Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Con Haydée siempre (+ Fotos)

| 3

Haydée Santamaría. Foto: Archivo de Casa de las Américas.

Este 28 de julio se cumplen cuarenta años de la muerte de Haydee Santamaría. Como es conocido, la heroína del Moncada, la Sierra, la clandestinidad y el exilio, fue también la fundadora de la Casa de las Américas, institución cultural que presidió por veinte años y para la que definió una misión y un estilo de trabajo que aún sustentan el quehacer cotidiano de sus trabajadores.

Creada en abril de 1959, la Casa de las Américas asumió tempranamente tareas relacionadas con la difusión de las artes y las literaturas del continente. Creó premios, publicó libros y revistas, organizó exposiciones, festivales y conciertos, invitó a creadores consagrados y noveles, y conquistó, tanto en Cuba como más allá de nuestras fronteras, un público –lectores y espectadores– para la creación latinoamericana y caribeña.

Difícil es recorrer las oficinas y los pasillos del singular edificio de 3ra y G, en El Vedado, sin advertir la presencia de su fundadora. Todo en la Casa parece evocarla, entre otras razones porque quienes la conocieron y aprendieron con ella –algunos de los cuales aún trabajan en la institución–, trasmitieron de generación en generación su legado. Debemos aferramos a él e imaginar a Haydee aquí, interrogando, polemizando, trazando el rumbo. Como siempre, muy cerca de los jóvenes, asumiendo riesgos, batallando, sin descanso y con firmeza, por las mejores causas, siempre al lado de los más humildes.

Resulta extraordinario que, en medio de la convulsión misma provocada por las múltiples trasformaciones que la Revolución puso en marcha, aquella combatiente, comprometida con la justicia social, involucrada en múltiples frentes y con un sinnúmero de tareas, se dedicara de lleno a pensar en temas culturales, a comunicarse con intelectuales de las más diversas procedencias, a imaginar la mejor manera de lograr el encuentro de unos y otros.

Alguien podría pensar que había dos mujeres en una. De un lado la luchadora, la guerrillera y del otro la soñadora, capaz de conmoverse con una canción o una pintura. Pero se equivocan. No existen dos Haydee. Hay solo una: a un tiempo fuerte y tierna, impetuosa y sensible, siempre justa y fiel a sus principios, al liderazgo de Fidel, a la memoria de los mártires –Abel, Boris, el Che– y a las ideas de Bolívar y Martí, de quien aprendió, siendo casi una niña, que “patria es humanidad”.

Recordarla hoy es un modo de propiciar que su quehacer no sea olvidado. Tenemos la responsabilidad de sostener su obra y contribuir a que los más jóvenes conozcan sus ideas, expresadas en charlas, cartas, intervenciones públicas y entrevistas (las cuales, muy pronto, serán recogidas en un volumen). Sabemos, no obstante, que el mejor homenaje será el trabajo cotidiano y el afán por seguir tejiendo desde la cultura la integración de los pueblos de nuestra América.


Casa de las Américas

Haydée Santamaría Cuadrado. Imagen de archivo

Joaquina abraza a su hija Haydée a la salida de la cárcel de mujeres de Guanajay, en donde la Heroína del Moncada cumplió seis meses de prisión por su participación en las acciones del 26 de julio de 1953. Fotocopia: Ramón Barreras. Cortesía Museo Casa Natal Abel Santamaría/ Vanguardia.

Acompañado por las combatientes Melba Hernández y Haydeé Santamaría./Fuente: Libro: "Fidel Castro Guerrillero del Tiempo”/ Fidel Soldado de las Ideas, 15 de mayo de 1955

Con Haydée Santamaría y Celia Sánchez sentados en un secadero de café en El Naranjo, Sierra Maestra, Santiago de Cuba, 1958. Foto: Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Haydée.

Instante en que sale del Reclusorio Nacional para Hombres de Isla de Pinos, acompañado por las combatientes Melba Hernández y Haydeé Santamaría. Tomado de Libro: "Fidel Castro Guerrillero del Tiempo" / Fidel Soldado de las Ideas, 15/05/1955.

Haydee Santamaria. Imagen de archivo.

Melba Hernández y Haydée Santamaría en el Vivac de Santiago de Cuba tras su detención por participar en los sucesos del 26 de Julio de 1953

Silvio Rodríguez y Haydeé Santamaría. Foto: Blog Segundacita

Vilma Espín, Haydée Santamaría y Celia Sánchez en el I Frente. Sierra Maestra. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Si se quiere comprender la firmeza de principios, la verticalidad en la honestidad, el dolor sufrido por los seres caídos en combate, la capacidad infinita de soñar en lo nuevo, hay que leer la vida y la obra de Haydée Santamaría.

  • vv dijo:

    Gloria eretna a la heroína del Moncada, la Sierra, la clandestinidad y el exilio.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Haydée:
    Esclarecedora idea "...Alguien podría pensar que había dos mujeres en una. De un lado la luchadora, la guerrillera y del otro la soñadora, capaz de conmoverse con una canción o una pintura. Pero se equivocan. No existen dos Haydée. Hay solo una: a un tiempo fuerte y tierna, impetuosa y sensible, siempre justa y fiel a sus principios, al liderazgo de Fidel, a la memoria de los mártires –Abel, Boris, el Che– y a las ideas de Bolívar y Martí, de quien aprendió, siendo casi una niña, que “patria es humanidad”.
    El hilo conductor fue su extrema sensibilidad.
    Cuánto le debe el reconocimiento mutua de la cultura cubana y las culturas del continente. Cuánto le deben los artistas, en especial en momentos difíciles. Cuánto le debe el Movimiento de la Nueva Trova.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también