Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

Diario desde La Covadonga: Soldados de pie (IX)

| 16 |

A las 2:30 am, Laura –enfermera de guardia, veintiún años– despierta a los doctores Lissette y César. Hay una paciente desmayada en la puerta del cuarto; también es médico, por cierto, y estuvo todo el día disculpándose por las “molestias”. Con cada “gracias” yo solo atinaba a decirle un tímido “aquí estamos, doctora”.

Tras estabilizarla, vuelve la normalidad. Cuatro horas más tarde, Rita me despierta cuando siente un carro fumigando el hospital. 6:30 am. En 15 minutos sonará la alarma del teléfono. En 45, llegará la camioneta con el desayuno. “Nos vemos ahorita, chamaco”, dirán y arrancarán a la siguiente sala.

Desde aquí se siente el ruido de La Habana, los carros, la sirena de las ambulancias, la Plaza… Tan cerca y tan lejos, pienso. Dos fases distintas: recuperación afuera y batalla aquí adentro.

“El equipo médico cubano hace un esfuerzo sobrehumano atendiendo noche y día a los pacientes sospechosos y confirmados con coronavirus, pero si quienes están en la calle hoy no ponen su granito de arena en esta labor, no rendirán los frutos.  Es sumamente necesario que todos se cuiden”, escribe Gabriela vía WhatsApp.

Alejandro "el ruso" y Camila limpian el portal delantero de la sala Mella. Foto: Antonio Pupo.

Hay que halar parejo, reza otra verdad de perogrullo. Ella y Mario son los personajes homónimos a mí y a Rita en la sala “Muñoz”, frente a la nuestra: “los del pantry”. En ese pabellón dos pacientes han sido confirmados con la COVID-19. “Positivo” es una palabra negativa en esta guerra.

Zuneya entra a la cocina y se le aguan los ojos por la sacrolumbalgia: “estar fuera de la casa y sentirse mal es lo peor”. Dice que como único alivia el dolor es poniendo el cuerpo en posición horizontal. Sin embargo, la enfermera apenas lo hace, quizás porque en el prontuario de la medicina cubana puede leerse: asistir al otro, ayudar siempre a los demás, salvar.

Por su parte, Yelena corre con la agilidad de sus diecinueve años cada vez que un paciente está adolorido. Pupo pregunta al paciente de la cama 13 los nombres de las personas con las cuales tuvo contacto antes de comenzar los síntomas. Hay gente que no tiene horarios. “Me quito el sombrero ante ustedes”, señala Alejandro “el ruso”.

Justo a las nueve de la noche, unos niños de las casas contiguas al hospital gritan: “¡Vivan los médicos!”. Aplaudimos. Camila también lo hace y se queja de que anoche su índice de la mano izquierda tuvo un accidente con las aspas del ventilador. Gabriela publica en WhatsApp el diálogo final de este martes con su madre, cuando esta le dijo: “Cambio y fuera. Descansa, soldado”.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • URGENTE!!! dijo:

    Era como imaginaba... el "de pie" fue mucho antes.

    Definitivamente "Team" estas son otras asignaturas "electivas" para uds. Es así, es un arduo, agotador, muchas veces no considerado e interminable trabajo. Unos en Zona Roja, otros en Zona Naranja y Zona Verde, -como yo digo-.

    Aún, tantos indolentes, irresponsables, desconsiderados y más. Deberían, luego de dar positivos éstos y salir de todos sus períodos, asignarles un "Voluntariado" apostando a su disciplina.

    Anoche estuve un tanto preocu, mira lo que era. Pero aún sigo ahí para uds.

    Cuídense Team y jamás dejen de ser responsables, ALEGRES Y DADORES DE ESPERANZA.

    NO DUDEN DAR LO MEJOR DE SÍ, DONDEQUIERA QUE SE ENCUENTREN.

    ÁNIMO, YA FALTA POCO!!! FUERZA!!!

    Gracias Andy.

    .

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Siguen y bien de pié. Un equipo, los del carrito del dasayuno, el personal médico que apenas descansa, ustedes con entrega y disciplina bien comparada con la militar. Soldados del humanismo y la vida.

  • Lissette Batista Limias dijo:

    Excepcional, como todos los demás escritos....

  • Ailema Betancourt Jiménez dijo:

    Yo estuve en un centro de aislamiento en cojimar y mis respetos a todos les agradezco sus atenciones fue bien difícil y siempre estuvieron conmigo los médicos las enfermeras los estudiantes de la Universidad que apoyan en la limpieza y con las comidas y todo el personal gracias de todo corazón

  • URGENTE!!! dijo:

    Hola Team!

    Amigos, vayan preparando -si gustan- una iniciativa creativa de Fin de Misión, para que nos la presenten por este medio.

    Quizá podrían animarse y, luego de sus próximos 14 luego, después de terminado su labor, presentarse en la TV, en alguna de sus revistas o... quizá hasta en el Noticiero.

    Inviten a la Dra. Dtra del Hospital y a algunos otros, dígase Médicos, Enfermeros, Técnicos, Asistentes, etc.

    Sería una excelente idea para numerosos cubanos (as) que quizá no se hayan enterado de este Diario y/o que no cuenten con conexión a Internet.

    Los dejo a su consideración.

    Gracias una vez más Andy por tus excelentes Crónicas☺️

  • Rosa María dijo:

    Andy bello, una cosa es imaginarlo y otra es "verlo" contado en tu manera d decir....es fuerte!!.
    Estarás ansiando tu Cárdenas y tu Varadero....
    Imaginalo para q recargues y seguir.
    Adelante y Fuerza a todos!!!!

  • @adriancamaguey dijo:

    Que mejores ejemplos de "hombres (y mujeres) nuevos/as".

    • Nasha dijo:

      Fuerza muchachos en algún momento de su vida serán recompensados por tanto valor y sacrificio ahora mismo reciben las gracias por existir.

  • Idalmis dijo:

    Este tipo de hazaña debe describirse así con los dolores de la sacrolumbalgía, con el susto de la desmayada, ect hace falta que los indisciplinados se den cuenta que hay personas importantes que aún estan en la zona roja por su falta de cordura. Y que son seres humanos que se agotan, que necesitan un respiro. Por ellos hay que ser más que disciplinados.
    ¡ Ser temperantes!

  • Lia dijo:

    Buenos días, muy lindo lo que escribes, aprendan de este momento y en el futuro cuando alguien les de una tarea que piense muy difícil, ya pensarán, he hecho cosas más fuertes, porque lo bueno de trabajar duro es que te prepara para todo. A Camila que tenga cuidado con los ventiladores jajaja, me cae bien esta niña porque se llama igual que mi hija. Cuidense mucho y hasta mañana.

  • Cruz dijo:

    Hola tropa!, un día más, ya falta poco para culminar su estancia, luego vendrán los días de aislamiento pero estarán mucho más relajados.
    Entonces, vamos a extrañar las crónicas pero no vamos a olvidar el nombre de Andy y seguro lo veremos brillar en alguno de nuestros medios de prensa como hoy vemos a excelentes jóvenes periodistas

  • Eddy González dijo:

    Muy buen reportaje amigo, ojala la conciencia social diera para abrigar esa idea, me parece muy justo con los soldados de la salud que se encuentran en todos los centros de lucha contra este enemigo invisible, todo reside en el aislamiento fisico y la conciencia que cada quien le ponga al problema. Mis respetos y mi más grande admiración a esos héroes de batas blancas y verdes que siempre nos traen la esperanza de vida con la recuperación de todos los que han sido curados. Solo queda agrader a los medicos y trabajadores de la salud, a todos los que de una forma u otra no han dejado de trabajar nunca en funcion del pueblo y en especial al estado y gobierno cubano que han garantizado los tratamientos de salud para todos los contagiados y contactos. En funcion de eso los moradores de la ciudad maravilla deberian tomar mejor conciencia, esa es una palabra de orden en estos tiempos, gracias

  • Rolon dijo:

    Saludos a camila desde la farmacia del hospital

  • Amalia dijo:

    Fuerza muchachos que ya les queda poco.
    !La Patria os contempla orgullosa!
    Cuidense mucho

  • Anita dijo:

    Andy va quedando menos y cada día hacen más, tú, Camila, Rita, el Ruso, doctores y enfermeras, todo el personal d la sala Mella, Muñoz y el hospital en general, Dios quiera que la doctora se recupere pronto así como las dos personas q dieron + al virus, ustedes son soldados sin duda alguna d la salud, el amor y la bondad, aquí tienes una amiga más que vive tus crónicas más que leerlas. Vivan ustedes y los q son como tú!! Mucha salud y que Dios los proteja, siempre con ese batallar perfecto y disciplinado que los caracteriza. Que bella y fuerte experiencia!!!

  • tania maría argüelles bravo dijo:

    mi amiga y hermana Dania Estrada Reyes tecnica de laboratorio de terapia intensiva , la incluyo en tu diario, ah dado muestra de madre,hermana, tía y amiga anegable besitos a y cuidense mucho to2sssssssssssssssssssssss

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de "Nexos", el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario "Manolito Carbonell".

Vea también