Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Cerca de 30 muertos en doble atentado en Damasco

En este artículo: Arabia Saudita, Atentado, Siria
| +

edificio-destrozadoDos atentados, atribuidos por las autoridades a unos "terroristas", dejaron 27 muertos y 140 heridos el sábado en Damasco, en medio de informaciones de que Arabia Saudita está enviando material militar a los rebeldes sirios.Una fuente diplomática árabe indicó el sábado a la AFP que Riad envía material militar a los desertores del Ejército Sirio Libre (ESL) a través de Jordania.

"Material militar saudita es enviado a Jordania para equipar al ESL", dijo la fuente, que pidió el anonimato. Ese envío forma parte de "una iniciativa de Arabia Saudita destinada a poner fin a las matanzas en Siria", agregó la fuente.

Interrogado por la AFP en Ammán, el portavoz del gobierno jordano, Rakan Majali, desmintió "categóricamente" esa información, que tachó de "completamente infundada".

Ante el fracaso de los esfuerzos internacionales para poner fin al derramamiento de sangre en Siria, Arabia Saudita y Catar habían propuesto armar a los rebeldes, una idea que topó con la oposición de numerosos países. Riad anunció además el miércoles el cierre de su embajada en Damasco y la retirada de sus diplomáticos.

La mañana del sábado, el estallido de dos coches bomba en dos barrios de Damasco causó 27 muertos, en su mayoría civiles, y 140 heridos, según la cadena pública, que citaba al ministerio del Interior.

"¡Arabia Saudita nos envía terroristas!", afirmaron testigos interrogados por la televisión pública. "Mis padres están heridos, nuestra casa está destruida. ¿Es éste el mensaje de los países árabes? Muestren al mundo lo que ocurre", dijo un habitante.

Varios analistas invitados en el plató de la televisión siria acusaron a Arabia Saudita y a Qatar de tener una responsabilidad "política, jurídica y religiosa" en estos ataques.

Según la cadena, el blanco de los ataques eran dos centros de la policía y de los servicios de inteligencia.

En las imágenes emitidas por la televisión oficial podía verse un cuerpo calcinado a bordo de un vehículo humeante, presentado como el de un "terrorista". En el suelo había charcos de sangre, y podían verse también columnas de humo saliendo de un edificio en medio de un ir y venir de ambulancias.

El canal mostró luego un edificio destrozado y varios vehículos reventados por la explosión.

Varios atentados se produjeron en Siria desde que estalló el 15 de marzo de 2011 una revuelta popular hostil al régimen. Éste se niega a reconocer la amplitud del movimiento y acusa a "bandas terroristas armadas" de ser los responsables de la violencia que dejó, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos, más de 9.000 muertos en un año.

El viernes, Kofi Annan, enviado por la ONU y la Liga Árabe a Siria para buscar una salida a la crisis, dijo que las respuestas de Damasco a sus propuestas fueron "decepcionantes" y pidió al Consejo de Seguridad unidad para presionar al régimen de Asad.

Con todo, Annan anunció también que decidió enviar una misión a Damasco para analizar "las modalidades de un mecanismo de observación y otras etapas prácticas para poner en práctica (...) algunas de sus propuestas, incluido un cese inmediato de la violencia y de las matanzas", según su portavoz Ahmed Fawzi.

Los miembros de esta misión partirán el lunes hacia Damasco, desde Ginebra y Nueva York, precisó luego a la AFP el portavoz.

A nivel político, cinco grupos de oposición sirios anunciaron este sábado en Estambul la creación de una nueva coalición, independiente del Consejo Nacional Sirio (CNS), que tiene la ambición de agrupar al grueso de las corrientes opositoras.

Además de los dos ataques de Damasco, dos policías y ocho civiles murieron este sábado en Siria, según el OSDH.

En Beirut, centenas de personas se manifestaron contra el régimen de Siria, antigua potencia tutelar en Líbano.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también