Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Teresita Fernández: una traviesa chiquilla que cumple 90 años

| 23 |

Así era (es), una “maestra que canta”, como se autodefinió. Vestida de ética siempre, que reía al contar sobre personajillos que le habían cerrado puertas y luego habían cruzado el canal de La Florida, mientras ella seguía en Cuba…

Fumaba tabacos, Teresita Fernández; mi madre, guajira holguinera, los mascaba. Y cuando no tenía, sin encomendarse a nadie, cogía el elevador del edificio de Infanta y Manglar (conocido como “Fama y Aplausos”) y subía del piso 4 al 12, a visitar a su vecina y amiga.

No pocas veces llevaba en una vasija de barro — que le gustaba a Tere — un poco de sopa, unos calamares rellenos o un ajiaco. Allá se quedaba mami un rato, aconsejándole a Tere que se buscara un marido y ella le respondía “búscatelo tú, que tienes revuelta la pajarilla”; y era verdad, con 89 años mi madre estaba enamorada… pero esa es otra historia.

A Tere la mayor parte de los vecinos le daban chucherías, como la niña que siguió siendo hasta el fin de sus días. Jamás olvido que en un ejercicio del Día de la Defensa, ante un simulacro de incendio, ella bajó los doce pisos y llegó a la planta baja pálida, a punto de desmayarse. Tommy, el caricaturista, cruzó a la cafetería de enfrente, a buscarle un refresco de cola. Cuando ya se le pasó, yo le pregunté: “¿Por qué bajaste las escaleras y no por el ascensor?”. Me ripostó: “¿Es un ejercicio o no? ¿Quieres que haga fraude? ¡Faltaba más!, si hubiera un incendio no se podría coger el ascensor”.

Así era (es), una “maestra que canta”, como se autodefinió. Vestida de ética siempre, que reía al contar sobre personajillos que le habían cerrado puertas y luego habían cruzado el canal de La Florida, mientras ella seguía en Cuba. Martiana, católica, fidelista, la trovadora que este 20 de diciembre nos cumple 90 años, entregó su arte de manera auténtica, especialmente a los niños.

Coordiné la Peña de Teresita que se daba en el patio del edificio, a la que asistían los vecinos, incluidos los de San Martín. Cada vez que terminaba su función, besaba a los niños asistentes y se retrataba con ellos. Lo mismo con los padres, tíos y hasta abuelos que habían cantado “El gatico Vinagrito”, “Lo feo” o “Tintin, la lluvia cayó”.

Pero hasta aquí algunos recuerdos de mi vecina del piso 12, de donde salían volando pompas de jabón impulsadas por aquella niña traviesa. Los dejo con tres opiniones de igual cantidad de creadores que la admiraron y compartieron con ella.

SILVIO RODRIGUEZ

Lo primero que me nace decir de Teresita es que es una muy importante compositora. Tanto que, en el devenir de la canción cubana, ella viene a ser como un ave singular, pudiera decirse que única. Por otra parte, en el panorama de la canción para niños de Latinoamérica, Teresita completa un triángulo de Grandes Maestros, cuyos otros vértices son el mexicano Francisco Gabilondo Soler y la argentina María Elena Walsh. Nada poco para un artista de la canción.

En los años en que yo empezaba, sonaba por la radio una canción de Teresita que me gustaba mucho. Era una melodía fresca y abierta, con un aroma campesino que aprendí a tocar en la guitarra. Tiempo después la conocí a ella y empecé a visitarla en El Cóctel. Una noche le escuché cantar “Cuando el sol” y descubrí que mi amiga era la autora de lo que me gustaba tanto. Supongo que algo de aquel espíritu tiene que estar en lo que hice después. Pero hay otras cosas, no solo canciones, que contagian e influyen. Teresita siempre fue una trovadora con la que se podía hablar de poesía, de arte, de animales, de naturaleza, de humanidad. Y nunca ha dejado de ser una especie de ser alucinado, transmisor igualmente de asombro que de sabiduría. Conocerla temprano me reafirmó en la poesía como sostén fundamental de la canción.

A mí no me tocó cantar sus canciones. Envidio a toda la gama de cubanas y cubanos, desde los cuarentones hasta los niños de hoy, que alegraron sus horas de juego cantándole al gatico Vinagrito o a cualquiera de los ejemplares del zoológico particular de esta artista cubana que se define a sí misma como “una maestra que canta”. Quienes fueron naciendo en nuestros pueblos y ciudades a partir de la década de los sesenta, entraban al mundo con un cancionero privilegiado, una especie de canastilla espiritual hecha a mano con esmero, animada por bichos comunes, animales y bejucos a los que ni siquiera miramos al pasar y que no merecen — eso aprendemos de Teresita — nuestra indiferencia.

MARTA VALDÉS

Teresita Fernández nació en Santa Clara el 20 de diciembre de 1930. Sus primeras canciones datan de los años cincuenta. Había cursado los estudios de piano pero, muy pronto, se sintió inclinada hacia la canción, y ese poder comunicativo que la acompaña cuando brota y se trasmite desde la guitarra porque, como ella dice con mucha razón, este instrumento tiene su propia caja de resonancia y, como va pegada al cuerpo, que es la caja de resonancia de las personas, lo que nace de ella es capaz de llegar directo a grandes y pequeños, a todos los seres humanos, desde los más ilustrados hasta quienes sólo caminan por la vida alumbrados por sus propias luces y, en especial, a los niños.

Había decidido abrirse camino como trovadora. Entró a la vida musical cubana de la mano del dúo de las Hermanas Martí, voceras generosas de su arte. ¿Cómo no poner atención cuando Bertha o Cuca nos hablaban de la muchacha de Santa Clara que tiene unas canciones? Ellas le ofrecieron un hogar en La Habana y, en poco tiempo, la Sala Arlequín, uno de los sitios pequeños de La Rampa, donde se presentaban muestras del teatro más exigente del momento, abrió sus puertas para el debut de la trovadora. Según cuenta ella misma tuvo, sentados en primera fila, a Sindo Garay y a Bola de Nieve. No era necesario acudir a un adivino que descifrara el vuelo de las aves para formular los augurios que se desprendían de semejante conjunción al comienzo de un camino. Transcurría el año de 1965.

VICTOR CASAUS

Amorosa e irreverente, auténtica y solidaria, amiga de sus amigos hasta las últimas consecuencias. Así recordaremos en el Centro Pablo de la Torriente Brau a Teresita Fernández, quien nos enseñó que lo bueno que en el mundo existe obedece a que “los círculos de amor se cierran”. Ella, sin embargo, los abrió como nadie.

Desde que el primero de julio de 1967 ofreció en Bellas Artes su concierto “Teresita y nosotros”, con los jóvenes poetas y trovadores vinculados a El Caimán Barbudo, hasta el 11 de noviembre de 2013, esta maestra que canta, como le gustaba definirse, entregó sus energías y talento a promover el canto honesto y limpio, tan limpio como esa guitarra que tocó en el patio de las yagrumas de Muralla 63.

Sobre ese espacio, que ahora cumple 15 años y que ella prestigió con sus canciones desde su segundo aniversario, dijo: “He disfrutado mucho estar aquí porque aquí todo es poesía (…) Este espacio ha sido una gran idea y lo que quiero es que me traigan más a menudo y trabajar más para ustedes y con ustedes”.

Y así fue. Nos acompañó muchas veces y recibió en ese lugar el Premio Pablo, la máxima distinción que entrega el Centro. Anduvo entre nosotros Pobre, nómada y libre, como el título del documental que produjo la institución y que realizó Jorge Fuentes, y que la mostró intacta en sus esencias.

(Tomado de El Caimán Barbudo)

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ALJIME dijo:

    HONOR A QUIEN HONOR MERECE.... Célebre frase que resume toda la grandeza de Teresita Fernández.

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Nacido en 1967, fui de los privilegiados en disfrutar sus canciones en la radio y la tv.A mis dos hijas siempre le canté sus canciones y perseguía cada vez que salía un disco de ella,ya fuera con su voz o con la sin par Liuba María.Gracias Paquita por recordarnos a la inolvidable.

  • Lilian Hernández Tejera dijo:

    Me encantan las canciones de Teresita con ellas crecí y luego cuando tuve mi hija me encargué de que las aprendiera,tengo un disco que se le hiciera en homenaje a ella con muchas de sus canciones interpretadas por reconocidos trovadores lo guardó como un tesoro y es porque a mis casi 40 años la música de Teresita hace q conserve en mi esa niña q está escondida.

  • Alberto@rfa dijo:

    Gracias Teresita por la alegría y todo lo bueno que diste a varias generaciones de cubanos.
    Eras y eres fascinante. Tus canciones me llegaron al alma. Para los que como yo nacimos en la década del sesenta nos marcaste con tu ternura y amor. Tuve la dicha también de llevar muchas veces a mi hijo mayor, hoy con 27 años, a los bajos del edificio de Manglar para disfrutar todos de tu arte.
    Teresita por siempre eterna, siempre estarás en nuestros corazones y en el niño que yo y todos llevamos dentro. Suerte la mía y la de muchos haberte conocido.

  • Lazara dijo:

    Gracias a todos por esta recordacion a Teresita, que si bien muchos de nosotros no tuvimos el privilegio de crecer con sus canciones, sí lo hicieron nuestros hijos y hasta nuestros nietos. Apena que no esté en el repertorio de nuestras instituciones infantiles, es una carencia imperdonable para nuestros niños.

  • gladys dijo:

    Excelente canta autora, les daba vida a los personajes de sus canciones.

  • Ninja dijo:

    Una excelente cantautora. Muchas felicidades y gracias por regalarnos tu arte.

  • Doxto dijo:

    Es toda una alegría saber q vive hoy su cumpleaños 90 como muchos cubanos no he tenido el placer de conocerla en persona pero bueno ya el
    Gatito vinagrito se encargó de presentárnosla a todos desde mi generación hasta la fecha, yo toco algo de quitara y hoy en Día a mis hijos q son pequeños en cuanto doy las primeras notas ya saben y comienzan a cantar la canción del pequeño y desaliñado felino además a las cosas feas q vivimos en estos tiempos si les ponemos tan solo un poquito de amor las botellas rotas y las latas de los basureros seguro van a brillar a la luz de la fantasía de tus canciones, hoy para ti el coralillo desde su cerca sin brillo florece solo para ti. Gracias Teresita por regalarme un trocito de fantasía para mi y para mis hijos y creo q si Dios me lo permite para mis futuros nietos. Bendiciones y muchas felicidades

  • TJ dijo:

    Un lindo homenaje a la Maestra que Canta, Teresita Fernández
    "Honrar, honra"

  • Dira dijo:

    Muy bonita cronica.
    Pertenezco a esa generacion de los 70 que crecio con las canciones de Teresita, que luego cante para mi hijo. Solo podemos decir: Gracias maestra por tus canciones y tu impronta. Chapeau !!

  • @adriancamaguey dijo:

    Mis hijas crecen con las canciones de Teresita. Gracias, maestra.

  • Eduardo Diaz Diaz dijo:

    Guardo un recuerdo asombroso y grato de Teresita a quien conocia siendo yo muy joven todavia por sus canciones,ella de visitante asidua a la Fabrica de Tabacos de Santa Clara donde compartia su arte con los obreros,terminaba su actuacion y llevaba en sus manos tabacos como agradecimiento de los tabaqueros por brindarles su arte desinteresadamente sabiendo todos que a ella le gustaba fumarlos,casualmente me encontraba en la puerta de la salida a la calle de la referida fabrica,en un instante vi como se agachaba y recogia unos cabos grandes de tabacos ya usados y me miro al sentirse descubierta en esa accion y me dijo con inocencia y pudor...estos los guardo para cuando no tenga de los nuevos,no olvidare esta anecdota.

  • Ana la cubana dijo:

    "El Ratoncito del Farol". Primera canción que aprendió a cantar mi nena.

  • María la jabá dijo:

    Teresita Fernández, simplemente maravillosa.

  • joloro dijo:

    LASTIMA NO HABERLA CONOCIDO PERSONALMENTE.SUS CANCIONES NUTRIERON MI INFANCIA,REPLETAS DE TERNURA,INGENUIDAD,SENCILLEZ DE UN MENSAJE NECESARIO.QUERIA POR IGUAL A LOS ANIMALES Y ESO ES LINDO TAMBIÉN.SIEMPRE AGRADECEREMOS SU EXISTENCIA Y QUE HA SIDO POR SIEMPRE NIÑA,CANTAUTORA Y MAESTRA.GRACIAS A LA PERIODISTA POR TRAERNOLAS DE VUELTA,AUNQUE ELLA ESTARÁ PARA SIEMPRE.

  • Yamilka Cao Lopez dijo:

    Gracias Paquita. yo también me nombro entre las(os) privilegidas(os), de haber crecido escuchando Vinagrito, Tin Tin... y Lo feo. Yo tembién le canté a mi hija de pequeñita esas canciones de la inolvidable Tere y una vez en el parque del Cristo la encontré compartiendo con unos amigos y cubana al fin, como la conocía de toda la vida (yo a ella, claro) llegué hasta donde estaba y le dije Tere!! Yo crecí escuchándote cantar Vinagrito!! y me dijo pues dame un beso y nos retratamos juntas. Así de sencilla era (es) Teresita Fernández, una verdadera maestra de generaciones. LLegue hasta ella en el Día del Educador, que se celebrará mañana todo honor y toda gloria. GRACIAS TERESITA, LOS QUE AUN SOMOS NIÑOS DE CORAZÓN TE RECORDAREMOS SIEMPRE!!!

  • ali dijo:

    Me encantan las canciones de Teresita Fernández. Crecí con esas canciones. Y quiero que mi niña las aprenda también.

  • aZucarero de siempre dijo:

    Gracias teresita por tu amor por Cuba y tu tierra, en especial por los niños, además por ver las cosas bellas, de las cosas feas..

  • GALA dijo:

    Este año el proyecto Rutas y Andares (RyA) de la OHCH cumplió 20 años al cual mi familia ha estado ligada a casi desde el principio, de hecho suelo decir que mis hijas crecieron con el Proyecto. En la edición de RyA de este año la pandemia nos forzó a movernos a las redes sociales y uno de los andares virtuales fue que las familias subieran recuerdos de ediciones anteriores. Hoy no tengo la certeza si fue en 2004 o en 2005 que concierto de clausura del Proyecto RyA tuvo a Teresita como invitada y entre mis archivos digitales encontré algunas fotos de ese día: Teresita rodeada de niños, entre ellas mis hijas y uno o dos amiguitos del barrio. Cuando le enseñe la foto a las niñas, que ya son unas jóvenes de 25 y 26 años, rápidamente la identificaron pero quedaron muy impresionadas porque ellas estaban en la foto y hoy tienen un recuerdo de ese día tan bonito con Teresita. Esa foto es un Tesoro familiar. Yo también crecí con Vinagrito y todas sus canciones.

  • Renata dijo:

    Cómo decimos muchos... HONOR A QUIEN HONOR MERECE! . BENDICIONES Y MUCHAS FELICIDADES TERESITA FERNÁNDEZ!. Cuanto le gustaban a mis dos niños sobre todo "El gatito Milagrito".❤❤

  • Fabio Gabriel dijo:

    Esos son los artistas de Cuba. No cualquier trasnochado de dudosa procedencia intelectual. !!!

  • Abelardo dijo:

    No puedo, nunca he podido, escuchar "... en una palangana vieja ..." sin emocionarme. Yo viví en ese bello basurero al que ella cantó y que marcó mi vida para siempre. Es una Elegía a lo hermoso de lo humilde.

    O escuchar mil y una veces "... cuando el sol, ilumina la tarde y yo..." y recordar recuerdos gratos de tiempos idos.

    Teresita fue muy grande. Y todos tenemos la obligación de que siga siéndolo.

  • Eduardo dijo:

    El año 1930 fue un año pródigo en el nacimient de Trovadoras y Juglares, en los dos extremos de nuestra Patria Grande, el sur y el norte, en el sur, en las pampas argentinas nacía MARÍA ELENA WALSH y en el norte, en el Mar Caribe nacía TERESITA FERNANDEZ, ambas creadoras dedicadas a la música, a la poesía, a la educación. Las dos nacieron en 1930, nuestra Juglar apenas iniciado el año, allá por febrero y la Juglar cubana cerrando el año, en Diciembre por eso ambas están cumplliendo 90 años, Todo este año desde el Hormiguero con canciones, con poesía, con narraciones,y artículos sobre su obra, hemos festejado los 90 años de María Elena, En eso mismo andan hoy nuestros hermanos cubanos, preparando los festejos por los 90 años de TERESITA FERNÁNDEZ, LA JUGLAR DEL CARIBE, LA MAESTRA DE MAESTROS que hizo cantar, reir y soñar a generaciones de cubanos y latinoamericanos.
    DOS GRANDES DE NUESTRA PATRIA GRANDE...., DOS MUJERES..., DOS VOCES al servicio de la cultura, la palabra compartida, y el arte con todos y para todos....!!!! Por eso desde el Hormiguero nos unimos a nuestros hermanos de Cuba en el homenaje a una GRANDE DE LA TROVA, DE LA POESÍA Y DE LA LITERATURA INFANTIL. APLAUSOS..., APLAUSOS....!!!

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también