Opinión  »

| 29

Es sólo una pregunta... Lo único que falta, desde hace más de un año, es un tanque de cemento. Según dicen, estuvieron trabajando un tiempo y no lo continuaron. ¿Por qué no acaban de ponerlo? ¿Es tan caro? ¿Es tan imposible? ¿Por qué todavía no hay agua en Lugardita? »

Opinión, Cultura  »

| 12

Desde que comenzó su periplo por los barrios habaneros, en septiembre pasado, siempre el próximo concierto se mantiene a buen resguardo. Buena esa, porque así los exclusivos asistentes al encuentro son precisamente los lugareños, los que llegan del trabajo cansados y con el morral o la jaba (bolsa de mercado) en mano se plantan frente a la tarima junto a los niños que revoletean por las calles y junto a las mujeres que adelantan el oficio del hogar y se instalan para un concierto que ya quisiera el Madison para él »

Luces y sombras de una Isla  »

| 2

¿Y ser trovador no es acaso también una manera de ser mago, de ser hechicero? El trovador saca música y poesía de su guitarra y su voz, de sus mundos de inspiración; y crea un clima de fascinación a su alrededor. Al trovador le piden canciones, como al mago números de magia. Ambos practican su arte con igual destreza. Dos actos, un mismo ánimo de satisfacer el deseo colectivo de rendirse al artificio; de ser encantados... con cartas o con notas musicales y palabras.