Mack McLarty

Opinión, Política  »

| +
Ricardo Alarcón de Quesada

Fidel tomó una muy importante iniciativa. Gabriel García Márquez, un reconocido amigo de Cuba y del líder de la Revolución, estaba viajando en poco tiempo para participar en una conferencia en Princeton y esperaba reunirse con el Presidente Clinton, lector y admirador, como muchos millones, del Premio Nobel de Literatura. El 18 de abril, Fidel personalmente redactó un mensaje para Clinton y se lo entregó al escritor colombiano quien llegó a la capital de Estados Unidos el 1ro de mayo.