Imprimir
Inicio » Noticias  »

La legislación nos protege, a nosotros nos toca cumplirla

| 16

Nuestra Señora de Regla  La Santísima Virgen de Regla, venerada en su propio Santuario, en la isla de Regla, La Habana, Cuba, es una imagen que esta al lado lateral del santuario, me encanto la iglesia es pequeña pero muy hermoso, aunque por desgracia afuera esta llena de santeros y brujos adoradores de Yemaya la contraparte orisha de la Virgen de Regla

La Virgen de Regla, venerada en su propio Santuario, en Regla, La Habana, Cuba. Foto: Flickr

Entrevista con Máximo Luz Ruiz, de Radio Caibarién.

Rosa María de Lahaye Guerra- Máximo continuamos el tema que dejamos pendiente hace dos semanas. Quedamos que hablaríamos sobre cómo son reflejadas en nuestros instrumentos legales revolucionarios, las religiones de origen africano.

Máximo Luz Ruíz- Como es conocido por todos, enero del 59 marca una ruptura total en la vida de este país. Desde los primeros días de la revolución comienza, entre otras tantas, la lucha contra la vagancia, la prostitución, y los antisociales en general. Y paralelamente, se comienza a desarrollar la cultura del pueblo, porque sólo un pueblo culto, podía ser libre. Como usted sabe, se crea la Revista Actas del Folklore en 1961, el Conjunto Folklórico Nacional en 1962, el Instituto de Etnología y Folklore, que duró entre el 61 y el 73, la Revista de este Instituto estuvo saliendo desde 1966 hasta el 1969. Considero que todo esto sucede para potenciar el status de esa parte desatendida de la población, entre los que se encontraban, los descendientes de africanos. Esto hay que verlo como todo un proceso largo y difícil. Las condiciones históricas, unido a los prejuicios que permanecían enraizados en la población en general, hacía más difícil la solución de estas cuestiones. Los practicantes de las religiones de origen africano, siempre fueron personas muy humildes y, eso bastaba para saberlos seguidores del proceso de transformación revolucionario, que prometía cambiar sus vidas.

Un momento de vital importancia para estas religiones lo constituyó el Cuarto Congreso del Partido Comunista, donde se flexibilizó el tratamiento de las religiones en el contexto de la sociedad cubana en general. Recuerdo que muchas personas, que hasta ese momento mantenían sus creencias ocultas, comenzaron a manifestarse libremente.

Lo que quiero recalcar es que, al margen de todo lo que se ha podido hacer en materia de igualdad y reconocimiento, subsisten rezagos de racismo, discriminación o marginación a nivel de la conciencia popular. Claro, no es ni mucho menos, un fenómeno generalizado, pero persisten en alguna medida.

R.M.L.G.- Sí, pero ¿qué es lo que está legislado?

M.L.R.- La Carta Magna es muy clara al respecto. En su artículo 8 plantea: "El Estado reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa. En la República de Cuba, las instituciones religiosas están separadas del Estado. Las distintas creencias y religiones gozan de igual consideración".

Otra de las normas jurídicas que aborda esta problemática es el actual Código Penal. Donde se tipifican algunos delitos relacionados  con estas prácticas religiosas, como son las  exhumaciones ilegales,  la exploración arqueológica ilegal, entre las más destacadas.

Estos dos  artículos se los menciono más bien de manera preventiva y educativa para los practicantes, ya que en ocasiones suceden hechos delictivos, por parte de personas que desconocen la legislación, y acuden a los cementerios, se vinculan con inescrupulosos, y en nombre de una supuesta voluntad divina, son impulsados a actuar en este sentido. Lo mismo cuando se extraen piezas arqueológicas de la etapa esclavista, por ejemplo, para ser comercializadas o usadas con fines lucrativos. El desconocimiento de las leyes no exonera al individuo de su culpabilidad; pero nos hemos encontrado con personas de muy bajo nivel cultural, que con las mejores intensiones han caído presas de estos atracos en nombre de su dios.

Nuestro Código Penal en el Artículo 206 sanciona el Abuso de Libertad de Cultos. Al igual que los dos primeros artículos, este también  lo relaciono con intensiones  educativas  para que los practicantes de las religiones de raíces africanas no se dejen confundir con posibles tendencias que se apartan de la ética y tradiciones que han mantenido durante toda la historia  nuestros  santeros, paleros y babalaos. El Código Penal también sanciona el delito contra la  Libertad de  Culto.

Finalmente, le quiero mencionar el delito contra el Derecho de Igualdad. De manera  general están protegidas por las leyes cubanas,  así también,  existe una  norma jurídica que protege el llamado patrimonio inmaterial y, estas religiones son parte de ese patrimonio. A ello se suma la protección que le  brinda la UNESCO a las referidas religiones,  por el  aporte de las mismas a la cultura de la región.

Doctora, no todo es color de rosa. Considero que aún existen personas que no cumplen con esta legislación. Quiero preguntarme y preguntar a los amigos que nos van a leer: ¿Son mirados con los mismos ojos a los practicantes de las religiones de origen africano, que al resto de las religiones en nuestra sociedad? Considero que no. Y en la praxis social se observa que aun quedan rezagos que marginan  a estas personas en algunas comunidades.

A pesar del esfuerzo realizado desde 1959  por  eliminar  esta  "herencia"  que nos dejó  el  colonialismo español, esa terca repulsa a "lo negro, no se ha logrado  su erradicación y ha llegado  hasta nuestros días la apreciación de "lo marginal" relacionado con el color de la piel. Yo creo que es un problema implícito y que ha renacido a partir de las nuevas condiciones económicas por la que transita el proceso revolucionario, donde se observan  nuevos grupos  sociales y diferencias  marcadas en nuestra sociedad, que no ha logrado subvertir en su totalidad un cambio en el pensamiento respecto de las razas y los racismos.

Nuestra historia muestra, con elementos muy concretos, que los africanos y sus descendientes fueron capaces de servir como guías espirituales, como cultivadores de tradiciones que se encuentran presente en nuestra cultura y, constituyen indiscutiblemente un producto cubano que deberíamos mostrar con orgullo.

La legislación nos protege, a  nosotros nos toca cumplirla.

R.M.L.G.- Sí Máximo, pero aún cuando la legislación aboga por la eliminación de las desigualdades, como decías, a nivel de conciencia popular el ritmo es más lento, incluso a algunos les parece demasiado lento...

M.L.R.- De acuerdo. Pero, se van conquistando espacios de todo tipo. Ni más ni menos que los merecidos. Cada vez son menos los que dicen "que no creen en ná, y van a consultarse por la madrugá", y cada vez van siendo menos, los que rechazan de plano estas manifestaciones de nuestra cultura.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RAMON FONSECA dijo:

    Disiento con la opinión vertida si son miradas con los mismos ojos de las religiones de origen africanos al resto de las de mas creencias ,yo afirmo que estas religiones han tenido mayor cobertura informativa que el resto de las creencias , se da gran información sobre la llamada letra del año , se entrevista frecuentemente a sus sacerdotes ,bacalaos , etc. , se publican frecuentemente libros sobre las mismas , se difunde diariamente ( es cierto que forma parte de nuestra acervo cultural)por la radio y TV su música o grupos folklóricos . Creo que la cobertura de difusión que se hace de estas religiones es muy superior que la cristiana, judía, Bay etc. Es posible que queden personas que a titulo personal las discriminan como todavía a pesar de todo el esfuerzo de la revolución discriminan al negro, pero ni en la prensas ni en las autoridades veo miradas contrarias a dichas religiones

  • Rev Leonides Penton Amador dijo:

    De los errores cometidos en este andar hacia una socieda más justa, el que más daño hizo fué el marginar a los creyentes en virtud, no de ninguna falta en sí, sino por el simple echo des ser creyentes.En aquellos tiempos se decia que, "la religión era una idea distorionada de la realidad",es decir, la visión de un enajenado mental.Esto trajo como consecuencia,desunión en el seno de la nación cubana,y un profundo malestar entre las masas de los creyentes cubanos.Hoy, gracias a Dios.Las cosas se estan viendo de otra manera.Se entiende y se comprende que la Nación lo somos todos..Que la patria unida es una necesidad para alcazanzar las metas que todos debemos buscar y lograr.

    Yo le doy gracias a Dios por esta nueva manera de ver las cosas y de tratarse todos los asuntos que tienen que ver con la fe, la espiritualidad y derecho de todos por igual.

    Rev Leonides Penton Amador

  • Ricardo H. Ferrer Aluija dijo:

    El tema vinculado a las manifestaciones religiosas y cuturales en sentido general de origen afro constituye en si mismo un caudal de información y ¨misterios¨aun no trillado a cabalidad. Acaso no se recuerda la forma despectiva que desde el pasado capitalista conocimos los cubanos cuando alguien veía algo de mal gusto y exclamaba ! ...eso es cosa de ñáñigos!Tremenda injusticia que ha ido trnasformándose con la obra emancipadora de la revolución, de la que aun tenemos inconformidades como es de suponer, porque la mente de los hombres no puede ser cambioada en dos días, pero junto a la conciencia jurídica que se va fortaleciendo en el entendimiento de las relaciones del estado con la religión, se incrementa también la conciencia social, que reconoce en la religión una de sus propias formas, que en nada contradice los elementos conceptuales y concensuales que forman parte de nuestra ideología. Es un tema muy complejo, pues incluso muchas veces en los medios se ha mostrado dramatizaciones humorísticas vinculadas a los cultos de origen afro, que no han sido expresados de otras expresiones y manifestaciones religiosas. eso también tiene que ser cambiado, pero a mi modo de ver todos tenemos ya mucha conciencia de que muchísimos mas son los puntos de coincidencia entre los creyentes y no creyentes cubanos, que en los que no existe plena coincidencia. Claro el caso cubano es único porque a los elementos teóricos, prácticos, conceptuales y litúricos y a los modos de organización de la fe, se suma - claro en el caso de Cuba y sólo contra Cuba, el interés de los centros de subversión radicados en Estados Unidos, de utilizar las denominaciones religiosas como punta de lanza contra la revolución . Ahí está nuestro mayor desafíao, el de creyentes y no creyentes, el de los buenos cubanos todos: impedir que ¨el Gigante de las Siete Leguas se salga con sus planes de dividirnos. Parafraseo a Martí ¨plan contra plan¨esa debe ser nuestra actitud consciente y conductual. Soy profesor de la asignatura Sociedad y Religión en la carrera de Estudios Socioculturales del Centro Universitario Municipal de Nuevitas, en camagüey, - del que además soy su director - y a mis alumnos trato de hacerlos reflexionar en esa bidireccionalidad que debe intecionar las acciones de los creyentes hacia los no creyentes y viceversa, para que se gane en información, en tanto respeto de las posiciones que cada cual asume ante la vida, porque al final, el amor, la solidaridad, la intención de multiplicar los panes y los peces, constituyen el ilo conductor que mueve a los creyentes y a los marxistas en Cuba. entonces que siga el debate porque nos une y fortalece y porque ¨El repeto al derecho ajeno es la paz¨

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    El informe del Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros al 6º Congreso del Partido ahonda de forma contundente y muy sintética sobre el tema, yo personalmente creo que gran parte del rechazo a estas manifestaciones de espiritualidad, se corresponden al hecho de que se comenta mucho de "trabajos" para hacer daño, lo cual es muy mal visto por todo nuestro pueblo, una amiga mia que es santera, cuando me lo dijo lo primero que me aclaro fue que ella no aceptaba ningun pedido que fuera en prejuicio de alguien, los cubanos en general no nos gustan esas cosas, pues muchas veces las "victimas" son personas que desconocen todo al respecto y no tienen forma de defenderse.

  • Vilma dijo:

    Mi madre!!! ya creia que no saldria la segunda parte de las legislaciones. Estoy de acuerdo con el entrevistado, mas que de leyes se trata de resagos. Ese camino largo hay que transitarlo..... pero, que lento es. A veces a una le indigna tanta intolerancia.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Vilma; !lo que es la vida!, Ud. se queja de la lentitud y a mi me parece que los cambios son tan rápidos que se acercan al cubanisimo "bandaso", desde niño soy católico y he vivido todas las etapas (tengo 65 años)y conozco bien la historia completa, y se lo aseguro, en el proceso de fortalecimiento de la nación, fortaleciendo la unidad, este es el que más ha avanzado.
    Fue un verdadero acierto especificar; "necesidades materiales, culturales y espirituales", pues mucha veces los materialistas asumen la espiritualidad como tema cultural: recreación, uso del tiempo libre, disfrute de la música, la pintura, la literatura y esto enriquecia la espiritualidad del hombre, en la forma en que se plantea no deja lugar a la confución.

  • Andrés dijo:

    En sentido general concuerdo con lo que se comenta, pero siento la necesidad de echar un poco de leña al fuego del debate.

    Después de un período de oscuridad en cuanto al tema relacionado con la religión, al fin se hizo la luz, y el estado comprendió y entendió que todos tenemos el pleno derecho de pensar por sí mismos y profesar alguna fe, y que ello no signifique un perjuicio para nuestro país ni su sistema social.

    Soy un hombre de 48 años, revolucionario y amante de su patria como el que más, pero la verdad siempre debe ser contada "con pelos y señales", para que ciertas cosas nunca más se repitan. Espero no ser malinterpretado ni que se me censure, y que publiquen mi comentario.

    Recuerdo cuando niño, que en mi casa había un pequeño altar dedicado a Santa Bárbara Bendita. En una ocasión, vino de visita un compañero de mi padre, el cual era militante del partido y venía a hacernos una verificación. Aún tengo grabadas en mi mente a mi madre y a mi tía, cubriendo ingenuamente con una sábana dicho altar para que el compañero no lo viera, pues por aquella época estaba proscrito tener una creencia religiosa.

    Posteriormente en el preuniversitario, durante el proceso de confección del escalafón para el otorgamiento de carreras, se hizo una reunión donde se le privo el derecho de ir a la Universidad, a un compañero que era magnífico estudiante y además con muy buenas notas, por el solo hecho de ser religioso.

    Muchos recordarán que hasta hace muy poco, en cuanta planilla uno tenía que rellenar, te preguntaban si profesabas alguna religión; por supuesto que si te considerabas medianamente inteligente, dejabas esa casilla en blanco y aplicabas la doble moral.

    No nos auto-engañemos metiendo la cabeza en el hueco como el Avestruz y reconozcamos que estas cosas pasaron en nuestro país, y que aún ahora, lamentablemente persisten otras no menos crueles, injustas y peligrosas.

    Juro que estoy plenamente convencido que estas actitudes NO CONSTITUYEN la política de nuestro estado al respecto, y que la Constitución de la República de Cuba (que muchos -muy poco o casi nada- conocemos) es muy clara, pero hasta ahora, todavía existen unos cuantos funcionarios ineptos e ignorantes que aplican las leyes de forma arbitraria y anárquica, haciendo gala de su abuso de poder.
    Actitudes como estas, son las que crean malestar y dividen nuestras filas.

    ¿Quién ha dicho que se es menos revolucionario por el solo hecho de creer en "algo"?.

    Durante mi adolescencia viví al lado de unos santeros que eran vecinos magníficos, personas muy humanas y con un gran sentido ético; confieso que ellos me marcaron y en cierta medida contribuyeron a mi formación durante ese período tan difícil de la vida de un joven.
    En momentos como los que estamos viviendo, donde tenemos por delante la tarea estratégica de reciclar y fortalecer nuestro proceso sociopolítico no podemos darnos el lujo de permanecer impasibles ante hechos como estos.

    Si queremos provocar un necesario "cambio de mentalidad", no nos queda otra alternativa que "aplicarle los electrodos" a los que no vallan en la dirección, sentido y velocidad que se requiere.
    Tenemos la obligación moral y ética de luchar hoy, para hacer una CUBA más humana, mas justa y mas fuerte económicamente. Recordemos que el mundo nos observa y nos tiene como ejemplo de lucha, de justicia y de resistencia, no los defraudemos.
    Salud y suerte.

  • Solileo dijo:

    Quiero preguntar a Maximo si el pudierta extenderse un poquito en cuanto al ABUSO DE LIBERTAD DE CULTO, no entiendo muy bien lo que esta queriendo explicar. Si fuera tan amable!

  • Lolita dijo:

    Si es cierto que se mantiene discriminacion. Eso lo ve todo el que tenga ojos. Con mucho respeto al reverendo pero no comparto su opinion. Al menos eso no es lo que se respira en la calle.

  • norberto dijo:

    Excelente entrevista, y buenos los comentarios. La verdad por delante y que salga el sol por donde salga.

  • Lolita dijo:

    Norber, de acuerdo, que salga el sol por donde salga.

  • elena dijo:

    tenemos una revolucion con errores,pero con mucha aceptacion y en estos momentos con ganas de salir a arriba,pero recuerdo cuando era niña que los querrilleros bajaban con la virgen de la caridad del cobre o santa barbara hasta en las espaldas,no se como se le nego el derecho a creer en lo que entediamos que era lo nuestro,hubo rectificacion y hoy hay libertad`para las religiones ,pero todo tiene que tener medidas ,a sarmiento le digo que yo tambien tenia una vecina que me dijo ya nadie pelea ,ahora todo el mundo tiene problemas contigo y hace brujeria ,yo lo he visto a personas que tienen problemas y le van a frente de la casa araspar muros a tirarles cosas a hacer actos que pueden poner nerviosos a culquiera y hacer cosa de mayor cuantia ,eso en la ley penal ,se llamaria bandalismo o atemorizar a pesonas que no le hacen daño a nadie ,pues se ceen con poder para eso ,como se llamaria eso no deben de ser castigados ,entiendo que si

  • Bless dijo:

    Muy buena la entrevista. Realmente estos problemas sociales nos aquejan mucho mas de lo que nos imaginamos. Creo que debe de existir el respeto entre religiones y/o creencias, y por claramente, entre los creyentes y practicantes.
    Ahora, una pregunta ¿Es lo mismo hacer un toque de tambor en un parque o plaza de cualquier ciudad, que hacer un concierto de musica cristiana?
    Saludos
    Dios les Bendiga

  • Carlos Alberto. dijo:

    Con todos y para el bien de todos. Es la palabra. !Unidad!

  • Lucas dijo:

    A pesar de la libertad de religion que la constitución de la republica da, se puede ver en nuestras ciudades como se descriminan a los cristianos, no tinen derecho a alquilar lugares que tinen permisos de alquiler por el mero hecho que es para ofrecer cultos a Dios entre otras cosas. Tenemos varias religiones en nuestro pais algunas con privilegios y otras como que no existen. Recordemos que se ha inculcada en estos años de Revolución que los cristianos son contrarevolucionarios porque ponen toda su esperanza en un ser que no se ve pero se siente.

    Saludos

  • lisan noa heron dijo:

    saludos Rosa María de Lahaye Guerra me gustaria comentar un tema con usted aserca de religion creo que seria un buen tema para publicar solo que me aria falta saber su correo o como comunicarme con usted sin mas atentamente lisan noa

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa María de Lahaye Guerra

Rosa María de Lahaye Guerra

Es doctora en Ciencias Filosóficas y antropóloga cubana. Actualmente es profesora de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Tiene varios libros publicados, entre ellos "Yemayá a través de sus mitos", en coautoría con Rubén Zardoya.

Vea también