Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

EEUU planea liberar exportaciones de tecnología para la ciberguerra contra Irán

| 1

Foreign AffairsEste es uno de las propuestas más cínicas que hemos visto en las cuatro décadas de historia de la Internet, desde su nacimiento en un laboratorio del Pentágono. Dos abogados de una empresa consultora del Departamento de Estado, especializados en leyes de exportación para Irán y que misteriosamente se ocultan tras un seudónimo, acaban de publicar en la influyente revista Foreign Affairs una crítica al Congreso, y en particular a la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por su escasa mano izquierda a la hora de aplicar las sanciones contra Irán, en particular en el ámbito del mercado de las tecnologías de telecomunicaciones.

Estos dos abogados, en sintonía con la nueva política del Departamento de Estado -Hillary Clinton la llamó la Diplomacia del Siglo XXI, que es la vieja diplomacia de las cañoneras ahora con aviones no tripulados-, reclaman un ajuste de las normas jurídicas que impiden el comercio con Irán, de modo que desaparezcan las restricciones para las empresas norteamericanas que proveen servicios de Internet y aplicaciones para las redes sociales. ¿Y a que no adivinan cuál es una de las principales razones para abrir el banderín? Serían las empresas y los individuos interesados en la "democratización" de Irán y no el gobierno de EEUU quienes aparecerían como financieros y promotores de las acciones subversivas contra ese país.

"Esto es vital, ya que cualquier intervención directa alimenta la paranoia de los altos líderes de Irán acerca de que gobiernos extranjeros fomentan una 'revolución de terciopelo'. No se le puede ofrecer ninguna obra que legitime la posible reclamación", escriben sin ruborizarse. Extraordinaria lección de cinismo.

A continuación el texto del artículo publicado hoy en Foreign Affairs, traducido por Cubadebate:

Al eliminar las sanciones podemos alentar la democracia iraní

El gobierno de EE.UU. está aflojando las restricciones para la exportación de tecnología de Internet a Irán. A menos que Washington tome medidas adicionales, sin embargo, los filtros que aplica Teherán todavía podrían dejar a los iraníes fuera del acceso a herramientas críticas digital.

N. y M. KASHANI SADRA son los seudónimos de dos abogados de la empresa estadounidense que se especializa en leyes de exportación de EE.UU. para Irán.

En diciembre pasado, el Departamento de Estado recomendó al gobierno de EE.UU. ajustar sus sanciones para la exportación de tecnologías de Internet a Irán. Este fue un paso importante para reparar la vergonzosa incongruencia de la política exterior de EE.UU..

Anteriormente, a pesar de la adhesión de Estados Unidos a los ideales democráticos, el Congreso y las administraciones han declarado ilegal que compañías de EE.UU, sus ciudadanos o residentes permanentes legales proporcionen a los ciudadanos iraníes ciertas herramientas de Internet, incluyendo programas de telecomunicaciones y software contra el filtraje de información.

Como demostró la explosión en las redes sociales durante las elecciones presidenciales de Irán en disputa en junio, estas herramientas son fundamentales en la lucha contra la campaña sin precedentes del régimen iraní para ocultar información y oponerse a la oposición política mediante la censura de los medios de comunicación, para lo cual de forma esporádica bloqueado o disminuido el acceso Internet, e intimidado a periodistas y fotógrafos.  El reciente cambio en la política de EE.UU. ha llegado pues, con retraso y débilmente recibidas.

Pero para que este cambio sea realmente eficaz, Washington debe tomar medidas adicionales. Esto es así porque, aunque la tecnología de filtraje que existe en Irán es posible eludirla, es difícil encontrar a menudo variantes técnicas fiables para hacerlo. Aunque algunas tecnologías ya no está bloqueadas por las sanciones de EE.UU., todavía puede seguir siendo prácticamente inaccesibles para los iraníes a causa de los filtros de Teherán.

Haber eliminado las sanciones para el uso en Irán de la mensajería instantánea y los software de redes sociales, no es suficiente para tener un efecto concreto en ese país. Estados Unidos debería también eliminar los obstáculos jurídicos que impiden que el software anti-filtraje sea exportado legalmente a Irán.

El Movimiento Verde de Irán, una oposición vagamente definida para la clase gobernante, con regularidad hace caso omiso de las prohibiciones del gobierno a la disidencia y utiliza todas las posibilidades para protestar contra la corrupción gubernamental, el autoritarismo y la decadencia.

Hay muchos ejemplos de articulación de las protestas, que incluyen consignas y réplicas sarcásticas antigubernamentales pintarrajeadas sobre el la moneda de papel y gritos inquietantes de "Dios es grande" desde los balcones durante la noche. En línea, organizan mítines de los partidarios de la oposición a través de salas de chat y sitios de redes sociales, difunden videos a través de YouTube y otros sitios de intercambios, o crear simples sitios web para publicar relatos de primera mano del activismo antigubernamental.

Esta dependencia de la tecnología no debería ser una sorpresa, ya que Irán tiene una de las poblaciones más educadas del Oriente Medio. Más del 80 por ciento de los iraníes están alfabetizados, y más del 25 por ciento usa la Internet (el segundo porcentaje más alto del Oriente Medio, después de Israel). Y los iraníes son el grupo mayoritario en los dominios en Internet en su idioma y en el uso de las nuevas tecnologías: el persa (farsi) es ahora uno de los diez idiomas más utilizados en el mundo de los blogs. Esto explica por qué el gobierno iraní gasta grandes recursos en el control y la censura de Internet -y por qué Estados Unidos y otros países deben levantar las sanciones que impiden a los iraníes comunicarse libremente, tanto entre sí como con el mundo exterior.

La reciente decisión del Departamento de Estado significa que la administración Obama ahora aplicará otras interpretaciones y amplias "excepciones" al Reglamento de Operaciones con Irán, que se remonta a 1995 y fue promulgado por el Departamento del Tesoro. Bajo esta ley, el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha prohibido por años a las personas (definidas como empresas, ciudadanos o residentes de los EE.UU., independientemente de su ubicación) de ciertas interacciones comerciales y tecnológicas con Irán.

Anteriormente, la Oficina del Departamento del Tesoro para el Control de Activos Extranjeros (OFAC), la entidad encargada de administrar las sanciones de EE.UU. contra Irán, interpretó la normativa de manera restrictiva. Son muy pocos bienes, servicios o tecnologías calificadas como excepciones. Por ejemplo, la OFAC interpreta como excepción de las normas "de telecomunicaciones permitir llamadas telefónicas -exclusivamente, mientras impide transacciones en el ámbito de las comunicaciones digitales en general- entre Irán y los Estados Unidos. Ha sido, pues, un crimen que las compañías de EE.UU. puedan proporcionar servicios de Internet a Irán, incluyendo muchos otros servicios que hoy son comunes en todo el mundo, como los navegadores web, los programas de mensajería instantánea y sitios de redes sociales. Asimismo, otros intercambios informativos, como la exportación de ciertos contenidos y materiales (tales como publicaciones académicas y obras de arte), también han sido restringidos por la OFAC. Esto también impide que programas de mensajería instantánea y tecnologías para la redes sociales sean contemplados para la exportación a Irán.

La evolución de la tecnología ha convertido este enfoque de la OFAC en algo anticuado, un hecho reconocido implícitamente por las recientes instrucciones del Departamento de Estado. Pero la ley todavía refleja una visión anticuada a menos que la OFAC tome medidas adicionales. En primer lugar, la OFAC debe expedir una licencia general que permita a las compañías proporcionar tecnologías eficaces a Irán (o invitar a las partes a solicitar licencias específicas para ese fin). Si estas cuestiones se incluyen en una licencia general de la OFAC, los individuos y organizaciones no lucrativas todavía tendrán que pasar por el engorroso proceso de solicitud de licencias, a menudo sujetas a decisiones arbitrarias.

En segundo lugar, la OFAC debe aclarar si la excepción de la información actual - que excluye claramente la información en sí, tales como publicaciones, películas, carteles, discos compactos y otros medios básicos de las sanciones de EE.UU. - también se aplica a software complementarios utilizados para acceder a ella. La interpretación de larga data de la OFAC significa que los usuarios de Internet son libres de enviar información a Irán, pero el software necesario para acceder a ella está técnicamente prohibido. Así, las empresas que proveen tecnología y software, como Microsoft y Google, tienen un fundado temor a que el gobierno de los EE.UU. emprenda acciones civiles o penales contra ellos y, por consiguiente han bloqueado a los usuarios de Irán, impedidos de utilizar su software de mensajería instantánea. Tan recientemente como hace dos semanas, el software de código abierto de SourceForge fue bloqueado para los usuarios iraní por su proveedor, quien citó como razón para esta decisión las sanciones del gobierno de EE.UU.

Habida cuenta del hecho sin precedentes y potencialmente efímera naturaleza del Movimiento Verde, es un imperativo que la OFAC aclarare su normativa frente a las nuevas directivas del Departamento de Estado. En primer lugar, el Departamento del Tesoro podría emitir una licencia general para el mercado de telecomunicaciones y en particular los software antifiltrado. Esto no sólo permitiría la exportación de tecnologías existentes, sino también apoyaría a los ingenieros interesados en el desarrollo de tecnologías que se distribuirán y comprarán en el futuro en función de estos objetivos.

Para mantener las salvaguardas sobre ciertas tecnologías sensibles, la OFAC y la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento del Tesoro en conjunto podrían examinar cada solicitud, como lo hacen actualmente en otros contextos, por ejemplo en el proceso de aprobación para la exportación de medicamentos y dispositivos médicos.

En segundo lugar, el Congreso de EE.UU. debe aprobar la Iranian Digital Empowerment Act (IDEA, Ley de Empoderamiento Digital para Irán). Introducida por primera vez en diciembre de 2009 en la Cámara, la IDEA señala que las sanciones de EE.UU. contra Irán han tenido el "efecto no deseado de sofocar el acceso de los iraníes a la Internet y a las tecnologías relacionadas con Internet." La ley autoriza la exportación de software y servicios que faciliten la comunicación en Irán y que permiten eludir la censura en línea y los esfuerzos de monitoreo del gobierno de Irán. Esto garantizaría que las empresas y personas que proporcionan servicios de mensajería a los iraníes no perciban que violan la ley EE.UU..

Al mismo tiempo, la IDEA se cuida de no financiar directamente las herramientas o su difusión a Irán. Esto es vital, ya que cualquier intervención directa alimenta la paranoia de los altos líderes de Irán acerca de que gobiernos extranjeros fomentan una "revolución de terciopelo". No se le puede ofrecer ninguna obra que legitime la posible reclamación del régimen iraní o que les otorguen pruebas circunstanciales de la injerencia extranjera.

El mundo ha reconocido la valiente lucha de los ciudadanos iraníes para que sus voces sean escuchadas. El gobierno iraní, obsesionado con el mantenimiento de su poder a expensas de las libertades de sus ciudadanos, con el tiempo se encontrará en el lado equivocado de la historia. En los próximos meses, los Estados Unidos tienen la oportunidad de reestructurar sus sanciones políticas a fin de socavar - en lugar de ofrecerle puntos de apoyo - la estrategia para la quiebra del régimen iraní.

Copyright © 2002-2010 por el Consejo de Relaciones Exteriores, Inc.

Todos los derechos reservados.

Publicado en Foreignaffairs (http://www.foreignaffairs.com)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yasmany Martínez González dijo:

    Los EE.UU siempre estan tratando de apoderarse de todo para gobernar el mundo pero en estos momentos podemos ver como se han liberado varios paises de su oprecion y estoy casi seguro que en un futuro no muy lejano los estados unidos quedaran siendo solo un pais comun y eso esta por verse , cuba ha sabido seguir adelante despues de cada intento de intervencion y hasta ahora yo vivo feliz en mi pais con mi revolucion...

    Masmany Martínez González

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también