Imprimir
Inicio » Noticias  »

La Habana igualó play-off y Ciego de Ávila resucitó

En este artículo: Cuba, La Habana
| +

La Habana, 23 may (AIN) Tras anotar un rally de cuatro carreras en el noveno capítulo, el Habana derrotó 10-6 a Pinar del Río y emparejó la Semifinal Occidental, mientras tanto Ciego de Ávila vapuleó 8-2 a Villa Clara y dio señales de vida.

Más de 10 mil fanáticos abarrotaron el parque Capitán San Luis para presenciar el publicitado duelo entre el astro vueltabajero Yunieski Maya y el zurdo habanista Yulieski González, en el marco del cuarto partido de la ronda semifinal del Oeste cubano.

Sin embargo, todos los vaticinios que presagiaban un dominio del pitcheo en este desafío se desmoronaron bien temprano debido a la inconsistencia y al descontrol de los dos serpentineros abridores.

De repente, el dominio de la ofensiva matizó el curso del partido, y propició una serie de remontadas que mantuvieron en incógnita el desenlace del choque hasta el último inning del mismo, a tal punto que al iniciarse el noveno capítulo ambas novenas habían marcado seis carreras.

Ese episodio comenzó cuesta arriba para los anfitriones, tras el mal fildeo del camarero Rafael Valdés sobre una conexión del primer bateador de la entrada, Ruby Silva, quien ancló en segunda con la potencial carrera de la ventaja en sus piernas.

A partir de este pasaje, el relevista de los Vegueros y a la postre perdedor del desafío, el derecho Yosvany Torres, mermó la efectividad de sus envíos y permitió cuatro carreras, las cuales resultaron letales para las aspiraciones de victoria de la escuadra pativerde.

La primera de estas anotaciones fue impulsada por Ernesto Molinet con sencillo a la pradera derecha, la segunda y tercera carreras de este racimo las remolcó el cuarto madero Rafael Orta con triple a los profundo del jardín central, y la última la trajo el inicialista Roberto Zulueta.

El crédito del éxito fue a la hoja de servicios del taponero habanista Miguel Lahera, quien realizó una excelente faena monticular, apoyado en su temeraria velocidad y en un control milimétrico sobre la zona de strike.

De esta manera, los dirigidos por Esteban Lombillo equilibraron las acciones del play-off Occidental a dos victorias por bando, y hoy saldrán a disputar el quinto juego con la moral por las nubes, aunque la presumible presencia del astro Pedro Luis Lazo en la trinchera adversaria se antoja incómoda en grado sumo.

Los Tigres de Ciego de Ávila, por su parte, vencieron a los Naranjas de Villa Clara y tomaron un aire luego de las tres derrotas al hilo que sufrieron en el comienzo de la Semifinal Oriental.

El zurdo Maikel Folch conquistó el triunfo, primero del béisbol avileño en estas instancias semifinales, en tanto el revés se archivó al record personal del talentoso derecho Alain Sánchez.

Folch fue, sin duda, el principal artífice de la victoria de los dirigidos por Roger Machado. Ayer trabajó siete y dos tercios de entrada, lapso en el que ponchó a siete bateadores, permitió seis hits y le anotaron dos carreras.

Ofensivamente por los Tigres brilló el antesalista Adonis García, quien sacó del juego a los Naranjas en el séptimo inning con un enorme cuadrangular con dos compañeros abordo.

En total, García remolcó cuatro carreras en el partido.

Este éxito avileño hizo resurgir las esperanzas de miles de hinchas que aún sueñan con la primera corona nacional para su territorio, y desde ya sueñan con imposibles.

Sin embargo, la tarea parece titánica por la solidez mostrada por los villaclareños en la Postemporada 09, en la que eliminaron al vigente campeón, Santiago de Cuba, y vencieron inobjetablemente a sus rivales de turno en los tres primeros partidos de la Semifinal.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también