Imprimir
Inicio »

El origen del mundo

| 8

el-origen-del-mundoHacía pocos años que había terminado la guerra de España y la cruz y la espada reinaban sobre las ruinas de la República. Uno de los vencidos, un obrero anarquista, recién salido de la cárcel, buscaba trabajo. En vano revolvía cielo y tierra. No había trabajo para un rojo. Todos le ponían mala cara, se encogían de hombros o le daban la espalda. Con nadie se entendía, nadie lo escuchaba. El vino era el único amigo que le quedaba. Por las noches, ante los platos vacíos, soportaba sin decir nada los reproches de su esposa Beata, mujer de misa diaria, mientras el hijo, un niño pequeño, le recitaba el catecismo.
Mucho tiempo después, Joseph Verdura, el hijo de aquel obrero maldito, me lo contó. Me lo contó en Barcelona, cuando yo llegué al exilio. Me lo conto: él era un niño desesperado que quería salvar a su padre de la condenación eterna, y el muy ateo, muy tozudo, no entendía razones.
– Pero papá -le dijo Joseph, llorando-. Si dios no existe ¿quién hizo el mundo?
– Tonto -dijo el obrero cabizbajo, casi en secreto- Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles.

(Texto de Eduardo Galeano. Tomado de El libro de los abrazos)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Guillermo Aparicio dijo:

    el tema recurrente y actual… las ideas religiosas han servido para mantener atadas las mentes de los trabajadores. A nadie le sirve la idea de la salvación si se enmaraña en su cotidianidad hambrienta. Y en sentido contrario, pensar en las divinidades obstruye la posibilidad de entender lo que la ciencia va descubriendo y ofreciendo al razonamiento para alcanzar una comprensión plena de la vida y del mundo.

  • Marat dijo:

    El síndrome de culpabilización que tienen los católicos y que afecta en muchos aspectos aparte de los regiosos a los latinoamericanos, les hace atribuir todo lo bueno a un tirano imaginario y todo lo malo a la propia Humanidad.

    Diferente es el concepto que tienen los protestantes, ellos piensan que todos los crímenes que puedan cometer en nombre del tirano imaginario están muy bien y que los demás son los malos, aún cuando en los hechos se vea claramente quién sirve a la maldad. Ésto es lo que sucede con los yanquis.

    Esté donde esté y tenga la forma que tenga, el cristianismo es la maldición de la Humanidad.

  • Yoanner González Infante dijo:

    Solo deseo reconocer la calidad de Galeano como escritor comprometido con su tiempo.

  • nacho dijo:

    Las religiones que existen en el mundo, se han aprovechado de las personas (la mayoria) por su miedo a la muerte, y así poder dominarlas mentalmente para ponerlas siempre al servicio del poder, gracias al cual sobreviven.

  • Arturo Ramos dijo:

    Coincido con Guillermo Aparicio.
    Yo soy dialéctico materialista hasta los tuétanos.
    Pero creo que la vida nos ha demostrado que debemos ser prudentes en la aproximación al tema religioso. Ciertamente desde el punto de vista fiósófico, concidero que la religión es esencialmente enagenante y por tanto una herramienta del conservadurismo.
    Pero por una parte ha surgido la llamada teoría de la liberación, que concilia la lucha de clases, y su necesidad, con la teología; y tiene seguidores (desconosco su trascendencia).
    Por otra parte, hay en Cuba una conferencia episcopal cuyo presidente es miembro de la ANPP y yo lo he escuchado pronunciarse varias veces. Ciertamente, si todos los revolucionarios fueramos como el, me parece que estaríamos un poco mejor en esta batalla.
    En fin, los hombres según sus actos y su aporte a la sociedad.
    Gracias

  • adalis.sanchez rivas dijo:

    Pienso que tener creencias religiosas no es un delito,lo reprochable son los que
    se escudan tras un credo para ocultar sus ambiciones y perfidias.Siempre me cuestionado como a través de la historia los templos religiosos fueron construidos,
    mantenidos y perpetuados por los pueblos y sin embargo el clero siempre actúo en
    la vertiente que convenía a las clases en el poder,distorsionando la propia histo-
    ria de las religiones por conveniencias.He aquí un ejemplo notorio:Las Cruzadas,una
    cruda e ignominiosas guerra de saqueos y muertes disfrazada de religiosidad,nunca la iglesia hará lo suficiente para lavar su imagen ante los ojos de aquellos pue-
    blos que sufrieron esta ignominia y por eso espero que ante los casos de pedofilia
    y abuso sexual que ahora ponen en tela de juicio los preceptos de la iglesia se tomen medidas justas con aquellos que olvidaron con alevosía y reiteración su amor
    por el prójimo.Mi credo es hacer bien,no visito ningún templo,pero amo a Dios porque se sacrificó por sus congéneres y sembró amor y respeto en aquellos que le conocieron,de ahí creo que nace la perpetuidad de su imagen a pesar del tiempo.

  • Claudia dijo:

    Una historia conmovedora

  • Carlos Rincón dijo:

    La belleza del relato está es su sincellez, no en lo simple, pues lo simple no tiene sabor, ni olor, ni color. Es un homenaje al hombre trabajador angustiado por el desámparo y la pobreza. Al obrero que contruye el mundo, pero la obra de su trabajo le es ajena. Angustia dos veces terrible, pues era un revolucionario, condenado al paro, por ser rebelde, doblemente despojado pues conocía las causas de su condición en una sociedad donde la esperanza había sido derrotada por el “hierro y la cruz”, que en ese momento histórico eran los símbolos de la hiena que devora a sus propios hijos.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también