieta a los científicos congregados en La Habana en un encuentro caribeño promovido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), creado 1988 en Ginebra, Suiza.

Aunque la región siempre ha sufrido fenómenos naturales destructivos, investigaciones expuestas ahora por los especialistas reunidos en la capital cubana muestran que hay evidencias de que en la actualidad algunos eventos climatológicos en el área ocurren a causa del aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Según datos divulgados hoy en medios cubanos, en la Isla pueden esperarse sequías más intensas e incluso mayor intensidad de los huracanes que azotan anualmente esta parte del planeta, desde junio a fines de noviembre.

“Para enfrentar la situación Cuba cuenta con un programa de estudios de peligros de vulnerabilidad y riesgos ante desastres naturales”, destacó Gisela Alonso, presidenta de la Agencia de Medio Ambiente.

“Muchos de los resultados obtenidos en esos estudios se incorporan no sólo a los planes de enfrentamiento a desastres, sino también en las nuevas inversiones que se planifican en las zonas vulnerables del país”.

Por otro lado, el analista económico Ariel Terrero, recordó esta mañana, en un programa de radio, que la sequía de 2005, la mayor en un siglo en Cuba, y que costó al país cerca de 3 mil millones de dólares, cifra superior a las pérdidas materiales que provocan aquí huracanes de gran fuerza.

Los especialistas locales coinciden en advertir sobre signos anunciadores de otra sequía devastadora. Uno de ellos es que, de enero a marzo de este año, el déficit pluvial ha sido de 70 por ciento, en una isla sin ríos caudalosos, donde las lluvias son la mayor fuente de agua dulce.

Para redistribuir y almacenar este líquido vital, tras el triunfo de la Revolución, el país multiplicó sus embalses y su capacidad de almacenar agua aumentó de 48 millones de metros cúbicos hasta cerca de nueve mil millones de metros cúbicos.

Recientemente, en la región oriental y tras décadas de escasez de agua debido a averías capitales en su infraestructura hidráulica, actualmente, Santiago de Cuba cuenta con seis embalses, un acueducto y una potabilizadora nuevos.

“El problema es que los embalses no se llenan pese a las costosas obras de ingeniería realizadas”, lamentó uno de los expertos.

La mitad del agua se sigue perdiendo en el proceso de distribución por mal estado de las redes estatales y los grifos domésticos, unido a la falta de recursos económicos públicos y privados para solucionar averías de proporciones nacionales, agregó.

(Tomado de Reforma.com)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mercedes dijo:

    OJALÁ, COMO HASTA LOS ÚLTIMOS AÑOS, LOS HURACANES PASEN DE LARGO. ARREGLADOS ESTARÍAMOS SI A ALGUNO “SE LE OCURRE VISITARNOS”, CON ESTOS TRUENOS HABRÁ QUE PREPARARSE MEJOR QUE NUNCA.

  • EDR dijo:

    Interesante el artículo. Los huracanes necesariamente traen con ellos agua; es cierto que hacen daños que cuestan millones al país, pero siempre dejan un poco de agua a su paso.
    Lo que si es preocupante, al menos para este humilde ciudadano, son las sequías. El agua, todos lo sabemos, es la fuente de la vida, es el recurso que no puede faltar. Ante esta situación, y los pronósticos complejos que se están dando referidos a las lluvias, que al parecer casi no estarán presentes en su temporada natural que comienza dentro de pocos días, que se piensa hacer por parte de las instituciones y organismos que atienden este frente?

    Ahí está el mar, lleno de agua, que pudiera ser usada si se procesa y se convierte en potable. Sabemos que es un proceso costoso, pero a la larga que se puede hacer si no hay lluvia suficiente para la agricultura, el consumo humano, la industria y en última instancia, para la vida?

  • Onelio García Pérez dijo:

    ¡SOS sequía en los manantiales de Vento!

    Señores: El embalse “Ejercito Rebelde” no se llena de agua debido a que se retiró la capa vegetal que se encontraba sobre la “Roca de Vento” al construirse el embalse en el sitio, resultando que la presión de líquido se infiltre en la roca hacia el manto freático…

    Recomiendo al “Grupo Intergubernamental de Expertos” analicen los cuestionamientos del “4to descubridor de Cuba” y Primer Presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, Presidente fundador de la Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe (Antonio Núñez Jiménez). Para ver los efectos actuales de sus anteriores cuestionamientos… Lean los artículos publicados recientemente en:

    http://www.tribuna.co.cu/capitalinas/2012-03-31/donde-le-entra-escapa-agua (Sábado 31 de marzo de 2012, “Por donde le entra (y escapa) el agua…” Por Elias Argudín , Fotos: Aguilera).

    http://hobbiesenred.havanatrends.com/hobbiesenred/pdf/Del_pasado_al_presente_2.pdf (El 21 de marzo de 2012, DEL PASADO AL PRESENTE 2da Parte).

    Muchas gracias.

  • liu dijo:

    Bueno yo pienso que este es un tema bien serio y de mucha necesidad para todos en nuestro país. Por tal motivo creo que se tiene que apoyar “con todos los hierros” en una inversión a nivel nacional tanto en la esfera estatal como en la residencial, automatizando todas las casas y centros estatales para que se pueda ahorrar más el agua de nuestro país, aunque esa inversión se pague a plazos o se pague como mismo se paga el servicio del agua en nuestros hogares, pero algo debemos hacer para ahorrar, pq todo nos indica que los tiempos no van a mejorar en este sentido. Espero que alguien de mucha influencia lea este comentario, aunque seguro ya han pensando en esto.
    Dios les bendiga más.

  • alejandro dijo:

    1ro-hay ke dejar de estar lamentandose por la falta de recursos para la reparación de las redes de sumunistros,ke realmente es bochornoso como están los salideros por toda la Habana y en otras ciudades del país,mientras miles de burocratas ganando salarios sin hacer nada!.,se esta despilfarrando recursos humanos,combustible y la misma agua.,por lo ke digan los científicos no me preocupan son un puñado de alarmistas están hablando mucho sin evidencias concretas.

  • Aurora dijo:

    Disculpen, pero una vez solicitaron que les señaláramos errores. En esta información dos párrafos presentan problemas:
    “Por otro lado, el analista económico Ariel Terrero, recordó esta mañana, en un programa de radio, que la sequía de 2005, la mayor en un siglo en Cuba, y que costó al país cerca de 3 mil millones de dólares, cifra superior a las pérdidas materiales que provocan aquí huracanes de gran fuerza.”
    Si eliminamos las incidentales, queda como sujeto el analista económico Ariel Terrero, y el verbo recordó. Recordó que la sequía… ¿qué? Sería correcto si dijera que la sequía fue la mayor…
    “Recientemente, en la región oriental y tras décadas de escasez de agua debido a averías capitales en su infraestructura hidráulica, actualmente, Santiago de Cuba cuenta con seis embalses, un acueducto y una potabilizadora nuevos.”
    Disculpen, pero agradezco cuando me señalan aquello en que equivoco. Pueden no publicarlo, sólo quería que les llegara. Ustedes son mi primera lectura cada día, y aplaudo sus resultados. Saludos.

  • Osmida Rolando dijo:

    Debemos prepararnos!!…Cada año que pase estaremos mas expuestos a eventos meteorologicos de grandes magnitudes, mientras mas el hombre dañe el planeta, mientras menos haga por reduccir este daño atroz, menos salvación tendremos en los meses de temporada, todos estamos de una manera u otra,pagando las consecuencias de la irresponsabilidad humana.

  • elvis dijo:

    Los embalses no se llenan pese a las costosas obras de ingeniería realizadas, porque no llueve. Lo bueno, es que las obras estén listas en espera de la lluvia y no que la lluvia nos sorprenda sin capacidad de almacenaje y distribución.
    …la mitad del agua se sigue perdiendo …
    La mitad!!! Hay que analizar ese tema seriamente.

  • Peti dijo:

    Enseñar a nadar a los niños debía ser una asignatura obligada en todas las escuelas primarias del país. Somos una isla rodeada de mar y muy pocos niños llegan a la secundaria sabiendo nadar bien. Debía estar en los lineamientos del partido, sobre todo con esos eventos climáticos que se prevén de tanta envergadura.

  • alejandro dijo:

    Cada vez ké me meten el “calentamiento Global”,”Cambio Climatico” etc…en todos los eventos sobre el clima y la actividad humana,me dan ganas de reir a carcajadas ja.ja.ja…Miren como está el majestuoso Volcán Popocatepetl con grandes emisiones de toneladas de polvo,gases de todo tipos ,CO2,azufre etc…y en esa situación están decenas de volcánes alrededor del mundo,kién puede evitar esas actividades?,como se podría evitar esas emisiones de gases contaminantes?,cuando un día (24 horas)de esas emisiones representaría las emisiones de millones de autos al año, o las emisiones de miles de industrias al año,y eso sin contar las emisiones de los cientos de volcánes submarinos alrededor del mundo!,ke para mí son los ke realmente le dan vida al planeta y los ciclos de lluvia y seca (claro esto basado en el resultado de mis estudios)Todo esto es parte de períodos ciclicos de la madre naturaleza,ke solo hay ke saber interpretar y conformarse con ese proceso y no estar tratando de adivinar o hablar sin evidencias concretas!.

  • alejandro dijo:

    Es lamentable ke no se pongan comentarios.

  • alejandro dijo:

    Bueno y ahora ké?

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también