Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Política  »

Puente al pasado en Washington DC

| 9
El puente de Taft, también conocido como el puente de la avenida Connecticut o William Howard puente Taft, es un puente histórico situado en el cuadrante noroeste de Washington, DC Se lleva Connecticut Avenue sobre el barranco de Rock Creek, incluyendo Rock Creek y el Rock Creek y Potomac Parkway , que conecta los barrios de Woodley Park y Kalorama. Está situado al sudoeste del puente Duke Ellington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

El Puente Taft, también conocido como el puente de la avenida Connecticut o el Puente William Howard Taft, es un paso situado en el cuadrante noroeste de Washington, DC. Conecta los barrios de Woodley Park y Kalorama. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Las barreras de hierro no son muy altas y debajo hay una carretera entre explanadas de hierba quemada por el invierno. Lo conocen como el puente de los suicidas. Desde aquí una persona desesperada no podría alcanzar las aguas del Potomac; se estrellaría sobre los capós en una muerte que tiene de todo, menos de heroica.

El Puente William Taft, en la Avenida Connecticut, lo cruzamos al menos dos veces al día los periodistas que seguimos el programa de Rodrigo Malmierca, en Washington, durante casi una semana. Al terminar la visita del Ministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, estas fotos de Ismael  Francisco quedaron semiolvidadas en los archivos recientes. Viéndolas ahora, pienso que merecen publicarse, pero no porque capturan un instante de ese puente que se tornó familiar para nosotros, ni por los leones de piedra que custodian la entrada y la salida, y que parecen estar molestos y llorosos bajo la escarcha. Ni siquiera por el pobre hombre que vive en una casa de campaña en el asiento de esta mole de concreto –se considera la mayor estructura de hormigón armado del mundo-, desafiando los seis grados centígrados bajo cero que marcan los termómetros y a los suicidas en caída libre.

¿Por qué estas fotos ahora, cuando la delegación oficial ya no está aquí y Washington volvió al zafarrancho de la campaña electoral y a sus rutinas imperiales? Porque alguien que llegue de la Isla inmediatamente recuerda a su maestra de Historia cuando descubre que este puente se llama William Taft. El Brigde Taft está dedicado al vigésimo séptimo Presidente de los Estados Unidos (1909-1913), famoso en este país por haber creado el Despacho Oval y colocar la oficina presidencial en el Ala Oeste de la Casa Blanca.

Pero para un cubano que ha pasado por la escuela, William Taft fue el Gobernador Provisional de la Isla durante la segunda intervención estadounidense, iniciada el 29 de septiembre de 1906. Fue él quien ordenó situar una cañonera frente a la Bahía de Nipe y concentrar otros barcos de guerra en Cayo Hueso, por si las moscas. Taft permaneció en Cuba para las labores de “pacificación” acompañado de 5 600 “marines”. El 13 de octubre dio paso a un Gobierno provisional encabezado por Charles Magoon, que duraría 28 meses.

En su época de gloria intervencionista, a Taft se le debe también una de las frases más citadas de la política exterior de Estados Unidos:

“No está lejano el día en que tres banderas de barras y estrellas señalen en tres sitios equidistantes la extensión de nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. Todo el hemisferio será nuestro, de hecho como, en virtud de nuestra superioridad racial, ya es nuestro moralmente.”

Tal vez debido a esa descomunal arrogancia Taft es ahora un hombre olvidado por quienes atraviesan esta paso en la Avenida Connecticut, se lanzan al vacío o viven bajo los arcos de hormigón que llevan su nombre. No encontramos a un solo transeúnte que nos diera un dato concreto de este ex Presidente, y muchísimo menos que lo enlazara al país del Caribe que ahora anda en boca de todos. Pero la historia está aquí, conviviendo con los ecos propicios de la visita de Obama a la Isla y con los de un Ministro de Comercio cubano en visita de trabajo a Estados Unidos por primera vez en más de 50 años. Este es, en realidad, un puente al pasado.

El puente está "custodiada" por cuatro grandes leones machos, dos en cada extremo del puente (cada una aprox. 7 ft. X 6 pies. 6 pulg. X 13 ft.). Dos de los leones descansan sobre cuatro patas, con la cabeza inclinada hacia arriba y la boca ligeramente abierta mientras que el otro par mentira con los ojos cerrados, aparentemente durmiendo. Ellos fueron originalmente diseñados y esculpidos por Roland Hinton Perry en 1906 en hormigón fundido (el puente en su conjunto es uno de los primeros puentes de hormigón fundido en el país) y se instalaron en 1907. En 1964, los leones fueron restaurados y impermeabilizado por Washington escultor basado Renato Luccetti, aunque esta restauración resultó ser menos de un éxito completo. Cuando una importante rehabilitación del puente comenzó en 1993, los leones, que estaban en muy mal estado, fueron retirados para su posterior restauración. Es posible que hayan sido almacenados en el túnel de Derechos de aire en dirección sur I-395, aunque esto no está claro. Las esculturas se encontraron por fin estar más allá de la restauración. [6] El escultor Reinaldo López-Carrizo de la restauración profesional eventualmente produjo moldes basados ​​en las esculturas y fotografías existentes, y los utilizó para emitir nuevas esculturas de leones hormigón que se instalaron en el puente en julio y agosto de 2000. [7] Los mismos moldes se utilizaron para leones de bronce fundido instalados en la entrada principal peatonal al parque zoológico nacional más al norte en la avenida Connecticut en 2002. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

El puente está “custodiado” por cuatro grandes leones, dos en cada extremo del puente. Dos de los leones descansan sobre cuatro patas, con la cabeza inclinada hacia arriba (como en esta imagen) y la boca ligeramente abierta mientras que el otro par aparentan dormir. Fueron originalmente diseñados y esculpidos por Roland Hinton Perry en 1906. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Un homeless desafía las altas temperaturas bajo el Puente Taft en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Un homeless desafía el intenso frío del invierno bajo el Puente Taft en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La longitud total del puente es de 274.5 metros (901 pies). Se le ha llamado un "tour de force de ingeniería" y la mayor estructura de hormigón en masa en el mundo. [4] En 1931, el puente fue renombrado en honor del presidente EE.UU. William Howard Taft. Fuente: Ismael Francisco/ Cubadebate

La longitud total del puente es de 274.5 metros, con intenso tráfico por debajo de la mole de cemento armado. Fuente: Ismael Francisco/ Cubadebate

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro Armando dijo:

    Tremendo, estos dos, Rosa e Ismael, son un dúo de alto calibre: ella escribe como los dioses y el nos pone en el lugar. Mis felicitaciones

    • María O. Rodríguez dijo:

      Muy exactas tus palabras. Gracias Rosa e Ismael

  • Fernando dijo:

    por que no veo en las imagenes de este articulo al puente

    me tuvieron cautivo hasta el final del articulo. incluso en los pie de foto se habla del puente y muestran carreterad y calles ciudadas. lo mas cercano fue el que estaba emfrentando al frio, cuya foto se puede apreciar desde la altura

    • Sin0 dijo:

      Bueno, a mi me parece que el puente es la calle que en la primera foto tiene unas columnas verdes a ambos lados, no?

    • Ismael Francisco dijo:

      Querido y estimado Frenando, la próxima trato de alquilar un helicóptero y complacerte para que veas el puente, gracias por el señalamiento.

      • cecilita dijo:

        que tiene que ver los homeless algún metamensaje..? para los fanáticos…

  • No al olvido dijo:

    Es magnifico recordar el pasado: con la euforia de la visita, la gente olvida de donde venismos. Y ya lo dijo Ciceron, el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla

  • rommel blue dijo:

    Fernando lo importante es que vieras el Homeless y recibieras en estos momentos de acercamiento la magistral clase de historia acerca de William Taft impartidas por estos grandes peridistas e historiadores de nuestro pais

  • Ali dijo:

    Excelente articulo, la historia es muy rica es una pena que se tergiverse tanto, pero como dicen por ahí.. la historia la cuentan los que ganan.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también