Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Unos 62 800 guatemaltecos han sido asesinados desde la firma de la paz en 1996

En este artículo: Guatemala, Violencia
| +

Portar armasAl menos 62 828 ciudadanos han sido asesinados desde que acabó el conflicto armado en Guatemala y se firmaron los Acuerdos de Paz en diciembre de 1996, según un estudio divulgado hoy por la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (Odha).

De acuerdo con la institución humanitaria, el promedio anual de muertes desde enero de 1997 hasta octubre de 2010 fue de unos 4 487.

Durante los 36 años de conflicto armado (1960-1996), compara la Odha, la cifra de muertos anuales fue de 5.556, pues se calcula que la guerra dejó 200.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

En el gobierno de Álvaro Arzú (1996-2000) se registraron 13.582 muertes violentas, en el de Alfonso Portillo (2000-2004) esa cantidad se incrementó a 14.002 y en el de Óscar Berger (2004-2008) subió a 21.511.

La Odha advierte que de continuar esa tendencia, en el gobierno de Álvaro Colom (2008-2012) las muertes pueden superar la cifra de 25.700.

Un 52 por ciento de 6.335 personas que entrevistó la Oficina del Arzobispado para hacer su estudio sobre “violencia en Guatemala” señala que la criminalidad se debe a la pobreza en que vive la mayoría de la población.

Según el informe, que tiene una confianza del 95 por ciento, el 55,2 por ciento estima que la violencia se ha incrementado, un 30,9 considera que sigue igual y el resto piensa que la situación en ese respecto ha mejorado.

El 42 por ciento de los encuestados califica de regular el combate a la violencia que realiza el gobierno, el 30 por ciento de muy malo, el 17 por ciento de malo, el 10 por ciento de bueno y el uno por ciento muy bueno.

El director de la Odha, Nery Rodenas, califica de “preocupantes” las cifras de violencia en Guatemala y advierte que en 36 años de posguerra los muertos podrían superar los 163.000.

(Con información de EFE)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también