Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Imparable Bola de Nieve (+ Video)

En este artículo: Bola de Nieve, Cuba, Cultura, Edith Piaf, Música
| 16

Bola de Nieve

Bola de Nieve

Por Juan Sasturain
Página 12, Argentina

"Yo soy negro social / intelectual / y chic"
Mesié Julián, de Armando Orefiche, por Bola de Nieve.

Este es (debería ser) el Año de Bola de Nieve. Y si nadie lo celebra, lo haremos nosotros, los admiradores del impagable, aunque sea con pretextos de almanaque. Es que el negro Ignacio Jacinto Villa Fernández nació, apenas al Este de La Habana, en Guanabacoa -de donde también eran otros dos coetáneos pesos pesados de la música cubana que mucho tuvieron que ver con él: el blanco Ernesto Lecuona y la mulata Rita Montaner, "La Unica"- el 11 de septiembre de 1911. Así, este año van a hacer cien que se despidió provisoriamente del vientre de Inés Fernández (la Mamá Inés de la canción) y cuarenta que murió, con sesenta apenas cumplidos, en México, en tránsito hacia Lima y al encuentro de su amiga Chabuca Granda, el 2 de octubre de 1971.

Si no fuera por eso -por los recurrentes aniversarios, digo- bastaría volver a frecuentar tres o cuatro temas suyos en piano exacto y voz quebrada para celebrarlo. "Vito Manué", por ejemplo, o "No puedo ser feliz" o "Be carefull", "It's my heart". Alcanzarían para mostrar la amplitud de registro, la invariable excelencia. El genio, en suma.

Tal vez me equivoque, pero creo que quien me hizo escuchar por primera vez al gordo negrazo e irrepetible fue el peruano (también irrepetible) Hugo Guerrero Marthineitz, en El Show del Minuto por Radio Belgrano, que empezó en el '67 y duró un rato, hasta principios de los setenta. Es que por esa época salió un disco de Bola de Nieve en Buenos Aires -en Cornamusa o Trova, creo recordar, y que debe haber sido el primero- con hermosa tapa de Sábat. Y esos temas, supongo, debería pasar el peruano entre comentarios admirativos con voz grave y habitual risa cómplice con ronquidos incorporados.

Contar la biografía de Bola de Nieve, la historia muchas veces contada de su apodo irónico y políticamente incorrecto -era "negro como un teléfono" (sic)-, reseñar sus más de cuarenta años de actuación profesional -desde ponerles piano a las películas mudas apenas salido de la adolescencia a fines de los años veinte hasta la fama última, de cubano universal-; puntualizar su cultura amplia y rigurosa; hacer un paneo exhaustivo del intrincado, subrayado itinerario de sus viajes por literalmente todo el mundo (de EE. UU. y Europa, a Chile; de México a Moscú y Pyonyang parando en todas); o recorrer su repertorio tan cubano como versátil en media docena de lenguas, es pisarse con lo que cualquiera encuentra/encontramos en Google & Co. Mejor, detenerse en algunos detalles, puntas motivadoras.

Por ejemplo: Ignacio Villa, a la hora de la discriminación, tenía todos los números: negro, gordo, homosexual y artísticamente extraño, original sin abuela. Para vivir y sobrevivir, puede decirse que, en todos los sentidos y aspectos, se inventó de una pieza, clase de uno. Construyó sabia y dolorosamente un personaje único, coherente y sin fisuras en el que la singularidad era rutina. Seducción lúcida, sonrisa perpetua y rigor profesional. Elegancia impecable y pudor de su privacidad. Todo lo que se puede ver y sentir o equívocamente intuir de Bola de Nieve está en sus canciones. Que son, por apropiación genuina de intérprete (en sentido literal), siempre suyas, incluso las que firma Irving Berlin, canta Edith Piaf, componen Nicolás Guillén-Eliseo Grenet o sueñan nuestros hermanos Expósito.

En otro orden, interesante para nosotros, es curioso corroborar -una desmañada pero completa biografía artística de Ramón Fajardo Estrada lo puntualiza- cuánto tiempo (cuántos años) estuvo Bola de Nieve en la Argentina actuando en radio, teatro y cine. Hay por lo menos dos estadías prolongadas, a mediados de los treinta y a principios de los cuarenta, durante la guerra, con Ernesto Lecuona y sus diferentes compañías, pero también solo. Existe una foto de 1940, posando a caballo y disfrazado de gaucho en Bahía Blanca, por ejemplo.

Después están las cuestiones siempre polémicas vinculadas con su actitud durante los últimos años de su vida, que fueron los de la primera década de la Revolución: Bola de Nieve, artista famoso, cómodo y bien pagado en el mundo, pudiendo haberse ido se quedó en Cuba y adhirió, sin énfasis (acaso con reservas) pero sin ambages, al nuevo y a menudo incómodo orden. Y fue uno de sus embajadores culturales por el mundo hasta el final.

Para algunos, no todo es transparente. En momentos en que recrudecía el rigor persecutorio contra artistas y escritores homosexuales -con el pretexto, además, de ser más o menos disidentes-, él resultó indemne y nunca se manifestó. Ese largo y oscuro período de humillaciones y vergüenzas está en saludable pero aún incompleta revisión. El amplio arco de casos, que va de los notorios Lezama Lima y Virgilio Piñera hasta el trágico Reynaldo Arenas, no incluye a Bola de Nieve, blanco móvil, sabio negro esquivo, ubicuo sobreviviente. Vale la pena leer las diatribas del desmadrado autor de Antes de que anochezca -"Bola de Nieve era el calesero del Partido Comunista"- o aquella exclamación cuasi despectiva de Piñera tras oírle una declaración de adhesión entusiasta al régimen: "¿Pero quién se cree este negro, la viuda de Robespierre?". La polémica, en la que todos -quien más quien menos- resultaron salpicados, sigue ahí.

Lo que también, y sobre todo, sigue ahí como el primer día, son las canciones de Bola de Nieve. Y hay, entre tantas, una que elegiríamos a ciegas y para siempre del repertorio universal contemporáneo: "Vete de mí", un bolero que compusieron -entre tango y tango- los talentosísimos Homero y Virgilio Expósito en 1946. Bola de Nieve lo incorporó tarde a su repertorio, en 1960, cuando ya había sido larga y correctamente grabado por Yanés y la Guillot y tantos otros, incluso Manzanero, después. Y lo hizo de nuevo, lo inventó con su voz quebrada de vendedor callejero de mango.

"Vete de mí" ("Seré en tu vida lo mejor/de la neblina del ayer/cuando me llegues a olvidar/Porque es mejor el verso aquél/que no podemos recordar") dura dos minutos trece segundos. Gracias a cosas como ésta, escuchar a Bola de Nieve sigue siendo una experiencia definitiva.

Bola de Nieve canta "Vete de mí"

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • gladys regina dijo:

    No me gusta este articulo.
    Me siento orgullosa de ser cubana como El Bola,y tener una buena coleccion de sus canciones,interpretadas por el y otros cantantes,entre los que prefiero a Pancho Cespedes,con su disco"Con permiso de Bola",estoy segura de que sus admiradores celebraremos su centenario con mucho gusto.

  • Francisco Rivero dijo:

    Ignacio Villa

    Espíritu y naturaleza.

    Bien se le podría recordar en el año de su centenario y dedicarle este 2O11.

    Que por cierto según he comprendido en Cuba se están organizando durante estos 12 meses una serie de eventos culturales y educativos dedicados a los afro descendientes cubanos. Tal vez este presente en esa programación este artista.

    Ignacio Villa con su hacer de músico e interprete, nos aporta hoy en día no solo un recuerdo nostálgico para algunas personas.

    Ignacio Villa en su genio y figura bien, se aproxima a ese termino conocido como : SAUDADE

    Que tan excelentemente se emplea en Brasil, que yo lo interpreto como ausencia de vació.

    Por lo tanto este Gran Señor vive en el consiente e inconsciente del mundo musical contemporáneo.

    Algunas personas en relación a la vida de él, podrán enjuiciarlo levantantado pulgares arriba o pulgares abajo en el coliseo romano de un circo de emperadores efimeros.

    Tal vez Ignacio Villa desnuda con su arte y su presencia ciudadana, el cinismo de los ignorantes racistas cuando estos se miran en su propio espejo.

    Un saludo cordial

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    ESCUCHO CON MUCHA FRECUENCIA AL BOLA. ES UNO DE MIS MUSICOS PREFERIDOS
    SU PIANO INIGUALABLE

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    NO HARÍA FALTA NINGÚN PRETEXTO.

    Para homenajearlo muchas fechas serían posibles, como escribe el autor.

    Que sentidas palabras para "El Bola", que sigue ahí en su Guanabacoa querida cantando su "Mama Iné", nos parece que lo escuchara, ahora mismo.

    Antes de 1959 y después, muchas veces viví con mi padre y su nueva familia en el "Solar" de entrada por la calle Estrada Palma, casi esquina a Santo Domingo.
    Allí vivía Amaro, (el barbero) que a base de hacer "política" consiguió un empleo en la oficina de "Correos"• Ñico, el mulato, "confeccionador" de alpargatas de lona blanca, con suelas de "goma" o ruedas de todo tipo de vehículos, ya fueran "Goodrich" u tras.
    Además, un "Viejo" simpaticón al que le sobreviven hijos todavía; pero que sin embargo, fue uno de ellos (Hugo) quien me enseño, como he escrito en otras ocasiones (la vida de la Ave. Del Puerto), pero lo más importante fue la casa de "Bola de Nieve", frente a la cual caminábamos frecuentemente. Solamente escuchábamos el sonido del piano, no recuerdo haberlo escuchado cantar mientras transitábamos por la acera.

    En Perú supe cuanto se le amaba aunque en México también; pero me resultaba menos extraño. En la Argentina, en tantas visitas, entre mis "colegas" nunca se le mencionó, lo cual no quiere decir nada, por supuesto; pero reivindicado aquí.

    "El Bola" sigue ahí en "Monseñor", donde si mal no recuerdo le sustituyó la gran pianista, también de piel de "color negro", como me gusta decir: Zenaida Manfugás, y me perdonen los musicólogos si la memoria me falla ahora.

    Que mala memoria tenemos que olvidamos tantas veces a quienes no debiéramos olvidar. Discúlpeme "Bola de Nieve", que sí que era muy "Chic"

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    ¿Y por que se ha olvidado el centenario de tan buen cubano?¿Quienes son los responsables de que no se le halla dedicado este año en la cultura cubana?¿Por qué?
    Todavía está a tiempo el Ministerio de Cultura, la UNEAC y otros organismos relacionados con el arte de rescatar la memoria de este virtuoso para deleite de las generaciones añosas - contemporáneas,los medios y las nuevas generaciones.Todadvia el año es joven.
    Con tan sonados olvidos, que le podremos reclamar a los jóvenes el mal gusto y la chavacanería de preferir regguetones mal letreados, con la mala palabra y agresión sexual a la mujer.Cosas que le machacan a diario por los medios y la calle;y para colmo los encargados de dar propaganda a lo mejor de la cultura sufren de amnesia.
    El Gran Bola de Nieve es una de nuestras mejores voces negras en el espectro musical. Es una vergüenza para los cubanos que un periodista desde las paginas de un diario argentino, venga a salvar la memoria histórica de ese grande.No conozco al periodista, no se su nacionalidad, pero gracias de todo corazón por ese articulo y ese gesto, que pone en grande a la cultura cubana y a ese gran negro.Gracias.

  • Jorge Miguel dijo:

    Efectivamente, como algunos amigos dicen aqui, seria el año de homenajear a este gran interprete cubano, genuino y sincero. En particular, lo recuerdo en el Monseñor, año 1970 al 71, que por sucesos personales de perdida de una hija, necesitaba distraer mi mente, y el Bola complacia cualquier peticion que se le hicera, ademas de interpretar magistralmente esas canciones que todos los que peinan canas conocemos, como Mesie Julian, Mama Ines, Drume negrita, Vete de mi, etc. Se le solicitaba interpretar la Flor de la Canela y alla iba Bola a ponerle el corazon, se le solicitaba interpretar al piano, sin cantar, cualquier melodia internacional, y el Bola la tocaba con tremenda maestria (en especial, recuerdo temas de Michel Legrand). Nada, que nuestra prensa debia hurgar en esto y hablar un poco mas de esa voz de persona y no de manguero.

  • Rafael Rodriguez dijo:

    Seria bueno las instituciones correspondientes rescaten elMosenor como la casa del Bola y en ese emblematico restaurante se haga honor a quien fue su anfrition,se hizo el pepitos bar ,ahora del delo beatles y por que no el bola bar?

  • Beatriz dijo:

    Drume negrita

    Es una de las canciones preferidas del Bola.
    Yo creo que a nadie se le ha olvidado, el Bola siempre esta en Cuba, en Guanabacoa y en le pueblo cubano.
    Ese Guanabacoense ilustre sigue ahí en su natal Guanabacoa, en los Lp, en los cassettes y en los cd que siempre se han producido con su herencia musical.
    El Bola siempre ha estado y está presente en Cuba y en el mundo.
    Saludos.
    BHS.
    Guanabacoense como el Bola.

  • Agustín Dimas López Guevara dijo:

    Ignacio Villa (Bola de Nieve)
    Para Waldo González López.

    ¿Pasión, fue Bola de Nieve?
    ¿En el teclado un poeta?
    Su voz grave, voz inquieta
    que en el recuerdo me llueve.
    Como un delirio se mueve
    al piano blanco sentado,
    misterio que se ha quedado
    intacto en el Monseñor:
    evocación al amor
    del eterno apasionado.

    Ignacio Jacinto Villa Fernández (Guanabacoa, Cuba), 11 de septiembre de 1911 - Ciudad de México, 2 de octubre de 1971), más conocido por su nombre artístico de Bola de Nieve, cantante, compositor y pianista. Se trata probablemente de uno de los más geniales músicos que ha dado nuestra isla caribeña y un genuino icono de la idiosincrasia cubana.

    Agustín Dimas López Guevara

  • rICHARD mIRABAL jEAN cLAUDE dijo:

    CREO QUE ESTE SEÑALAMIENTO PARA EL RECUERDO DE UNA GRAN GLORIA DEL ARTE CUBANO ES BUENO PERO NO ES NECESARIO RESALTAR SUS INTERIORIDADES PERSONALES NI HACER COMPARACIONES FUERA DE LUGAR LAS VIRTUDES DE BOLA PESAN MAS QUE SUS DEFECTOS Y DE ESO ES LO QUE DEBEMOS ESTAR ORGULLOSOS SIN RESALTAR OLORES NI COLORES , NO ES JUSTO ...AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR GRACIAS AH...NO SE MENCIONA SU QUERIDO CHEZ BOLA CON MARTHA JEAN CLAUDE EN EL RESTORANTE MONSEIGNEUR DEL VEDADO CAPITALINO .

  • bertha fernàndez dijo:

    NO RECUERDO PORMENORES DE SU VIDA PERO SU NOMBRE DE ARTISTA CREO QUE MUCHOS LO RECORDAMOS POR ADMIRAR LA MUSICA CUBANA DE LA CUAL ERA UN GRAN INTERPRETE. ME PARECE JUSTO QUE LO RECUERDEN Y LE HAGAN UN HOMENAJE

  • Pedro dijo:

    Muy importante rendirle homenaje a este exelente cantante cubano yo adoro sus interpretaciones,viva bola.

  • roberto dijo:

    Rita Montaner, La ÚNICA, lo bautizó como Bola de Nieve a ese artista pleno que fué Ignacio Villa, lo conocí en una ruta 29,en el trayecto de Regla a Guanabacoa,me senté a su lado y conversamos durante el viaje,tendía nueve o diez años y nunca olvido su delicadeza y su sencilles al establecer ese dialogo conmigo como lo hacía con cualquiera. Bola es en esencia un genuino exponenete de nuestra cubanía,se cuenta que Edith Piaf, escuchó su versión de La vie en rose y exclamó puedo morir tranquila, he escuhado a alguién que sabe cantar mi canción, Bola supo darle en sentimiento que ella había querido expresar por la perdida de su esposo Marcel Sardán,campeón de boxeo de Francia. Mi padre me contó que Bola llenó un estadio de chinos para escucharlo,no recuerdo si en Shanghai o en Pekin, era un Show man, catalogado como un disseur a tono con esa exquisita modalidad de interpretación de la canción francesa y si lo prefieren un chansonier al estilo de Ives Montan,pero era capaz de hacerlo en varios idomas,su interpretacion de La flor de la Canela es no solo un homenaje a Chabuca Granda sino a todo el esplendor de la música latinoaméricana, creo que debemos rendir culto y admiración a ese excelente compositor que fue Ignacio Villa, en fin tengo fe en que las autoridades de nuetra cultura rindan merecido homenaje a tan afamdo y siempre bien recordado Bola de Nieve.Gracias.

  • Alonso dijo:

    Saludos. Gracias por esta reseña. Soy adorador de la música de Bola de Nieve.

  • Stultifer dijo:

    Quiero saber en que cementerio están los restos de Bola de Nieve. Contestar a edusiete@gmail.com

  • gladis ruiz diaz dijo:

    Hola mis amigos, desde Argentina les mando un fuerte abrazo. Hace meses q busco comunicarme con gente de Cuba para pedirles "vete de mí" cantada por Bola de Nieve, fue una gran alegría encontrarlos.
    Y para compartir con uds,cuenta Virgilio Expósito que desde Cuba les pidieron un bolero, tenian este tango "vete de mí" Y Homero le dijo: "mandaselo".
    La canción fue con cambio de ritmo, la cantó Bola de Nieve y fue un exitazo.
    Un amigo se comunica con ellos y les dijo:¡no saben lo q pasa en Cuba con "vete de mí"!!!!
    Ellos dijeron:" se dieron cuenta que es un tango"????
    El amigo contestó: "¡¡¡no!!!¡¡¡Es una locura, es un exitazo!!!!
    Virgilio dice q Bola de Nieve hizo propia la canción y, q nadie la cantó como él.
    La cancion hermanó a dos naciones...Y cuantos hechos más nos hermanan
    desde entonces ó antes.
    Hasta pronto.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también