Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Académicos cubanos miembros de LASA: ¿Dónde está nuestra voz?

Por: Rafael Emilio Cervantes Martínez y Yusmila Zamora Silva
Publicado en: Desde las redes
En este artículo: Academia, América Latina, Cuba, LASA, Sociedad
| 36

LASA es un foro de intercambio académico que permite la confrontación de resultados de estudios sociales, desde perspectivas epistemológicas diversas sobre Nuestra América. Apreciamos la forma y tradición de trabajo, que ha llevado a cabo la Sección Cuba de LASA dentro de la cual ha fomentado un espacio de intercambios académicos. Tal tradición debe preservarse si se desea verdaderamente contar con nuestra participación.

Acabamos de conocer el Comunicado de la Secretaría de LASA y su Comité de Derechos Humanos y Libertades sobre la “Protección de los Derechos Humanos en Cuba”.

Es un pronunciamiento parcializado y desinformado sobre los asuntos internos de Cuba, que quiérase o no, se suma a las campañas en marcha del gobierno norteamericano contra nuestro país.

¿Cómo se puede hablar en nombre de un gran número de miembros de LASA cuando el propio Presidente del Comité encargado del tema expresó que apenas el 20% de los firmantes pertenecen a la Asociación?

¿Dónde están las voces escuchadas en el espacio del mitin de negocios de la Asamblea General, de académicos cubanos miembros de Lasa con objeciones respecto a la petición con sólidos argumentos?¿Dónde están las voces de los intelectuales cubanos que expresaron públicamente su rechazo a tal exigencia a LASA desvirtuándola de sus propósitos fundacionales?

¿Dónde está nuestra voz, de las y los académicos miembros de LASA para los cuales el pronunciamiento es absolutamente falso y calumnioso sobre la relación de la Revolución con sus académicos, intelectuales y artistas en Cuba? ¿Cómo se puede desconocer de manera tan burda que esta Revolución es hija de la Cultura y de las Ideas? ¿Cómo se puede ignorar que la actual continuidad de la Revolución está fundada en la apertura del más amplio espacio de participación para la fertilización del proyecto socialista que se ha propuesto por amplia mayoría el heroico pueblo cubano y cuya voluntad está plasmada en una nueva Constitución aprobada por ese mismo pueblo?

Es justo que en dicho Comunicado, LASA se sume a la voluntad internacional de condena al bloqueo. Al respecto se señala, “LASA deplora la continuación de las sanciones impuestas por Estados Unidos en su intento de derrocar al gobierno de una nación soberana”.

Durante más de sesenta años el pueblo cubano viene resistiendo una política genocida de bloqueo por parte de las sucesivas administraciones norteamericanas, arreciado por 243 medidas adoptadas sólo entre el 2017 y 2020 durante la Administración Trump, que hasta el momento no han sido modificadas por el nuevo mandato, en medio de una pandemia que ha agravado la crisis global y particularmente la situación de los países subdesarrollados.

El Congreso Virtual LASA 2021 precisamente centró su atención en estos temas de las desigualdades y las urgencias impuestas por la pandemia mundial.
Tales desigualdades no son resultado de ningún algoritmo predeterminado de las naciones que cargan el peso mayor, son fruto de una historia de saqueos, conquistas, colonización y neocolonización, cuya cima contemporánea la encontramos en la voraz acumulación capitalista, expresión descarnada del egoísmo interminable, que ni en tiempos de pandemia mundial por el SARS-COV-2 cesa de acrecentar el valor de las empresas transnacionales dándole la espalda al destino de los pueblos que sufren la calamidades del injusto orden económico internacional.

Como ha dicho nuestro Presidente de la República y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, compañero Miguel Mario Díaz Canel Bermúdez, “…nos tiraron a matar pero estamos vivos”. A modo de ilustración trataron de impedir con saña la llegada de combustible a la isla incluido el doméstico para la cocción de alimentos. Pretendieron agravar a niveles insospechados las necesidades de la familia cubana, afectar la generación de energía eléctrica y paralizar el transporte.

¿Son estas las nuevas formas civilizadas de convivencia entre las naciones? ¿Se aseguran así, violando flagrantemente los principios del derecho internacional, los derechos humanos del pueblo cubano? ¿Es esta la narrativa que nos cuentan los medios de desinformación y descomunicación, según la acertada calificación del marxista argentino Néstor Kohan?

Pero la intolerancia del imperialismo norteamericano con la voluntad del pueblo cubano de construirse su propio camino de desarrollo por la senda del socialismo no se reduce al bloqueo, ni a la mentira. Se han usado y se usan todos los instrumentos de dominación de que dispone el imperio.

Un Memorial de la Denuncia se erige en la Habana como testigo de la siembra de muerte, dolor y daño que ha dejado tal uso de la fuerza. Es pública y documentada la vigencia de planes y acciones subversivas contra Cuba, financiadas desde el exterior, hasta el presente.

Frente a ello el líder histórico de la Revolución Cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro nos enseñó que la Revolución tiene derecho a defenderse. Es una tradición en Cuba, reafirmada en la Guerra de Liberación Nacional, iniciada con el Asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de 1953, la observancia de la ética como principio rector.

El pueblo cubano aprobó en amplia mayoría en el 2019 la nueva Constitución de la República donde ratifica su voluntad de continuar y perfeccionar el sistema político, económico y social socialista en Cuba y el derecho que nos asiste de defenderlo, hasta con la armas en la mano si fuera necesario.

Como señaló el General de Ejército Raúl Castro Ruz, la Revolución cuenta con sólidas instituciones donde trabaja una poderosa intelectualidad revolucionaria, la que aporta día a día al enriquecimiento de un sistema socialista, democrático, justo, participativo y sostenible.

Rechazamos cualquier intento de utilizar el espacio los Congresos de LASA, y a la asociación en general, para posicionar conceptos sacados de los manuales de las agencias de inteligencia del gobierno norteamericano con la pretensión de dar cobertura a acciones de provocación contrarrevolucionarias dentro de la lógica del “Golpe Blando” llevadas a la práctica con agentes intermediarios sin escrúpulos, que incitan abiertamente a la violencia y pagan, cual agencias de terror, por los hechos violentos que promueven.

Muchas de las personas captadas para tales propósitos no solo asumen actitudes violatorias de la legalidad del país, provocan a las autoridades buscando en vano una respuesta desproporcionada y ponen precio sobre todo a la transmisión in situ en tiempo real con órganos convocados previamente justo en tiempo y lugar, cual maquinaria de reloj suizo para cada hecho, asumen conductas éticas violatorias de los símbolos patrios y de las normas de convivencia social y pretenden llamar la atención con falsos ayunos. En la cantera de tales acciones no faltan quienes acumulan una significativa trayectoria de delitos comunes. Para todos, sin excepción, se exigió un pronunciamiento de LASA sobre los derechos humanos en Cuba.

¿En qué aspiran a convertir a la Asociación Latinoamericana de Estudios Sociales, LASA?

Conservan plena vigencia las palabras de Fidel Castro Ruz en respuesta a campañas similares de larga data: “…en Cuba se le ha dado a cada ser humano que nace una real y absoluta igualdad de oportunidades para el más pleno desarrollo físico e intelectual, sin discriminación de sexo o de raza y este beneficio alcanza por igual a todos, sin diferencias entre ricos y pobres, explotadores y explotados, ¿habrá hecho algún país más que nosotros por los derechos humanos?”.

Rafael Emilio Cervantes Martínez, académico y profesor, miembro de LASA, y Yusmila Zamora Silva, académica y profesora, miembro de LASA.

(Tomado del Perfil de Facebook de Rafael Emilio Cervantes)

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Braganza dijo:

    LASA forma parte de una coalición regional que tiene el designio de derrocar a la Revolución cubana.Ojo con LASA.Saben a quienes sirven y,para hacer más daño penetran nuestras líneas con rostros amables y discursos edulcorados.

  • Yarita dijo:

    Excelente escrito. Para mí como participante del Congreso de LASA fue más que una experiencia. Participar en este tipo de eventos a pesar de la situación epidemiológica por el que atraviesa nuestro país y el mundo, fue una forma de seguir haciendo ciencia y continuar investigando temas de interés para nuestra sociedad cubana actual.

  • Protesta de baraguá dijo:

    Yo no participé ni pertenezco a LASA-ÑA, pero decir que en Cuba el Estado viola los derechos humanos es cuanto menos una afirmación de ignorancia o la certeza de vivir en otro planeta.

  • Noel Manzanares Blanco dijo:

    Asumo como propias las consideraciones aquí expresadas por los Docentes Rafael Emilio Cervantes Martínez y Yusmila Zamora Silva.

  • Keyla estévez dijo:

    Soy miembro de LASA. Jamás devemos permitir este tipo de artimañas. La academia cubana respalda la Revolución. Sabemos de verdades.
    Nuevamente se intenta ultrajar y dividir a quienes integramos la comunidad científica y académica cubana.

  • Hassan Dalband dijo:

    Estimados compañeros
    Saludos fraternos desde la Ciudad de México

    La pregunta es sí los académicos cubanos saben muy bien que LASA con su sede que está en el corazón del Maldito Imperio como mencionó un amigo y destacado filósofo cubano cuando yo en septiembre-diciembre de 2015 hice un estudio de campo sobre la educación popular cubana en la Isla Rebelde. Solamente revisar los que han dirigido LASA y su cercanía o mejor dicho su subordinación a la política anticubana del imperio, considero que ningún argumento justifica apoyar a LASA aunque indirectamente.
    Saludos solidarios.
    Dr. Hassan Dalband.

    • rafael emilio cervantes martínez dijo:

      En una Asociación de Estudios Latinoamericanos es importante que se presenten los resultados de los estudios sociales que se producen en el país. El campo de los estudios sociales y las humanidades se encauza en programas y proyectos que involucran investigadores de múltiples saberes, aunque no se agota en ellos. Pienso que una mirada tan abarcadora y profunda sobre Cuba de los y las que somos protagonistas de las principales transformaciones en curso contribuye a que se conozca mejor la complejidad de nuestro proceso revolucionario. Recuerdo aquellos encuentros internacionales convocados por Cuba sobre diversos temas donde contamos con la presencia de Fidel y se producían ejemplares debates desde las más diversas perspectivas en el más absoluto respeto. Sabemos debatir y escuchar.

  • José Luis García Cuevas dijo:

    Como miembro de LASA disfruté participar recientemente en un panel para el próximo Congreso sobre Cuba y la educación superior en tiempos de COVID. Como cubano miembro de LASA me sentí agredido por el comunicado de la Secretaría LASA sobre la "Protección de los derechos humanos en Cuba", por hacerle el juego a las "sanciones" que plantea deplorar. Por ello respaldo a plenitud la posición de Rafel Cervantes y Yusmila Zamora, que recoge el sentir de la gran mayoría de la comunidad LASA cubana.
    Debemos evitar que los congresos y el espacio LASA sea utilizado para estos fines.

  • Yunier dijo:

    Estoy de acuerdo con lo expresado aquí, ya que las declaraciones de LASA constituyen un parcializado y desinformado informe sobre los asuntos internos de Cuba, que quiérase o no, se suma a las campañas en marcha del gobierno norteamericano contra nuestro país. Y no es representativo del sentir de los académicos, intelectuales y artistas cubanos.

  • Dianelys Loredo Ramos dijo:

    Buenos dias a todos mis saludos. Les escribe una profesora de Marxismo Lic Dianelys loredo q desde mi experiencia en Educación y como joven revolucionaria atemperada a estos tiempos refuerzo la idea de q nuestro país reconoce la igualdad de géneros, de raza y edad sin excluir a nadie, donde respetamos la diversidad y fomentamos el respeto hacia todos. VIVA CUBA! SOMOS CONTINUIDAD

    • r dijo:

      Gracias Dianelys por expresar tus convicciones de joven revolucionaria. Nuestro proyecto social es inclusivo desde su concepción misma martiana, fidelista y marxista-leninista. Todos y todas los que se sumen a esta obra grandiosa de creación de una socialidad que se propone superar la lógica con que el capital ha vertebrado las relaciones humanas tendrá la oportunidad de aportar y ser protagonista de cuanto se alcance. A pesar de la colosal obra humana que hemos edificado, tenemos conciencia que quedan asuntos importantes que enfrentar y para eso se trabaja con la ciencia de la mano y el compromiso de ser leales a nuestra historia. Los planes subversivos del imperio contra Cuba se encontrarán siempre con la firmeza de Antonio Maceo en Baraguá.

  • Yaumara dijo:

    La insitación a la violencia, el odio y las acciones de provocación contrarrevolucionarias han formado parte de las pretenciones estadounidenses para derrocar a la Revolución cubana pero no comprendo aún, por qué LASA, que es un foro de intercambio académico debió prestarse para dar cobertura a acciones de provocación y tampoco porque se inmiscuyen así en los asuntos internos de Cuba, no caigamos en su juego eso forma parte de una estrategia mal intencionada para que nos retiremos del foro y silenciar nuestra voz.

  • Liliam Caridad Milian Rosales dijo:

    Nacida con la Revolución, negra e hija de obreros, soy Máster y profesora de Historia de la Universidad Pedagógica, resultado de la formación que en la Cuba Socialista tienen garantizada los jóvenes, con igualdad de oportunidades y acceso, independientemente del color de la por, el sexo o la extracción social, derecho conquistado por la lucha heroica de varias generaciones de cubanos a lo largo de varios siglos y que nuestro invicto Comandante Fidel hizo realidad a partir del 1ro de enero de 1959. Los que nos atacan no sólo hacen el juego al enemigo, son desconocedores de nuestra historia o al menos pretenden ignorar las conquistas de nuestro pueblo, asediado por más de 60 años por la mayor potencia imperialista y que ahora mismo desarrolla una de las más hermosas tareas, la lucha contra la Covit, en medio de las más difíciles condiciones económicas y de bloqueo, sin olvidar a nuestros hermanos latinoamericanos y de otras latitudes a los que ayudamos solidariamente. Por lo que apoyo incondicionalmente la denuncia realizada por los profesionales y académicos cubanos.
    Cuba es y será un eterno Baraguà. Con quienes intentan información la Revolución y su hermosa obra, no nos entendemos.

  • Román García Báez dijo:

    No soy miembro de la Asociación de Estudios Latinoamericanos( LASA). Nunca quise serlo. Una organización de "académicos e intelectuales" tiene que caracterzarse , ante todo, por su ética, cientificidad y objetividad; rasgos de nuevo ausentes en la Declaración Final de este Congreso 2021. Aunque la sociedad cubana no está exenta de contradiccione sy trabas de todo tipo, las enfrentamos, nosotros, con "ciencia y conciencia", cultivando, como nadie en el mundo, los derechos humanos que defendemos. Esa es la verdadera Revolución y no los casos aislados, reales o ficticios, que se tergiversan y mediatizan desde el mismo triunfo de la revolución.
    Una Asociación de esa características tiene que basarse en robustas investigaciones y no extrapolar conclusioes falsas a partir de consideraciones políticas. Dben centrarse en las desigualdades, injusticias sociales y verdaderas violaciones de los derechos humanos que plagan a Nuestra América. Por cierto, el principal causante histórico de esas pandemias como avizoró Martí y demostró Fidel, lo tienen en casa. Inventarse otro enemigo, la solidaria y humanista Revolución Cubana, es rehuir el enemigo verdadero. Seguiré batallando orgulloso en las asocianes cubanas, en pro de alcanzar la mayor justicia social posible, codo a codo con la inmensa mayoría de la comunidad universitaria cubana.

    Román García Báez

  • Olga Rosa Cabrera dijo:

    No es nuevo que la subversión contra Cuba utilice espacios de organizaciones internacionales para atacar con falacias a la Revolución cubana, utilizar los intercambios académicos para ello tampoco lo es. Sin embargo, sabemos que los hechos reales en Cuba desmontan toda intensión de tildarla de violación de los derechos humanos, entre ellos son fundamentales el derecho a salud y la educación. Cuba, asediada por un cruel bloqueo económico, financiero y tecnológico, ha puesto en el centro de atención al ser humano en estos tiempos de pandemia, sus candidatos vacunales son el ejemplo más ilustrativo, la unidad del gobierno y la academia para buscar soluciones a nuestros problemas desde la ciencia y la innovación es evidente en todos los campos que tienen como vértice el ser humano, la preocupación por la educación del pueblo en momentos como este es también preocupación del Estado, desde la ciencia se investiga por la Universidad de Ciencias Pedagógicas en su nexos con otros académicos de diversas ramas científicas y el gobierno, los efectos de la pandemia en el aprendizaje. Precisamente hoy se debate en la II Convención Internacional Varona, cómo perfeccionar el proceso educativo en las actuales condiciones, ningún estudiante ha sido marginado, ni hay alarmantes casos de deserción escolar. Por otra parte el derecho al trabajo decente es preocupación y ocupación del Estado cubano, aun en tiempos de pandemia nadie ha perdido su trabajo y todos cobran un salario que en medio de tan difíciles condiciones a partir de la tarea reordenamiento monetario, se realizó una Reforma salarial que benefició a la mayoría, incluso jubilados. ¿Entonces de qué violación de derechos humanos habla ese minúsculo grupo que tiene poco eco y resonancia entre los círculos académicos progresistas y respetables por sus investigaciones e ideas, que ya no se dejan engañar y manipular por mentiras infames?

  • Carlos Lavín Ruiz dijo:

    Otra vez más el enemigo histórico de nuestra bella y revolucionaria Cuba intenta empañar la obra humanista desarrollada por nuestr pueblo y sus líderes Fidel Raúl y Díaz Canel , que en las condiciones más adversas de la desintegración del campo socialista europeo supo resistir y vencer y continuar la tarea de perfeccionar nuestro proyecto socialista. Los cubanos no se venden ni se rinden!

  • Olga Rosa Cabrera dijo:

    Apoyo el repudio al grupúsculo que desde LASA quiere empañar la obra revolucionaria de Cuba, cuya esencia es la dignidad humana. Los hechos demuestran al mundo la verdad: cuatro candidatos vacunales para inmunizar contra la Covid-19 a toda la población !He ahí los verdaderos académicos! Los que solucionan desde la ciencia los problemas sociales. No podemos permitir que se siga el juego a la manipulación ideológica, a la mentira y al asedio económico, financiero y tecnológico de EEUU ¿De qué se ocupan los verdaderos académicos? Un ejemplo bien claro es lo que está aconteciendo hoy en la II Convención Internacional Varona, un fuerte debate acerca de cómo formar un mejor ciudadano para Cuba y el mundo, continuar el perfeccionamiento de la educación, el uso de las tecnologías en función de la formación integral.

  • Ana dijo:

    Soy académica cubana residente en la Isla, miembro DE LASA y comentarista ausente en un panel internacional. Mi ausencia, inesperada hasta para mi, se debió a la falta de tecnología adecuada para participar en un foro Internacional de estas dimensiones y requerimientos. De ninguna manera me he sentido excluida, coartada en mi derecho a expresarme libremente, ni reprimida, sencillamente fue la tecnogia disponible en mis país la que no ha sido capaz de garantizarnos una participación a la altura requerida. El aviso falsamente paternalista de LASA, preocupándose por nuestros derechos civiles es una falacia. La asociación, potenciadora de excelentes y sustanciosas iniciativas a favor del debate científico sobre el siempre dinámico mundo latinoamericano, podía haber concentrado su atención y expresado su preocupación en algo verdaderamente indigno y abusivo como el tan prolongado bloqueo a. Nuestro. País en lugar de respaldar los intereses de un grupo que no representa los intereses de la sociedad cubana y mucho. Menos de los àcademicos participantes en el congreso. LASA debe continuar siendo un espacio de debate academico respetuoso de los Intereses y problemas comunes a la mayoría de la sociedad cubana tanto de fuera como df dentro de la isla.

  • Nayibis Díaz Machado dijo:

    Es decepcionante para cualquier académico encontrar que, espacio al que le invitan a intercambiar visiones y experiencias científicas, se convierta en ámbito de solapadas intromisiones en asuntos internos de una nación, donde todo intelectual con solidez ética sabe que la principal violación de derechos humanos, para las cubanas y los cubanos, es precisamente una política del gobierno de Estados Unidos, el bloqueo económico, comercial y financiero.

  • Yusmila Zamora Silva dijo:

    Desde que nació la demanda que hacían "un grupo de miembros" a LASA, y que solo representó el 20% del total de la membresía; tratan de UTILIZAR a la Asociación para enfilar sus sucios intereses contra la Revolución Cubana y despretigiar sus logros en materia de DERECHOS HUMANOS. Esta petición hecha a la Secretaría Ejecutiva de LASA, es la misma fórmula que vienen utilizado para desacreditar a los artistas, académicos e intelectuales desde las acciones de grupúsculos contrarrevolucionarios dentro de la Isla y que han encontrado cierto apoyo en algunas personas que viven fuera de Cuba, y quienes han hecho creer a quienes se dejan engañar fuera de Cuba, que existe un caos o situación grave y que a TODOS los que vivimos aquí, nuestras vidas
    corren peligro. Cuba es el país del mundo que mejor PROTEGE LOS DERECHOS HUMANOS y ACCIONA contra quien lo viola!! Que nadie lo dude!

  • Profesor Bernardo Herrera UCPEJV dijo:

    No es nuevo el uso de espacios académicos para la labor de subversión ideológica contra nuestra Revolución, ni la manipulación tarifa del tema de los derechos humanos.
    A los autores de LASA de este nuevo intento, se le debiera recordar, palafraseando a Lenin que la esencia humanista de la Revolución Cubana, incluso antes del 59, debe ser clara no solo para un marxista y revolucinario, sino también para toda persona instruido. Y si es un académico más aún.
    Por ello se le recomienda a esos "latinoamericanistas" que su objeto de estudio lo trasladen un poco más al Sur americano, en particular a la situación de los derechos humanos en países como Colombia, Chile y Ecuador.
    Ahí si hay material de estudio.Tambien lo tienen muy cerca: en territorio yanqui.
    Y para cerrar fuerte y claro: Apoyo total al texto de los profesores Cervantes y Yusmila.

  • María Victoria Villavicencio Plasencia dijo:

    Los que en LASA promovieron la denuncia a Cuba no conocen realmente la comunidad universitaria cubana; mayoritariamente comprometida con el proyecto socialista, el que defienden en las aulas cubanas y en cientos de universidades en el mundo donde participan en proyectos de cooperación internacional, realizan estancias de investigación e imparten docencia, prestigiando a su Universidad y a su Patria. Definitivamente, a los que les preocupa el trato que reciben los académicos cubanos no conocen, no quieren o no pueden entender lo que sucede en Cuba.

  • Nancy Chacon Arteaga dijo:

    Queda claro cada vez más que la lucha ideologica de los cubanos en defensa de los derechos auténticos de la Revolución socialista cubana, en la conducción soberana del pueblo de sus destinos de desarrollo, prosperidad y sostenibilidad, se libra en todos los espacios y vías del Ciberespacio, redes sociales, plataformas, prensa digital y posturas de organismos internacionales o regionales plegados a los intereses hegemónicos y geopolíticos del
    imperialismoo yanqui contra nuestro pueblo. Los cientistas sociales cubanos, la Cátedra de Ética Aplicada a la Educación de la UCPEJV de la Habana, respalda la posición asumída por los colegas Rafael Cervantes y Yusmila Zamora, miembros de LASA.

    Dra. Cs. Nancy Chacón Arteaga
    Académica Titular de C. Sociales de la ACC
    Presidenta Cátedra de Ética Aplicada a la Educación
    Universidad C. Pedagógicas Enrique J. Varona.

  • Matilde Patterson dijo:

    Muy de acuerdo con los pronunciamientos del artículo. Defendemos la verdad y nuestros derechos. Cuba es un ejemplo de respeto a los derechos humanos y a pesar de que nos siguen difamando, la verdad siempre se abre paso. La mayoría de los académicos y científicos están al lado de su revolución que tanto sacrificio ha costado.

    • Rafael Emilio Cervantes Martinez dijo:

      Matilde, como dices la verdad se impone. Pensemos con detenimiento al universo de profesionales por los que dice la Secretaría de LASA en su comunicado del domingo 30 de mayo estar preocupada, y subrayo ése órgano porque asumen como propia una posición, no están hablando por nadie, les preocupan intelectuales, académicos y artistas por el trato que reciben en Cuba. Un sector impresionante por sus resultados creativos, su participación en la vida del país y muchas y muchos con reconocimiento internacional. ¿Quién trata a nuestros colegas de una forma que requiera la preocupación del Ejecutivo de LASA en un comunicado apresurado? ¿Cómo quedan los que se atreven a afirmar tal cosa cuando se levantan voces de prestigio como las del respetable Centro de Estudios Martianos entre los que se encuentra el Doctor Pedro Pablo Rodríguez, Premio LASA, o de la Universidad de las Ciencias
      Pedagógicas Enrique José Varona donde habla la reconocida Doctora y Profesora Titular, inspiradora de los estudios éticos aplicados a la educación, o el compañero periodista Pedro de la Hoz, una voz imprescindible de la crítica cultural en el país e infatigable batallador por la lucha contra los prejuicios raciales desde la voluntad organizada por la Revolución. Y vemos cada hora que pasa decenas y decenas de pronunciamientos de profesores universitarios, miembros de la Academia de Ciencias de Cuba, artistas. ¿Mienten tales gigantes de la ética y la cultura? Vergüenza se ha de sentir cuando la palabra no corresponde con los hechos y debe cuidarse mucho quien la emplea contra Cuba porque hay vientos que pueden correr la pluma.

  • El Oso dijo:

    No asusta a nuestro pueblo ver cómo se usan estructuras, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones para manipular la realidad cubana.
    Los que vivimos y sufrimos todos los días el genocida bloqueo de EUA en Cuba, que emplea como pretextos las cortinas de humo que le sirven una "oposición" pagada; nos jode ver demasiada ingenuidad en unos y peor acritud malvada en otros.
    Pena nos dan ambos grupos. La historia demostrara la verdad. Respeten!! Esta es tarea de Gigantes, como dijera Martí.
    Patria o Muerte. Venceremos!!!

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Me faltó el nombre de la excelsa pedagoga, Nancy Chacón Arteaga, disculpen.

  • Ramón Reigosa dijo:

    Suscribo el contenido de esta excelente respuesta. El pronunciamiento de la secretaría de LASA es una de las tantas maniobras para atacar a la Revolución Cubana desde el norte revuelto y brutal que nos desprecia y hacerle el juego a un puñado de opositores que de ninguna manera pueden representar a la mayoría de la intelectualidad cubana.
    Concuerdo, además, en que no es abandonando espacios como podemos dar batalla, los miembros de esta asociación que se consideren verdaderos representantes de la mayoría de los intelectuales cubanos deben seguir defendiendo nuestra verdad desde su seno

  • Raúl Simón Lauzan dijo:

    Muy justa la denuncia que hacen cerca Yusmila y Cervantes contra la injusta y falsa declaración de Lasa. Ellos saben bien el servicio que le hacen al imperialismo. Han jugado una triste misión.

  • Israel dijo:

    Denunciamos las calumnias de la LASA sobre los derechos humanos en Cuba, en nuestro país el ser humano es el centro de la atención del Estado y siempre lo será.

  • Amelia dijo:

    Apoyo Carta Denuncia de Cervantes y Yusmila que se pronuncian en contra de la Declaración de LASA sobre derechos humanos en Cuba. Los derechos humanos en Cuba son prioridad del gobierno y pueblo. Abajo el bloqueo!!!

  • Amelia dijo:

    Apoyo Carta Denuncia de Cervantes y Yusmila que se pronuncian en contra de la Declaración de LASA sobre derechos humanos en Cuba. Los derechos humanos en Cuba son prioridad del gobierno y pueblo. Abajo el bloqueo!!!.

  • Edel Rodríguez dijo:

    Apoyo incondicionalmente la carta de Cervantes y Yusmila en contra de la resolución de Lasa sobre los derechos humanos, pues los derechos humanos en Cuba se respetan incondicionalmente y se les aseguran a todos los ciudadanos sin importar Raza, Creencias religiosas ni posiciones políticas. ABAJO EL BLOQUEO. VIVA CUBA LIBRE Y SOBERANA

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rafael Emilio Cervantes Martínez y Yusmila Zamora Silva

Académicos y miembros de LASA.

Vea también