Opinión, Deportes  »

| 2
Junto al Maestro Internacional cubano Eleazar Jiménez observando una partida del Torneo Capablanca

Consideraste, y eso si lo afirmaste múltiples veces, que era necesario masificar el ajedrez y vaticinaste que Cuba tendría Grandes Maestros y eso sería también obra de la Revolución. Por ello, Silvino García, al alcanzar ese primer título en 1975, justamente te lo dedicó.Eso lo decías y soñabas cuando esa masividad ya lograda era una quimera y sólo Eleazar Jiménez había alcanzado el primer título de Maestro Internacional muchos años después de Capablanca.