Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Marcos Antonio, el niño que no disfrutó la infancia

| 13

Elsa Morales Naranjo junto a la foto de su hijo, Marcos Antonio. Foto: Otilio Rivero Delgado.

Como Marcos Antonio, un niño camagüeyano, otros 100 infantes de Cuba no pudieron disfrutar la infancia, tronchada por el dengue hemorrágico, introducido en el país en 1981 como parte de la guerra biológica de Estados Unidos para destruir a la Revolución al costo que fuera necesario.

Marquito, como cariñosamente le decían, nació el 2 de noviembre de 1971 y

murió el 8 de julio de 1981, cuando aún no había cumplido los 10 años. Su trágica desaparición marcó a la familia y especialmente a su mamá: Elsa Morales Naranjo, para toda la vida.

El pequeño era una persona especial, tranquila, le gustaba el arte y coleccionar sellos y en su honor, en la biblioteca provincial Julio Antonio Mella, se dedica un espacio, promovido por Elsa: La Peña del Niño Azul, el color preferido por Marcos Antonio.

Este año, el próximo 2 de noviembre, cumpliría 49 años y a su mente vendrían aquellos pasajes de su estancia en los círculos infantiles Alegría del Hogar, ubicado en la calle San Esteban; Cestico de Rosas, en General Gómez y San Ramón, o de las escuelas primarias Emilio Luaces y Grandes Alamedas, instituciones en las que dejó marcadas sus huellas.

Elsa no puede menos que sentir rechazo a las acusaciones que el gobierno de Estados Unidos, ahora durante el mandato de Donald Trump, vuelve a sacar a la palestra de incluir al país entre las naciones promotoras del terrorismo. ¡Qué infamia!

“Esa es una apreciación equivocada por parte del gobierno norteamericano. ¿Por qué? Porque terrorismo es cuando usted va a hacer algo en contra de los derechos de un pueblo para beneficiarte tú. Y Cuba lo único que ha hecho es luchar por los pueblos y que puedan tener educación y medicina gratuitas…”.

“Estados Unidos cuando se mete en un país es para qué, para quitarle los recursos minerales que tiene y otros para administrarlos él”.

Confía que la labor de los internacionalistas cubanos cumple el deber humanista que Fidel sembró y al abordar el distanciamiento social que vive por la pandemia de coronavirus comentó, que en determinados momentos siente estrés, por la soledad del hogar y estar separada del otro hijo que trajo al mundo, quien vive en el exterior.

El pasado 27 de mayo cumplió 79 años y en su condición de poeta y escritora dedica momentos para la creación y enriquecer una obra en la que el centro de todo son las Virtudes del ser humano.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Luis dijo:

    Marco Antonio, lo recuerdo con mucho cariño, estuvimos juntos en el aula en todos esos circulos infantiles y después la primaria Emilio Luaces, yo tenía su misma edad cuando me enteré de su fallecimiento y me dolió muchísimo.
    Recuerdo menor Julio Cesar, más núnca volví a verlo, aúnque creo me dijeron había estudiado en la Universidad de Santa Clara.
    Su mamá, muy preocupada por sus hijos

  • Lujan dijo:

    La importancia de la lectura, recrear la memoria por estos hechos trágicos que conmueven tanto más por tratarse de los niños. Conmueve la foto de Elsa, una madre ante la imagen de su hijo, en representación de tantas otras...Cuanta crueldad sostenida en el tiempo por un imperio deshumanizado. Hoy, los sucesos que están ocurriendo en el país del norte, pandemia mediante, encienden un alerta rojo quizá muy próximo ante las elecciones presidenciales allí. Todo puede esperarse de un mandatario alienado. Ya lo sufre el mundo. Es el "otro" virus letal.

  • L.R.A. dijo:

    Indignacion es lo que se siente con historias como esta.
    Y nos acusan de no contribuir para elimar el terrorismo.
    Para que este mal acabe, tiene que acabar primero el imperialismo criminal que ese gobierno (EEUU) tiene como sistema y luego que no gobierne el peor de todos sus ciudadanos: racista, egocentrico y todo lo que se le pueda decir a una gente como el Tromp este.

  • Carmen dijo:

    Muy conmovedor y lindo este artículo, pero creo que en la edad que cumpliría se equivocaron, Marcos Antonio cumpliría 49 años no 39. EPD para él y todos esos niños que empezando a vivir pierden se van... pobre madre que dolor para ella.

  • AGR dijo:

    Mi niñito tampoco pudo disfrutar de su infancia, ya que falleció el año pasado, cuando apenas cumplía sus 7 añitos de vida. Victima de Leucemia Linfoblastica Aguda(LLA). Por lo que comprendo perfectamente el dolor que sintió esta mamá, y que aun a día de hoy, estoy seguro que aún sufre su ausencia como desde el primer día. No es fácil de verdad.

  • PILI dijo:

    y despues de ese dolor, ?por qué no estar al lado del otro hijo?...no importa dónde,estar con él debe ser una prioridad...yo lo hubiera hecho...se lo aconsejo

  • Dr. A González dijo:

    Felicito como siempre a Cubadebate por publicar en el contexto actual artículos como éste que relatan hechos históricos de terrorismo repugnante del que fueron objeto nuestros niños por el Imperio más poderoso y rico de la historia además de sanguinario y cruel que se recuerde; razón por la que no debemos cansarnos de denunciarlos en cuanto lugar sea posible, estoy seguro del efecto positivo que para nuestro pueblo representará hacerlo, especialmente para los más jóvenes que puede que no conozcan del todo la obra terrorista no solo con nuestro país sino con el mundo entero pues hasta los que lo vivimos de cerca hechos como el que aquí se relatan nos parece increíble que ese país llegue a idear cosas tan despreciables como estas, por nuestra profesión de médico vivimos de muy cerca esta experiencia así como la decisión de nuestro comandante de construir en tiempo record a lo largo y ancho de nuestro país salas de terapias intensivas para niños que hoy y luego de tantos años han salvado miles y miles de ellos, razones que entre otras muchas nos hacen estar entre los países de menores índices de mortalidad infantil por cierto muchos más bajos que los que tiene hoy ese país….!Viva Cuba!.

  • miriamm dijo:

    Triste historia, el hermanito de una amiguita mía también falleció en esos días a causa del dengue, fui al velorio y nunca olvidaré la carita de ese niño de apenas 10 o 11 añitos llena de manchas eran como nunares negros en todo el cuerpo, fue un duro golpe para la familia y las amistades, es inolvidable. Que todos descansen en paz y Dios lo tengan en la gloria , pobres angelitos .

  • Julio Cesar Hubert Bernal dijo:

    Triste y conmovedora historia que se ha repetido por muchos años en niños que padecen de enfermedades cuyos medicamentos son negados por las sucesivas administraciones del vecino del norte. Me enferme de dengue en ese brote de 1981. Tenia 10 años.

  • Se van a encontrar muchas sorpresas dijo:

    Estamos a las puertas de otras tragedias, en el Consejo Miramar, Playa, La Habana, día y noche
    no paran los mosquitos y no están haciendo nada, no hay higiene, no hay saneamiento, nadaaaaa.
    La simple y poco profunda de la Campaña Antivectorial no resuelve nada, no revisan los pasillos de las casas y edificios, los garajes, los patios. No hace falta entrar en las casas y revisemos los alrededores y se van a encontrar muchas sorpresas.
    Y ojalá que no tengamos que lamentar nuevas muertes.

  • Ismael dijo:

    La màs mortal de las epidemias enfrentadas por Cuba despuès de 1959, fallecieron 159 personas, enfermaron màs de 344 mil de estos mas de 10 mil con el dengue hemorragico, colapsaron las terapias, el primer caso se detectò el 1 de junio de aquel fatìdico año el ultimo se diagnosticò el 10 de octubre, existìa poca experiencia, de aquella tragedia Fidel impulsò las terapias en los pediàtricos, las campañas epidemiològicas, el medico de la familia, el GIBG, los interferones cubanos,etc, los èxitos actuales tienen en aquella amargura sus raices.

  • Lazaro Burgos dijo:

    Recuerdo ese hecho con mucho dolor, éramos vecinos pared con pared, a Elsa mi mayor afecto.

  • Félix León Perez dijo:

    Amarga experiencia vivida en aquellos años del dengue hemorrágico, hay personas que olvidaron ese dolor y estan siendo irrespetuosos con las medidas para prevenir el contagió con esta pandemia mortal

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Atiénzar Rivero

Enrique Atiénzar Rivero

Es periodista del semanario Adelante, de Camagüey, provincia del centro de la Isla, y colaborador de Cubadebate.

Vea también