Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Identidad de la tripulación conquistadora (+ Podcast)

Por: Mariana Monteagudo Fonseca
Publicado en: Aula todoterreno
| 18

Llegada de Cristobal Colón a Cuba.

Varios libros de historia describen la tripulación de Colón como una pandilla de exconvictos y bandidos; sin embargo, los primeros acompañantes del descubridor fueron, en su mayoría, judíos sefardíes que abandonaban su tierra al huir de la hoguera inquisitorial.

La Doctora en Ciencias Históricas Mayra Levy Rodríguez, presidenta del Centro Hebreo Sefardí de Cuba, plantea que los Reyes Católicos emitieron un Edicto de Expulsión en 1492 con apoyo del inquisidor, el fraile Fray Tomás de Torquemada. El documento marcaba a la práctica del judaísmo como un crimen y los judíos que no aceptaran la conversión al cristianismo disponían de tres meses para abandonar España. Aquellos que se integraron como súbditos cristianos fueron conocidos como judeoconversos.

“No existen muchos datos concretos sobre el arribo a Cuba de los emigrantes hebreos. Se estima que las primeras manifestaciones del judaísmo ocurrieron a inicios del período colonial. Estos credos debían mantenerse ocultos por temor a los juicios de la Inquisición”, señala Katiuska Parés Ramírez, licenciada en Bibliotecología de la Biblioteca Municipal Máximo Gómez y autora de la investigación Los hebreos en la Habana Vieja.

Adriana Hernández Gómez de Molina, licenciada en Historia y profesora del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, afirma que los judíos no podían asentarse, al menos legalmente, en tierras americanas, porque el imperio español prohibía a inmigrantes no católicos establecerse en su territorio.

Hernández comenta que desde el mismo año 1492, inició la presencia hebrea en el archipiélago. Los barcos colombinos transportaron alrededor de 160 judíos que, conversos u ocultos, se lanzaron al nuevo mundo por la conquista de tierras vírgenes y la liberación de las persecuciones.

En el capítulo IV de la recopilación De dónde son los cubanos, Maritza Corrales Capestany, licenciada en Historia del Arte e investigadora de la presencia hebrea en Cuba, destaca que Luis de Torres fue el primer judío que pisó tierra cubana. El 2 de noviembre de 1492, Colón lo designó intérprete de la expedición por su dominio de idiomas como el castellano, arameo, árabe y hebreo.

Torres fue el primer terrateniente judío del país, y es considerado el introductor de la hoja del tabaco en Europa y primer publicista de este producto. Los registros del Centro Hebreo Sefardí de Cuba también apuntan como judíos participantes de la expedición al médico Maestre Bernal y a los vigías Rodrigo de Triana y Martín Alonso Pinzón, a quien se le atribuye el grito de “¡Tierra!”.

En su investigación, Katiuska Parés Ramírez puntualiza que la inmigración a través de la colonización española se hizo menos visible de lo que probablemente era, por estar obligados sus miembros a ocultar su verdadera identidad y creencia religiosa para subsistir dentro de la sociedad colonial.

El influjo de la cultura hebrea también vino de Senegal, Malí, Gambia y Guinea, como esclavos. Asimismo, llegó por vía directa con la entrada al archipiélago de libaneses, palestinos, sirios, egipcios, argelinos y yemenitas.

Escuche aquí

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orazal dijo:

    Es cierto, pero también lo es, que presos y ex convictos a quienes la Corona les perdonó sus delitos a cambio de embarcarse en la aventura de Colón estuvieron presentes en este viaje. Era un viaje a los desconocido, ello infundía temor, y de ahí la necesidad de completar la marinería, para el viaje, con este tipo de personal. En los viajes subsiguientes la cosa fue cambiando y los hijos "segundones" y los aventureros vieron la oportunidad de oro para hacerse de nombre y dinero.

  • Geglys Frómeta dijo:

    Muy buen escrito, pero me parece que no profundiza mucho, me hubiera gustado que fuera más extenso. Saludos,

  • Boris luis dijo:

    Que interesante, daba yo por cierto que la tripulación del gran almirante había sido reclutada a punta de pistola en las tabernas españolas y que en su gran mayoría eran exconvictos , no sabía yo de la presencian de sefardíes o hebreos en la tripulación ,
    Interesante artículo y esclarecedor.

  • el estudiante dijo:

    Este es un buen artículo que echa por tierra las seudoteorías impulsadas por grupos ideológicos anglosajones (y de los cuales nuestros historiadores se han hecho eco acríticamente) de que los males actuales nuestros son el resultado inevitable y determinístico de haber sido colonizados por violadores, criminales, asesinos y saqueadores. Merecería mayor profundización y diseminación.

  • JorgeQ dijo:

    "El influjo de la cultura hebrea también vino de Senegal, Malí, Gambia y Guinea, como esclavos" ...... Como buscar mas informacion sobre este punto? Gracias de antemano.

  • EF dijo:

    Este artículo cambia lo que siempre se había escrito con relación a la tripulación que acompañaron a Cristóbal Colón en el descubrimiento del nuevo mundo, es muy interesante saber que no eran en su totalidad exconvictos.

  • Jesus Antonio Radillo dijo:

    Excelente artículo. Cuanta falta hace este tipo.de lecturas. Amena, original y sorprendente. Felicidades a la autora y al equipo de investigación.

  • Andrés dijo:

    Efectivamente, la intervención de Luis de Santangel, judío converso de tercera generación y ministro de finanzas de los reyes católicos fue crucial para la empresa de Colón. Santangel proveyó de su bolsillo la suma que correspondería a la corona en la empresa (1 millón 140 maravedíes y sin intereses), lo cual permitió financiar el viaje del almirante, quién ya estaba impaciente y amenazaba con buscar financiamiento en Francia e Inglaterra. Colón y Santangel quedaron grandes amigos.

    Se conoce que, además de buscar la gloria de los reyes, Santamngel abrigaba temor por sus familiares y otros judíos debido a la obsesión de la inquisición con todos los judíos, o conversos que se creía practicaban el judaísmo en secreto. De hecho, aunque Fernando emitió una orden real en 1497 eximiendo a Santangel y a sus familiares inmediatos, y sus sucesores, de la inquisición, uno de sus familiares lejanos ardió en Zaragoza.

    Una de sus grandes motivaciones al financiar la empresa colombina fue la de encontrar un potencial refugio seguro para los judíos sefardíes. Cuando Jamaica le fue concedida a Colón, muchos sefardíes fueron a parar allá luego de la expulsión oficial de Iberia. En Latinoamérica abunda la herencia sefardí. Las canciones traídas por los sefardíes son, por cierto, hermosas. Deberíamos rescatarlas. Son una mezcla perfecta entre las tradiciones judaica, musulmana y cristiana. Son un testimonio de un tiempo en que estas cosas andaban juntas, allá en la Iberia musulmana.

  • El Catalán dijo:

    Muy buen artículo. Interesante tema. Que devela la influencia judía en el ajiaco de la cubaniedad.

  • Ing. Alvaro Ramos Fereira dijo:

    Ahora resulta que no eran tan malos. Si los vijias no gritan tierra a tiempo hubieran linchado a Colón por falta de suministros en las Naos.

    Porque ya en 1540 no quedaban practicamente aborígenes en Cuba?. En solo 38 años los exterminaron. Los pocos que quedaron tuvieron que esconderse muy bien en regiones poco accesibles. Fueron sencillamente como dijo Abel Possé. Los Perros del Paraiso.

  • ivan dijo:

    Nuestros pueblos no podrán olvidar los horrores de la conquista. Judíos o no. Confesos o no. El caso es que esa masa heterogénea que llegó a estas tierras olvidó sus creencias y los valores que las sustentaba para entregarse a la más cruel de las orgías conocidas: la extinción de los pueblos originarios porque sabemos que en Cuba no quedo nada. Por lo tanto, no me los disfracen de gente buena.

    • Sergio dijo:

      Eso es correcto, ahora te pregunto, crees tú que los pueblos originarios eran "hermanitos de la caridad"?, no fueron los AZTECAS, por ejemplo, tan sangunarios cuanto?,,, y así otras muchas historias.

      Lo digo, porque tal parece que nuestros pueblos originarios eran ANGELES del CIELO, cuando no lo eran.

      Saludos,

      • Nestor Taptic dijo:

        Santos no eran nuestros pueblos originarios. Pero eran nuestros, y cada cual con sus costumbres y culturas lograron maravillas que llegan hasta nuestros días. Tenían acaso los conquistadores derecho a doblegar a todo un continente?????????????
        Por favor!!!!!!!!!
        *

    • Ezra dijo:

      Esa gente mala como estás queriendo decir son nuestros ancestros, no eran soldados conquistadores, eran personas con oficios (albañiles, carpinteros, agricultores, mercaderes, etc.) gente trabajadora en busca que una nueva vida y nuevas oportunidades en un nuevo mundo, huyendo de la mal llamada Santa Inquisición, gracias a ellos y a todas esas culturas que vinieron después es que hoy estamos aquí, su sangre corre por nuestras venas, y no te imaginas cuán importante es que ellos (los judíos) hayan llegado a Cuba y América, todo tiene un propósito, recuérdalo.

  • Willy dijo:

    Tendríamos hoy una diáspora judia mayor si el presidente Laredo Bru no le uniera negado la entrada al transatlántico cargado de judios que escapaban del facismo y después de estar días en el puerto los hicieron regresar al facismo, pesando en la responsabilidad de el Govierno de Cuba la vida de todos esos miles que luego fallecieron en los campos de concentración

  • Victor SA dijo:

    La investigación objetiva siempre dignifica a la historía; debo recordar que, incluso en la aulas de la enseñanza general, eso es lo que siempre se decía, una tripulación de ladrones y delincuentes o exconvictos, en fin lacras, sin embargo, con estas nuevas evidencias nos acercamos más a la verdad. Independientemente de lo que significó la conquista y colonización, siempre es bueno conocer que no todo fue negativo. Gracias por esta publicación.

  • Tomás dijo:

    Muy interesante el relato. Haria falta más información para ganar en cultura.

  • liusbar dijo:

    Excelente artículo de la verdadera historia de la tripulación de Cristóbal Colón, quisiera conocer si es posible si basado en datos históricos sea posible que el mismo Colón halla sido judío o de ascendencia hebrea.Gracias

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Mariana Monteagudo Fonseca

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana

Vea también