Imprimir
Inicio » Noticias  »

Videla fue procesado por otros 40 homicidios agravados, secuestros y torturas

| 8
Jorge Videla, dictador argentino

Jorge Videla, dictador argentino

La medida la dictó el juez federal Daniel Rafecas en el contexto de la “megacausa” en la que investiga delitos de lesa humanidad cometidos en la órbita del Primer Cuerpo de Ejército que comandaba el fallecido represor Carlos Guillermo Suárez Mason.

Fuentes allegadas a la investigación confirmaron a Télam que la mayoría de los hechos por los cuales el magistrado responsabilizó a Videla, en su condición de Comandante en Jefe del Ejército Argentino, corresponden a personas cuyos cadáveres fueron recientemente identificados por el Equipo Argentino de Antropología forense.

Se trata de víctimas que habían sido enterradas bajo el rótulo de “N.N.” en diferentes necrópolis bonaerenses y en el Cementerio de la Chacarita en esta ciudad y que permanecían “desaparecidos” desde sus secuestros.

Entre ellos se encuentra el caso del ciudadano alemán Rolf Stawowiok -empleado de la editorial jurídica “La Ley” que fue secuestrado en el mes de febrero de 1978- por el cual la Fiscalía alemana de Nuremberg, tiene actualmente actuaciones abiertas contra Videla y solicitó la extradición del dictador para su juzgamiento.

Los restos de Stawowiok fueron recuperados del Cementerio Municipal de Lomas de Zamora e identificados por los antropólogos forenses “quienes constataron en los mismos vestigios que evidencian que fue ejecutado por sus captores”, indicaron las fuentes.

Los informantes ponderaron que “este paso dado por la Justicia argentina resulta importante frente al pedido de extradición efectuado respecto de Videla por Tribunales extranjeros, cancelando la posibilidad de que se ventilen juicios por el terrorismo de Estado en la Argentina fuera del país”.

En esta misma causa el 30 de diciembre último el juez Rafecas dispuso la elevación a juicio del dictador Videla, respecto de casi 600 casos de víctimas del régimen militar, a los que ahora se suman estos nuevos hechos por los que será juzgado por el Tribunal Oral Federal Uno de esta ciudad.

(Con información de TELAM)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dardo Ribas dijo:

    LA BURGUESÍA NO SE CASTIGA A SÍ MISMA…

    Está bien, buena noticia que este miserable genocida siga afrontando juicios y acusaciones, pero…

    Pero han pasado ¡TREINTA Y SEIS AÑOS! de la caída de la dictadura militar argentina.

    Un poco tarde ¿no?… para incriminarlo y castigarlo.

    Está preso, ya lo sabemos, y se le han quitado las prerrogativas de “prisón domiciliaria” por su edad avanzada.

    Ahora, pensemos… ¿Cuánto más vivirá?…
    Tal vez mucho, tal vez nada…

    Lo cierto, es que él se ha protegido en una justificación común a todos los integrantes de aquella dictadura feroz…

    Han realizado todos los supérstites de la dictadura, se sabe, un “pacto de sangre”.

    No hablar, no contar, no aportar nada que abra los profundos y deleznables misterios de la época siniestra.

    “Nosotros, sólo reconocemos la Justicia de Dios”, dijo Videla, dijeron otros de sus adláteres, en más de una oportunidad.

    Terrible confesión, tremendo cinismo.

    La imagen de un pacífico y temeroso anciano ha reemplazo a aquella temible imagen donde se lo veía arrogante y despótico… Como se dijo en algún momento… “árbitros de la vida o la muerte de miles de argentinos”.

    Al igual que los nazis de Nüremberg -pero en un rol insignificante comparado con aquellos causantes de la muerte de millones y millones-Videla, el ahora patético Massera y tantos otros, en verdad, han sorteado un castigo ejemplar.

    No es casual. La llamada “democracia” -formal y que sólo se exterioriza en el acto del voto dirigido en cualquier variante a partidos burgueses-, ha sido cómplice de esta burla a la memoria de los mártires, desaparecidos, torturados, asesinados sin piedad alguna.

    Lo cierto, la mayoría de estos monstruos se irán de la vida sin haber confesado las maldades cometidas.

    Sin haber purgado, aunque sea, una mínima porción de sus tropelías.

    Se llevarán a la tumba los secretos más terribles; también ocultarán las complicidades de no pocos individuos que aún hoy día se refugian en la “democracia” y hacen fe de “demócratas”, pero que en aquella época fueron apologistas y sirvientes de esa ferocidad criminal del llamado “Proceso”.

    Entre ellos, no pocos políticos, jueces, curas, personajes diversos.

    No faltaron entre los comediantes, periodistas y clérigos que hoy brindan misas con una cruz en cada mano, pero que en aquel pasado de horror bendijeron a los pilotos militares que arrojaban a los prisioneros, vivos o adormecidos, desde aviones al mar.

    Incluso, muchos de ellos, supervisaron torturas y delataron a diestra y siniestra a opositores de la dictadura.

    Los argentinos no pedimos castigos brutales; no consideramos que haya que plegarse a métodos antihumanos para escarmentar a quienes vulneraron los principios morales básicos de cualquier sociedad…

    Lo que pedimos, es que se fundamente una advertencia moral proyectada hacia el futuro:

    Nadie, NUNCA MÁS, pueda volver a recrear las brutalidades que cometieron esos tipos como Videla y compañía, con la complicidad de la alta burguesía argentina -agropecuaria, financiera o industrial- y con el apoyo absoluto de los EEUU, la CIA e innumerables poderes que operaron en las sombras, entre ellos, el clero oscurantista y reaccionario.

    Pedimos, exigimos, además, que no se vea estrictamente en estos ejecutores, toda la maldad intrínseca de aquella infamia.

    Pedimos que el Estado argentino denuncia a los instigadores, a quienes se beneficiaron con la dictadura y a los poderes internos o externos que auspiciaron y financiaron a ese régimen de oprobio que nos sepultó en la noche más negra de nuestra historia.

    Claro, el sistema no ha cambiado.

    Sigue gobernando la misma casta social oculta bajo el disfraz de comicios y partidos que simulan enemistades pero representan -en los hechos-, la justificación de la desigualdad social mimetizada, en el mejor de los casos, por algunos gestos de epidérmico reformismo.

    No hay partido político del “sistema” en la Argentina actual que enfrente y denuncie con todas las letras al imperialismo.

    La política en este país sigue atada a la nueva oligarquía -financiera, tecnológica o pastoril- y los personajes de la cotidiana comedia “democrática” sólo buscan enriquecerse en la mayoría de los casos.

    Treinta y seis años, es demasiado para la sospecha colectiva. Están esperando que se mueran para que no quede el precedente de un castigo sincero y real.

    ¿Los cómplices?…

    Ya lo insinué… la superestructura jurídica y el sistema capitalista integral, que no desea verdaderamente JUSTICIA, en tiempo y forma, porque todos estos criminales de los que hablamos no son más que ejecutores ultraextremistas, la mano armada que defendió a sangre y fuego, servilmente, sus intereses de clase como nadie.

    No quieren un castigo ejemplar, no lo quisieron, porque, tal vez, un día… los vuelvan a necesitar.

    Buenas noches desde Argentina.

  • Dardo Ribas dijo:

    ERRATA A MI COMENTARIO ANTERIOR y AGREGADO

    Donde dije:

    “Al igual que los nazis de Nüremberg -pero en un rol insignificante comparado con aquellos causantes de la muerte de millones y millones-Videla, el ahora patético Massera y tantos otros, en verdad, han sorteado un castigo ejemplar.”

    Debe leerse:

    “Contrariamente a los nazis de Nüremberg -pero en un rol insignificante comparado con aquellos causantes de la muerte de millones y millones- Videla, el ahora patético Massera y tantos otros, en verdad, han evitado un castigo ejemplar.”

    Agrego, además, que para secuestrar, torturar, asesinar y desaparecer a decenas de miles de opositores, la dictadura argentina necesitó a un ejército de sicarios. La mayoría, miles, están en libertad, gozando sus días en la apariencia de pacíficos ciudadanos e inocentes jubilados.

    Los indultaron Alfonsín, Menem, De la Rúa -empleados del “sistema”-, mediante leyes fraudulentas e inmorales.

    Ese “ejército” en la sombra, fue reclutado en las mismas Fuerzas Armadas y no pocos civiles -violentos y nazófilos-, se prestaron a esos “operativos”, incluyendo a toda la “tropa” de la facinerosa “Triple A” de Isabel Martínez de Perón y su álter ego, López Rega, entre otros.

    Este último, murió. Ella, sigue vivita y coleando, disfrutando en su ancianidad de la “dolce vita” que se prodiga en España, luego de haber auspiciado el crimen alevoso de miles de argentinos, decentes talentosos y valientes, durante su “reinado” de corrupción, sangre y entrega.

    ¡Qué curioso!… Mauricio Vicent tiene una magnífica oportunidad de investigarla periodísticamente allí en España y no lo hace; sus patrones de “El País” prefieren que ande promocionando intrigas ridículas en Cuba antes que “revisar” las andanzas de esa miserable y estúpida asesina.

  • Dardo Ribas dijo:

    ESTE TEMA ME PONE MAL

    Estaba mirando la anterior corrección y ahora tengo otra:

    No pasaron 36 años del fin de la dictadura, si no 26.

    El golpe fue en marzo de 1976 y entregaron el poder a Alfonsín, luego de la derrota en Malvinas, el 10 de diciembre de 1983.

    Uno se pone nervioso al recordar a estos tipos.

    Improvisar textos tiene su precio. Mis disculpas.

    De cualquier manera, pasó mucho tiempo y todavía se andan demorando los juicios a los represores. Si la Justicia sigue así, van a condenar a los capitostes de la dictadura en un acto ante su sepultura y luego de 20 años de fallecidos. Mientras tanto, la numerosa “tropa” de sicarios, seguirá disfrutando de la “obediencia debida” que instrumentó la “democracia”.

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    ¿HABRÁ QUE JUZGAR DE ALGUNA MANERA A LA ONU (DE AQUELLOS TIEMPOS DE PINOCHET Y TANTOS OTROS)?

    Es a lo que me refería en mi comentario anterior.

    Un Golpe de estado no puede ser permitido por la ONU.

    En un comentario anterior escribi algo que repetire

    LA ONU SE ESTÁ JUGANDO SU FUTURO EN HAITI, PALESTINA Y HONDURAS.

    PARA QUE MENCIONAR MÁS, QUE SÍ QUE LOS HAY

  • Claudia dijo:

    JUSTICIA

  • alberto campos abreu dijo:

    INDEPENDIENTE DEL TIEMPO TRANSCURRIDO EL HECHO ES QUE SE INICIO UN PROCESO, EN LA QUE TENDRA QUE PREVALECER EL PESO DE LA JUSTICIA, SIRVA DE EJEMPLAR CASTIGO, PARA QUE EN EL FUTURO NO VUELVAN A SURGIR ASESINOS AMPARADOS EN PODERES USURPADOS A TRAVÉS DE DICTADURAS QUE HAN SIDO MUCHAS EN NUESTRO CONTINENTE, SIEMPRE CON EL APOYO DE LAS DISTINTAS ADMINISTRACIONES DE LOS GOBIERNOS DE LOS ESTADOS UNIDOS, QUE SUELEN EN AUTO PROCLAMARSE EN DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS ANTE EL MUNDO, CIEGOS TOTALES A LOS CRIMENES COMETIDOS POR TODAS ESTAS DICTADAURAS, ESTOS HECHOS CRIMINALES HAN DE SER DENUCIADOS CONSTANTEMENTE PARA QUE LAS FUTURAS GENERACIONES ESTEN IMPUESTAS DE LA VERDADERA HISTORIA QUE HAN TENIDO QUE TRANSITAR LOS PAÍSES DE NUESTRO CONTINENTE Y QUE LA SANGRE DERRAMADA SE DEFIENDE CON VALORES DE INDEPENDECIA Y SOBERANIA ABSOLUTA POR MUCHO QUE NOS CUESTE EN DEFENDERLA.

  • VICTOR/Cuba/ dijo:

    ESTE CRIMINAL, RECIBE COMO CASTIGO MAYOR , PODER APRECIAR CON SUS PROPIOS OJOS, QUE AQUELLO QUE EN PARTE DESTRUYÓ, ESTA RENACIENDO AHORA MÁS PURO , MÁS LINDO, MAS SALUDABLE.

    ES TESTIGÓ DEL RENACER DE UNA ARGENTINA, QUE BAJO LA BANDERAS DEL ANTICOMUNISMO, ÉL, QUIZO DESTRUIR.

  • Antonio dijo:

    Compañeros camaradas aqui en España Garzon ya sabeis lo que ha echo y los descendientes de los franquistas lo han sentado en el banquillo y lo quieres inhabilitar de juez y luego dicen q esto es una democracia ahora resulta q los asesinos son los buenos y las victima a los que hay q condenar por eso.LAMENTABLE EL ESTADO ESPAÑOL,Y SUS LEYES

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también